Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario


El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Dom Ene 27, 2013 3:09 pm

No podía ver si al otro le causaba algo aquellos susurros, pero al menos sabía que no estaban cayendo mal ante el contrario, ya que recibió una respuesta un tanto confusa.Tras la respuesta salida de los labios del otro, se le quedó viendo unos segundos y luego una risa sarcástica salió de los propios. Ensanchó su sonrisa ante aquello y elevó una ceja divertido aún de aquella respuesta, insistiendo ante los actos de la mano del peliverde y siguiendo con lo suyo.

-¿Bala perdida...? -repitió con algo de sorpresa aunque divertido a la conclusión del otro. De pronto se vio envuelto ante el movimiento brusco del otro. Cambió su expresión por un momento, frunciendo con levedad el ceño y quejándose por lo bajo ante aquella acción del otro. Aunque al oír la respuesta del otro no tardó en volver a una expresión. Negó suave con la cabeza, rodeando los firmes hombros del moreno, mientras subía una de sus piernas para rozar el entrepierna del otro- Estás equivocado mi querido Ryu... -respondió- Es una, de varias facetas que no conoces. -tras terminar aquello ladeó su cabeza, apoyándola en el suelo, mirando al otro, disfrutando de la agradable vista que tenía desde esa posición.

Cuando el peliverde quería ser excitante podía serlo, podía pensarlo tan solo escucharle hablar con semejante tono de voz, podía sentir como si lo quisiese comer tras cada palabra. No podía evitarlo, el otro le había descubierto, si algo le ponía más era ver algo de sangre en la otra persona, no es que lo practicara con demasía, pero siempre era gratificante para él ver algo de ese líquido rojo, y tener así al peliverde, cubierto con pintas rojas en su rostro y parte de su cuerpo era algo que realmente le ponía.

-Haha, ¿Realmente parezco un pervertido? -pronunció al tiempo que sentía los labios del contrario sobre su cuello abriéndose camino por su torso. Entreabrió un momento los labios dejando escapar pequeños gemidos sin dejar de sentir la mano en su entrepierna. Dibujó otra sonrisa- ¿Quién es el que tiene sueños húmedos, uh? -mencionó terminando por sentir la mordida en su pezón, sintiendo como una pequeña corriente invadía su cuerpo encontrando la mirada del contrario cuando la dirigió hacia él.

Relamió sus labios, mordiéndolos suave al tiempo en que elevaba un poco su cadera frotándose un poco en el mayor, era algo que nunca había hecho, pero siempre había una primera vez para todo. Bajó sus manos por la espalda del contrario, tomando la punta de su playera.

-¿Que sucede mama...? -tiró de la ropa hacia arriba, quitándole la playera, después de todo era más gratificante ver el torso desnudo del contrario- ¿Acaso no ibas a excitarme? -pronunció, era claro que estaba excitado, pero el molestar al otro era más grande.

Spoiler:
Siento la tatdanza y el quizá poco sentido que haya > < Saludos para ti~
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Jue Ene 31, 2013 7:20 am

Aquel “juego” estaba resultando muy eficaz, al menos, en el espadachín. Estaba excitado y deseando tocar al menor, comerlo y marcarlo, hacerlo suyo. El contrario se mostraba ante “el lobo” como un lujurioso y travieso zorro. Siempre sonriente, y siempre “metiéndose” con el mayor.

Mientras Ryu se dedicaba a abrirle la camisa, colmando de atenciones aquel cuerpo que iba descubriendo bajo aquella molesta ropa del contrario, Sai rió formulando aquella pregunta, escuchando el mayor un suave gemido escapar de sus labios. Ryu lo miraba, le ponía aquel rostro traviesamente sonriente que se relamía los labios y se mordía los mismos mientras era saboreado por el mayor.

Sai no se quedaba con el papel de pasivo, y eso lo hacía mucho mas divertido, pues aquella rodilla frotándose contra su entrepierna, así como que alzara las caderas mas adelante, lo animaban a querer ir mas lejos, succionando y mordiendo aquellos pezones sin pudor alguno, mirando la reacción del contrario. Era un aliciente verlo entrecerrar los ojos, abrir sus labios, jadear con una suave sonrisa en sus labios, notar como su piel se estremecía y su cuerpo sufría un repentino temblor. Sin embargo, Ryu no iba a querer únicamente eso como recompensa por todo lo que andaba haciendo, y menos tras haberle puesto así de duro aquel que le andaba subiendo la playera, poniendo el peliverde de su parte para acabar sin ella, dejando su marcado torso a la vista y cerca del moreno.

Una sonrisita lobuna y satisfactoria se formó en sus labios ante aquella “pulla” que buscaba molestarlo como de costumbre. El espadachín tomo con algo más de fuerza la entrepierna ajena, acercándose a su rostro. Sus narices se tocaban, y sus labios… Sus labios se rozaban sensualmente, dejando caer sobre los ajenos su calido aliento.

-No vallas de listillo Sai. Estas mas excitado que las zorras del Barrio Rojo a fin de mes –dijo ladino, sin soltar el opresivo agarre de su entrepierna, encontrándose sus cuerpos bien juntos. Poco a poco, tras unos segundo tan cerca de aquellos labios que tanto hubiera querido acallar con un posesivo y dominante beso, acabó por separarse, quedando de rodillas sobre él por un momento, desabrochándole el pantalón para tomar su polla y, volviendo a ponerse cual depredador sobre él a cuatro, apoyándose sobre una de sus manos, lo empezó a masturbar de forma lenta al principio, jugando con él, viendo hambriento su reacciones, apretando el ritmo según avanzaba. -Esto funciona de maravilla... Confieso que la tendrías mas pequeña, pero no está mal - No pudo evitar relamerse el mismo Ryu sus labios, mirándole con aquel rasgado ojo, manteniendo el de la cicatriz cerrado, el rostro de Sai y su descubierto pecho marcado levemente por sus labios.


Off; espero no haber perdido demasiado el ritmo ni el hilo del tema XP


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Jue Ene 31, 2013 3:56 pm

Solo quería molestarle un poco más, ver con qué cosa era lo que salía esta vez, ni siquiera lo había pensado bien pero entre o excitado que se encontraba en ese momento y el cuerpo moreno del contrario lleno de marcas nuevas y antiguas no podía estar del todo concentrado. Cuando vio que el mayor se acercaba a él, de hecho volvía a acercarse hasta el punto de sentir su aliento le vino de sorpresa, sintiendo como el peliverde hacía presión en su entrepierna.

Le quedó observando, sintiendo el suave roce de sus labios cuando el otro hacía ese comentario. Apretó sus dientes, no por que aquellas palabras le hubieran causado algo de coraje, sino por que la opresión que estaba sintiendo en su miembro le estaba causando ya otras reacciones, acompañado por el movimiento de labios que hacía el mayor.

-Hmmn... quizá sea así... -pronunció alzando suave sus hombros pero se vio acallado al notar como el otro se retiraba y se mantenía de rodillas mirándole desde arriba. Se inclinó un poco sintiendo y alcanzando a ver como al final le desabrochaba el pantalón. Sintió la enorme mano del otro de forma directa en su miembro, sonriendo un poco al tiempo en que volvía a quedar completamente contra el suelo, viendo como el moreno volvía a posicionarse sobre suyo.

Era desesperante. Después de todo ese jueguito de insinuaciones el mayor había decidido jugar a ir a lentas, de esa forma tan sarcásticamente pasible que estaba demostrando ahora con sus caricias, frunció un poco sus labios, tratando de contener y resistir ese molesto ritmo que había adoptado. Se acomodaba para tratar de no verse expuesto rápidamente, irguiéndose al mismo tiempo hacía sentir con más precisión y demasía la excitación, dejándose envolver ante aquel ritmo que poco a poco iba tornando a uno que en realidad disfrutara, entrecerrando sus ojos cuando dejo escapar otro quejido, ahora completamente real.


-Nngh... que sea menor... no significa que la tenga más pequeña... -pronunció viendo como el otro se relamía los labios, entreabriendo los propios tan solo al imaginarse que aquellos iban a estar en quizá donde, frunciendo un poco el ceño tras descubrirse titubear en ese momento.- Pero quizá tu... -pronunció mordiéndose nuevamente el labio inferior antes de erguirse un poco, apoyándose en sus codos para poder tomar los labios del mayor. Lo estaba tentando, o al menos eso era lo que pasaba por su cabeza en ese momento y si lo tenía así de cerca, no podía negarse a tomarlos. Le besó de una forma algo brusca, tirando de sus labios dejando escapar algunos gemidos entre el beso.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Lun Feb 11, 2013 1:24 pm

El ritmo lento tomado en la masturbación le gustó al espadachín por lo “tortuoso” que era para el moreno. Verle fruncir los labios, verle incomodo, “molesto” por aquel juego de Ryu, éste no pudo mas que sonreír mientras lo observaba, yendo su ritmo avanzando tanto en ritmo como en fuerza por simple gusto, queriendo ver la reacción de Sai, su rostro de gusto. Un rostro que no tenía nada que envidiar al anterior por lo jodidamente pervertido que empezaba a verse solo con aquel ntrecerrar de sus ojos, escapándosele un leve quejido que le abrió un poco mas el apetito al mayor.

Ver al contrario entreabrir aquellos labios levemente, insinuando Sai algo sobre su polla, que hizo que Ryu sonriera de lado, petulante, así como que alzara la ceja de su ojo sano de la misma forma. – ¿Quizás yo que…? –quiso saber que era lo que pensaba, lo que se había callado aquel tipo que nunca se callaba nada. Resultaba algo superior a sus fuerzas. –Ahora no te quedes calla-… Mmmh…-no pudo erminar pues, pese a ver como el contrario iba irguiéndose lentamente con comodidad e iba acercando su rostro al del peliverde, Ryu no creyó que lo hiciera, que tomara sus labios, silenciándolos. La mano del mayor sobre la polla de Sai seguía “trabajando”, y con mas intensidad durante aquel beso brusco por el cual se dejó llevar hasta el punto de escapar un hilito de saliva por una de sus comisuras, cayendo hacia su barbilla.

Ninguno se miraba, centrados en aquel beso húmedo, posesivo y lascivo en el que más que inspeccionarse, más que “conocerse”, parecían estar devorándose.

Un ahogado gruñido de placer emanó de la garganta de Ryu, vibrante, sin dejar de besar aquellos labios, sin dejar de hundir su lengua en la boca ajena, de jugar con la lengua ajena…El peliverde estaba excitado, y palpar la dura polla de Sai, saber que le estaba aliviando, que se la estaba cascando de lo lindo, acabó por mover un poco las caderas hacia aquella entrepierna, profundizando un instante el beso sobremanera. Ryu comenzó a masturbar ambos sexos con ayuda del vientre de Sai al no darle una mano para ambos falos, usando su otra mano para apoyarse al suelo y no tenderse sobre Sai.

Necesitaba la ayuda de aquel pesado, de aquel atrevido y condenado pelinegro que siempre andaba buscándole la boca, nunca mejor dicho en esta ocasión.

El lugar era fresco, sucio, viejo y aun así Ryu se sentía como en casa, como su base actualmente detectada por la pasma y ya para nada segura. ¿Tal vez esto rollo de jefes estaba siendo una buena inauguración previa del lugar en el que se stablecerían y reagruparían en un futuro cercano?

-Acabaré demostrándote…. lo equivocado que estabas…. al calificarte como el padre… -dijo entre el beso, jadeante, aprovechando las cortas y escasas pausas antes de que el menor o él mismo saltara de nuevo hacia los labios ajenos, posesivo.


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Sáb Feb 23, 2013 8:53 pm

Silenciarlo. Se podría decir que exactamente ese era su cometido tras tomar los labios del moreno, no podía dejarle saber que justo en ese momento había quedado sin ideas por culpa de la excitación y el trabajo que estaba recibiendo en su entrepierna y tal parecía que todo eso había resultado bien. No esperaba que el otro respondiera de la misma forma pero no podía evitar el pensar que estaba siendo un buen chico.

El calor que estaba sintiendo por culpa de la masturbación y aquel beso que ahora se estaba convirtiendo en el plato principal de los dos provocaban nuevas reacciones en Sai. El sentir como ambas lenguas danzaban, los roces, el exquisito tacto que llevaban al mezclarse entre ambos sin dejar de tener la esencia de cada uno, eso era lo que pensaba en ese momento, si seguía de esa manera quizá como acabaría con todo aquello. El gruñido vibrante de la garganta contraria pudo sentirlo con aquel beso, entreabriendo un poco los ojos para mirarle de cerca.

Humedad, manchas de sangre, las frías paredes de aquel lugar solitario donde cada palabra, cada sonido hacía un eco tal que podía escucharse por todo el lugar sin problema. Sai no podía evitar pensar que el lugar no estaba del todo mal. Era un lugar sucio, sí, pero con algo de limpieza podría convertirse en un ambiente más cálido, mucho más apropiado para que pudiera ser suya y vaya forma de inauguración llevaban aquellos dos.

El sentir el cálido y húmedo miembro del peliverde en su vientre hizo que despertara de aquel intenso, hosco y apetitoso beso. Separó sus labios del contrario, lamiendo alrededor de la boca contraria cualquier rastro de saliva que podían unirles y luego sonrió con dificultad, volviendo la vista hacia su abdomen.

Resopló por la nariz divertido, y al mismo tiempo como forma de aliviarse y luego negó suave con la cabeza, volviendo la vista al mayor tras escuchar los que decía.

-¿Por qué...? Es el deber... de todo padre el querer consentir a la madre... ¿No? -pronunció mientras deslizaba una de sus manos tomando el falo del mayor acariciando la extensión del miembro, sin quitar su mirada del otro- Deberías decir... "Sai, hazme esto..." -continuó en voz susurrante antes de volver a tomar sus labios mientras comenzaba a aliviar al contrario, sentándose un poco para que el otro quedara más cómodo. Su forma de mover la mano era muy por el contrario de la ajena, si bien podía haberle aliviado de la forma más lenta solo por venganza, el ambiente ya estaba a una temperatura diferente.

No iba a quedar atrás, ya había pasado una vez dentro de ese momento en quedarse callado, permitirse hacerlo nuevamente, no por ahora.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Dom Mar 03, 2013 12:54 pm

El peliverde ya veía cual iba a ser el resultado de aquel juego, de aquella “fiebre” que les había entrado a ambos de uno u otro modo. Ahora ni recordaba como habían acabado así, liándose y masturbándose mutuamente. El caso es que estaban ahí, el presente era lo que importaba, ni el pasado ni el futuro, solo el presente, y el presente era, pese a lo ocurrido recientemente con su banda y la pasma, aquello que estaba viviendo con Sai, aquella persona que mas le hacia enojar cuando se le metía entre ceja y ceja.

Quien lo diría…

Ryu frunció un poco el ceño ante aquella respuesta del moreno, perdiendo aquella sonrisilla de los labios cuando le dijo lo que debía de decir, escapándosele un pequeño suspiro de alivio al comentar a tocarlo y masturbarlo. Gracias a Dios, el contrario no parecía ser de los que se vengaban, al menos no al momento, haciendo que Ryu se sintiera de madre en aquel entonces, dejando la polla de Sai.

Los dos estaban sentados uno frente al otro y muy cerca. El peliverde miraba con su ojo sano, rasgado, aquella mano en su falo moverse arriba y abajo, no tardando en subir por aquel brazo y dar con el rostro de Sai. No sabía si Sai estaba tan cachondo o tan caliente como él por lo que andaban haciendo, pero, como una mala droga, Ryu no se conformaría con un par de masturbaciones y unos fogosos besos. Que va, claro que no… Una vez el espadachín empezaba algo, no lo dejaba a media. Nunca.

-Se nota que te la has cascado muchas veces, Sai… -comentó con cierta sorna pervertida en su tono por como se la cascaba, sonriendo con picardía de medio lado, un tanto lobuno. –Tienes mucha experiencia, y ya que me tienes que consentir cosas, ¿Qué tal si me la chupas? –dijo en el mismo tono, alzando una ceja y afilando un poco mas su lobuna y traviesa sonrisa, mirándolo a aquellos profundos ojos oscuros. –Vamos Sai, chúpamela. Era así como debía pedírtelo, ¿no? Vamos, hazlo… -siguió insistiendo, viéndose el hambre de sexo y lujuria que empezaba en aquel ojo sano del espadachín.

Off; Ryu se va a empezar a poner semoso jajaj, todo un dominante XD Si le gusa duro a Sai, va a tener suerte con Ryu (?)


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Mar Mar 05, 2013 1:24 pm

Si bien la posición en la que estaban no era del todo mala, debía de admitir que la vista que tenía en ese momento era justa veía en primer plano todo el cuerpo del moreno, sus definidos abdominales, sus pectorales, cualquier se podría deleitar con aquel cuerpo pero más que nada ahora encontraba su mirada fija a su trabajo, masturbando al otro dando sólo una señal de burla al notar que al otro no le había gustado su comentario.

Subió poco a poco su mirada y tras escuchar la respuesta y el tono de burla auxiliar que el mayor detonaba al hacer esos comentarios y luego esa "petición" tan poco agraciada y sutil hizo que entrecerrara sus ojos y dibujara una sonrisa pícara, relamiendo sus labios un poco antes de responder cualquier cosa.

- O no querido... -mencionó mientras comenzaba a inclinarse sin detener su trabajo con la diestra- verás... yo sólo estoy practicando mis gustos contigo... -alardeó, aunque quizá esa era una palabra equivocada en ese momento, era en parte cierto, sólo demostraba como gustaba que se lo hiciesen a él, no recordaba el caer tan bajo como para darse placer el mismo. Siguió bajando deteniendo su mano para sólo sostener el miembro del contrario- y como dice el dicho "La práctica hace al maestro..." -pronunció mirándole al tiempo en que lamía la punta del húmedo aparato del contrario, le quedó viendo un momento antes de comenzar a descender su lengua por toda la extensión del falo, rozándole con los dientes.

Se tomó su tiempo antes de meterse el glande por completo en la boca, engulléndolo para sentirlo dentro de su boca, comenzó hacer un trabajo lento que poco a poco a medida que las succiones aumentaban y su lengua recorría la extensión del falo iba aumentando un poco más el goce y la picardía en los movimientos de su boca. Mientras por una parte se veía ocupado, aprovechó la libertad de una de sus manos para masajear sus testículos, sintiendo como la humedad iba en aumento. Dejó escurrir algo de saliva al tener la boca ocupada sintiendo el roce de aquel glande en todo su interior, estaba en eso cuando algo se le vino en mente.

- Bien… -comentó separando su boca del glande más que duro del otro mientras acomodaba un mechón de cabello tras lo oreja y apoyaba una de sus manos en el amplio torso contrario- Avancemos un poco más... -dijo al tiempo en que se ponía de rodillas para acercarse al contrario, tal y como lo había hecho en un principio forzándolo a que el otro se recostara en el frío suelo para luego ponerse a horcajadas sobre el peliverde, jugando a tantear la punta del pene erecto con su propia entrada- Jugaremos a intercambiar los papeles... solo por hoy, mama... -mencionó sonriendo con toda la agitación que llevaba encima, comenzando a moverse más al tiempo en que sentía al moreno.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Dom Mar 17, 2013 1:24 pm

La masturbación del moreno sobre su polla únicamente hizo que ésta palpitara más, que deseara mas de aquel ser que le estaba prestando sus atenciones. Su falo se erguía de forma tensa, mostrando su largura y anchura, sus venas hinchadas y su glande rosáceo, impaciente de más, siempre de más.

-Tus gustos ¿eeh…? -repitió con una mira rasgada y pervertida, así como con una media y leve sonrisa altanera, viendo al contrario inclinarse hacia su polla sin dejar de chascársela hasta que se posicionó en su lugar, sosteniendo su erecto falo con aquella mano, mirándolo desde abajo con esa oscura y felina mirada que poseía Sai por las circunstancias. Ryu no pudo evitar ensanchar aquella lobuna y hambrienta media sonrisa suya por aquel comentario antes de ninguna atención de sus labios, dientes y lengua. –Como me hubiera gustado conocer esta faceta tuya tiempo atrás… Vamos, enséñame entonces tu nivel, haber que tan bueno eres chupando pollas Sai –dijo, no perdiendo de vista en ningún momento cada movimiento del contrario, dejándose hacer por completo.

-No me jodas, menuda mierda de nivel que… -entonces el menor dejó su ritmo lento y de degustación, empezando a aumentar el ritmo de las mamadas, a recorrer su lengua la polla del espadachín en largas lamidas. –Si, así mejor… -dijo llevando una mano sobre la inmóvil cabeza morena, jalándole por el cabello y hacer así que lo tragara mas profundamente, empezando a humedecerse en su boca. Su polla, ahora se veía brillante por la saliva ajena y su propia humedad.

Sin llegar a venirse todavía, el menor acabó por separarse de su fiel “amiguito”, volviendo a apoyarse el mayor con ambas manos a modo de contrafuerte. Ryu estaba demasiado ansioso de tirarse a Sai, de fallárselo ahí mismo, dispuesto a saltarle encima en cualquier momento como para escuchar siquiera lo que dijo, y menos para verlo venir y ponerse sobre él tras acabar recostado sobre el frío suelo, siendo un gran contraste el tacto del suelo contra su calida piel.

-Claro, como tú quieras. Espero que no te guste este juego demasiado si quieres seguir siendo el “padre”, Sai –comentó con sorna, irónico, tomando sus manos de forma inconsciente esas caderas que se movían, restregándose por tanto su culo y entrepierna por sobre su polla y vientre respectivamente. Sin embargo, el juego tan querido por Sai no duró tanto como tal vez quiso, ya que la paciencia de Ryu era mas bien escasa y sus deseos animales únicamente pedían una cosa muy clara; follar.

-Yo si que voy ha avanzar el juego –no tardó mucho en decir el mayor, tomando ambas nalgas, separarlas y, colando su polla, hundirse en el interior de Sai de golpe, sin compasión, siendo un punto a favor del moreno la extrema lubricación de su polla.

Ryu entrecerró su ojo abierto, apretando el agarre de cada nalga, dejando la marca de sus manos en ellas, teniendo su barbilla pegada a su pecho, de cara siempre al menor.


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Lun Mar 25, 2013 8:34 am

Sonrió de forma ladina al escuchar la respuesta del contrario sobre el juego. Claro, como podría acostumbrarse, aunque la vista que tenía en ese momento tampoco estaba del todo mal. Tras sentir las manos grandes del mayor en sus caderas siguió con lo suyo escapándoseles varios suspiros y gemidos de entre sus labios, sobre todo cuando sentía como el entrepierna contrario estaba tan caliente.

Y de nuevo estaba esa arrebatadora impaciencia del peliverde. No tardaría mucho en que explotara en movimientos y allí se encontraba. Abrió sus ojos a la par tras sentir el brusco agarre y movimiento del moreno quejándose al mismo tiempo detonaba un tono de deleite ante esa brusquedad sintiendo como el falo del contrario se encaminaba en su interior, provocando un automático arqueamiento de espalda, sintiendo como toda esta tiraba y como el miembro del peliverde chocaba en sus paredes internas. Deslizó sus manos de forma automática a las caderas del contrario afirmándose y apretándolas un poco ante tamaña falta de delicadeza. Al menos agradecía una cosa, se la había mamado bien y la saliva que había dejado valió completamente ante eso.

-Uugh... Eres como un animal... -musitó mientras mordía su labio inferior recuperándose de esa repentina estocada mientras se deslizaba hacia abajo viendo como el otro se contraía al más mínimo movimiento, al igual que él mismo, que sentía como todo en él hervía y su cuerpo provocaba que le dieran atención a sobre manera.

Rápidamente por inercia comenzó a mover su pelvis, haciendo que nuevos jadeos y gemidos brotaran de los labios de Sai. Sentir al otro dentro suyo, como su propio interior trataba de absorber al contrario, si, se sentía bien, demasiado bien. Quizá iba a considerar una próxima vez pero por ahora disfrutaría de los placeres entregados en ese momento, en aquel lugar tan desolado, solo él y Ryu, en medio del eco de sus voces chocando en las frías paredes.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Sáb Mar 30, 2013 4:59 am

Ryu había soñado en más de una ocasión que se tiraba a Sai, que se lo follaba en cualquier parte; en la habitación de la base que acababan de atacar, en algún burdel barato, en la mismísima playa, en un restaurante de alta categoría… En cientos de sitios se había imaginado esta situación, peo para nada era como se lo había imaginado, todo era, básicamente, real. Nada podía superarlo.

Ryu, al igual que Sai, se tensaron ante aquella primera penetración, sintiendo el mayor el asfixiante abrazo de su recto en torno a su polla, haciendo que sintiera mas intensamente su interior, su calor y hasta sus condenadas ganas de exprimirlo y dejarlo seco. Cada movimiento del contrario era exquisito, y la visión de éste moviéndose tan sensualmente sobre él, buscando su propio placer, era estimulante.

-Mmhg! –soltaba ronco el espadachín, tomando aquellas nalgas en sus manos, amasándolas, ayudando a Sai en sus movimientos. –No está nada mal… mmh.. –jadeó de placer, deleitándose la vista con aquel cuerpo del contrario, con sus movimientos que además sentía y con aquel rostro que tan lascivo se le antojaba ahora. –Es muchísimo mejor que en mis sueños si te digo la verdad… -comentó, esbozando una sonrisa traviesa y pervertida, dándole el toque sexy las manchas de sangre aguada seca en su rostro.

Pasado unos minutos, bajando el contrario el nivel de intensidad con el que había comenzado a moverse, decidió ser él quien tomara el relevo. Ryu hizo que el menor apoyara sus manos sobre su curtido y marcado pecho, alzándole así el trasero y poder ser él quien lo penetrara una y otra vez a su gusto, entrando en su interior rudo y profundo de forma continuada y rápida. Ryu seguía con sus manos sobre las nalgas de Sai, pero ya no las separaba, sino que las juntaba para mayor contacto. El peliverde lo disfrutaba enormemente, y no era el único de los dos que lo hacia.

En el lugar, los gemidos, jadeos y el húmedo y lascivo sonido de las penetraciones eran lo único que allí abajo se oía, chocando sus voces y ruidos contra aquellas paredes.

-Oohg… te gusta eh, Sai… -comentó con una ególatra sonrisa, siguiendo con su intensa labor de follarse al contrario, de satisfacer su propio placer en primer lugar.


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Miér Abr 03, 2013 11:44 pm

No sabía que le excitaba más en ese momento: si estar en un espacio abierto y solitario donde nadie más podría oír a dos hombres dejando lucir sus deseados placeres, la presencia de golpes y moratones en ambos cuerpos, o simplemente ver y sentir como el otro se acoplaba en su interior, teniendo su rostro en frente, viendo al cerrar un ojo tratando de soportar la intromisión en su interior como el peliverde contraría su rostro hacia su pecho, su amplio pecho.

Movió sus caderas al compás del contrario, no era difícil encontrar un punto que le gustase en esa posición pero quizá en otras podría sentir incluso más placer de que estaba sintiendo ahora, tendría que dejarlo en un veremos. Lanzó unos gemidos al aire, apretando sus dientes para evitar que saliesen de su boca como si de un simple bostezo se tratara, Escuchar al otro hizo que volviese la vista que se había perdido en el torso del contrario a sus ojos.

-Hmmng.... para que veas... ah... que la realidad es mucho... ngh... mejor... -fue su única respuesta respondiendo a su sonrisa, le costaba trabajo el hablar cuando en realidad estaba más interesado en lo que estaba sintiendo el resto de su cuerpo, las manos del mayor que amasaban su zona posterior y hacían que los sentidos se le crisparan más.

Tras el relevo, se inclinó hacia adelante, apoyándose un poco más en el torso moreno y marcado del otro, jadeando cada movimiento, sentir como sus pieles chocaban daba otro aire. De un momento a otro se vio en la necesidad de invadir con sus labios el torso del peliverde, como si su boca no estuviese demasiado ocupada con los jadeos y gemidos comenzó a besar y lamer, subiendo hasta ubicarse en el cuello, mordiendo la morena piel cada vez que la penetración hacía que su cuerpo se contrajera.

-Hnngh... Que ególatra... -respondió jadeando sobre la piel del mayor, subiendo lentamente por su cuello y barbilla- aah... si te dijera... que he tenido mejores... amm... Seguro te enojarías... -tras pronunciar eso un pequeño destello se dibujó en sus ojos y con su típica sonrisa terminó por tomar los labios del otro en un sucio beso, ingresando su lengua mientras que una de sus manos subía y se ubicaba en el corto cabello del contrario, pasando a rozar en más de una ocasión los aretes que llevaba en su oreja.

Quizá ese último movimiento suyo marcara su llegada al clímax, pero no podía evitarlo, el otro estaba haciendo bien su trabajo.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Ryunosuke Takumi el Dom Abr 07, 2013 8:54 am

El mayor de los dos, o sea sé el peliverde espadachín, se iba encendiendo a cada segundo, en cada penetración a aquel culo del moreno, el mayor perdía su cordura y su parte salvaje y mas animal lo tomaba, notándose esto en la intensidad con la que lo tomaba. Los labios del moreno por sobre su cuerpo mientras lo follaba lo excitaban, haciéndolo sentir mejor, más caliente si eso era posible. No era de su gusto ser quien llevara el “trabajo” adelante, demasiado vago para eso, por lo que, que Sai fuera alguien experimentado le gustaba, ya vaya si le gustaba. No se lo había imagino tan activo aun siendo el uke, sabiendo perfectamente lo que hacer, no limitándose solo a jadear y gemir como una virgen puta.

Ryu alzó la barbilla según el menor ascendía, dejándole mayor espacio y libertar para que tomara su cuello y lo marcara e hiciera lo que se le antojara. No le preocupaba lo mas mínimo que Sai lo dejara marca, pues el sexo era sexo. Eso y porque él no acabaría tan marcado como el moreno, a quien entre su polla y sus manos lo iba a marcar por unos días como suyo.

-Cierto… -asintió al agitado comentario de aquel moreno que no dejaba de botar sobre él por las penetraciones del mayor. –Pero dudo que… hubiera mejores, Sai-chan… -acabó diciendo con aquella creída sonrisa en su lobuno rostro, siendo acallado por los labios ajenos. -¡Ugh! –soltó junto con un jadeo por la intensidad con la que lo besaba.

Su ojo sano se cerró durante el beso, pero se cerro aun con mas fuerza, llegando a fruncir el ceño incluso, cuando comenzó a correrse en intensas oleadas en el interior de Sai sin haberle dado apenas tiempo de decirle nada. Tampoco es que le hubiera dicho que iba a venirse en su culo, pero en fin. Había resultado muy de improvisto. Contenerse tanto ante una realidad tan intensa como la que estaba viviendo con Sai era puro pecado, una violación a su ética moral.

En la última embestida, Ryu se quedó clavado profundamente en su interior, quedando su cuerpo en completa tensión por unos segundos, respirando de forma agitada en profunda bocanadas de aire. Su mirada era la de alguien recién llegado al orgasmo, ida de puro placer, recomponiéndose y volviendo en sí poco a poco. –No ha estado mal… -jadeó, sonriendo un tanto bobo de aquella forma ególatra, empezando a relajar su tenso cuerpo, así como sacando un poco su polla del moreno, no haciendo nada mas que dejar caer sus brazos extendidos a cada lado cual ángel. Deel trasero de Sai escapaba su espesa y reciente esencia, resvalando por éste lentamente. Lastima que Ryu no pudiera deleitarse de aquella vista. –Supongo que esta es… la función de… los compañeros… jejeje –dijo recuperando el ritmo pausado de su respiración, mirando por un momento al techo mientras decía esto, hasta que miró a Sai a mitad de la frase.

Rara vez solían coincidir o andar por el mismo camino, de forma metafórica, pero en esta ocasión se habían compenetrado tan bien como cuando combatían codo con codo.


avatar
Ryunosuke Takumi
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 54
Localización : ¿Me buscas? No lo intentes... Soy yo quien te encuentra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Sai el Lun Abr 15, 2013 2:55 pm

¿Sai-chan? ¿Acaso había escuchado bien? Pocas cosas no le gustaban y una de esas eran esos sufijos como "chan" porque, eran para chicos ¿No? Aunque ahora en pleno acto poca importancia le daba al asunto, después de todo el sexo iba primero a todo lo que estaban haciendo en ese momento. Continuó con el beso, de aquella manera tan sucia como se le había antojado, no iba a resistir más. Apretó un poco más su agarre en el torso del contrario al sentir como era invadido internamente por el líquido tibio, arqueando su espalda mientras sentía las oleadas chocas y escurrir.

Se separó un poco de los labios del mayor dejando escapar el último gemido antes de que Sai también se viniera descaradamente en el vientre contrario, llenándolo de su propia esencia, sentir como el otro aún estaba dentro incluso cuando ya había acabado. Dibujó una sonrisa floja, dejando caer su cabeza en el hombro del contrario, volviendo a tomar su energía, recuperando su aliento y el resto de los sentidos.

Escuchaba al otro hablar, dibujando pequeños círculos en el torso contrario sin tardar mucho en volver apoyar sus manos en los costados del mayor para levantarse y alzar suavemente una ceja.- Te lo dije, tus problemas son míos y los míos, nuestro. -respondió removiendo uno de los mechones de su cabello detrás de la oreja bajando un poco su cabeza para morder la barbilla del contrario antes de sacarlo por completo de su interior, moviéndose hacia un lado- Así que, querida mama, si tienes problemas hazmelos saber~ Quizá te escuche... -volvió a aquellas de sus sonrisas tan típicas de él dedicándole una mirada cómplice antes de comenzar a recolectar su ropa.

Volvió a atar su cabello en una floja cola de caballo y acomodó su camisa un poco ¿Si sentía molestias al moverse? Las sentía, pero ignorarlas estaba dentro de sus planes, además ¿No el buen sexo siempre terminaba de esa forma? Sonrió para sí un momento, volviendo su vista hacia el techo gélido de aquel lugar. Podía mover un par de contactos y tener el dinero suficiente para arreglar aquel lugar, mucho no iba a costar, pero en primer lugar estaba el encontrar al culpable de aquella desgracia de ese día, el limpiar ese tropiezo que habían tenido ambos era en lo que tenían que preocuparse.

Chasqueó suavemente su lengua volviendo la mirada hacia el moreno que se encontraba casi vestido. Se puso de pie acercándose hacia donde estaba el otro para tomarle de la barbilla.

-Nos veremos pronto, mama. -mencionó tras darle un piquito en los labios dirigiéndose a la salida- Más te vale que te recuperes~ -Fue lo último que dijo al aire antes de desaparecer tras la oscuridad de ese lugar.

Debían recuperarse, mostrar condolencias y organizar un nuevo plan, además de mover hilos tras hilos para ubicar a aquel insecto. Les esperaba días largos, pero nada que ellos no estuviesen preparados para combatir.
avatar
Sai
Yakuza - Traficante de Armas
Yakuza - Traficante de Armas

MENSAJE : 57
Localización : Si no es en aquel lugar... Quizás por los suburbios~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: El Lobo tambien hiberna (Priv.)[+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.