Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Sáb Dic 29, 2012 10:42 am

Nishi andaba en círculos por el amplio salón de su apartamento preguntándose qué diablos estaba haciendo. Aún recordaba las palabras de Eyquel cuando abandonó la azotea, increpándolo a pedir aquello que deseaba, a expresarlo con palabras. Por supuesto el mayor sabía qué quería, pero estaba claro que no se lo daría sin humillarlo antes haciéndolo pedírselo. Para colmo Nishi sabía que aún haciéndolo, incluso si le obligaba a suplicar (cosa que no tenía ni la más mínima intención de hacer), había un amplísimo porcentaje de posibilidad de que Eyquel simplemente se riera en su cara y se marchara de allí. Porque Eyquel era heterosexual, ¿no? “Ya”, pensó Nishi con sarcasmo “y yo también”.

Se obligó a sí mismo a sentarse en el gran (y carísimo) sofá de cuero negro y pensar con escrupulosa frialdad un momento. ¿Qué era lo que quería? Follar con Eyquel. Concretamente que Eyquel lo follara, y cuanto más duro mejor. A sí mismo se lo podía reconocer sin problemas. Lo malo de todo aquello era el nivel de desesperación del pelinegro. No debía haberse mostrado tan desesperado en la azotea… Pero la verdad era que estaba desesperado. Hacía mucho que no echaba un buen polvo y sus hormonas adolescentes habían decidido ponerse en pie de guerra. Pero, ¿por qué Eyquel, quién lo humillaba y ponía en evidencia una y otra vez? Pues precisamente por eso. Su lado masoquista (ese que tanto se esforzaba por controlar) le pedía a gritos involucrarse con alguien como Eyquel Boanerges: guapo, fuerte, brusco, impasible, cruel… Alguien que luchara contra su orgullo, que lo devolviera a la realidad con verdades como puños que dolían como tal.

Nishi se dio cuenta del camino que estaban siguiendo sus pensamientos y se encogió sobre sí mismo, pegando las rodillas a su pecho y agarrando con fuerza el pelo entre sus manos. No debía pensar así. No debía pensar sobre sí mismo así… Era estúpido. Era autodestructivo. Lo empujaría demasiado cerca del precipicio de su mente.

No, iba a hacer aquello solo por diversión. Porque se había propuesto a sí mismo seducir a ese hombre y lo lograría. Y punto. No había nada más en lo que pensar. Miró el reloj y se preguntó sí el rubio vendría y a qué hora lo haría… Decidió que una relajante ducha le iría bien, en cualquier caso, y eso fue lo que hizo. Cuando salió vestía unos finos pantalones grises por sus caderas, que habrían dejado visible al menos dos dedos de la cinturilla de sus bóxers de no ser por la camiseta blanca, algo ajustada, que llevaba también y los cubría. Su casa estaba agradablemente caldeada gracias a la calefacción centralizada, por lo que no necesitaba su habitual chaqueta con capucha. El tacto de la madera del suelo contra sus pies desnudos era agradable, siempre le había gustado esa sensación. Su pelo negro, aún húmedo, goteaba sobre su cuello y rostro, y Nishi se sentó de nuevo sobre el sofá para secarlo con una toalla blanca.

Todo en aquel gran piso de lujo era blanco y negro, y la escala de grises entre medias. Parecía el tipo de piso que las agencias inmobiliarias enseñan a los clientes: limpio, pulcro y totalmente impersonal. Pero a Nishi le gustaba ese tipo de decoración, su sobriedad le recordaba a sí mismo. Miró de nuevo el reloj sobre una de las paredes. ¿Vendría? ¿No lo haría? Empezaba a inclinarse por la segunda opción…


Última edición por Nishi Takashima el Mar Ene 22, 2013 8:31 am, editado 1 vez



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Lun Ene 07, 2013 2:06 am

El baño exudaba el vapor caliente de sus paredes después de haber tomado su baño, una toalla ceñida flojamente a la cadera a los limites de caer y el constate centenero de la luz de su celular así como el sonido sin aparente fin de este le hacían fruncir el ceño mal humorado hasta por fin atender la llamada que no desistía, fueron unos escasos segundos en total silencio por su parte culminando con una lánguida y vaga sonrisa fría y ladina en su rostro.

Con un par de pantaloncillos delgados puestos y una camisa de corte en v se dejo caer sobre el mullido sofá en su habitación, hacia tempo que no se pasaba por el lugar, llevo sus brazos cruzados detrás de su nuca en una pose relajada y abandonada había confirmado ya la contraseña de aquel dispositivo que el crío de la escuela le había dado, realmente no tenía ningún interés además de ese, no le gustaban los críos y tampoco le follaría a uno, siempre se lo había repetido sin embargo realmente no había mas cosas que hacer y el silencio anudado a la flojera que llevaba encima comenzaban a hacer estragos en su mente, frunció de nuevo el ceño habían pasado días tal vez semanas desde que había descargado y comenzaba a afectarle, se encogió de hombros de esa manera despreocupada natural en él y sin más se puso en pie cambiando de ropa desganadamente salió de casa caminando por horas entre calles sin dar realmente con el lugar hasta ser guiado por una chica no lo suficientemente buena para follarla pero al menos si como para mantenerla a su lado hasta estar seguro de llegar a la zona de vivencia del menor , sin mas ni menos se deshizo de su acompañante y se diario hasta llegar al número del papel que yacía en su mano, ni siquiera se había molestado en llamar a la puerta simplemente acoplo su mano al pomo agitándolo, divisando si la puerta estaría abierta, era un niño pero había hecho cosas peores que follarse a uno, y culpa o responsabilidad eran cosas que ni siquiera tenía interés de conocer, simplemente disfrutaría de molestar un poco al crío y si este resultaba tan interesante como para ponerlo duro entonces lo tomaría por el culo ahí mismo, de pie y si no…bien, no era alguien que tardase mucho en encontrar reemplazos.

El cuerpo del menor no le parecía interesante sin embargo sexo era sexo y siempre era bienvenido para él y si las cosas se tornaban aburridas podía dejarlo sin más, el ratón no tenía nada que pudiese comprarle más de su tiempo.
Sin más volvió a agitar el pomo esta vez tocando al tiempo el timbre de la puerta sin mucho esfuerzo.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Lun Ene 14, 2013 9:49 am

Nishi había decidido matar su tiempo (y su ansiedad) jugando con su Xbox 360, la que tenía instalada en el amplio salón del piso. Era un juego de tiros y el chico acertaba todos y cada uno de los objetivos pero no parecía estar divirtiéndose, ni si quiera prestándole demasiada atención al juego. Su cabeza estaba en otra parte, y aún así sus dedos se movían con precisión de cirujano, por instinto. Fue entonces cuando oyó que trataban de abrir la puerta y la sorpresa le hizo fallar. Nishi ignoró el hecho de que acababan de matar a su personaje: Eyquel había llegado. Tenía que ser él, solo a ese tipo se le ocurriría tratar de entrar a una casa sin llamar si quiera. El pelinegro abandonó el mando sobre el sofá y se puso en pie cuando finalmente escuchó el timbre. Estaba convencido de que si lo hacía esperar un segundo más se iría o tiraría la puerta abajo… Y ninguna de las dos opciones le gustaba.

Estaba ya frente a la puerta, con la mano sobre el primero de los cerrojos de seguridad, cuando se detuvo en seco. Su mano tembló un poco en el aire, insegura. Pero no era el momento para dudar, no cuando había sido él quien se había inventado todo aquello de la contraseña para atraer a Eyquel. Pasara lo que pasase a continuación sería solo culpa suya por haber decidido jugar con fuego. Él lo había decidido así, él lo había deseado así. Y él nunca se equivocaba así que estaba bien… ¿verdad?

Descorrió los tres cerrojos de seguridad de la puerta y después giró la llave en la cerradura para abrir del todo la puerta. Aquel era un barrio de clase alta y el apartamento de Nishi estaba en un edificio magnífico donde la seguridad era algo muy importante. Las cámaras de seguridad de la entrada del edificio habrían grabado la llegada de Eyquel, igual que ahora le estaba grabando la pequeña cámara que el propio Nishi había escondido en su rellano como mera medida de protección frente a las visitas indeseadas. Sin embargo no la necesitaba en aquella ocasión: por una vez estaba esperando a que tocaran su timbre.

-Buenas noches.- saludó con una leve sonrisa sarcástica. Abrió la puerta y se apoyó en el dintel, flanqueando el paso a su vivienda, cruzando los brazos sobre su pecho. Tratando en todo momento de aparentar una seguridad en sí mismo y un control sobre la situación que los dos sabían que no tenía. Pero el orgullo, oh el orgullo…- Empezaba a pensar que habías desistido de averiguar la contraseña o la habías averiguado por ti mismo… En cualquiera de los dos casos, me alegro de haberme equivocado, Eyquel-san.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Lun Ene 14, 2013 3:57 pm

Sus pies ya apuntaban fuera del alcance de aquella puerta cuando esta gimió al tacto de una mano del otro lado tras desbloquear la entrada haciéndole detener de manera vaga el pie que comenzaba a emprender su partido, ladeo un tanto el rostro vislumbrando al menor reclinado sobre aquel marco sin mucho interés, esbozo una tirana sonrisa ladina llena de sorna pues esa imagen no hacía más que causarle gracia, de aquellas en las que se ve a un crío imitar a su padre; una mirada que destilaba el hecho de mofarse de aquella situación no se hizo esperar por su parte y con una floja empero elegante sonrisa se dedico a pasar por todo el recibidor, marcando su ritmo con su hosca pisada por el lugar hasta desplomarse sobre el sofá echando una vaga y fría mirada por el lugar al cual había pasado sin permiso y sin ninguna intención de pedirlo o retractarse de su comportamiento, observo primero el video juego y entonces después de la introducción auto impuesta por el crío bufo con desganada burla en su tono…- hey ratón deja esa ridícula pose de video juego de acción…-bufo burlón, arqueando con vago desdén su ceja…- mejor muéstrame tu entusiasmo y como se sacude tu cola al verme aquí…- musito con grave y aterciopelada voz al tiempo en que su mano se alargaba en su dirección con un movimiento suave pero fuerte y lento dándose el tiempo merecido sacudiendo su mano de arriba hacia abajo demandando.

…-sama…- corrigió con elegancia salvaje en el tono y expresión de su rostro ahora inmaculado y firme como mármol…- y bien?…- espeto aun con su palma abierta…- he venido aquí por mi contraseña ratón…- ordeno anclando los dedos hacia el centro de su palma en un baile de dos tiempos, arqueo la ceja izquierda, frunciendo a dueto la copa de la derecha cuando una socarrona y mordaz sonrisa se acunaba sobre las comisuras de su boca y en sus ojos obscuros centellaba la picardía de su irritante confianza…- empezabas a pensar huh?...- canturreo divertido entre cada exhalación de su aliento…- comenzabas a desesperarte y ponerte ansioso… si dijeras eso te creería e incluso premiaría tu sinceridad crío…- espeto con una maliciosa sonrisa sobre sus labios finos y firmes…- ahora esperare por mi información al tiempo en que me das algo para beber…- indico dedicándose a vagar por el lugar con el filo de su mirada, la contraseña, la sabia y había resultado fácil obtenerla y a un precio aun menor al que esperaba, sin embargo mirar aquel rostro ansioso y burlarse jactándose de este simplemente era algo inevitable, el deseo de verlo reflejado en el rostro de aquel crío, aquel deseo y aquella hambre de él mismo era algo que le había llamado y arrastrado hasta aquella puerta esa tarde, se re acomodo cada vez más flojo sobre el respaldo del sofá como si aquel lugar no fuese en ningún sentido extraño y ajeno a él.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Mar Ene 15, 2013 11:51 am

No le quedó otra que apartarse cuando Eyquel arremetió contra la puerta dispuesto a derribarlo en el proceso. El mayor camino por su departamento como si lo visitara con frecuencia y se dejó caer sobre el caro sofá de cuero como si le perteneciera. Por un momento Nishi temió que pusiera los pies sobre la mesita del café, porque era el último toque de descara impertinencia y mala educación que le faltaba. Nishi lo observó sin perder la postura ni el gesto confiado, pero de puertas para dentro su corazón latía con fuerza en su pecho por los nervios. Allí estaba la sonrisa prepotente del extranjero: un simple gesto facial con el poder de desestabilizar toda su conciencia.

Por supuesto el mayor había leído a través de él. Pero es que Nishi se lo había puesto muy fácil… de hecho lo hacía desde que se conocían. Era demasiado obvio. No sabía esconder sus pensamientos de ese hombre. Pero de ahí a admitirlos en voz alta había un abismo.

-¿No he dicho ya que me alegro de haberme equivocado?- inquirió con astucia, evitando a posta el insulto. Él no movía su colita como un perrito alegre de ver a su amo… No, no lo hacía. Estaba nervioso, no emocionado. Comenzó a caminar hacia él tal y como le exigía.- Solo eres dos años mayor que yo Eyquel-san, y las reglas de cortesía dicen que con senpai un “-san” es más que suficiente.- replicó, arrogante, negándose a caer tan bajo (al menos tan rápido) por aquel egoísta deseo del otro. Se detuvo frente al sillón, colocándose con descaro de pie entre las largas piernas de Eyquel, demasiado cerca para resultar inocente y aprovechando lo cómodamente que se había repantigado en su sofá. Le miró desde arriba, sin perder aquella leve sonrisa tras la que se escudaba.- Confesaré entonces que realmente deseaba verte esta noche, ¿contento? De todas formas da igual lo que diga porque tú ya has sacado tus propias conclusiones y eres demasiado listo para equivocarte, ¿cierto?

Y sí, era cierto, pero al decirlo así Nishi creía que lo haría dudar. Solo se engañaba a sí mismo. Se apartó entonces y se dirigió hacia la alacena que había pegada a la pared, tras el sofá. Allí guardaba las escasas bebidas alcohólicas que tenía, porque él no solía beber. De hecho las botellas que habían allí estaban sin empezar y él no las había comprado, así que quizás lo hizo algún sirviente cuando prepararon el apartamento para que él se mudara.

-No suelo beber alcohol así que no tengo cerveza que ofrecerte, solo refrescos y…- revisó las botellas.- whisky o ginebra. ¿Qué prefieres, Eyquel-san?- preguntó cortésmente, al tiempo que sacaba un vaso de cristal de esa misma alacena. Tendría que ir a la cocina a por hielos y algo para sí mismo. Sin embargo se lo pensó mejor y sacó otro vaso para él. Puede que el alcohol le diera ánimos para enfrentar al mayor.- Yo beberé lo mismo que tú.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Jue Ene 17, 2013 3:25 pm

Su mirada que vagaba y bailaba por toda la habitación se detuvo finalmente en los ojos del menor frente a é una vez que este se había escabullido en medio de sus piernas escaneando su cuerpo en aquella ropa ceñida una vez que le tuvo en frente, sonrió ladino y con irritante confianza reflejada en ello en respuesta a la sonrisa del menor, aquella tan trasparente que era inútil usarla sin embargo molestar al crío dejándole lucirse era divertido y no tenía la intención de aburrirse durante su visita, bufo bajo y torneo sus comisuras formando una sonrisa fácil, ladeo el rostro y se encogió de hombros de manera modesta, natural…- sacar mis conclusiones huh?...error…yo solo ya he sacando tus conclusiones, hacerte el interesante no va a resultarte ratón…puedo leerlo…- musito con una octava menos en el timbre de su voz resultando áspera, grave y profunda…-está escrito en toda tu frente, como un libro abierto…- espeto canturreando mordaz y zalamero…-pero tienes razón…soy demasiado listo…- musito con avidez y sorna.

Asecho con la malicia de su mirada el movimiento y traslación del menor de sus piernas hacia donde caminaba hasta que marco el detenerse-…Huh…- gruño con decepción en su tono al escuchar la carta de escasas bebidas que tenía el menor en casa sin embargo era exactamente eso, un crío así que resultaba natural que fuese de ese modo; frunció vagamente sus labios y exhalo sereno reclinando su cabeza sobre el respaldo del sofá …- ya que no hay Borbón…un whisky seco está bien para mi...- indico poniéndose de pie situándose detrás del menor, le miro desde arriba arqueando una ceja con distinción y severidad, colando una mirada adusta sobre el temple ajeno, alargo la mano hacia la del azabache tomando el vaso restante ajeno de su mano…- los niños no beben…- ordeno dejando el vaso donde mismo…- así que déjalo …- indico tomando su propio baso en mano, musitando con un tono conciliador y sereno rodeando al menor, dirigiéndose de nuevo al mullido sofá donde volvió a tirarse con comodidad …- ahora..mi contraseña ratón…- espeto llamándole con la mirada por el rabillo del ojo.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Vie Ene 18, 2013 6:33 am

Como era de esperar, Eyquel siempre tenía una respuesta ingeniosa para cada palabra que Nishi pudiera decir. Y como rebatirlas solo habría servido para que el mayor siguiera comparándolo con un niño pequeño, el pelinegro había llegado a la conclusión de que era mejor guardar silencio. Si Eyquel le iba a dar la vuelta de cualquier forma para que él quedara como un idiota, estaba mucho mejor callado. Además en el fondo el mayor tenía razón, Nishi también había sacado sus propias conclusiones: no le había invitado allí para tomar una copa precisamente. Y si quería conseguir su objetivo debía jugar bien sus cartas.

Fue hacia la alacena para buscar las bebidas y sacó ambas botellas. Escuchó a Eyquel levantarse del sofá y acercarse a él por la espalda con pasos tranquilos, medidos. Alzó la cabeza para encontrarse con su mirada severa, escrutadora. Nishi mantuvo la compostura a pesar de que la presencia tan cercana del otro no era precisamente relajante. Contuvo el aliento cuando la mano de Eyquel, mucho más grande, se posó como la suya. Como japonés que era, el menor no estaba acostumbrado al contacto físico, al menos no tanto como lo estaban los occidentales. Sin embargo el contacto fue breve y unos instantes después a Nishi solo le quedaba cierta calidez sobre su piel para recordarlo mientras Eyquel volvía al sofá con su whisky. Dejó salir el aire de sus pulmones lentamente, cerrando los ojos tan solo un instante antes de volver a abrirlo y girarse hacia él, apoyado con los brazos cruzados sobre la alacena.

-No sé si eres consciente de que en este país no se puede beber alcohol hasta los 20 años. Luego técnicamente tú también eres un niño y no debes beber.- sonrió con más confianza que en toda la noche. A ver cómo le rebatía eso. Solo se llevaban dos años y esa actitud de “yo soy un adulto porque tengo 18 y tú un bebé porque solo 16” le estaba empezando a joder bastante.- Así que voy a seguir tu mal ejemplo.- concluyó, y se llenó su vaso también de whisky. Solo por el olor supo que no le iba a gustar, así que nuevamente estaba siendo un rebelde sin causa.

Caminó entonces hacia el sofá, sentándose en la mesita de café de madera oscura, justo delante de Eyquel y tan cerca que debía mantener sus piernas juntas para que no chocaran contra las cómodamente abiertas del otro. Acunó el vaso entre sus manos, aún sin probarlo, y le miró sin perder aquella leve sonrisa.

-Ya tienes la contraseña, no paras de repetirla todo el rato.- se burló, pues al fin y al cabo la había elegido sabiendo que era su “palabra favorita”. No había querido esconder los datos realmente (de haberlo hecho definitivamente no sería tan fácil acceder a ellos como introduciendo una única palabra), solo era una excusa para tenerlo esa noche ahí.- Es “ratón”. Imaginé que así no la olvidarías.

Bien, la pregunta ahora era, ¿se iría Eyquel ahora que tenía la información o se quedaría? ¿Había algo que Nishi pudiera hacer para retenerlo, en cualquier caso? Sí, claro que lo había. Pero si fallaba, si salía mal, el mayor tendría motivos de sobra para burlarse de él durante el resto de su vida. Pero, ¿era realmente eso una apuesta arriesgada? Total, seguramente cuando Eyquel saliera por esa puerta no se volverían a hablar jamás, en cualquiera de los casos. Ya tenía una idea bastante mala de Nishi, hacerla peor no cambiaría las cosas. Y estaba desesperado por más de ese contacto físico de antes. Su mano aún ardía donde Eyquel le había tocado… Era patético, sí. Pero cierto.

-Ya que soy tan fácil de leer… Dime Eyquel-san, ¿en qué estoy pensando ahora?- giró un poco su cabeza hacia un lado y su sonrisa se volvió ladina mientras le observaba fijamente, sin pudor. Realmente no tenía nada que perder.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Sáb Ene 19, 2013 11:22 pm

Se sacudió las palabras del menor con facilidad y un ligero movimiento de cabeza, ladeándola con una sonrisa de picardía en los labios e ironía en la mirada…- yo soy un niño que sabe!...Beber…- espeto haciendo énfasis en aquello al arquear una ceja con distinción e ímpetu, abriendo las palmas relajadas de su mano sin romper con su postura despreocupada y por demás relajada.

…-así que deja de intentar intimidar a tus superiores con esa actuación vaga y mala de confianza …y ese cuerpo nunca lo lograras..- se acallo aun con el rostro ladeado escudriñando la pequeña figura del menor entre sus ojos…-con nadie...- apoyo sus palabras corrigiéndolas con ello y con una lánguida sonrisa zalamera y vaga…- así que déjalo…- se encogió de hombros y bebió de su vaso un casi flojo sorbo que se paseo entre sus labios antes de entrar de lleno en su boca. Le siguió con la mirada hasta verle sentado frente a él sobre aquella pequeña mesa de estar su voz vibro por el vidrio de aquel vaso que aun sostenía entre sus manos casi a un beso de distancia de sus labios mirándole esta vez vaga y quedamente a los ojos obscuros del pequeño azabache frente a él, arqueo la ceja derecha haciendo hincapié en su inquisición hacia las palabras del menor; sin mas sonrió vago empero natural ante sus palabras, ya sabía lo que diría, luciría incluso como lo haría y sin embargo aun le resultaba tentador y divertido mirarle hacerlo, esbozo una fugaz sonrisa ladina ante su respuesta encogiendo esta vez un solo hombro casi con un pesar en hacerlo…- ratón huh?...ahora veo cuál es tu mayor problema crío…carecer de originalidad…- musito con un tono cantante y burlón en esa potente voz apagada pero fuerte…- no depende del nombre si la olvidare…si no de que tan interesante sea su portador…-espeto dejando el vaso junto a las piernas cerradas del menor sobre la mesa aceptando el resto que ahora ofrecía el menor con aquella confiada y desinhibida postura y expresión de su delicado rostro.

Sonrió confiado sin intención de ocultar su facilidad y su diversión de que fuese así el saber del estado en que se encontraba el menor …- en que piensas ahora huh?…- musito firme repitiendo las palabras al viento del menor como si las cazara con su propio aliento…- desde aquella vez toda tu mirada y todo tu cuerpo tiembla cuando estoy cerca…tu actuación de ser un tipo cool y frío se esfuma y solo logra que te veas como un enclenque debilucho, te comportas como un crío impulsivo …justo como ahora…yo sé lo que quieres…- indico acallando sus palabras dejando pronunciarse al silencio …- sin embargo esa no es la pregunta que esperas que responda y como ya te lo había dicho…si no lo pides no se te dará…- canturreo con una octava menos en su tono de voz dejando solo el ronco resolló de malicia y placer que susurraba tras este.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Lun Ene 21, 2013 6:50 am

Nishi aún se estaba sirviendo su bebida cuando Eyquel, a su espalda, le decía lo patética que era su actuación. No le molestó eso, al fin y al cabo ya lo sabía. Desde aquel día en la playa se había dado cuenta del abismo que le separaba de ese hombre, que lo hacía diferente, opuesto, a él. Pero sí le dolió que hiciera hincapié en que nunca convencería a nadie. Era como si de un solo golpe hubiese tirado por tierra todas sus esperanzas, porque para Nishi era como si le hubiera dicho que no había nadie en el mundo si quiera interesado en mirar detrás de su máscara, de su coraza… Nadie interesado en hacer el esfuerzo de conocerle de verdad.

Pero eso ya lo sabía, así que no tenía sentido entristecerse por ello.

Se sentó sobre la mesita sin decir nada, dejando que Eyquel ejerciera su poder sobre él con esa mirada intimidante tras las gafas y ese gesto tranquilo de su rostro. Lo tenía todo controlado, decía su sonrisa. Como siempre, decían sus cejas arqueadas. Nishi tan solo le mantuvo la mirada mientras su corazón latía lenta pero fuertemente, aceptando cada crítica y cada insulto solo vagamente disimulado. Ya lo sabía; sabía que era aburrido. Sabía que era predecible. Sabía que era un rebelde sin causa y sabía que sus intenciones eran obvias… “Sólo cállate y fóllame” sintió deseos de decirle, pero no lo hizo. Eyquel terminó su vaso y lo dejó junto a él, y Nishi solo siguió mirándolo y fingiendo, sonriendo, como si a pesar de todo las cosas fueran como las había planeado. Como si las palabras del otro no le afectaran lo más mínimo. “Pero sí, sabes lo que quiero… y aun así me harás decirlo, incluso suplicarlo si tu cruel humor te lo pide”.

-Imaginaba que no me lo pondrías fácil.- confesó, encogiéndose de hombros grácilmente y bajando su mirada, sonriendo con resignación. ¿Qué más daba? Definitivamente no podía caer más bajo a los ojos de ese chico… Que al menos todo eso hubiera servido de algo. Alzó de nuevo su mirada y esta vez no había sonrisa, ni falsa ni verdadera, ni en sus ojos ni en sus labios: solo fría inexpresividad. No tenía sentido seguir con el plan de seducirlo por métodos convencionales: Eyquel no se lo permitiría. Seguiría jugando con él, como el gato y el ratón, hasta empujar a Nishi a humillarse y pedirlo. Pues lo pediría.- Eyquel-san, si tan repulsivo te parezco puedes marcharte: la puerta está abierta y ya tienes lo que venías a buscar. Puedes seguir diciéndome lo patético que soy en el instituto. Pero si vas a quedarte aquí es porque, a pesar de todo, no te desagrada la idea de acostarte conmigo. Así que te lo preguntaré una sola vez, Eyquel-san… ¿vas a follarme o no?

Se quedó allí, con la mirada firme, esperando su respuesta. Si no iba a conseguir “premio” alguno no seguiría allí escuchando insultos. No necesitaba que nadie le hundiera más en la mierda. Solo deseaba escapar por unas horas, unos minutos incluso le bastaban, de esa realidad. Refugiarse en el calor ajeno aunque para ello tuviera que acabar cubierto de sudor y semen, propios y ajenos. Dejarse arrastrar por un placer avasallador y no poder pensar en nada más… ¿Era mucho pedir? ¿Eyquel lo despreciaba tanto que pensaba que ni si quiera eso se merecía?



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Lun Ene 21, 2013 4:24 pm

Se mantuvo tranquilo y expectante ante las fieras miradas frías, sabía que pasaba por su mente, toda aquella ansiedad, y molestia por su trato, si lo sabía y aun así no era algo que fuese a cambiar, aquel crío solo era un empleado para él mismo, y todo ese juego que tenían entre ambos no representaba nada mas, salvo una pequeña recompensa hacia el azabache, y él era del tipo que siempre regresa un favor y paga bien un trabajo, su mirada se relajo paulatinamente, vaga y desganadamente al son de perderse dentro del frío en la mirada del menor que ahora buscaba clavarse en la propia; asintió flojamente ante la confesión del menor como si estuviese hablando de algún negocio serio de su parte sin embargo no iba ni pretendía ocultar el rayo de asombro fugaz que cruzo su mirada por un instante, arqueo una ceja y esbozo una vaga y fina sonrisa de labios sellados, reclinando su rostro de lado sobre los nudillos firmes y salientes de su mano musito con grave voz…- repulsivo huh?... en que parte de lo que te he dicho ha aparecido esa palabra huh?...no creo que un crío con este cuerpo pueda serlo- inquirió de manera serena y fría con un rostro inmaculadamente impasible ciñendo de nuevo el cuerpo ajeno con su mirada.

Se puso lenta y pausadamente en pie mirando en cada momento de sus movimientos la mirada seria del menor…- instituto huh?...no apuntes tan alto…hacer dos tratos con la misma persona no está en la reglas …después de hoy no deberás cruzar caminos de nuevo conmigo…- ordeno con un tono conciliador y elegante, una demanda educada y silenciosa entre labios lejos, pero no tanto de ser una petición…- ahora dormir contigo …tienes razón…no me es indiferente ..- se encogió de hombros…- no me lo es dormir con cualquiera…- confeso con natural sinceridad en su voz opaca y profunda…-así que diré esto una sola vez…no esperes más que esto de mi….después de esto no seré tu niñera o tu perro guardián…después de esto ni siquiera seré tu superior…- exclamo con severidad y gélidos acordes en su tono y voz se encamino fuera del alcance del sillón dando la espalda al menor gritando su cabeza por sobre el hombro fijando su mirada hacia el menor, de nuevo una mirada vacía que no reflejaba nada, elevo la voz caliente que raspaba su garganta y brotaba como si gruñese…- sillón o cama huh?...- inquirió con un tono solaz en su voz al tiempo en que desabotonaba los primeros botones de su camisa.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Mar Ene 22, 2013 3:33 am

Allí estaba, sentado frente a frente con el objeto de sus pasiones y anhelos, tan cerca el uno del otro que el más mínimo movimiento provocaría un roce de piernas, de manos… Y al mismo tiempo tan lejos que sentía que nunca le alcanzaría. Podía ver en sus ojos (o al menos así lo intuía él) que todo aquello divertía mucho al extranjero. Pero esta vez Nishi no se dejó intimidar por las perennes sonrisas y solo mantuvo la mirada, aceptando el escaneo ajeno, esperando una respuesta. Lo que no esperaba, y quedó reflejado en su rostro, fue que Eyquel le respondiera con algo muy parecido a un piropo… O lo más parecido que había oído salir de los labios de ese hombre hacia él. No ser repulsivo estaba años luz de algo como gustarle, pero menos daba una piedra. Casi se le escapó una sonrisa amarga, contrariada, pero la contuvo.

-Llevas llamándome enclenque, niña, ratón y no sé cuántas cosas más desde que nos conocemos. Perdona si me ha parecido leer entre líneas que no te resulto atractivo.- fue su respuesta, dicha en el tono más neutral de su repertorio porque seguía concentrado en escuchar la respuesta a su pregunta, que era realmente lo que le interesaba.

No le afectó la mirada del mayor en su cuerpo como lo habría hecho en otras circunstancias por eso mismo. El poco orgullo que le quedaba pendía de un hilo y las tijeras estaban en manos de Eyquel. En silencio, sin mover más que su cuello para poder seguir mirando el rostro del otro cuando se puso en pie, escuchó sus “condiciones”. Nada de volver a verse. Perfecto, no tenía problema con eso. De hecho las cosas serían mucho más fáciles para él si no tenía que volver a verle la cara a Eyquel. Ni si quiera tuvo tiempo de “alegrarse” porque al mayor no le importara dormir con él porque en su siguiente frase se aseguró de dejar bien claro que se tiraría a cualquiera. “Tsk, tranquilo gigantón, no es que fuera a ilusionarme como una colegiala si me hicieras sentir mínimamente especial para ti” fue lo que quiso decir, pero una vez más se lo guardó para sí. Siendo objetivos, ¿qué más daba ser uno más en la lista de Eyquel? ¿Qué importaba que después de esa noche no recordara ni su nombre ni su cara? Ese hombre lo veía solo como una puta más, pero con la ventaja de no tener que pagar por sus servicios. Bien, también era perfecto así. No era como si desde un principio hubiese esperado algo más.

-Desde aquel día en la playa sabía que no sería de otra manera.- le aclaró, y su voz seguía sonando vacía, sin expresión.- Siempre tuve la impresión de que si no hubieras visto que podías obtener algo útil de mí me habrías dejado allí tirado para que me violaran. O te habrías unido a la fiesta… En cualquier caso no tienes que preocuparte porque ya sabía que tienes la menor intención de defenderme de nada ni de nadie.

Eyquel se levantó y se apartó, dándole la espalda. Pero Nishi ya sabía que había aceptado su oferta. La última pregunta fue formulada con un tono más grave de lo normal, uno que prometía sensualidad y dominación. Justo lo que Nishi tanto anhelaba… Así que relajó su postura y recuperó una media sonrisa ladina, observando con detenimiento la ancha espalda y los fuertes brazos, que parecían moverse retirando botones. Empezaba la función.

-En la cama, no quiero que se estropee el cuero de la tapicería.- respondió, y se levantó de la mesita pero no para acudir hacia Eyquel sino para marcar el camino hacia su cuarto. Al llegar a la puerta del mismo se giró para ver al mayor, indicándole con un gesto de la cabeza que le siguiera. Se fijó en ese pecho, parcialmente expuesto, y su sonrisa se hizo algo más marcada, más… felina.- No hagas eso. No me quites el placer de ser yo quien te desnude.

Puede que Eyquel solo lo viera como una puta más a la que abrazar por caridad, pero Nishi se aseguraría de que no se olvidara del todo de él… aunque solo fuera por lo bien que pensaba hacérselo pasar. Si solo iban a tener una ocasión, mejor que la aprovecharan bien.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Mar Ene 22, 2013 9:22 pm

-…Esa era tu percepción…nunca tomes tu propia percepción de las cosas como única verdad ratón o perderás…-entono con voz apagada y distante, estaba inmerso en su tarea dejando que el menor hablase cuanto quisiera sin embargo como única respuesta se encogió de hombros y bufo con sorna e ironía…- unirme a la fiesta?...- rió entre labios mas para sí mismo que para el menor…- eso sería darte demasiada importancia…además yo no necesito caer tan bajo…- espeto con un humor negro y agrio en la voz…- puedo tener sexo consensual con quien quiera…- recalco con una vaga modestia casi inexistente en su voz dejando que el menor se hiciese a la idea lo que se le viniera en gana.

Una vez que el menor se puso en pie y se encamino hacia lo que parecía su habitación, se limito a seguirle con la mirada hasta que se hubo detenido frente a la puerta indicada, se encogió de hombros y salió hacia el corredor dejando sus manos caer vagamente al costado de su cuerpo al tiempo en que caminaba hacia el menor, ese crío era realmente tan transparente, no buscaba ocultar su ansia por tocar, mucho menos el brillo de hambre y malicia que ahogaba el negro de sus ojos, era realmente un crío, uno al que le estaban dando al parecer , justo el juguete que quería de momento, a Eyquel no le importaba ni por asomo esa situación, ser el juguete o el jugador era algo que no le molestaba siempre y cuando todo aquello no involucrara un enrollo de sentimentalidades y emociones sin objeto, por ahora iría con el mismo hambre y malicia en su mirada como con la que partía aquel menor, esbozo una ligera y acechante sonrisa perversa sobre las comisuras de su boca dejando que este le diera el visto bueno antes de comenzar, arqueo una ceja y sin más bufo incapaz de contener su diversión por sus palabras…- huh?...-canturreo mordaz...-y adonde se ha ido el crío orgulloso “no diré lo que realmente estoy pensando ” huh?...- se mofo con una sonora y zalamera carcajada entre dientes hasta haber llegado a escasos paso frente al azabache, le miro desde arriba expectativa y condescendientemente…- y bien crío…vas a desnudarme dentro o afuera de la habitación?...- inquirió sin inhibición de la libido que nacía en su tono y asomaba por el frío de su mirada...
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Jue Ene 31, 2013 1:09 pm

Nishi fue poco a poco entrando en ese modo donde en lo único que era capaz de pensar era en el sexo. No necesitaba nada más: nada de inseguridades, nada de miedos, nada de angustias. Nada de comerse la cabeza sobre lo que debía pensar Eyquel de él o cuán patético se vería a sus ojos. No necesitaba seguir pensando en aquellas mierdas porque tenía un objetivo en el que centrar sus pensamientos: el placer. Propio y ajeno.

En la puerta de la habitación se giró hacia Eyquel, quien se acercaba a él con una sonrisa lobuna. Se divertía; con él o a costa de él, pero también había entrado en ese modo depredador, hambriento. Nishi inclinó la cabeza hacia un lado mientras le sonreía solo a medias.

-He llegado a la conclusión de que ese crío nunca consigue lo que quiere.- le respondió, y alzó su blanco y delgado cuello para poder mirar el rostro del mayor cuando éste estuvo frente a él.- Ya que estamos aquí mejor dentro, ¿no?- añadió y su sonrisa se volvió más sensual, y un poco divertida.

Tomó de la chaqueta a Eyquel con delicadeza y lo condujo al interior del cuarto. Éste también era de sobrios colores: blanco, negro y gris. Una cama tamaño matrimonio dominaba el centro de la habitación, dejando a un lado toda una pared de armarios y al otro el escritorio de Nishi y montones de estanterías repletas de libros. Había tres pantallas de ordenador sobre el escritorio y se oía el ligero zumbido de la torre funcionando en algún lado, además de todo tipo de cachivaches electrónicos aquí a allá, uno de ellos desmontado sobre un paño en el suelo, allí donde Nishi lo había dejado a medio recomponer. Junto a la cama soltó la manga de Eyquel y se giró hacia él. Las persianas estaba a medio bajar así que la habitación estaba en penumbra, iluminada por los dorados del atardecer.

Mirando los ojos oscuros del Eyquel posó sus manos sobre su amplio pecho y las llevó, sensualmente despacio, hasta sus hombros para tomar la chaqueta y retirarla, cayendo esta con un ruido sordo al suelo. Luego sus manos volvieron a esos botones de la camisa que Eyquel aún no había tenido tiempo de quitar. Bajó ahora sí la mirada, pero no por vergüenza sino porque no quería perderse el espectáculo de ese torso de músculos marcados y trabajados… Sus dedos los recorrieron apenas rozándolos, dibujando sus formas mientras se mordía el labio inferior de pura lujuria contenida. Era tal y como lo había imaginado.

-Eres tan grande…- murmuró con tono íntimo y lascivo, haciendo referencia a toda la musculatura de ese ancho pecho. Bajó ahora sus pícaras manos hasta el cierre de los pantalones del otro.- ¿Es todo igual de grande, Eyquel-san?- sus ojos negros se alzaron de nuevo, pícaros.

El cinturón cayó. El broché de los pantalones saltó. La cremallera descendió lentamente bajo esas manos expertas… Todo sin que Nishi dejara de mirar el rostro del extranjero. Los pantalones se deslizaron por las caderas del hombre y una de las manos de Nishi tomó su entrepierna, sopesándola por encima de la ropa interior mientras sonreía.

-Eso parece…



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Vie Feb 01, 2013 2:10 pm

Arqueo una ceja con presunción suave en su mirada y sin más bufo burlón sonriendo ladino tras esas palabras…- oh…hasta ahora eso es lo más inteligente que te he oído decir ratón…- musito con poco decoro en su temple dejándose llevar dentro de la habitación por aquellas pequeñas manos que se aferraban de su chaqueta y le conducían con ansia, barrio la habitación del menor de manera vaga y desdeñosa…- eso se supone es lo que haces siempre huh?...-musito bajo y quedo entre frunciendo el ceño tras divisar todo a su alrededor…- por esto estas tan frustrado…- concilio mas para si mismo que para el menor al momento en que su mirada capturo la mirada obscura llena de picardía de este.

Siguió ahí, en las penumbras de los ojos ajenos, tan implacables, llevaban el calor brotando dentro, le proclamaban guiándolo a adentrarse y tomar todo lo que ahí había. sostuvo su mirada plena y mordaz sobre los ojos ajenos, dejándose hacer por el menor, sintiendo el recorrido de aquellas manos pequeñas y delgadas por todo su pecho, descanso a un mas su postura ayudando con ello al menor a deshacerse de la chaqueta que llevaba robando el calor de las manos que ahora rondaban cuesta abajo por su pecho enclaustrado por aquella camisa a medio camino de desaparecer tras aquellos ágiles movimientos, arqueo una ceja y con una sonrisa mordaz musito con un tono más bajo, más potente, masculino y pesado que cubría la distancia entre ambos…- hey crío si sabes hacer todo esto…por que la insistencia de hacerlo conmigo…debes tener uno o dos buenos amante por ahí huh?...- resolló con malicia y frivolidad en su tono volviendo a capturar su mirada en cuanto sus pantalones se deslizaban en caída dejándole libre para comenzar con aquel juego, tras escuchar sus palabras; gruño lascivo y con malicia burlona entre dientes curvando las comisuras de sus labios cuesta arriba desenvolviéndose en una sonrisa salvaje y mordaz, ladeo el rostro y se encogió de hombros con falsa modestia, sabía que así era, sin embargo siempre era mejor dejarlo pasar, él mismo sabia como era su cuerpo, cuan imponente y grande era, como para dejarse llevar por aquellos halagos de siempre…-te gusta huh?..- musito con un tono grave y ronco desde su garganta, apaciguado por el calor que ahora también brotaba en su garganta, se transformaba en palabras.
Sonrió placebo sin embargo con una mirada fría al sentir el cuenco pequeño que formaba la mano del menor sobre su entrepierna dejando solo una delgada y fina capa de tela entre ellos…- creí que ibas a desnudarme antes de tocar ratón…-espeto con calma grácil en su voz llevando una de sus manos hacia el cabello ajeno alejándolo de su rostro.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Dom Feb 03, 2013 4:56 am

Ignoró la opinión personal de Eyquel sobre sus aficiones. No le importaba que lo viera como un nerd porque en parte lo era, y no tenía sentido negarlo. Prefería las máquinas a las personas, pero las máquinas no podían apagar ese fuego que se lo comía por dentro en noches como aquella… Para estas ocasiones necesitaba un hombre. Y esa noche Eyquel era su hombre.

Sintió un cosquilleo nacer en su vientre cuando el mayor le habló en aquella penumbra por primera vez. El tono de Eyquel era tan grave y masculino que parecía tener la capacidad de mandar vibraciones por todo su cuerpo, naciendo en esas manos blancas que tocaban con descaro su pecho. El corazón del mayor latía a un ritmo normal, lo que hablaba de un gran control sobre sus propias emociones… o de que a Nishi le quedaba mucho trabajo por hacer. Respondió a su pregunta mientras desabrochaba sus pantalones:

-No tengo amantes porque yo nunca repito.- le informó sin perder esa picardía que ardía en sus ojos negros. Hasta ahora nunca se había acostado más de dos o tres veces con la misma persona y solo si era realmente bueno en la cama o si Nishi estaba demasiado desesperado. Repetir significaba crear lazos de algún tipo y el menor no quería eso… los lazos era dolorosamente fáciles de romper.- Y en cuanto a porqué tiene que ser contigo la respuesta es sencilla: por esto.- tenía el paquete del mayor en su mano y lo sopesaba con una sonrisa felina en sus labios.- Dicen que los rusos están especialmente dotados y quería comprobarlo de primera mano

Nishi recordó aquel rumor sobre Rasputín y rió interiormente. Pero aquella no era la auténtica verdad: no buscaba en Eyquel solo una polla grande. Sin embargo la auténtica razón sería dolorosa de admitir para sí mismo y, de cualquier manera, Eyquel solo la despreciaría. No le daría más motivos para burlarse de él. Y estaba buscando precisamente dejar de pensar así que tenía que sacarse esas cosas de la cabeza y centrarse en lo que tenía delante, que no era poco.

-Sí, me gusta.- su mano empezó a moverse lentamente, acariciando sobre la fina tela de los bóxers.- Lo siento, parece que he sido travieso. No he podido contenerme…- sonrió con falsa disculpa y sin separar sus ojos de esa sonrisa socarrona del mayor se relamió los labios, con premeditación.- Pero eso lo soluciono ya mismo…

Por primera vez Eyquel lo había tocado, aunque solo fuera para apartar unos mechones de cabello de su rostro. Pero Nishi debía apartarse de ese contacto porque tenía cosas que hacer. Sin perder el contacto visual se arrodilló frente al mayor y tomó con ambas manos el borde de los bóxers como si fuera a bajarlos. Sin embargo lo primero que hizo fue inclinarse hacia delante para lamer las formas que ya se intuían bajo la tela. Tan solo unos toques de su cálida lengua antes de apartarse para bajar y retirar la última prenda. Lo que allí encontró le hizo tragar saliva con dureza solo de imaginar cuán grande se vería esa polla cuando estuviera en “todo su esplendor”.

-¿Puedo ya tocar, Eyquel-san?- le preguntó alzando de nuevo su mirada, fingiendo inocencia. Pero esa sonrisa juguetona de sus labios lo delataba.

Por primera vez desde que el mayor había llegado al apartamento Nishi se sentía en su elemento, como si pudiera controlar a Eyquel a través de la pasión del cuerpo. Al menos sentía que podía estar al mismo nivel que el ruso en ese aspecto.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Dom Feb 17, 2013 12:30 am

Arqueo una ceja al escuchar la pronta respuesta del crío frente a él…-bien…eso es bueno ratón, estar con la misma persona más de dos veces se vuelve siempre aburrido…-musito con tono apremiante.

Su sonrisa se torneo aun mas al tiempo en que sus fauces se pronunciaban mas hoscas como si fuese a gruñir ante el toque del menor sin embargo ningún sonido salió de su boca entre abierta aun con esa tórrida sonrisa maliciosa en labios le miro expectante desde arriba, arqueo una ceja y sin más bufo…- eso es obvio …- respondió suelto y vaga sin precisar en ninguna de las aclaraciones que había formulado el menor. Eyquel era un hombre, y sabía perfectamente lo que el menor pretendía o al menos parecía saberlo sin embargo dudas, preguntas o simplemente cosas como esas jamás ocupaban importancia en su cabeza, paseo el pulgar por los labios ajenos sonriendo ladino e irónico ante aquella mala actuación del menor…- deberías tomar clases de actuación antes de si quiera intentarlo…- espeto con grácil tono y gélida voz…- eso no me ha motivado a hacerte nada…- indico con un vago deje de burla sobre su expresión …- el hambre puede reflejarse en la sucia mirada que llevar a recorrer mi cuerpo crío…-. Relajo su expresión al tacto de su piel contra el vaho de la húmeda lengua del menor tras la fina tela de su ropa interior ya semi mojada por la boca ajena, dedicándose a disfrutar de aquella atención a su más cercano amigo, hasta sentir la interrupción de la tela deslizándose y aquella cálida boca apartándose de su roce, su mirada de nuevo entorno los ojos negros que le buscaban con ansia y suplicantes anhelaban el placer de recibirle…- oh?..vas a portarte como un buen kohai y comenzar a pedir pro favor y gracias huh?...- inquirió con un tono demandante y severo en la voz al tiempo en que deslizaba una mano por la caliente mejilla ajena y torneaba hasta llegar a la suave carne del cuello húmedo del vapor que expedía su cuerpo, rodio pesadamente aquel sitio casi forzando a inclinar la cabeza del menor hacia adelante al ras del roce de la punta de su polla que comenzaba perezosamente a despertar, aun sin tocar los labios ajenos.

Pídelo como se debe …- ordeno con tono hosco y tajante retirando por completo el cabello del rostro del menor hasta dejarle por completo descubierto a su mirada.

Spoiler:
perdón el atraso no tenia pc hasta hoy
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Mar Feb 19, 2013 8:44 am

El menor solo se quedó mirando al ruso mientras éste le acariciaba los labios con su pulgar. La mirada de Eyquel era tan profunda que la sentía pesada, como si unos ojos pudieran aplastarle e intimidarle hasta hacerle temblar. Pero no tembló, solo se quedó allí, dejándole criticar su actuación. Dejándole hablarle con ese tono burlón y cruel.

-No estoy tratando de disimular mi mirada, Eyquel-san.- le explicó y volvió a sonreír de medio lado.- Realmente tengo hambre de ti. Dame un poco más de tiempo y estarás “motivado” a hacerme de todo…

Inclinó la cabeza y lamió sobre la fina tela interior. Cuando retiró aquella última barrera se atrevió a alzar la mirada de nuevo y lanzar aquella pregunta provocativa. Por supuesto el mayor lo despreció, porque un simple “sí, toca lo que quieras” habría sido demasiado amable para él. En cambio frunció el ceño y endureció su tono. Nishi sintió su mano acariciarle la mejillas lentamente, camino a su cuello. Era grande y algo áspera, pero no por ello menos agradable. Y sobre todo era cálida; maravillosamente cálida. Durante un instante, tan solo unos segundos, el pelinegro creyó que aquello era efectivamente una caricia… pero estaba equivocado. Debería haber sido obvio desde el principio. Obligado a pegar su rostro contra la entrepierna de Eyquel solo tenía dos opciones: tratar de apartarse con brusquedad y mandarlo a la mierda o…

-Déjame chupártela, Eyquel-san.- sus palabras surgieron de sus labios casi al límite de su control, empujadas por el tono de orden del mayor.- Por favor.

Terribles pensamientos sobre lo patético que se veía en esos momentos lo asaltaron, pero Nishi los obligó a volver a lo más profundo de su mente. Su deseo de esconder la mirada le fue negado cuando Eyquel apartó de nuevo sus cabellos. ¿Por qué hacía eso? Desechó la idea de que fuera porque le gustaba su cara en el mismo momento en el que se le ocurrió. Tal vez quería ver su expresión humillada, o simplemente le gustaba mirar sin obstáculos cuando se la chupaban. A saber, tampoco podía preguntárselo. El pelinegro se conformó con ignorar el leve sonrojo que le subió a las mejillas por culpa de esos malditos ojos fijos en él, y llevó sus manos a las marcadas caderas de Eyquel, agarrándose allí mientras esperaba “luz verde” para continuar con aquello. Tenía que recuperarse cuanto antes, volver a dejarse dominar por la lujuria y que el ruso dijera lo que quisiera. No podía dejar que cada frase del mayor le hiciera dudar. “Solo obedece sus órdenes” se dijo “dale justo lo que quiere… y tú tendrás lo que quieres”.

Pero, ¿qué quería en realidad Nishi?

Spoiler:
No hay problema, no te preocupes ^^



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Sáb Feb 23, 2013 10:09 pm

Escucho con vaga atención las palabras del menor, perdiendo su mirada en el color tan pálido del blanco de su piel, no había cosas que le llamasen la atención de los japoneses, no al menos tantas, sin embargo su piel era algo extraño, parecía ser la misma en los hombres y en las mujeres al menos a su parecer, arqueo una ceja con distinción y una tórrida risa sonó y baja retumbo entre ellos, escapando de su boca con avidez…- oh enserio?...entonces…hazlo…motívame a tomar el resto de ti…- ordeno, acariciando con el roce vago del lóbulo de su oreja superficialmente.


Deslizo su toque cuesta abajo hasta marcar un camino con la punta de sus dedos sobre el cuello del menor hasta su mentón, al tiempo en que mantenía con su mano el cabello azabache del menor usurpando su lugar en su frente, siguiendo la mirada negra del crío hasta hundirse en ella…- hacerte lucir tan experto con las mejillas rosadas huh?...-carraspeo seco casi como un jadeo…- intenta otro método de intimidar a tu superior takashima…- musito quedo en aquella enorme y obscura habitación que se ceñía hacia los dos cuerpos que ahora le habitaban, deslizo sus manos hacia la playera del menor tirando casi hosco, cuesta arriba hasta liberar la cabeza y el cuerpo del contrario de ella…- así estamos en mejor ambiente ahora para que me motives…-canturreo con una sonrisa mordaz en los labios y el hambre comenzando a divisarse en su mirada furtiva.
Guió la cabeza del menor hacia su entre pierna rozando con un cuidado gélido sus labios con la punta cálida de su polla que comenzaba a despertar en respuesta de la exhalación del menor tan cerca, humedeciendo su piel olivácea, hasta por fin hacer contacto con el menor.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Dom Feb 24, 2013 4:05 am

Nishi había hecho la vergonzosa petición, pero Eyquel no respondió inmediatamente. Durante unos segundos que se le antojaron eternos el mayor tan solo acarició su cuello lentamente hasta terminar sosteniéndolo por el mentón, con la cabeza alzada hacia él. La otra mano mantenía el flequillo del chico fuera de su rostro. Y allí estaba Nishi, sin saber qué hacer o decir mientras el mayor escrutaba su rostro en busca de algo… que no sabía si iba a encontrar. La intensidad de esa mirada era la que le había hecho sonrojar, y en una piel tan blanca como la suya era algo imposible de disimular, mucho menos cuando Eyquel no le daba la opción de apartar la mirada. Esos ojos del mayor lo absorbían, lo intimidaban… pero vio allí como se iba encendiendo la llama del deseo. Puede que el mayor se burlara de su experiencia pero Nishi sabía lo suficiente como para estar seguro de que empezaba a desearlo. Y eso solo sería el principio.

Mientras Eyquel le quitaba con brusquedad la camiseta (Nishi oyó el ligero crujido de las costuras cediendo) el menor recuperó algo de la confianza de antes. Eyquel lo miraba con hambre, ya no le cabía duda. Puede que fuera un ratón, pero aún podía conseguir que este “gato” se lo comiera y hasta se relamiera de gusto.

-Pensaba que la falta de pechos te impediría motivarte.- se burló ligeramente.

Aún recordaba a la camarera de la playa y suponía que el ruso era bisexual, pero de esos que prefieren a las mujeres… Aunque seguro que si le dijera eso el mayor contestaría algo como “las prefiero antes que a ti”. Sonrió para sí mismo por ser capaz ya de anticipar aquellas cosas. Pero, le dijera lo que le dijese, el hecho era que la polla que tenía ante sus narices (literalmente) estaba comenzando a despertar y era única y exclusivamente gracias al ratón. Eyquel lo había dirigido hacia allí como si el menor por sí mismo no supiera llegar. De hecho le mantenía la cabeza sujeta, dispuesto a imponer su ritmo. Así que Nishi hizo lo que se esperaba de él: respirar lenta y profundamente sobre esa polla, dejando que su aliento la acariciara prometiéndole en silencio más… Cuando Eyquel le empujó la cabeza Nishi besó el glande obedientemente, con los labios húmedos y entreabiertos. Sacó su lengua para recorrerlo en círculos, humedeciéndolo, y terminó presionando levemente la pequeña abertura. Alzó su mirada azabache para comprobar las reacciones del mayor, en un intento de descubrir qué era lo que más le gustaba, dónde estaban sus puntos más sensibles… Tomó la punta en su boca y siguió lamiéndola como si fuera un caramelo, pero no fue a más… porque las manos de Eyquel seguían controlando su cabeza y sería él quien le diera “permiso” para ir más lejos. Claro que Nishi estaba seguro de que no podría conformarse mucho tiempo solo con eso: su “amiguito” estaba creciendo a ojos vista. Y qué amiguito… Nishi tenía sus dudas de que pudiera tomarlo en su boca cuando alcanzara todo su esplendor.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Miér Feb 27, 2013 6:19 pm

Comenzaba a proseguir con su tarea, sintiendo la humedad cálida de la lengua ajena sobre su piel tersa y salada, endureciendo la mirada a cada lamida del chico, su polla comenzaba a protestar por atención cuando las palabras del menor frenaron cualquier movimiento que fuese a formularse…-huh?...-farfullo por lo bajo de manera hosca y vaga…- heeh…no te creas tan especial niño…darte esa clase de ilusiones solo te hacen la caída más grave…- musito de manera vaga al tempo en que una sonrisa floja y un risoteo vago empero lleno de sorna y burla en su tono se escapo de sus labios de manera divertida, arqueo una ceja y elevo el mentón en alto, mirando al menor desde arriba con desdén desenfadado….- voy a contarte algo…ya que te has dado la importancia que no tienes …- mascullo casi a labios cerrados a modo de gruñido, gutural escapo de su boca…- con una mujer nunca he recurrido a una mamada…ni siquiera es necesario que flirteen con migo para motivarme a hacerlo…- confeso con descaro e ímpetu en el tono de su voz como si estuviese dando un sermón o un castigo, condenando al menor a darse a la idea de cómo eran las cosas.

De forma condescendiente y vaga deslizaba su polla caliente dentro de la boca del menor hasta posarse sobre su lengua y sentir los bordes de esta alcanzar su temperatura y elevarla, degustando el suave tacto de sus formas. Reclinando la cabeza del azabache hacia adelante hasta hacerle tragarlo…- hazlo…- demando con voz profunda y mirada quemante, acaricio con el estigio de sus ojos el cuerpo semi desnudo del menor, deslizo su mano cuesta abajo desde el mentón por todo su cuello y de nuevo subió como quien acaricie a un gato, robando con cada tacto de sus dígitos el calor ajeno cual serpiente, se apodero de el negro de sus cabello e incitándolo a darle aquella prometida mamada comenzó a bombear suave y paulatinamente su cadera acariciando al ras del roce los húmedos labios del menor con cada movimiento, hasta hundir ambas manos dentro de la espesa mata de cabellos del menor propiciándole aquel ritmo decadente y suave…- no te aflijas ratón…tal vez hay otros ahí afuera que te tratarían cual dios solo por esta oportunidad…- farfullo a modo de broma pues para él la idea de preferir un hombre a una mujer distaba mucho de la razón.
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Vie Mar 01, 2013 7:31 am

Nishi alzó sus ojos negros y solo escuchó lo que el mayor tenía que decir. Con una polla en su boca tampoco es que pudiera replicar nada, pero en cualquier caso cualquier cosa que pudiera haber dicho habría sido un error. Porque lo que deseaba en esos momentos era mandar a ese chico a la mismísima mierda. Por hablarle así, con ese tono entre el enfado y la burla, por humillarlo cuando ya de por sí estaba en una postura de lo más humillante. Por unos instantes solo sus ojos negros mostraron el fuego de su ira… Pero rápidamente se extinguió bajo el roce cálido de la mano de Eyquel en su mejilla y cuello. No tenía sentido enfadarse cuando él había provocado esas palabras, cuando había sido él el que le había dado a Eyquel el poder de tratarlo así… Cuando lo único que ansiaba era esa calidez, y estaba dispuesto a caer tan bajo para conseguila. “Si quieres que te traten con respeto tienes que mostrarte orgulloso de ser quien eres” pensó, y era cierto. Pero Nishi no se estaba mostrando orgulloso, sino desesperado. Y sus patéticos intentos de fingir lo contrario no engañaban al mayor.

Nishi siempre había odiado que lo compararan con una mujer, pero lo cierto era que si lo fuera su vida sería mucho más fácil. Podría sentirse seguro de su cuerpo, porque como hombre era demasiado pequeño, demasiado afeminado… Y no habría hombres como Eyquel que se burlaran de él mientras igualmente se lo follaban. Pero Nishi era un hombre, y no quería ser otra cosa. Así que bajó la mirada y se concentró bien en hacer su “trabajo”, aunque solo fuera para que el ruso no dejara de tocarle la cabeza, de acariciarle aunque fuera de aquella manera obscena y egoísta… Abrió su boca cuanto pudo y tomó hasta que sintió que no podría más sin sentir arcadas. Usó su lengua y sus labios, succionó para hacerlo más placentero para él. Eyquel nunca lo admitiría, claro, pero Nishi sabía hacer aquello muy bien. Mejor que cualquier mujer, eso no lo dudaba (pues nadie mejor que un hombre para saber qué cosas se sienten mejor). Las manos de Eyquel entre sus cabellos marcaban el ritmo, y Nishi solo tenía que agarrarse a sus caderas y tragar. Hasta que el ruso volvió a hablar…

El menor alzó de nuevo su mirada y ésta estaba llena de reproche por la burla, pero también de algo de dolor que no logró disimular. Maldita sea, ¿por qué ese chico daba siempre en el blanco, donde más le dolía? ¿Por qué tenía que ser tan jodidamente cruel? Deseó poder decirle que se callara, que no necesitaba su “lástima”. Pero no podía, así que centró su enfado en succionar más fuerte y mover su cabeza más rápido, escapando del ritmo lento que estaba marcando Eyquel. Claro que habría hombres que lo tratarían como a un dios: señores maduros y viejos que solo lo apreciarían por su juventud y que lo dejarían de lado en cuanto esta se fuera. ¿Creía Eyquel que era fácil ser gay y encima uke en un mundo como aquel, donde solo importaba la belleza? Ya sabía que acabaría solo, maldita sea. “Y si no lo supiera tan bien no te invitaría a mi cama, cabrón” quiso decirle, pero no lo haría porque no quería perder la calidez de esas manos entre sus cabellos. Se conformaba solo con eso. Solo con eso...



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Sáb Mar 02, 2013 12:03 am

Sonrió de manera vaga sin tener la verdadera intención de hacerlo, al tiempo en que el menor tragaba y acariciaba con la lengua húmeda y caliente, tersa al tacto, la cabeza y mástil de su polla caliente y dura…-Tiebié naravitsia?...-(te gusta?) como cualquier hombre durante el sexo su claro acento rudo, eslavo y su idioma natal se hicieron pronunciar, musito ronco y hondo desde su garganta caliente con un tono pesado y grave, profundo cual hola de mar. Observo atentamente las diversas miradas del menor notando cada cambio en ellas y por ende notando cuan profundo había clavado el puñal, realmente no era un asunto importante para él sin embargo si el sexo no conllevaba una satisfacción reciproca no tenía sentido ni distaba de la violación, y todo aquello era demasiado bajo incluso para un tipo como él mismo.

Gruño bajo y cadencioso como jadeo gutural al tacto precipitado de la lengua del menor, se deslizaba por todas sus formas, acariciando su piel sensible, sintiendo el tacto por toda su extensión reparando sobre la sedosa punta de su polla de esa manera delicada y a la vez hosca, nunca había recurrido a una mamada con las mujeres, eso era cierto, no lo necesitaba sin embargo siempre había sido consiente que si deseaba disfrutar como se debía de una, era un hombre a quien habría de recurrir, y aquel chico en especial, se encontraba haciendo un buen trabajo…- eres bueno crío…- mascullo entre dientes con un tono apremiante ante la situación no era un tipo que se dejaba cegar por el orgullo y sabia reconocer cuando alguien estaba dándole una satisfacción acertada a su hambre, sin más deslizo sus manos entre el cuello del menor aferrando la cabeza de su polla al dulce tacto de la boca ajena, siguiendo esta vez el ritmo ajeno para aumentar su velocidad hasta embestir el temple ajeno…-se siente bien…- confeso casi a modo de pregunta para el menor y para si mismo deslizándose fuera de las fauces del azabache, deslizo su mano de nuevo hacia el mentón elevando su mirada desde ese ángulo hasta centrarle en la propia…- te duele huh?...que no te trate como se debe tratar a un niño?...- inquirió vagamente al tiempo en que los dígitos de sus dedos rondaban y acariciaban con suaves paseos los labios ajenos separándolos y uniéndolos a la vez…-no soy un amante…no voy a adularte ni a lamer tus heridas…- prosiguió con una voz suave y poderosa que se apoderaba de cada hueco de esa habitación en busca de la armonía del eco…-así como tampoco haré que la pases mal crío…- musito cadente y tal vez un tanto frío para aquella situación, deslizando su manos sobre las mejillas ajenas flexiono casi todo su cuerpo sobre el contrario hasta ponerle de pie halándole por el ante brazo, deslizo sus manos cuesta abajo por todo el cuerpo ajeno apropiándose de cada espacio de piel ajena expuesta…
avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Sáb Mar 02, 2013 9:28 am

Eyquel preguntó algo, pero Nishi lo ignoró porque no logró entenderlo. ¿Aquello era ruso? Seguramente. En cualquier caso pensó que no sería nada bueno. No había precedentes en aquel aspecto, claro. Solo siguió lamiendo y chupando, engullendo cuanto podía aquel enorme falo que tenía el mayor. Una vez alcanzó todo su tamaño Nishi tuvo claro que era el más grande con el que se había encontrado hasta ahora. Por unos tres centímetros como mínimo. Los occidentales eran increíbles. Trató de centrarse en todo el placer que podría obtener con aquello, más que nada para apartar los oscuros pensamientos que las palabras anteriores de Eyquel habían traído a su mente. Su propio miembro seguía totalmente flácido en el interior de sus bóxers, bajo los finos pantalones. Normalmente se excitaba haciendo una mamada, más aún a un chico guapo como el ruso, pero… Realmente Eyquel le había hecho daño.

Alzó de nuevo la mirada cuando el otro le dijo que era bueno, sus manos grandes y cálidas volviendo a acariciarle el cuello y haciendo que la piel de éste se erizara. En su rostro se veía la cautela, estando ya totalmente a la defensiva, esperando que a esa afirmación le siguiera un insultante “pero…”. No fue hasta que aseguró que se sentía bien, con aquel tono grave, casi gutural, que le creyó. Eyquel dejó de embestir contra su rostro para profundizar la mamada y sacó la polla de su boca. Mientras le alzaba el mentón Nishi siguió esperando oír algún chascarrillo. Porque, ¿un piropo? ¿Una alabanza por parte de ese chico? ¿Realmente era eso posible? Las palabras siguientes le recordaron más al Eyquel de siempre, pero cuando quiso replicarle algo mordaz (y seguramente falso) los dedos del mayor acariciando sus labios lo acallaron. De hecho el menor se quedó totalmente paralizado, escuchando hasta el final para variar. El tono, la mirada, las palabras… Todo parecía pensando para tranquilizarle. Para enmendar de alguna manera todo lo anteriormente dicho. Pero Nishi no sabía si creerle, ¿y si no era más que una treta para hacer que se relajara antes del siguiente golpe? Para bien o para mal Nishi pensaba demasiado las cosas. Eyquel lo puso en pie y el pelinegro, en silencio aún, se dejó mover y acariciar. Las manos del mayor le erizaron la piel e incluso se estremeció cuando rozó su pecho plano. Se las quedó mirando como si no acabara de entender qué hacían allí tocándole con tanta delicadeza. Eyquel no era muy moreno de piel, pero lo parecía en contraste con su propia piel, casi nívea.

-No buscaba a alguien que me lamiera las heridas cuando te invité aquí.- dijo con tono bajo, casi un susurro, con la mirada aún baja, sin atreverse a enfrentar a esos ojos que no sabía leer.- Soy lo suficientemente inteligente como para saber que si necesitaba a alguien que lo hiciera tú serías el último al que se lo pediría. Pero tampoco necesito a nadie que meta sus uñas en mis heridas y siga desgarrándome.- alzó los ojos, pues sentía que era el momento de mostrarse serio. Eyquel había leído a través de él así que no tenía sentido seguir fingiendo que era un tipo con una gran autoestima y sin problemas. Debería haber asentado los puntos de aquel “encuentro” desde el principio.- Al igual que tú, yo solo busco en ti un cuerpo que me dé placer, y estoy dispuesto a pagarte con la misma moneda, ya lo has visto. Ni más ni menos.

No se atrevía a hablar más. Eyquel tendría que intuir el resto y comprender que si seguía atacando a su orgullo Nishi solo se hundiría más y más, y eso no les reportaría beneficios ni a uno y a otro.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Eyquel Boanerges el Mar Mar 05, 2013 4:48 pm

Vio de nuevo brillar la llama de la ironía en la mirada ajena sin embargo no se hizo pronunciar ninguna respuesta de su parte, empero una vez que hubo terminado de hablar su respuesta no se hizo esperar, arqueo una ceja prestando genuino pero flojo interés en lo que el azabache tenia para decir sin mas sonrió ladino y sublime casi como si le costara un esfuerzo mayor el hacerlo…-desgarrándote huh?- inquirió de manera vaga restándole importancia a la gravedad de las palabras pronunciadas…- yo no te he herido en ningún momento..- espeto de manera serena…- solo he regresado los ataques contra mí que tanto has estado intentando formular…- musito con un claro acento ronco y sereno…- como dije…eres un pésimo actor así que simplemente olvídate de parecer fuerte o cualquier cosa que intentes parecer…es una molestia tener que romper con cada una de las mascaras que intentas ponerte y dejarte susceptible…- indico con poco decoro en su timbre al tiempo en que guiaba al cuerpo ajeno hacia la orilla donde descansaba cómodamente la cama…-fingirte una personalidad durante el sexo solo te hará malo teniéndolo…yo no te ataco solo me defiendo de tu ataque si esto te hace cerrarte entonces deja de lado el hacerte el fuerte…no lo eres…- termino con su frase casi dejándola al viento sin enmarcar realmente un final en tono.

Sin más le miro durante un largo momento recorriendo su cuerpo de nuevo de arriba abajo hasta que finalmente bufo casi en resignación…- eres realmente bajo…- mascullo para sí mismo con tono molesto vagamente al menos, inclinándose sobre el cuerpo ajeno apodero sus fauces de un trozo de piel húmeda y caliente del cuello ajeno sometiéndolo superficialmente a la marca de su boca que descendió hoscamente por su cuello siguiendo el camino mojado que su lengua marcaba sobre la clara piel del menor. Deslizo sus manos lentamente por los costados del cuerpo del menor, trazando el camino que pronto recorrería con las puntas de sus dedos hasta topar con el margen marcado de sus pantalones…- y bien de estos te desharás tu o pretendes hacerlo primero con los míos huh?...- canturreo caliente sobre el oído del menor, lamiendo el lóbulo de su oreja, halándolo entre cada palabra arrastrada entre susurros con vaho caliente de su boca, deslizando sus manos hasta situarse sobre los suaves y pequemos glúteos del trasero ajeno, acariciando sublime mente la piel por sobre la tela delgada de la ropa ajena, ciñendo sus dedos a este apretando con fuerza.


avatar
Eyquel Boanerges
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 98
Localización : no estoy perdido...ando de parranda...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Nishi Takashima el Vie Mar 08, 2013 5:25 am

Sus palabras fueron recibidas con una sonrisa vaga, condescendiente. Él intentaba ser serio y eso era lo único que recibía de Eyquel: condescendencia.

-¿Y tú qué sabrás?- replicó a ese “yo no te he herido”, desviando la mirada para que el mayor no pudiera ver su tristeza, su rabia. Pero Eyquel siguió hablando y hablando, como quien explica algo muy simple a un niño muy tonto. Y lo peor de todo era que no le faltaba razón. Nishi estaba a la defensiva todo el rato, y sí, podía decirse que se cubría con una máscara… Pero en realidad no era una, eran muchas más, tantas que ni él podía contarlas. Tantas que ni él sabía lo que había debajo de todas ellas. ¿Creía el ruso que era fácil deshacerse de ellas? Estaban tan pegadas a su piel que casi se le habían fusionado. Máscaras hechas de fingido orgullo y dignidad…- No soy fuerte, ¿eh? Cierto, supongo que ya ha quedado más que demostrado… Pero, ¿realmente crees que podría gustarte más lo que hay sobre la máscara? No me hagas reír.

Claro que no le gustaría. Igual que no le gustaría a Nishi, estaba segundo. Eyquel pretendía que desnudara su alma ante él mostrándose sin barreras. Difícilmente podría haberlo hecho frente a alguien en quien confiara, pero, ¿frente a Eyquel? ¿Realmente dejaría de atacar si Nishi también lo hacía? Bien, eso sí podía probarlo. Pero retirar su máscara no. No estaba preparado para eso, y tal vez nunca lo estaría.

Le oyó bufar resignado tras un silencio, por lo que supuso que había estado mirándolo de nuevo. Su “piropo” solo le hizo sonreír resignado, levemente. Se encogió de hombros pues, sintiéndolo mucho, no había nada que pudiera hacer al respecto. Era bajo. Era hombre. Era Nishi. Sí, estaba lleno de defectos a ojos del ruso. Pero aun así éste se inclinó sobre él y le besó en el cuello. Nishi movió la cabeza para dejarle más espacio y se estremeció cuando el mayor comenzó a descender por su cuello y acariciar la piel desnuda de sus costados. El aliento cálido de Eyquel dejaba una sensación fría en su piel cuando su boca se retiraba en busca del siguiente objetivo. Imaginó que acabaría dejando marcas rojizas en su sensible piel, pero no le importó. De hecho la idea le gustaba. Cerró los ojos y respiró hondo varias veces para sacar todo lo demás de su mente y centrarse solo en los roces, en el contacto… Cuando los abrió de nuevo Eyquel le hablaba al oído con un tono tan caliente que le erizaba la piel. Volvió a estremecerse ligeramente por las atenciones al lóbulo de su oreja y unas manos posesivas se cerraron entorno a su trasero, apretándolo deliciosamente fuerte. Nishi llevó sus manos a los pantalones del ruso, que ya estaban abiertos.

-Empecemos con los tuyos, por ejemplo.- y tiró de ellos hacia abajo. La prenda pasó sin problemas por las estrechas caderas del mayor y sus largas piernas. Nishi tomó entonces el borde elástico de los bóxers e hizo lo propio. Teniendo a Eyquel tan pegado a sí no podía ver el espectáculo de aquel cuerpo totalmente desnudo, pero lo intuía por las formas que tocaban sus manos. Al igual que las del mayor, las suyas acabaron posicionadas sobre los pequeños y firmes glúteos.- Te toca.- lo animó, y su tono no era tan seguro como las otras veces que había tratado de seducir al ruso, pero al mismo tiempo sonaba más tranquilo, más natural…

Iba a disfrutar de aquello. Iba a olvidarse de todo lo demás y solo se centraría en esos labios y esa lengua sobre su piel, en las caricias, en el calor y en el placer. Ese deseo era real, no era parte de ninguna máscara. Nada de ataques… no se seguiría poniendo en evidencia.



Otras Firmas~:
Photobucket
avatar
Nishi Takashima
Segundo Año - Riyu Maindo
Segundo Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 92
Localización : A mi aire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Cayendo [Priv. Eyquel Boanerges][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.