Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


El primer paso.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default El primer paso.

Mensaje por Kurogane Kai el Mar Mar 05, 2013 11:26 pm

El lugar estaba vacío, sucio y destrozado como si de un edificio abandonado se tratase. Los monos de Dokusei se encargaban de armas líos grandes en este lugar. Asumió que por eso se les temía tanto en las calles, era solo una de las tantas evidencias de esa violencia infundada que estos animales poseían. Podía recordar a la perfección la apertura del año escolar. Golpes volaban de un lado a otro, gritos y alaridos. Estaba sentado casi al final del salón debido a su altura y ni siquiera se había tenido que poner de pie para evitar a un par de chimpancés que intentaron golpearle, había sido tan fácil que hasta sintió lastima por ellos. Aunque ese no era el fin de aquella "velada"; entre las opciones pudo observar a más de un par de chicos que habían captado su atención. Buenos luchadores y quizás útiles para consumar sus planes.

Ahí, en ese primer día, estaban las razones del porque estaba sentado en el centro del auditorio, comiendo unas papitas que había traído para pasar la espera. En ese primer día había encontrado parte de las personas a las que planeaba tomar como suyas, que, en el peor de los casos, les pondría un collar y correa a cada individuo que se pusiera difícil. Para él todo lo que veía como un posible candidato tenia que convertirse en tal, porque tomaba cuanto deseaba, desde siempre había sido así.

- Que aburrido - Bufó mientras se echaba un par de papas a la boca y jugaba con ellas, imitando el pico de un pato, moviéndolas un par de veces. Estaba tirado sobre esa silla, con las piernas estiradas a más no poder. Miraba de vez en cuando hacia la puerta y sólo una vez se preguntó si el curioso individuo llegaría.

Según él, había sido bastante practico. No había tenido intención de buscarle como un acosador, por lo tanto, solo envió una carta a su hogar y arreglado. Era de esos que tenían contactos en todas partes, cosa de familia, y gracias a eso había conseguido nombre, dirección e incluso datos sobre familia. La carta había sido demasiado precisa. Un "necesito hablar contigo", una hora, un lugar y razones, "Seré el Rey de los cuervos".

No era confianza infundada, sabia perfectamente que lo conseguiría pero no podría solo, era mucha basura que limpiar y poco tiempo. En la casa de las palomas estaban adelantándose a sus planes.

- ¿Cuanto tardará? - Soltó luego de comerse las papitas con las que jugaba, echando la cabeza hacia atrás, mirando el techo casi como ido. De alguna forma, el techo era lo único que estos vándalos no había destrozado sin piedad, parecía solo tocado por el paso del tiempo.

Lo bueno es que siempre había un plan B. Si tardaba demasiado, los gorilas que estaban bajo su poder lo traerían de una u otra forma. Nada muy agresivo... al menos no llegaría muerto.




avatar
Kurogane Kai
Primer Año - Dokusei
Primer Año - Dokusei

MENSAJE : 31
Localización : Donde quiera estar

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Tukusama Hidetoshi el Jue Mar 07, 2013 9:20 am

Ahí se encontraba él en plena azotea mirando una y otra vez la carta que había recibido hacía unos días atrás ¿Quién se había intentado meter con él? Ya llevaba un tiempo que las cosas en el Dokusei se habían puesto flojas, tal parecía que el tema principal de los estudiantes había desaparecido o más bien, solo estaban apoyando a un sólo candidato que obviamente, Hidetoshi había rechazo ya muchas veces en el pasado ¿Y ahora esto? Después de que pensó que ya podría actuar como solitario recibía este tipo de "Citación".

Todo había empezado hacia unos días atrás, al llegar a su casa el primero en recibirlo fue Tanaka, su sirviente, que extrañamente no lo guio a la recepción sino a la oficina de su padre. De ahí todo mal, su padre estuvo más de media hora interrogándolo ¿Con quién se juntaba? Que supiera el lugar que le correspondía, que no anduviera de aventurero si no quería perder otro miembro de su cuerpo, toda esa basura que podía decir un líder de familia, respaldado por la firme posición que tomaba su hermano mayor allí, detrás de su padre sin decir nada. Había veces que se aburría y deseaba irse de aquel lugar, como lo había hecho hace un tiempo su otro hermano. Luego todo el palabrerío de padre ausente le pasó la carta e hicieron leer allí mismo.

-¿Quién demonios se cree...? -pronunció tras un bufido alzando su mano con la carta por entre la rejilla de la azotea como si quisiese dejar todo eso en el olvido. Miró un momento hacia donde se encontraba el auditorio, ya era la hora en que supuestamente debería ser la reunión se rio entre dientes por el pobre idiota que estaría esperando su llegada- Puedes esperar todo el tiempo que quieras... pero no llegaré - Pronunció sacando el encendedor que tenía en su bolsillo para comenzar a quemar un extremo de la carta, viendo como el papel se consumía poco a poco y cedía al fuego para luego retirarse del lugar.

Había pasado por problemas innecesarios por culpa de ese sujeto, no iba a perder su tiempo con ello, ya lo había hecho hacía un tiempo atrás. Se detuvo cuando escuchó a un par de sujetos hablando sobre lo que sería un nuevo reclutamiento para comenzar una especie de guerra civil en el instituto, volvió a mirar hacia donde se encontraba el acabado auditorio y chasqueó la lengua regresando por el camino hacia aquel edificio, ya luego habría tiempo para regañarse.

No fue delicado al entrar al lugar, no era su estilo. Pateó la puerta, haciendo que resonara en todo el lugar ahora vacío y buscó a aquel tipo con su mirada.

-Tienes diez minutos. -pronunció desde la entrada con la voz firme y cabreada, tan característica de él.



"Quienes se aferran a la vida mueren,
Quienes desafian a la muerte sobreviven."


avatar
Tukusama Hidetoshi
Segundo Año - Dokusei
Segundo Año - Dokusei

MENSAJE : 203
Localización : pff... Acaso te importa...?!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Kurogane Kai el Lun Mar 11, 2013 9:57 pm

Observó la puerta luego de ser pateada, una entrada triunfal y extravagante a su parecer, se podía decir que no tenia idea si era parte de la personalidad de aquel chico o sólo un ataque momentáneo, de cualquier modo, no se movió de su lugar, jugó un poco mas con aquellas papitas antes de tragárselas completamente. Al fin había llegado el primer chico con quien había decidido contactarse. Un chico de su edad, más bajo, cabellos castaños y con un parche en su ojo derecho; pensó en que habría pasado como para perderlo pero no paso de ser un pensamiento fugaz, no tenia tiempo para sentarse a pensar en eso.

- ¿Diez minutos?... - Susurró con tranquilidad. Le gustaba que el contrario se hiciera valer con su limite de tiempo, nada que lo preocupara - Quiero que te unas a mí. - Respondió de forma breve y sin moverse de su lugar, acomodándose un poco mas en esa silla.

Miró sin prisas el lugar, no había tenido que recurrir a los chicos que le traerían a rastras y lo más seguro es que estarían dándole vueltas al edificio en caso de que se armara un lío dentro, par de idiotas, como si les necesitara para defenderle. No habían posibilidades de que ese chico fuera más fuerte. Nadie en todo el puto instituto podría ser más fuerte que él y la razón era sencilla, es el futuro Rey de Dokusei, será quien aplaste las cabezas de quien se oponga y quien hundirá todo el orgullo que Riyu posea, sin importar quien fuera el Rey en el momento que él mismo tome el trono que, de por si, ya le pertenecía.

Terminó por ponerse de pie al pasar un par de minutos, dejando a la vista la gran diferencia entre alturas que ambos tenían e incluso en cuanto al físico o peso, toda esa diferencia era completamente notoria.

- Oi, se que has rechazado la propuesta de otra persona y que mis posibilidades de obtenerte podrían ser las misma pero... Te buscare por todo el instituto de ser necesario. Te necesito, Hidetoshi. Los extranjeros no son tan confiables y tu tienes un familia con un historial favorable. Como el segundo hijo del clan Yamaguchi-gumi te dejó en claro que tan serio soy. Claro que no necesito un perro faldero o un lame botas, necesito un aliado listo y confiable. Tu encajas mejor que cualquier alfeñique en todo este basural. Incluso me hace preguntar que haces en este sucio lugar.

Sacó un par de papitas del envase que aun tenia en las manos y se las llevo a la boca, saboreandolas con tranquilidad, esperando respuesta. Era probable que se negara y le insultara, no importaba, estaba decidido. Hidetoshi tenia que ser suyo si o si. Estaba dispuesto a encadenarlo de ser necesario.

Cuando Kai tenia algo en mente nada podía quitárselo.




avatar
Kurogane Kai
Primer Año - Dokusei
Primer Año - Dokusei

MENSAJE : 31
Localización : Donde quiera estar

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Tukusama Hidetoshi el Lun Mar 18, 2013 9:34 am

Tras dar con el sujeto en medio de aquel lugar tan sucio y gastado le quedó observando, aun estando a esa distancia el tipo se veía monstruosamente largo, pero no iba a dar vuelta atrás, se quedaría ahí para librarse de una vez por todas de aquella molestia, tener que seguir a alguien no era algo que le gustaba.

Aprovechó de mirar hacia los lados, buscando en la habitación por si había alguien más a parte de ellos dos, sabía que tipos como aquel siempre tenían uno o dos matones rondándolo, listos para atacar a cualquier movimiento en falso. Al no ver a nadie, al menos en su perímetro de vista, cerró la puerta y se acercó un poco más guardando algo de distancia de aquel pelimorado.

- ¿Acaso estás repitiendo lo que escribiste en esa maldita carta? -respondió a la respuesta del otro. Así como iba, aquellos diez minutos se harían eternos- Eso ya lo leí. -Cierto, la carta. Miró de reojo el bolsillo de su pantalón cómplice a su encendedor.

Sí, seguramente había perdido su tiempo al ir hasta ese lugar después de todo, ya había perdido un par de minutos de los diez tan solo con ver como el otro se jactaba quizá de su supuesta grandeza y se mantenía ahí tirado. Le irritaba. Apretó con fuerza su quijada haciendo rechinar los dientes al tiempo que fruncía el ceño y apretaba sus puños. Estaba a punto de darse vuelta e irse de ese lugar, dispuesto a enfrentarse a cualquier cosa que se le pasara en frente si detenían su camino pero el rechinar de la silla captó su atención volviendo la vista hacia el contrario mientras se erguía completamente.

-"Joo... es jodidamente alto..." -pensó al ver el tamaño completo del contrario ¿Supuesta grandeza? Seguro que tenía grandeza, al menos de forma literal con tremendo tamaño. En verdad... ¡¿Qué era lo que le daban de comer a los nuevos estudiantes?! Conocía a tipos altos, de hecho poco y nada se acostumbraba a aquella diferencia de altura pero el chico que tenía en frente ¿Era una jodida broma, cierto?

Sí, la altura era una distracción total para el castaño que de cierta forma se sentía molesto ¿Por qué era tan jodidamente alto? -Uugh... -Frunció un poco más el ceño entrecerrando su ojo, no podía distraerse por una ¿Pequeñez? como esa, no, había ido ahí a rechazar cualquier oferta.

-Conozco a los de tipo. Eres de aquellos que cuando se le mete algo en la cabeza no lo dejan hasta obtenerlo siendo tan molestos como un grano en el trasero. Pero como has dicho, declinaré en esa oferta estúpida. Debo reconocer que hablas bien, pero desgraciadamente no estoy interesado en este tipo de peleas, mucho menos de algo que tenga que ver con ser el rey de este lugar o esas mamadas. -Era obvio que mentía, después de todo lo que más gustaba era el golpear gente, quizá mezcla del año que llevaba en ese lugar donde todos los días habían golpes- Tal parece que has hecho bien al investigarme... Pero sólo perdiste tu tiempo haciéndolo. Soy parte de este lugar porque acá está mi gente, y lo creas o no, soy uno más de aquellos que llamas "alfeñiques" o lo que sea. Quizá debería preguntar qué haces tú en este lugar, pero esa jodida mierda tiene una respuesta obvia. -terminó por decir- Ahora pasando a otro punto... -mencionó golpeando su palma con el puño izquierdo- No vuelvas a mandar de nuevo esas jodidas cartas, son una total molestia, sobre todo cuando las mandas a casa.

Tras decir eso se dio media vuelta, desinteresado de cualquier oferta que le hiciera el otro, había ganado unos puntos tras hablar así de los extranjeros y otros más tras llamarle listo y esas cosas, pero detestaba el ser investigado, que supieran tanto de él. Se detuvo señalando hacia el techo, en dirección a la azotea.

-Ni siquiera has dado el primer paso y ya quieres convertirte en un jodido rey. Suerte en ello. –mencionó por sobre su hombro izquierdo, retomando su camino luego.



"Quienes se aferran a la vida mueren,
Quienes desafian a la muerte sobreviven."


avatar
Tukusama Hidetoshi
Segundo Año - Dokusei
Segundo Año - Dokusei

MENSAJE : 203
Localización : pff... Acaso te importa...?!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Kurogane Kai el Miér Mar 20, 2013 7:54 pm

- No tenia nada distinto que agregar. Eso es lo que quiero. Únete a mi, Hidetoshi-kun - Soltó con tranquilidad, observando el entrecejo fruncido del menor. Él era lo que quería y necesitaba para continuar avanzando.

No estaba bromeando ni se estaba tomando a la ligera. El tomar el poder en este instituto de cuervos era sólo una pequeña parte de un plan mucho mas largo y que le llevaría más tiempo. Su primer paso era este chico que no solo era un feroz rival, también el sustento de su intento de "competencia" y el hijo de una familia poderosa y útil.

Claro que siempre había un problema en su plan. No era de esos que tenían lo que se llama el "don de la palabra" muy por el contrario, Kai prefería mantenerse alejado de tanta cháchara a menos que buscara algo importante, como ahora. El ir a los golpes no era su manera favorita pero si la mas satisfactoria, en especial cuando su competencia terminaba semi-consciente en el piso gracias a lo que puede considerarse abrumadora fuerza. No sólo era altura y peso, no en vano. Años había tenido para entrenar. Su competencia latente era su hermano mayor y su primo, esos socios e inmundos familiares que mantenían su alianza por medio de sexo y objetivos comunes, entre ellos el poder echarle a piso.

- No eres como ellos. Bastó con una sola pelea para comprender que no te pareces en lo mas mínimo a esos animales. Hidetoshi-kun - Comentó sin prisas, sacando unas papitas de su paquete y echándoselas a la boca, tomándose su tiempo para masticar y tragar - Si fueras como ellos, no estaría acá y no hubieses visto nunca una carta con ese timbre en ella. Te hubiese golpeado por el placer de hacerlo y te traería con un collar. - Eso planeaba hacer con la escoria de su salón, ya iba la mitad, ¿Por que no obligar al resto así? - Te dije que eras un chico listo, que no quiero un perro faldero. Necesito más. Alguien que se me nivele y que no se quede atrás cuando comience a avanzar.

Posó con tranquilidad su mano en el hombro ajeno aplicando la fuerza justa y necesaria para evitar que el chico continuase caminando y saliese de ese lugar. Si lo dejaba ir ahora se complicaría más el buscarle y no andaba con los ánimos de buscar con amabilidad en mas de una ocasión. Sólo una vez, a la siguiente, usaría lo que a los monos en este lugar tanto les gusta. Fuerza.

- Eso es porque tu eres el primer paso, Hidetoshi-kun - Soltó con una sonrisa ladina en el rostro - No investigo solo por hacerlo. Lo hago por gusto, porque saber de quienes te interesan hacen mas divertido el juego. No para hundirlo como basura, para comprenderlos y quizás aprender de ellos. En este instituto donde los puños van y vienen cada día hace falta quien sepa dirigirlos o... ¿Acaso crees que las palomas de Riyu vendrán solo a dar golpes? - Negó un par de veces con el rostro - Los intentos de reyes de ese lugar son personas astutas y sucias ratas que tomarían a tu familia como excusa para darte una buena paliza. Yo quiero mas que eso.

No soltaria a diestra y siniestra la totalidad de sus planes o intenciones, si bien no era de andadr escondiendo tampoco era tonto. Siempre hay que saber que y cuando hablar.




avatar
Kurogane Kai
Primer Año - Dokusei
Primer Año - Dokusei

MENSAJE : 31
Localización : Donde quiera estar

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Tukusama Hidetoshi el Mar Abr 02, 2013 11:09 pm

Y ahí estaba de nuevo, hablando quizás qué cosas. No estaba para soportar aquel ambiente pero debía de admitir una cosa que le resaltaba en dudas mientras escuchaba al otro, aún de espaldas a éste ¿Cuando había sido visto en combate por aquel sujeto? Si pensaba un poco, no era como si nunca pelease por esos lados, la mayor parte del tiempo se le veía peleándose con los demás sujetos del instituto, pero eran por pequeñeces, se justificaba firmemente en la poca paciencia que llevaba desde que tenía memoria pero la pregunta era... ¿Cuál de todas había sido?

Escuchar el molesto crujido de las patatas fritas en la boca del otro hizo que ladeara un poco la cabeza, escuchando sus tardías palabras luego de que terminara de comer. Hizo un gesto ladino en sus labios, no lo iba a apreciar el otro, pero era algo molesto tener que escuchar aquello y estaba evidenciando su poco interés en sus facciones.

-Dejemos una cosa en claro. -Mencionó sin voltearse- Fui obligado a ver esa carta, por mí ni siquiera la hubiese recibido ni dado un poco de tiempo en verla. Ahora por el tema de los golpes... -pronunció elevando la mirada despreocupadamente hacia el techo roído de aquel edificio- Debo decir que es un buen estilo... -comentó dibujando una sonrisa ladina en el rostro- Pero créeme, atarme de esa u otra manera, no es tan sencillo, por eso es que me ves acá, ahora. -Escuchó con detenimiento lo siguiente viendo hacia atrás por el rabillo de su ojo izquierdo tras sentir la mano del otro en su hombro.

¿Tal era la confianza de aquel gigante como para llegar y tomarlo del hombro así nada más? Contrajo los músculos de sus hombros un momento, removiendo rápidamente la mano invasora con su diestra. Se volteó rápidamente para mirarle de frente, dejando caer como su de un saco se tratase aquella mano, sin antes hacer algo de presión en esta. Tomarle de ese modo como si lo conociese de toda la vida, definitivamente los tipos de ese clan se toman las cosas muy fácilmente.

Dio un par de risotadas antes de volver a poner un rostro serio, cualquiera podría decir que estaba poco cuerdo.

-¿Primer paso eh? -dijo tomando la mayor atención de su ojo a los contrarios, entrecerrando el propio un momento- Entonces dime, ¿A cuántos es que piensas convencer con el mismo diálogo? Las mismas "maravillas" de palabras que estás diciéndome ahora mismo, a no ser claro, que el resto haya sido sometido, como ya lo has dejado en claro hace un momento. -Se cruzó de brazos un poco. A decir verdad algunas de las palabras del pelimorado habían llamado su atención hacía un momento, escuchando con cautela lo que decía de las palomillas esas- Sé exactamente cómo operan en ese lugar. Al menos ha quedado claro lo sin vergüenzas y tramposo que pueden ser en las historias que deambulan por el instituto. Pero... -Separó sus brazos, solamente para dar un golpe firme con su puño izquierdo en plena palma derecha- He ahí cuando un buen par de estas demuestran ser mejor que cualquier accesorio innecesario.

Hidetoshi lo tenía más que claro, desde pequeño había entrenado kendo, quizá una de las disciplinas más comunes entre los jóvenes del país naciente, pero gracias a ello había ganado fuerza en sus brazos y concentración que no se vio afectada al momento de perder uno de sus ojos para siempre. Se quedó pensando un momento y luego alzó una ceja perdido con la mirada hacia el frente directo al contrario, sin dejar espacio a un titubeo en su ojo.

-¿Cuántas personas más piensas admitir? –Ni siquiera su tono de voz demostraba alguno punto frágil. Lo dijo en un total tono serio, necesitaba saber si, si es que llegase a aceptar, que tantas era las probabilidades de su propia victoria.



"Quienes se aferran a la vida mueren,
Quienes desafian a la muerte sobreviven."


avatar
Tukusama Hidetoshi
Segundo Año - Dokusei
Segundo Año - Dokusei

MENSAJE : 203
Localización : pff... Acaso te importa...?!

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El primer paso.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.