Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


Juego de azar...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Juego de azar...

Mensaje por Arantxa Boanerges el Sáb Oct 20, 2012 9:49 pm

El camino era silencioso, las cosas no habían cambiado en absoluto, no como los lugares, la humedad y el esmog rancio impregnaban cada rincón, en el suelo solo podían escucharse sus pasos, lentos pero seguros, hacía tiempo que llevaba haciendo aquello. Sus orbes castaños parpadearon a la distancia como si buscase una señal para diferenciar una calle de la otra.

-tsk- entre sus labios rodo un pitillo con la punta llameando en rojo, simplemente era cuestión de tiempo para toparse con el murmullo de la vida nocturna en esa ciudad, seguiría andando. Revolviendo la melena alborotada se arreglo las ropas con sobria elegancia, mirando nerviosamente sobre su hombro de hito en hito sonrió, una sonrisa que no llego a sus ojos.

Arantxa Boanerges, un típico heredero, con la única particularidad de ser un mestizo con varios millones en el banco, millones que tal vez nunca llegaría a ver. Como si fueran telarañas aparto el flequillo rebelde, examinado las luces, poco a poco todo lo que había a su alrededor cobraba vida y con eso su mascara también. Se sentía completamente agotado.
-¡mierda! Me duele… ¿Cuántas veces me corrí hoy?- mascullo mirando hacia su parte inferior, si era un joven, con un apetito más que respetable en cuanto al sexo, pero aun así su cuerpo no era una máquina capaz de mantenerse engrasada y lista para usar… Levanto la cabeza, tenia que mantener la promesa hecha a su madre, el cuidado de su padre, el cuidado de Ey y la restricción para la familia…

Los pecados siempre son cargados y llevados a cuestas…

Levantando la mirada sonrió malicioso cuando reconoció el espacio que siempre visitaba después de que cualquier cosa hubiese salido mal, las luces lo mareaban, el calor era sofocante casi tanto como el olor a sudor y fluidos humanos que no era necesario reconocer, opulencia, ruido, decadencia y riqueza…entrecerró los ojos cuando un par de chicas le tendieron folletos para un bar, negando, afortunadamente aun llevaba el traje negro, era un obvio menor de edad por ahora, para ciertas cosas, solo sonrió apenas, ladeando un poco el cuerpo para evitar ser atrapado por aquellos brazos que se extendían en invitación silenciosa, las mujeres siempre habían sido peligrosas, desde el comienzo…
-lovely- mascullo con placer en la voz como el lento murmurar de un felino al toparse con las maquinas de pachinko, pasaba diariamente al menos dos o tres horas ahí, un vicio mas no importaba…
avatar
Arantxa Boanerges

MENSAJE : 29
Localización : buscando calor...y dinero

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.