Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


Trabajo Pesado [+18]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Sep 04, 2012 12:40 pm

Las calles de la ciudad de extendían a su paso. Las luces de los faroles, a estas horas, eran la única iluminación que quedaba en toda la ciudad. ¿Hace cuantas horas había salido de casa sin rumbo? Estaba completamente seguro que el cielo aun era claro en aquellos momentos. Que rápido pasa el tiempo.

Ahora, básicamente, le tocaba pensar. Su “tío” se había negado rotundamente a ayudarle, le repitió que mientras no tomara sus responsabilidades de heredero en serio no le prestaría ningún tipo de ayuda “¿Y a ti que te ha picado, viejo?” Le preguntó en esos momentos sin terminar de comprender de donde venia toda esta repentina preocupación. La respuesta no fue más que el silencio de la habitación, seguido de los pasos de ese viejo hombre retirándose. Una mierda. Tendría que hacer las cosas por cuenta propia y para nada se le volvía llamativo. No, no, no. Preferiría estar sentado frente a la televisión dándole un buen uso al último juego que compró que tener que salir y dárselas de explorador.

Pateó una lata de refresco que acarreó un par de cuadras, maldiciéndose por no haberse negado como correspondía. Su interés le llevaba a extremos ridículos. Mira que seguirle el paso a quien destrozaría su cara con un mal movimiento. Un riesgo innecesario, pensó. Además, se consideraba demasiado lindo como para exponerse a feos moretones o cortes.

Soltó un suspiro mientras buscaba en sus bolsillos un caramelo pequeño con la envoltura color lila. Se lo echó a la boca y comenzó a saborearlo mientras continuaba con su perdido andar.

Acomodó sus grandes y llamativos audífonos para centrarse en su música. Últimamente le había picado el escuchar los ost de los videojuegos que había dejado de utilizar. Era bastante animada y llamativa, de esa música electrónica que dejaba atónitos a quienes no llevaban costumbre el oírla.

Recapituló. ¿Qué es lo que sabía de momento?

Que era alto, grande y con una apariencia realmente llamativa. Un nombre, un instituto y un curso. Era lo único que había sacado de manera fácil, pero... ¿De qué servía esa mendiga información? Necesitaba saber más. Su hogar, lugar de visita frecuente, un amor sobreprotegido o incluso al amante más visitado. Quizás hasta de su familia o sus insignificantes gustos. Algo así necesitaba, además de verle en medio de la guerra. Nada mejor que eso para saber de que es capaz el enemigo. Claro que él no tenía en mente ponerse en plano de guerra solo para recaudar aquella información.

Soltó un leve gruñido mientras le daba una última y fuerte patada a la lata, mandándola a volar sin saber ni siquiera en donde terminaría. Tampoco le importaba, solo era una lata vacía.

“Gambatte…”

Pensó sin ánimos. Realmente esto no era lo que quería hacer durante la semana. Si conseguía terminar con esta tarea antes del sábado pediría una gran recompensa, comenzando con sexo y terminando con una jungla de caramelos.


Última edición por Takekawa Yuuta el Dom Mar 17, 2013 2:37 pm, editado 1 vez



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Mar Sep 04, 2012 1:42 pm

A esas horas Zack paseaba con las manos en los bolsillos por la ciudad sin un rumbo fijo. Había pasado la tarde con Tsuya pero el chico tenía toque de queda en el orfanato así que se había tenido que ir temprano. El peliazul no quería volver aún a su casa (o más correcto habría sido decir que no quería volver a secas) así que se esforzó en pensar en una alternativa. Podía haber cogido la moto e irse por ahí a echarle una carrera a su sombra, pero no tenía gasolina. El cabrón de su padre y la zorra de su madre se negaban a darle dinero argumentando que Zack era un hijo horrible, un mal estudiante y un “desviado”, como a su mami le encantaba llamarle desde que le había pillado follándose a un chaval cualquiera en un callejón. A Zack no le importaba que su madre supiera que era gay, ni si quiera que le insultara. Pero sí que temía lo que pudiera decir delante de Claire, su hermana pequeña. Afortunadamente su madre pensaba que algo tan diabólico como la homosexualidad no debía ser expuesto ante una niña de diez años. El peliazul le solía argumentar a su madre (siempre que Claire no estuviera cerca) que mejor se preocupara de dónde metía la polla su padre en lugar de dónde la metía él. Su viejo tenía al menos un par de amantes y a él no le decía nada…

Putos padres. Solo de pensar en ellos se estaba poniendo de mal humor, y a cuenta de nada pateó una papelera que se cruzó en su camino, volcándola y desparramando su contenido por la acera. Un par de señoras se asustaron y luego le gritaron. Zack les gritó más fuerte y la conversación terminó.

“Mejor voy a beber algo, así me distraigo” concluyo. Beber era la única otra cosa, a parte de echar un polvo y conducir, que le apetecía noches como aquella. Puso rumbo a uno de sus pubs favoritos, aquel donde semanas atrás se había encontrado a Tsuya. Esa noche habían pasado muchas cosas, mayoritariamente malas… pero también tenía buenos recuerdos. Recuerdos que un golpe en la cabeza como el que se llevó podrían haberle hecho olvidar.

-¡¿Quién coño ha sido?!- gritó agresivamente, volviéndose en busca del desgraciado que le había tirado una lata (afortunadamente para todos vacía) a la cabeza. No le había hecho daño pero estaba claro que no pasaría por alto una humillación así. Sus ojos azules, furiosos, se posaron en un muchacho bien parecido de entre todos los presentes (más que nada porque los demás eran señores mayores y parecía menos probable que fuera cosa suya).- ¡¿Has sido tú, chaval?!

A lo mejor ya había encontrado entretenimiento.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Vie Sep 07, 2012 5:42 am

- Oops… - Fue todo lo que soltó al oír el grito y ver que era el único culpado. Claro, si era el culpable peor tampoco le podían sentenciar así de golpe, acara de vándalo no tenia. Si le comparabas con quien fue agredido hasta podrías cambiar la versión y fingir que el contrario la había pateado y le creerían sin dudar.

Miró al más alto, sin acercarse demasiado, estúpido no era. Algo tenia que se le hacía familiar… algo era… ¿Qué era? Se preguntó a si mismo ladeando la cabeza como si de alguna manera fuese a encontrar la respuesta. Ese aire de idiota que en ocasiones traía encima salió a la luz con ese simple movimiento. Y casi de milagro recordó aquel rostro. Era ese chico… ese chico que no parecía estar de buen humor y que por karma, quizás, había sido víctima de aquella lata que mando a volar hace unos minutos.

- Esto… - Sonrió de manera torpe mientras ponía una mano tras la nuca, distraído. Las personas que hasta hace poco les rodeaban comenzaban a alejarse casi despavoridos; y no era para menos, con aquel gigante, molesto, nadie se quedaría. Solo él, solo Yuuta con su falta de sentido común podría quedarse ahí de pie, sonriendo. – Creo que se puede considerar mala suerte el que lanzara aquella lata y te cruzaras en su camino. Sabes, es importante que mires por dónde vas, uno nunca sabe cuando algo le cae en la cabeza.

Su comentario lo soltó con tanta normalidad el muy idiota, como si todos los días fuera posible algo parecido. Además, sabia lo cerca que estaba de cavar su propia tumba y eso no era para nada bueno, aun tenía varios juegos que terminar, les había dejado a medias por hacer este dichoso “trabajo”.

Bueno, bueno. Dicen que la vida está llena de sorpresas y nada es coincidencia. Quizás debió ser inevitable tener este tipo de encuentro. Uno de los malos pero encuentro al fin.

- Lo siento, lo siento~ - Canturreó con aquella boba sonrisa aun en el rostro. Mirando con atención los movimientos contrarios. Desde el comienzo no había sentido anda de culpa por el accidente, seguía sin sentirla, pero en ocasiones de debe decir lo que probablemente otros quieren oír; además si no se mantenía atento al contrario no tendría chance de huir si este se le lanzaba encima. No planeaba pelear pero tampoco esperaba recibir los golpes de otro, estaba bien entrenado y era más delgado que el otro, seguramente podría esquivar golpes si la situación lo ameritaba; lo suficiente como para buscar convencerlo de detenerse. Su energía no era eterna ni nada por el estilo. – Si quieres, te recompenso por el mal rato. ¿Quieres ir a comer o a beber algo? – Ofreció con calma. Al contrario de aquel Dokusei, dinero no era algo que le faltara.

“Uhm…” Se preguntó… ¿Cuántas posibilidades habían de ser reconocido sin su uniforme? Sabía que no había estado involucrado en ninguna pelea publica contra Dokusei pero… si aquel auto-proclamado Rey lo era de verdad… ¿Sabría este tipo de cosas?



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Sep 09, 2012 2:36 am

Zack se había acercado a zancadas a aquel chico (al que ya había juzgado y estaba pendiente de sentencia) porque sabía cuánto intimidaba a la gente verlo de cerca. Por supuesto su mirada echaba chispas de ira y en su rostro fruncido se notaba que no le importaría ponerse a repartir golpes allí mismo. Claro que parte de su ira se diluyó (o al menos se volvió más fácil contenerse) al ver a aquel muchacho de cerca. En lo primero que se fijó fue que era guapo, y bastante de hecho. Tenía aspecto de japonés por su complexión y altura pero el color de pelo despistaba. En lo segundo que se fijó es que no parecía tenerle miedo… y que se comportaba de una manera estúpida e insensata.

-Mocoso, ¿tú crees que tengo ojos en la puta nuca o qué? ¡¿Cómo diablos voy a ver lo que me viene por la espalda?!- hasta alguien de escasa inteligencia como Zack podía entender aquello. Si hubiera sabido que iban a atacarle tal vez lo hubiera podido esquivar, pero no un ataque “a traición”.- Me estás tocando mucho los huevos con esa jodida sonrisa tuya…

Tenía una sonrisa bonita, sí, pero en esos momentos lo que Zack quería ver era miedo. Aunque fuera un poquito. ¿Qué diablos le pasaba a ese chico? ¿No tenía miedo al dolor? Porque mucho dolor era lo que le esperaba como siguieran por aquel camino. Era guapo pero no parecía una chica así que el peliazul no tendría problema de romperle un diente o dos.

Pero ese chaval era más listo de lo que su estúpida forma de sonreír podía augurar. Cuando Zack oyó su oferta se relajó un tanto. Ya tenía quien le pagara las copas esa noche.

-Muy bien, ya que te ofreces…- lo tomó del brazo con firmeza, más que nada para que no se le fuera a escapar. Sonrió de esa manera característica suya: socarrón y altanero.- Iba de camino a un pub para beber. Tú te vienes conmigo. Y espero que tengas la cartera preparada, chaval.

Le iba a sacar hasta el último yen por humillarlo así. Sin soltarlo echó a andar hacia su objetivo inicial preguntándose si sus colegas estarían allí también. ¿Asustaría eso al rubio? Verse rodeado de tipos del Dokusei solía tener ese efecto… Y ese pensamiento le llevó a otro: ¿ese chico era un estudiante del Dokusei? No llevaba uniforme pero, ¿podía ser que alguien de su instituto aún no le conociera?

-Oye tú, ¿sabes quién soy?- le preguntó sin detenerse ni pararse a ver su reacción. Aquello era un gran logro mental para Zack Fleischer: una pregunta trampa.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Sep 10, 2012 6:58 am

- Pues… concluyo que nos los tienes, después de todo recibiste la lata sin notarlo, una pena ciertamente ya que no había ido a volar con la intención de golpear a alguien, es mas… ni siquiera tenía una intención clara, solo hacerla desaparecer junto a mi frustración o algo así… – Comentó torpe como muchas veces. Sonriendo con una dulzura bastante fuera de lugar, no era de esos que se acongojaban al verse en esta posición. Su apariencia de idiota y esa sonrisa siempre habían sido suficiente para calmar los humos de otros. Además, si hubiese sido más agresivo, solo hubiese provocado más al contrario y no tenía intenciones en irse a los puños con ese gigante.

Pensó “Otro pobre del dokusei” cuando el contrario aceptó. Miró su brazo que había sido tomado con firmeza y soltó un par de risas divertidas. Aquel chico era bastante divertido. En realidad, de cerca era la primera vez que le veía y su altura si era de sorprender, en especial acá en Japón donde el promedio tiene suerte si pasa el metro con setenta centímetros. Lo que más le agradaba era el cabello extravagante que llevaba. Si no fuera por los líos que el solo tintarse de rubio había causado se lo hubiese puesto de un color mas eléctrico y llamativo solo por el gusto de hacerlo.

- Claro, claro, no te preocupes por eso. Es mi deber recompensarte luego de agredirte con la lata que había pateado. – Comentó avanzando con el chico, siguiendo de manera forzada su paso. No tenía idea del tipo de bar de mala muerte ene l que terminarían pero poco importaba, no sería ni la primera ni la última vez que se paseaba por el bajo mundo. Ya sea para evitar una pelea tanto como para verla, jamás participaba en ellas.

Escuchó la pregunta y le miró, ladeando ligeramente el rostro, como si de verdad tratara de reconocerle. Llevo su mano libre a su mentón mientras cerraba ligeramente los ojos soltando un “uhmm…” mientras “pensaba” en quien podría ser aquel que le jalaba. Era ridículo soltar que si sabía y el motivo eran datos que había reunido por ahí. Y tampoco se podría hacer pasar directamente por un estudiante de Dokusei, poco y nada sabia del interior del instituto, no le sentaría bien el solo soltar un sí.

- ¿No eres el chico que regala preservativos a las afueras del centro comercial con su pequeña hija a un lado? Ya sabes, ese que da la impresión de estar diciéndote “Esta niña fue mi error, no cometas el mismo” o algo así. – Cada palabra que conformaba aquella oración había sonado más idiota que la anterior. Y es que Yuuta tenía un don nato para hablar estupideces con tanta naturalidad que daba a pensar que era un retrasado llegado de otro planeta.

Poco común, decía su nana cuando lo escuchaba dar sus ridículas escusas sobre su falta a clases o sobre las veces que llegaba adolorido de sus salidas nocturnas.

- Ooops… Lo siento, creo que de verdad me he equivocado de rostro. – soltó como si la comparación mental hubiese llegado de la nada, notando que de verdad estaba erróneo en cuanto a su conclusión. Ese tipo de preguntas eran algo que de verdad no le gustaba responder. Ciertamente era malo recordando rostros, tardaba un poco antes de saber frente a quien estaba. Pero acá la cosa era más complicada que eso. Sintió que su trabajo se volvería mas pesado, peor que eso. Estaba probando suerte en el lugar menos adecuado.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Lun Sep 10, 2012 1:23 pm

-Bien, me alegro de que te quede claro. Y puedes estar agradecido de que sea lo suficientemente bondadoso como para dejarte compensarme así.- le dijo mientras lo arrastraba hacia su pub favorito.

El chico sólo se había reído cuando lo agarró, ni si quiera intentó soltarse. Y hablaba por los codos, ¿qué era, una puta cotorra? Zack, que no era una persona especialmente (o nada) paciente, no solía llevarse bien con tipos como aquel. No le mostraba temor, ni si quiera respeto, solo sonreía como un idiota encantado de la vida. El peliazul se preguntó si seguiría sonriendo una vez que su bonito rostro dejara de tener dientes. Vio de reojo como el chico dudaba antes de responder si le conocía o no. Supuso que a lo mejor sí que era un Dokusei que, por alguna razón incomprensible, aún no sabía quién era el autoproclamado Rey. Se convenció hasta tal punto de aquello que cuando el chico al fin contestó Zack se detuvo en medio de la calla para procesar lo que acababa de decir.

Lo miró fijamente, apretando el agarre que hacía sobre su brazo… Y se echó a reír.

-¡Ajajajajaja!- sus carcajadas eran tan escandalosas que todo el mundo se los quedaba mirando (algunos asustados tal vez por pensar que había perdido la cabeza). Cuando al fin pudo controlar su risa le dio una “palmidita” en la espalda al chico, en plan colegas, pero lo suficientemente fuerte como para tirarlo al suelo si no reaccionaba rápido.- Vaya contigo, eres todo un bromista, ¿verdad? Sí, sí, uno muy gracioso…- algo en su sonrisa y en su forma de mirarlo cambió, porque de pronto (y a pesar de su tono jovial) la amenaza se notaba en el aire.- Estoy seguro que un chico tan gracioso como tú me mantendrá entretenido toda la noche. Serás mi bufón personal.

Soltó su brazo pero ahora le echó uno de los suyos sobre los hombros, apegándolo a sí como si fueran amigos íntimos de toda la vida. Emprendió de nuevo la marcha llevándolo consigo. La fuerza que ejercía sobre el hombro del otro era en sí misma un aviso: no sigas jugando con tu suerte.

-Presta mucha atención porque solo te lo voy a decir una vez, bufón. Mi nombre es Zack Fleischer, ¿de acuerdo? No lo olvides o te meterás en problemas, ¿entendido?- ya que el chico disfrutaba haciéndose el tonto (o siéndolo, aún no estaba claro) Zack le hablaba como si lo fuera.

Su impresión inicial no estaba errada, ya que el chico no mostraba ni si quiera respeto por él. Pero antes o después lo haría, por las buenas o por las malas. Y, quitando eso, realmente parecía un muchacho divertido. Una vez que entendiera contra quién no debía dirigir sus bromas todo estaría bien.

-Ya hemos llegado, ¿no es genial?- le dijo cuando llegaron ante unas escaleras que conducían al sótano de un edificio. Más abajo, sobre la puerta, estaba el viejo letrero con el nombre del sitio, pero la pintura estaba tan desgastada que ni se leía. Eso sí: auguraba un antro de la peor calaña.- Vamos, vamos, no seas tímido.

Tampoco le quedaba otra que bajar porque Zack no lo había soltado.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Sep 11, 2012 5:53 am

Le miró levemente sorprendido cuando se detuvieron a la mitad de la calle, llegó a creer que le gritaría una vez más o que esta vez sí le golpearía. Realmente ese peliazul parecía tener problemas, parecía que todo lo que decía seguía teniendo esa fuerte impresión del “sigue y te mato”. Observó a su alrededor, de la nada habían vuelto a ser el centro de atención y como no, con esa risotada del gigante era inevitable el voltearse a mirar que ha pasado. No fue por no estar listo, simplemente fingió que era de esa manera. Recibió la fuerte palmada del contrario moviéndose de su lugar, evitando “caer” con algo de trabajo, tampoco quería terminar en el piso.

- Ouch… - Murmuró cuando el mayor le tomo como si fueran súper amigos, aplicaba mucha más fuerza de la necesaria, incluso ignorando lo escuincle que lucía el rubio. Mala señal, seguro no se contendría a la hora de golpearle – Oi… no puedo ser tu bufón, te he dicho todo en serio. No entiendo porque te has largado a reír, solo me confundí de rostro, ¿Es que no lo has visto nunca? Estoy seguro que tiene un aire a ti… aunque creo que no tenía el pelo azul… ¿No era verde?... ¿O castaño?... – Ya había comenzado a hablar para sí mismo, tratando de recordar a dicho sujeto, entrecerrando la mirada para hacer un dibujo, demasiado mal hecho de aquella persona – Ahh… no lo recuerdo. Iré mañana a comprobarlo.

Si, había captado completamente la amenaza, sabía cuando estaba en peligro o no, pero también era cierto que poco control tenía sobre su lengua en estas situaciones, en especial porque al “trabajo” se le interponía esa actitud suya, burlona con quienes sabe que explotan rápido. Era casi como un instinto suicida.

- Zack, Zack, Zack… - Repitió asintiendo – Entiendo, no lo olvidare o estaré en líos – Comentó mientras trataba de seguir el mismo paso del mayor, sentía que si se retrasaba un poco mas terminaría siendo arrastrado y no le parecía tan buena idea si quien le arrastraba era aquel gigante.

Dejó salir un suave silbido al ver el lugar, impresionado. Claro que le impresionaba lo destartalado del lugar pero más que eso, era la ubicación. El lugar, desde el exterior le recordaba a un juego que había terminado hace un par de semanas. El mismo tipo de pocilga en donde el héroe debía buscar pistas de la ubicación de su enemigo para así salvar a su amada.

- ¿Cómo se llama? No logro ver bien el nombre… - Murmuró llevando la mano hacia su cien como si eso agudizara su vista. Era fácil cambiar de preocupaciones, muchas veces le pasaba de manera inconsciente; no era capaz de mantenerse atento en una cosa por mucho tiempo. Mientras bajaba sin prisa, aun no le soltaban y tampoco se negaría. - ¿Siempre vienes a este sitio? Parece movido – Comentó al oír la música que se colaba por la puerta, tanto grito y risas. Era de esos lugares que le agrada visitar solo para entretenerse observando al resto.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Sáb Sep 15, 2012 11:14 am

Por la forma en la que le contestó, Zack tuvo la sensación de que el chico era un idiota y no había pillado la indirecta: pásate un pelo hablando y te arranco la cabeza. Ese mocoso iba a necesitar algo de disciplina para saber cuál era su lugar. Pero no había prisa, tenían todo el tiempo del mundo. Antes o después su gracioso bufón dejaría de serlo.

Una vez el muchacho hubo aprendido su nombre se pusieron en marcha. Obviamente él no le preguntó el suyo porque no le importaba lo más mínimo: bufón estaba bien. El silbido del chico le hizo sonreír cuando llegaron a aquel lugar. El que no pareciera nada intimidado por ello ya no tanto.

-No recuerdo como se llama, todos le dicen “el antro” o “el nido de las ratas”. Pronto comprobarás que ahí abajo poco se gasta en limpieza.- comentó el peliazul con una sonrisa socarrona.- Sí, suelo venir a menudo. Es muy… acogedor, ¡jajaja!

Era muy propio de él reír sus propias bromas. Empezaron a bajar las escaleras y al abrir la puerta del local la música fuerte y el olor a humo y humanidad los golpearon. El sitio estaba casi a oscuras y estaba tan sucio como Zack había augurado. Era más o menos cuadrado, con la barra a un lado y varias mesas, sillas y sillones al otro. Había una mesa de billar al fondo iluminada por unas lámparas que colgaban del techo. El resto del local estaba libre para que la gente pudiera bailar si quería. Había poca gente ya que estaban en un día de semana, pero todos los presentes alzaron la cabeza al oírlos entrar. Podías saber si eran o no amigos de Zack solo con ver quiénes volvían a bajar las miradas de inmediato con cara de susto. El camarero saludó al peliazul y éste le devolvió el saludo, obligando al rubio a acompañarlo hasta la barra.

-Muy buenas Satô-san, mi nuevo amigo el Bufón se moría de ganas de conocer este lugar.- sonrió socarrón y soltó por fin al chico.- Ponnos dos cervezas.- después se volvió hacia su acompañante forzado.- ¿Qué te parece? ¿Te gusta?

Desde el billar se oyeron unas voces que lo llamaban por su nombre. Había seis tipos jugando, todos alumnos del Dokusei con sus respectivos uniformes y aspecto de acabar de escaparse de la cárcel. Todos eran miembros de la banda de Zack, así que éste les saludó con un gesto de la cabeza.

-¿Te apetece conocer a mis amigos, Bufón?- le preguntó con la esperanza de, esta vez sí, ver algo de temor o inseguridad en su mirada.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Jue Sep 20, 2012 7:41 am

Bajó con tranquilidad asintiendo a los comentarios del mayor, sin poder imaginar el sitio, nada que le preocupara ya que estaban a escasos pasos de entrar y conocer aquel sitio. Nota mental, recordar este lugar. Iba a soltar uno de sus comentarios idiotas pero las palabras se quedaron en su boca.

Una pocilga, eso le pareció a primera vista. Miró algo sorprendido el lugar, tenia suerte si había algo de luz y cuando hablaba de no gastar en limpieza no podía estar más en lo cierto. Si bien había entrado a antros de mala clase anteriormente nada se parecía a este sucio lugar. La música era más fuerte de lo esperado y la combinación de olores era de muerte. Era la combinación de la mugre no limpiada en siglos, la pestilencia de los que frecuentaban el lugar y el humo que liberaban drogas y cigarrillos consumidos en el interior. Concentró su olfato solo en los cigarrillos, ese olor le gustaba demasiado, algo extraño en alguien que ni siquiera fumaba y que su mayor vicio, además de los videojuegos, era el alcohol, claro que mucho más controlado que el vicio anterior.

Saludó con una increíble y poco adecuada sonrisa. Realmente no estaba ni aterrado ni disgustado con el lugar, muy por el contrario, cada vez se sentía más emocionado; era como pasearse dentro de un videojuego, entrando a pútridos lugares solo para concluir la misión.

- Satô-san… ¡Este lugar es genial! – Pronunció mirando a aquel hombre de manera infantil e interesado en ese pozo - Nunca había visto un lugar con estas latentes condiciones tan peculiares y vaya que me ha tocado entrar en distintos agujeros. – Comentó de manera radiante. Él definitivamente no cuadraba en nada con la imagen de ese sitio. Parecía frágil en comparación a los otros simios que miraba de reojo, con miedo a toparse con la brava mirada de Zack. Parecía infundir tanto miedo como respeto… ¿Qué clase de “líder” era este tipo? – Me gustaría volver a venir en otra ocasión pero por el tipo de miradas que plantaron al entrar creo que el venir solo sería lanzarme a una piscina llena de tiburones – Desvió la mirada, observando de manera idiota a quienes llamaban al mayor.

“Esto es la muerte segura para cualquiera” Pensó observando a los seis “chicos”, todos parecía mucho más grandes y aterradores de lo que él podría llegar a ser en su vida.

- Tus amigos… ¿Muerden?.. Porque estoy seguro de que me van a comer vivo… - Murmuró. Miedo no tenía, para nada, pero de alguna manera debía avanzar y la cautela era algo que le faltaba. El hacer parecer que estaba inseguro de avanzar podría quizás salvarle o condenarlo aun más, dependía mucho del actuar contrario.

Tragó saliva sonriendo algo nervioso. Recordó por última vez donde estaba la salida. Quizás le tocaría correr.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Oct 19, 2012 10:18 am

Satô, el camarero, miró al acompañante de Zack con interés, quizás porque no veía por su local a muchos chicos como él. Ese muchacho rubio tenía cierto aire de niño de bien que no podría quitarse de encima ni si quiera saliendo con alguien como el peliazul. Era una rareza. Y, como todas las rarezas, allí dentro estaba en peligro. Pero sabía que no era correcto aconsejarle a sus clientes salir huyendo, así que simplemente fue a preparar sus cervezas.

Zack, por su parte, sonrió ante los ingeniosos comentarios del chico.

-Tienes toda la razón. Y te devorarían entero, Bufón.- tomó las dos cervezas que Satô le tendía y le entregó una al rubio, dándole un largo trago él a la otra.- Si entraras aquí tú solo sería lo último que hicieras. Al menos de una sola pieza. Pero no tienes de qué preocuparte mientras estés conmigo.- le aseguró, la prepotencia pintada en la cara. Volvió a pasar el brazo por los hombros ajenos, acercándolo a sí. Después le susurró al oído.- ¿Y sabes porqué? Porque de todos estos tiburones yo soy el peor…

Al fin vio cierto nerviosismo en el chico. Y no lo desaprovecharía. Tiró de él con naturalidad, llevándolo directamente hacia las fieras, sin posibilidad de escapar. Los tipos se fijaron en ellos cuando se acercaron. O más correcto sería decir que se fijaron en el rubio: él era la carne fresca. Zack estaba a punto de comprobar dónde estaba el límite de la templanza de aquel muchacho que no sabía si era estúpido o condenadamente valiente.

-¿Quién es tu nuevo amigo, Fleischer? Es una monada.- no se molestaban en disimular sus miradas hambrientas.

Puede que en el Dokusei no se caracterizaran por ser muy listos, pero desde luego sí por saber reconocer un buen culo cuando lo veían. Sin embargo ninguno hacía más que mirar, porque era Zack quien sostenía al chico. Ese brazo sobre sus hombros delimitaba propiedad… al menos hasta que Zack lo retiró, apartándose un par de pasos con la excusa de entrechocar los puños con varios de los presentes. Aquello significaba vía libre.

-Es mi nuevo amigo, el Bufón. Saluda a mis colegas, Bufón.- le ordenó con sorna, muy divertido con toda aquella situación.- Hemos tenido un pequeño encontronazo y ha decidido compensarme viniendo a beber conmigo. ¿Qué tal si le dejáis jugar?

-Claro, ¿por qué no?- uno de esos tipos, poco más pequeño que Zack en altura y complexión, se acercó al rubio y le tendió su palo. Sonreía de una forma que dejaba bastante claras sus intenciones.- ¿Sabes jugar a esto, Bufón? Si no podemos enseñarte entre todos.- posó la mano sobre su hombro, “amistosamente”, y después bajó la voz para añadir.- O puedo darte unas clases particulares.

Más que cuervos parecían hienas. Hienas hambrientas esperando una sola palabra del líder de la manada para lanzarse sobre la desvalida presa. Zack se apoyó contra la pared, cómodo y satisfecho, dispuesto a disfrutar del espectáculo. Dio un nuevo trago a su cerveza; ¿le quedarían al chico frases ingeniosas para salir de ésta?

Spoiler:
U: Puedes hacer lo que quieres con los colegas de Zack, al fin y al cabo solo son PNJs xD ¡Y siento el retraso! >.<


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Oct 22, 2012 7:58 am

- Gracias, Satô-san~ - Canturreó cuando las cervezas estuvieron listas, había notado un tanto las expresiones en la cara de aquel hombre pero debía pasar de ello. Era cosa de destino quizás, claro, nada le quitaba de la cabeza que estar a pasos de ser golpeado y quien sabe que mas no valía la pena, comenzó a creer que la paga no valdría tal sacrificio pero aun así estaba lejos de irse, esa lata que había pateado ya tiempo atrás le había dado el empujón a ese agujero. - ¿Ellos te temen? – Preguntó con una inocente curiosidad, bien fundada claro. Después de todo se notaba el “respeto” que parecían tenerle y con la ultima aclaración era difícil creer lo contrario. El peor de los tiburones… Eso mismo puede haberle jugado a favor al momento de autoproclamarse el Rey de Dokusei.

Podía hacerse una idea de a donde le llevaba todo esto, nada bueno por cierto. Lo veía reflejado en las miradas de aquellos rudos jóvenes. “Te devoraremos si te descuidas” o incluso algo peor. Sonrió ampliamente, usándolo de saludo para aquellos chicos, que de chicos no parecían tener algo, todo lucían mucho más grandes y feroces de lo que él mismo podría aparentar en años. Si esto era un juego del mayor, vaya que le saldrían las cosas mal a ambos. Podría continuar con esa tranquilidad idiota durante un buen tiempo pero sabía que podría perderla al verse en muchos problemas o al verse obligado a mostrar “su otra cara”. Vio alejarse al peliazul y tragó saliva con prudencia sin dejar de sonreír pensado “Estoy frito”. Oh si, el que ese chico le soltara había sido más que suficiente para que se entendiera que pasaba a ser una presa fácil.

Esto apestaba.

- No es necesario, gracias. Sé jugar… un poco… lo suficiente, creo. – Respondió con su boba sonrisa en el rostro, completamente desentendido en cuando a una segunda intención en aquellas palabras. Automáticamente su respuesta era dirigida en cuanto al juego de billar.

En cuanto al mismo juego, le había jugado un par de veces antes, sabía las reglas y modos de juego pero no era un dios en el mismo, era complicado llevar la teoría a la práctica pero no significaba que fuera a perder fácil. Seguía siendo un adicto a los juegos que odiaba perder.

Tomó el palo con su diestra, sin cortar la sonrisa, dirigiéndole una última mirada al peliazul antes de acercarse a la mesa. No era de esos que comunicaba muchas cosas con la mirada que salieran de su desinterés o estupidez. Se alejó de quien había tomado su hombro y dejó la jarra de cerveza a un lado. Espero que se le indicara cuando podía comenzar a jugar teniendo cuidado de cada uno de los presentes, para su desgracias todos eran un peligro inminente.
Observó la mesa de juego, calculó sus posibilidades y realizó su primera jugada. Había dado justo en el blanco, metiendo con el primer tiro dos esferas en cada malla.

“Si me muerden, la regreso” Pensó sonriendo con idiotez, de momento no sentía la presión del lugar en su totalidad pero si estaba al tanto de ella.

Spoiler:
Ajajajaja xD No te preocupes~~ Debes estar ocupada y comprendo, así que tomate el tiempo que necesites <3 y sobre el mover a los NPJ’s Lo haré cuando me nazca xD si no lo hago así solo escribo pelotudeces.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Dic 23, 2012 5:39 am

Zack observaba con detenimiento, desde la distancia, como el Bufón se desenvolvía en aquel peligroso ambiente. De momento se había quitado de encima al primero de sus colegas con bastante naturalidad. ¿Se sentiría orgulloso por ello? Habría que ver si lo seguía estando cuando sus chicos dejaran de ser “amables”. El tipo que tenía a su lado se inclinó sobre su oído para preguntarle si le había traído allí con algún plan, y Zack negó.

-Solo estoy jugando con él. No hagáis nada estúpido sin mi permiso.- ordenó con un susurro, pero no por ello sonó su voz menos autoritaria. Justo en ese momento el chico golpeó la blanca y coló dos bolas.- ¡Oh, buen tiro Bufón! Parece que ciertamente sí que sabes jugar a esto.- lo felicitó con su gran sonrisa lobuna.

El tipo que había agarrado al rubio del hombro, Sakamoto, parecía algo decepcionado por su buen tino. Pero eso no lo disuadió de seguir con sus avances. Colocándose tras el menor lo ayudó a colocarse en posición de tiro, obviamente restregándose impunemente contra su trasero en el proceso (y gran parte del resto de su cuerpo).

-¿Ves? Esta es la inclinación adecuada.- le dijo al oído, demasiado cerca.- Lo haces bien pero seguro que si golpeas así la próxima vez lo harás incluso mejor.- el tipo se calló entonces y seguramente el rubio pudo oírlo olisquear su cuello.- Hueles bien, Bufón…

-¡Ya vale Sakamoto! Me toca a mí, aparta de la mesa.- exigió el siguiente, y el increpado tuvo que soltar al rubio muy a su pesar.

Pero claro, el alivio del chico debió ser breve, porque pronto tenía un nuevo brazo por encima de los hombros y otro de esos gorilas (que apestaba a alcohol, por cierto) le hablaba desde muy cerca diciéndole algo sobre que iba en su equipo por el tipo de bolas que había colado. Le señaló después a los otros dos chicos de su “equipo”, mientras Zack reía por lo bajo. ¿Cuánto más podrían aguantar los nervios del muchacho? Si su teoría de que no era estúpido era cierta, no mucho más.

-Ey Zack, ¿de dónde has sacado a ese chico?- le preguntó Sakamoto, acercándose a él.- No me suena su cara para nada… Y una cara así la recordaría.

-A mí tampoco.- comentó otro, alzando una ceja con cierta sorpresa.

-¿Y a mí que coño me importa que no os suene su cara? No entiendo que jodida importancia tiene eso.

-Pues que si no nos suena su cara,- le explicaron con paciencia.- es que no estudia en nuestro instituto.

Como Zack parecía seguir sin entenderlo su interlocutor suspiró y fue añadir algo más, pero Sakamoto se le adelantó.

-Y solo hay otro jodido instituto en la ciudad, Fleischer. ¡El Riyuu!

De pronto los tres chicos miraron al Bufón, que seguía siendo acosado por el otro tipo. Zack volvió a sonreír, pero esta vez había un deje de malicia que hizo a sus colegas reírse por lo bajo, expectantes.

-Creo que vamos a divertirnos mucho esta noche, chicos.- les susurró, y se terminó su cerveza de un solo trago.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Vie Dic 28, 2012 10:06 pm

- Si se trata de juegos termino siendo bueno en ellos, creo que es mucho más fácil y, definitivamente, más divertido que cualquier cosa que tenga que ver con estudio y responsabilidades. – Era cierto que Yuu parecía no estar enganchado a la realidad y solía soltar estupideces que hacían que cualquiera reconsiderara si tenía cerebro o no pero… no era tonto ni retrasado. Era de esos que ni siquiera habría un libro pero aun así sus notas eran casi perfectas. Sabía ser educado cuando se requería y pensaba muy bien lo que quería y como obtenerlo. Ahora estaba metido en un lio que ni propio era, todo por su capricho adquirido. Sólo a él se le podía ocurrir involucrarse con el albino que deseaba ser rey. Para nada sabio pero no por eso menos divertido.

“Asco.” Pensó al sentir la hombría del chico frotarse contra parte de su cuerpo y especialmente contra su bien formado trasero. Ya sabía de qué iba, desde el inicio, fingía no darse cuenta pero bastaba un par de miradas para saber que sólo con la vista estaba siendo violado. Tendría ganas de vomitar si pensaba en ello. Realmente, ninguno de los tipos en el antro ese era de su gusto. Quizás el auto-proclamado Rey era atractivo pero le veía muy grande, quizás hasta debía doler hacerlo con él. No gracias, no de momento.

- Eh… claro, gracias por el consejo – Respondió con una sonrisa radiante sintiendo un tétrico escalofrío subir por su cuerpo al percatarse de aquel gesto para nada disimulado.

Y ya cuando estaba con el chico que despedía olor a alcohol respondía con naturalidad a tanta basura le dijera, todo de manera amistosa y sin preocupaciones muy grandes. Tanta estupidez soltaba como la que el otro comentaba, casi poniéndose a la par del ebrio.

Pero era de esperarse, cuando las sospechas sobre su procedencia crecieron terminaron sus tontas sonrisas. Era de esperarse. Sabía que la mayoría eran monos pero no podían ser tan idiotas, su culpa. Tarde o temprano iban a descubrir de donde venia incluso cuando su uniforme estaba tirado en casa.

Nuevamente, fingió no notar nada, pasando por alto, adrede, la maliciosa sonrisa que el peliazul tenia en el rostro. Hablando con él chico a su lado, tomando con firmeza la varilla de juego, aun tenía que seguir jugando o tenerlo en caso de tener que darle un uso distinto. Sin que su rostro lo delatara se concentro, su cuerpo se mantuvo alerta porque de ser necesario armaría una revuelta antes de largarse de ese basurero. El sexo con el albino no valía una paliza, definitivamente no lo valía. Si entraba en ansias iría y se metería con algunos de sus tantos pretendientes, porque de esos no le faltaban y varios se desenvolvían mejor en la cama que hablando.

“Bueno, lección aprendida. Dejar de hacer estupideces con los cuervos.” Pensó antes de echarle un bien disimulado vistazo a la puerta.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Sáb Dic 29, 2012 10:05 am

Ahora Zack observaba al Bufón con otra perspectiva. Así que un Riyuu, ¿eh? En realidad era una buena noticia, como un regalo caído del cielo. Él llevaba tiempo esperando que su camino se cruzara con una de esas sucias (aunque en este caso bonita) palomas. Necesitaba información y ese chico podría dársela. Zack apoyó sus brazos sobre el billar, justo al lado opuesto del rubio, y lo observó jugar detenidamente, sin perder aquella sonrisa que no presagiaba nada bueno. Otro de sus chicos se acercó para susurrarle algo al oído.

-Éste no estaba en la fábrica abandonada, Zack.

-Eso ya lo sé.- respondió el peliazul, pero ni apartó la vista de su presa ni se molestó en modular su voz. No le importaba que le escuchara.- Pero veo muy poco probable que no conozca a quien se considera líder de las palomas.

Sakamoto estaba con él. De hecho parecía bastante emocionado con la idea de sacarle información al Bufón; lo suficiente como para no importarle “actuar” antes si quiera de hacer las preguntas. Zack alargó una de sus manos, como deteniendo el avance del otro chico y llamándolo a la calma. Había más gente en el garito, y Satô, el camarero, los miraba con temor de lo que pudieran hacerle a su mobiliario. Zack no quería causarle problemas al camarero, o no volvería a dejarle usar la trastienda como picadero. Aún recordaba al “perro” que se había follado precisamente en aquel lugar.

Pero el peliazul no se dejó llevar por los recuerdos. Tenía algo más interesante justo frente a sus ojos. Al fin pudo ver las huellas del miedo en el más pequeño: la tensión en los hombros, la forma en la que agarraba con fuerza el palo de billar, los rápidos vistazos al entorno buscando desesperadamente una salida… Casi podía oír a su mente maquinar un plan imposible, pues no importaba qué hiciera eran siete contra uno. No iba a escapar. No había manera. La máscara de estúpida tranquilidad estaba a punto de caer.

-Voy a contarte una historia, Bufón.- comenzó con tono confiado, conciliador. Su sonrisa perenne se extendió a sus ojos azules, tiñéndolos de algo oscuro e inquietante.- Hace poco más de un mes un chico del Dokusei fue secuestrado por un grupo de Riyuus. Durante una semana lo tuvieron encerrado en una vieja fábrica a las afueras, y durante ese tiempo todos se divirtieron de lo lindo con él. Coincide que ese chico es huérfano y no tenía a nadie que lo echara de menos,- “salvo yo y esa putilla de Alois” se abstuvo de añadir. En la penumbra del bar Zack se veía cada vez más y más amenazante.- así que hasta que el líder de los Riyuus no decidió ponerse en contacto conmigo no había manera de encontrarlo. Querían que yo fuera solo allí, y así lo hice. Debían ser treinta o más contra uno.

-¡Y Zack se llevó por delante al menos a diez antes de que lograran reducirlo!- aportó Sakamoto, orgulloso de su líder.

-Como sea, al final mis chicos acudieron y rescatamos a nuestro compañero.- continuó Zack, ignorándolo.- Pero eso no fue suficiente, ¿no crees, Bufón? En el Dokusei impera la ley del más fuerte y el ciento por uno. Así que dime, Bufón, tú qué eres un chico listo… ¿Qué debería yo hacer ahora para estar a mano con ese jodido kitsune albino?

La amenaza implícita no podía pasar desapercibida. Los Dokusei se habían movido de forma que rodeaban al rubio, pero aún se mantenían a distancia. Y allí permanecerían hasta que Zack dijera lo contrario o el Bufón hiciera algo tan estúpido como tratar de huir.

-Dime Bufón, ¿qué harías tú en mi lugar?


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Miér Ene 02, 2013 9:38 pm

- Ooh~ Pues es una pregunta realmente difícil, después de todo, si no sientes aprecio por aquel chico no habría mucho que hacer. Si es por el contrario, quien sabe. En lo personal no haría nada, no soy de quienes disfrutan el andar metido en problemas.

Claro, su posición actual dejaba completamente en duda aquello. Sabía desde hace un rato el peligro que significaba seguir al peliazul y ahora se había tornado especialmente difícil. Y vaya sorpresa. El albino había comenzado a moverse por cuenta propia y él realmente no estaba enterado de aquel incidente y eso no le agradaba, odiaba no estar al día con información, porque después de todo lo más importante y valioso en el mundo era la información. Además, el albino estaba olvidando algo importante. Esto era una alianza entre dos iguales, no el sequito de un rey inexistente.

Sus posibilidades de hacerle frente a este grupo no eran menores pero tampoco suficientes. Si bien podría irse en contra de la mitad sin problema, la otra mitad podría bajarle más rápido de lo que él mismo quería creer. Huir, no era algo especialmente grato pero si una posibilidad de supervivencia mas grande. Claro que estaba complicado, muy complicado. Aun tenía el palo de billar entre sus manos, esa varilla no era letal pero si efectiva si se trataba de golpes precisos y gracias a los cielos, Yuuta no era de esos que golpeaban a lo tonto y loco, estaba entrenado para ser preciso y en el peor de los casos letal. Claro, estaba prohibido desde hace muchos años ese tipo de golpes y a prisión no quería ir por unos vagos pero al menos sabía que sin importar el resultado, ninguno de los presentes terminaría limpio. Incluso si solo se tratara de un arañón, lo llevarían como recuerdo suyo. Cosa de orgullo quizás, no caería sin hacer algo al respecto.

- En cuanto a ese Kitsune del que hablas – Continuó sin hacerse problemas, ni su expresión ni su tono de voz delataba el conocerle – Quizás deberías partirle el hocico a ese animal o en el peor de los casos arrancarle la piel y usarla de trofeo. Supongo que puedes jugar el papel del cazador. Claro que… en el peor de los casos el zorro podría rasgar tu cuello. – Respondió con una sutil sonrisa. El Resultado entre ambos “reyes” era lo que le había llevado a esto. Esa curiosidad descontrolada tan propia le había metido directo a la tormenta, solo para observar en primera fila como terminaría esta guerra.

Fue un movimiento innecesario, quizás agresivo, quizás idiota pero no pudo evitarlo. Dio una vuelta al palo de billar como si de un juego se tratara y al tomarlo con firmeza nuevamente, de manera rápida y considerablemente fuerte, le dio en la parte baja de la mandíbula al ebrio a su lado. Ese tipo de golpes traían consigo un efecto bastante divertido a su parecer. Parte desde simple dolor que se extiende a una semana o más y continua con efectos que sólo él y su maestro sabían dar de manera exacta; este golpe específico debilitaba las piernas de la víctima al punto de llevarlo a piso sin importar cuantas veces intentara ponerse de pie y en otros casos, quizás en este, causaba un desmayo. Cualquiera de los dos efectos, bastaba.

- Por cierto, mi nombre es Yuuta. No me agrada la idea de ser golpeado o pagar por los pecados de un zorro malnacido, si vas a hacerme algo, que sea algo que yo mismo haya buscado. – Sonrió con una dulzura fuera de lugar, muy poco acorde al tipo de situación en la que estaban, pero así era Yuuta…. Nada de él se parecía a lo que el común de las personas harían, él era completamente distinto a lo que el sentido común dictaba. – Por cierto…. – Le miró con tranquilidad para comenzar a aplaudir sin mucho esfuerzo – Increíble hazaña, ir directo a la trampa para salvar a un amigo, pocos serían capaces de meterse en la boca del lobo o zorro en este caso. – Era increíblemente obvio de donde venia toda esta historia de héroes. El rey no salvaría a cualquier plebeyo, ese chico debía ser muy especial como para ir directo a las garras de Ichi-wan.

Y bueno, su tumba la había cavado desde hace un tiempo, el sólo patear la lata en la calle había sido el inicio.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Jue Ene 03, 2013 3:11 am

Zack estaba casi orgulloso del rubio. Tenía cojones. Y los tenía bien puestos. A pesar de que estaba rodeado y ya nadie ocultaba la amenaza que eso suponía, el Riyuu mantenía la compostura y lo único que lo delataba eran sus nudillos blancos por agarrar con tanta fuerza el palo de billar. ¿Creería que eso le serviría para escapar? Pobre iluso…

-El hocico ya se lo partí aquel día. Pero me gusta la idea de la piel…- convino con una sonrisa lobuna. No sabía si el chico lo decía de broma o en serio, pero desde luego Zack Fleischer era un cazador, un carnívoro… No por nada su apellido significaba “el hijo del carnicero”.- También es cierto que él intentó “rasgarme el cuello”. No fue nada cómodo acabar en el hospital, ¿sabes? La jodida rodilla aún me duele. Pero, cuando yo acabe con él más que un hospital va a necesitar un jodido cirujano plástico para que le arregle el desastre que le voy a hacer en su estúpida cara sonriente.

Zack estaba a punto de dar la señal de ataque, pero el Bufón fue más rápido. Con un rápido, ágil y estético movimiento del palo de billar lanzó al suelo a uno de los suyos antes de que a éste le diera tiempo si quiera a verlo. Mientras el chico se retorcía de dolor en el suelo y el Bufón recuperaba la posición defensiva, Zack se echó a reír escandalosamente. Tenían encima la atención de todo el bar, y el camarero los miraba con una mezcla de horror y advertencia silenciosa.

-¿Yuuta, eh? Tienes huevos Yuu-chan, y eso me gusta. Muy bien, entonces danos motivos para que todo sea más “justo”.- hizo entonces un gesto con la mano de avance y todo empezó. Lentamente, poniendo mucho cuidado en no ser sorprendidos por el palo del chico, los cinco tipos restantes empezaron a acercar a Yuuta.- Solo quiero información, Yuu-chan. ¿Por qué no dejas ese palo y te vienes de buenas con nosotros? Si eres un chico bueno y me dices todo lo que quiero saber no te pasará nada malo ni desagradable. No lo hagas más complicado, ¿sí?- dijo el peliazul sin dejar de sonreír como si aquella situación fuera del todo natural.

Pero claro, nadie esperaba que Yuuta se entregara tranquilamente. Con un arma de largo alcance en principio el rubio estaba en ventaja y lo demostró sobradamente. Pero eran demasiados para él, solo era cuestión de tiempo. Cuando Zack se hartó de ver a sus chicos recibir tomó la bola negra y la sopesó, lanzándola un par de veces antes de recogerla de nuevo en su gran mano. Se fijó en ese momento que Sakamoto y otro chico estaban tratando de bloquear los golpes del palo con sus brazos y así poder avanzar, y decidió echarles una mano. Echando el cuerpo hacia atrás como si de un lanzador de béisbol profesional se tratara lanzó la bola directa al estómago de Yuuta, con una fuerza tal que fácilmente lo dejaría sin aliento (y con un bonito y redondeado moratón al día siguiente). Si le daba el dolor le haría bajar la guardia, si no soltar el palo, y Sakamoto se ocuparía gustosamente de reducirlo.

-Voy a decirte algo, Yuu-chan. El chico en cuestión es un gran amigo mío, pero haría lo mismo por cualquiera de los aquí presentes. Es más, hasta por ti lo haría mañana si juraras hoy pertenecer a mi banda. Porque yo no soy como ese maldito zorro a quien todos siguen por miedo. Yo no quiero una banda de cobardes: aquí somos colegas. Y lo que le haces a uno de los míos, es como si me lo hicieras a mí. Así que mejor sé un buen chico y no me obligues a hacerte más daño del estrictamente necesario, ¿sí?


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Jue Ene 03, 2013 4:20 pm

- Te daré los motivos que necesites, no tengo más opción. Porque… rendirme ante los cuervos no es una opción – Contestó con un tono peculiarmente suave y acompañado de una picara sonrisa. Por instantes pensó en la cara de espanto que su nana tendría al llegar y el castigo que recibiría por meterse en otra pelea. Adiós play~

Todo siguió muy rápido, tanto como solían ser sus peleas en los torneos a los que el sensei le llevaba, esos torneos aburridos que detestaba, porque luchar siempre regido por todas y cada una de las reglas era muy aburrido. Era una de las pocas experiencias que le tocaba llevar contra más de tres oponentes a la vez, si bien le estaba “yendo bien” no era suficiente para asegurar el irse ileso.

Sinceramente, le hubiese agradado ver la cara del albino luego de que el gorila le hubiese puesto las manos encima. Debió ser de lo más divertido y él se lo había perdido. Pero algo tenía más que claro, si todo esto inicio por culpa de sus planes y a esto le agregaban el no haberle informado nada, haría que de alguna forma Gin se arrepintiera. Tenía demasiado orgullo como para sentirse por debajo de alguien y ya había dado su advertencia la primera vez. Ordenes no seguía, jefes no tenia e Ichi-tan no sería nunca la excepción.

- Lo siento, Zack-tan, no poseo información que pueda serte útil. Hasta ahora no me he tomado la molestia de estudiar sobre la fauna de la ciudad – Contestó con los pies firmes, sin perder de vista a cada uno de los sujetos que le rodeaba, dando los golpes necesarios para mantenerlos alejados. Era curioso como esa sonrisa estúpida que solía llevar en el rostro desaparecía mientras más se concentraba en esa lucha. Sin querer aceptarlo había nacido para esto, para estar en el centro de las batallas, sintiendo la adrenalina que significa el dar y recibir golpes. Por eso practicaba Kyokushin. – Pero, sabes, existen otros medios, quizás los mismos yakuzas podrían ayudarte si lames sus pies o algo parecido.

Además, quien le aseguraba que el cantar como cigarra le serviría para salir ileso; estaba escrito en sus rostros que no podría salir sin un golpe y pasó. Este garrafal error, el despreocuparse de cada uno de sus enemigos lo condeno con un solo golpe. Claro, Yuuta no había perdido de vista a los chicos que le rodeaban y se las había ingeniado para esquivar golpes y mantenerlos lejos dándoles unos cuantos con la punta del palo pero recibió de lleno aquella bola en el estomago. No soltó el palo pero se vio obligado a inclinarse. La mierda dolía mas que las patadas que el maestro le daba y lo peor… ¡Le dejaría una puta marca!

Su tonto descuido le llevo a piso, Sakamoto se había aprovechado de su descuido para ser quien le bajara al fin. Gruño por lo bajo retomando el aire perdido por el golpe, ahora seria mas difícil librarse y lo peor… estaba a la merced de cualquier golpe.

- Lo siento Zack-wanwan, mi padre me mataría si se me ocurriese unirme a los cuervos. Es cosa de familia el entrar a Riyu y destacar o algo así. Y, por cierto, me impresiona la preocupación que puedes demostrar por quienes son tus aliados, hasta ahora sólo pensaba que los cuervos solo eran aves de rapiña dispuestas a pisar a todos con tal de llegar a la dichosa cima. Supongo que no todo el mundo es lo que parece o algo así.

No tenía nada que decir sobre Ichi-puu. Andar de soplón no era lo suyo y sin premios no había porque entregar información al resto, así de simple.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Ene 13, 2013 9:12 am

La pelota dio de lleno en su objetivo. Strike tres y eliminado. Sakamoto no perdió la oportunidad de lanzarse sobre él y tirarlo de cara contra el suelo. Cuando Zack se acercó a ellos el otro cuervo sostenía un brazo de Yuuta dolorosamente contra su espalda y estaba sentado a horcajadas sobre sus muslos, lo que dejaba a la pequeña paloma bastante imposibilitada de movimientos… Lástima que no ocurriera lo mismo con su lengua. Varios de los chicos de Zack rieron por su descaro, otros simplemente se cabrearon. El peliazul los observó a todos ellos, evaluando sus niveles de excitación tras la pelea. No había nada más difícil que controlar a alguien cuando tiene un subidón de adrenalina (o de mala leche por unos cuantos golpes bien certeros con un palo). Yuuta se había defendido bien, pero estaba condenado desde el principio. “Tan condenado como estuvo Gilbert entre decenas de palomas” pensó Zack, y su ceño se frunció, oscureciéndose su mirada al mismo tiempo.

-Te pierde la bocaza, Bufón. No creas que he dejado de ser un “cuervo”, solo dirijo mis esfuerzos hacia aquellos que los merecen. Como por ejemplo ese jefe vuestro, el kitsune.- Zack dio entonces una orden con la mano y todos se prepararon para salir de allí. Sakamoto se encargó de levantar a Yuuta sin soltar su agarre, y otro chico fue a ayudarle a mantenerlo retenido. Sabían que Zack no les habría permitido que le perdieran.- Si trata de huir romperle los brazos.- ordenó con sequedad, y el rubio debió sentir como sus dos brazos eran estirados un poco más hacia arriba, contra su espalda, como signo de que habían entendido la orden.- Nos largamos de aquí. ¿Ves Satô?- alzó entonces la voz, dirigiéndose hacia el camarero.- Nos vamos, y sin romper nada. Para que luego digas.

Con una sonrisa grande, lobuna, Zack tomó la delantera frente a su “tropa” hacia la salida trasera. Cuando Sakamoto se dio cuenta de que ya no podía verlo ni oírlo no se privó de darle un buen apretón al trasero de Yuuta, manoseándolo a placer.

-Vas a cantar, puta, o te vas a arrepentir pero bien.- le dijo al oído, amenazador.- Ya has oído a Zack, ¿no? Ciento por uno. Imagina cuantas veces tuvieron tiempo tus compañeros de violar a Gilbert en siete días.

Por supuesto Zack no les dejaría hacerlo, pero eso era algo que Yuuta no podía saber. Finalmente todos se pusieron en marcha y salieron del local hacia un callejón estrecho, oscuro y mugriento. Capitaneados por el peliazul los cuervos se dirigían hacia su base secreta, el bajo de un edificio a medio construir, abandonado por algún promotor a quien la explosión de la burbuja inmobiliaria pilló con la guardia baja. Una vez estuvieran allí nadie los molestaría… Y a Zack le encantaba la idea del miedo que eso podría despertar en su pequeño Bufón. Con suerte se le pasaría rápido esa tontería de no querer cooperar.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Ene 14, 2013 3:56 pm

- Primero, el zorro no es más que un auto-proclamado líder, no hay nada legal, hay varios de esos en todo el instituto, claro que son pocos los que de verdad destacan e inspiran algo de confianza. Es lo mismo en tu caso, ¿No, Zack-pin?

Estar en el piso con el gigantón de Sakamoto encima no significaba que solo se quedaría callado, si bien, estaba con un alto porcentaje de perdida encima no dejaría de ser él. Era claro que se llevaría la paliza de su vida o peor aun pero no cambiaba nada. Quizás si hubiese sabido del secuestro del pajarraco hubiese estado más atento a sus movimientos… pero como saberlo si Gin no se había contactado, podría haber pasado un huracán y aun así no se habría enterado. Y como le molestada no estar informado. Soltó un leve “ouch” cuando fue levantado y tomado con fuerza, sabía que sería capaz de arrancarle los brazos si se pasaba de listo, no le quedaba más que seguirlos, de momento no había nada más que pudiese hacer.

- Adios, Satô-san~ - Se despidió con una sonrisa dulzona para nada apropiada a la situación en la que se encontraba. Modales no le faltaría y a pesar de ser un antro más el hombre tras la barra no era el culpable de lo que sucedía. Sólo existían dos culpables, él mismo al ser tan confianzudo y poco precavido… y Gin. – ¡Oi! No me manosees demasiado, harás que me desgaste – Comentó alzando una ceja al sentir el apretón en su parte trasera.

¿Violar?... Dirigió su mirada a los alrededores, haciendo un mapa mental del lugar, no iba a huir pero debía saber en donde se encontraba como irse y como llegar, quien sabe si seria información útil. Mientras su mente asimilaba el lugar a las calles que tan bien conocía pensaba en las últimas palabras de Sakamoto. Se preguntó cuantas son las posibilidades de violar a alguien que pierde ese concepto entre banalidades del mundo. Yuuta era especial, no podía imaginar si gritaría por asco o de placer, era un cerdo cuando se trataba de estas cosas y un idiota para reconocer lo que se tacha de malo o bueno, por eso andaba metido en líos todo el tiempo, él mismo podía tacharse de neutral.

Observó aquel a medio hacer y deteriorado edificio. Se notaba que incluso sus gritos no regresarían a la calle y que podría ser su fin. Suspiro pesadamente, esto era un cacho y su preocupación más grande era saber si saldría muy moreteado, si tardaría mucho y la tunda que su nana le daría por andar en líos tontos otra vez.

- Tengo una pregunta, ¿Harás lo mismo que ese dichoso zorro? – Encuesto con una rara tranquilidad, comenzaba a asumir su destino, pensando en las leves posibilidades. Maquinando en todo momento algo que le llevara a la libertad una vez más - ¿Crees que ese chico vendría por mi o por alguien de todo el instituto? Yo lo dudo, no es como tú, seguramente dejaría morir a su suerte a cada mamífero que cayese en la trampa del lobo.

“Suerte con eso”. Murmuró suave, viendo el lugar. No sabía si podría guardar la compostura mucho tiempo, era impredecible la mayoría de las veces, según avanzara el tiempo podría alterarse y en el peor de los casos aterrarse. Era la primera vez en una situación así.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Mar Ene 15, 2013 7:10 am

-No, no es lo mismo. Yo soy el Rey del Dokusei hasta que alguien venga a decir lo contrario venciéndome, cosa que aún no ha pasado. Siento desilusionarte.- le respondió el peliazul con una sonrisa sardónica y prepotente.

Ya había cerrado a golpes las bocas de algunos que se habían atrevido a proclamarse “reyes”, y seguiría haciéndolo hasta que todo el instituto le reconociera como tal. Cada vez que llegaba a sus oídos que alguien pretendía quitarle el puesto iba directamente a su encuentro, sin preámbulos ni avisos. Aún así sabía que no era técnicamente el Rey, pues no lo sería mientras hubiera alguien más fuerte que él en el instituto… pero si esas personas pasaban de dar la cara no era su problema. Ya los enfrentaría (y ganaría) cuando llegara el momento.

Se pusieron en marcha y entre Sakamoto y el otro chico sacaron a Yuu de allí. El primero rió malignamente por la respuesta del Riyuu.

-Tranquilo palomita, cuando empecemos a desgastarte, lo notarás.- se inclinó para hablarle al oído, lo que le daba a sus palabras un toque mucho más amenazante.- Tu culo nunca volverá a ser el mismo~.

Sakamoto realmente disfrutaba con la idea de aterrorizar al rubio, y realmente tenía la intención (o al menos el deseo) de cumplir su amenaza. Sin embargo el miedo que le inspiraba una posible represalia por parte de Zack lo mantendría quietecito mientras su jefe no dijera lo contrario… o no estuviera delante. Zack Fleischer no quería cobardes ni gilipollas en sus filas, pero nunca había sido lo suficientemente espabilado como para leer a través de la gente sus intenciones o su forma de ser.

Ante la pregunta de Yuuta, Zack se detuvo en la entrada del edificio, girándose a él con la misma sonrisa confiada de antes. Estaba claro que tenía el control total de la situación y lo sabía.

-Comprobaremos de primera mano si viene o no y saldremos de dudas. Pero en realidad me importa una puta mierda si viene o no porque yo no quiero emboscarle como hizo él conmigo. Sé que no vendría solo, no tiene los cojones para hacerlo…- aunque, ¿quién sabía? Lo mismo el zorro los sorprendía a todos.- Lo que yo quiero es saber cosas sobre él, y después lo retaré a enfrentarse a mí como hacen los verdaderos hombres: en un uno contra uno. Frente a todo tu maldito instituto para que quede bien claro quién es el mejor. ¿Te gusta mi plan?

Sin esperar su respuesta se adentraron en el edificio, bajando por unas estrechas y llenas de polvo escaleras hasta el sótano. Éste era enorme y estaba surcado por columnas aquí y allá, lo que hacía pensar que la zona había estado diseñada para ser el garaje del edificio. Estaba vacío en su mayoría (sin contar algunos restos de materiales de obra abandonados aquí y allá) salvo por un pequeño rincón. Allí había sofás y sillas, una mesa y hasta electricidad gracias a un generador que a saber de dónde habían robado. Las paredes estaban llenas de grafittis, había una diana para jugar a dardos y todo el suelo estaba cubierto de polvo, latas de cerveza vacías y colillas de cigarros. Puede que incluso encontraras el precinto de algún preservativo si te fijabas bien… Los Dokusei no se destacaban por ser demasiado limpios. Zack fue directo a unas cajas que habían en un rincón y sacó un par de abrazaderas de plástico (que quizás los de la constructora habían usado para empaquetar cosas, y que a ellos les venían de perlas). Se las lanzó a Sakamoto.

-Atadle las muñecas detrás de esa columna de allí. Yuu-chan ha demostrado ser bastante hábil y no queremos que se vaya a casa antes de tiempo, ¿verdad?- las sonrisas cómplices se extendieron entre todos los presentes.

Arrastraron a Yuuta hacia la columna más cercana, que quedaba frente al pequeño campamento y tenía enganchada la diana. Sakamoto pateó la parte trasera de las rodillas del chico para hacerle perder el equilibrio y así poder atarlo quedando sentado sobre el mugriento suelo. Mientras Sakamoto se aseguraba de que sus brazos quedaran perfectamente inmovilizados hacia atrás con las tiras de plástico, el otro chico se había sentado sobre sus piernas para asegurarse de que no trataba de ponérselo difícil a su compañero.

-Mira chico,- le dijo con tono conciliador mientras, casi susurrando. Era pelirrojo y, comparado con los otros seis (Zack incluído) era el que daba menos miedo.- será mejor que hables cuanto antes y le digas a Zack lo que quiere saber. Si lo haces probablemente te deje salir de aquí solo con el susto en el cuerpo. Pero si sigues empeñado en fingir que no sabes nada vas a acabar deseando no haber nacido.

Sonaba a consejo sincero pero era decisión de Yuuta aceptarlo o no. Lo cierto era que la situación estaba ya totalmente fuera de sus manos.

Spoiler:


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Ene 15, 2013 4:43 pm

- Si eres el Rey debiste seguir esa extraña tradición que tienen los cuervos, ¿No? Creo que es lo que más me intriga de ustedes. Cuando apenas era un crio uno de los socios de mi padre me hablo de ello. – Hablaba con naturalidad como si olvidase por instantes su situación – Tu nombre está escrito en la azotea del instituto sobre los nombres de reyes anteriores, ¿No? Debe ser emocionante saber que sólo se necesita un pedazo de pared y pintura para recordarle a todo un instituto quien lo domina.

Parecía emocionado con la historia, escuchó de unos de los reyes que hace unos años se atrevió a tomar por la fuerza esa pared y que poco a poco fue dominando a los pajarracos. El socio de su padre, un yakuza con buenos lazos, había sido testigo de semejante crecimiento y tal fue la emoción con la que hablo de esa historia que provoco que Yuu quisiera verlo de primera mano pero… era imposible, alguien de Riyu no podía solo colarse y creer que saldría triunfante y él no era tan idiota.

- Si no me dejas como vegetal o algo así, ¿Podrías mostrármelo? De verdad debe ser genial poder verlo – Comentó con tranquilidad antes de mirar a Sakamoto como si sus palabras fueran erróneas – Sakamoto-chin, de verdad, lo nuestro no funcionaria, no eres mi tipo – Agrego con una sonrisa conciliadora, sabía que algo así podría pasarle, después de todo lo mismo había tenido que pasar el cuervo secuestrado. Claro que al contrario del huérfano, bastaba un par de horas sin comunicarse con su nana para que comenzaran a buscarle. De ahí a encontrarle era otra cosa, quizás el más grande de los problemas.

“Estoy muerto”. Pensó sin muchas preocupaciones. No tenía ni la más mínima confianza en que el peliblanco movería un dedo para buscarle. Ese juego de “esposos” no era más que eso y la excusa para cumplir con ciertos deberes, al menos era su excusa para el sexo. No la necesitaba pero en medio de juegos acudía a esas cosas sonsas, sólo en busca de mayor diversión.

- Es un buen plan, creo. Yo que tu, llevo escolta, por mucha paliza que le des nada podría asegurar que el resto no intentaría patearte solo por la adrenalina. – Yuuta miraba el interior del edificio a medida que iban adentrándose, era un sitio lleno de polvo de meses o más, además aun tenía los restos de materia prima. Realmente era un buen sitio para hacer fechorías o solo reunirse a detallar planes y quien sabe que más, ganas de investigar más no tenia, sus prioridades eran otras a pesar de sufrir momentos de distracción.

Incluso cuando estaba siendo atado no se molesto en hacer problemas (Pasando por alto el golpe en sus rodillas), solo se limitaba a observar el lugar, cada detalle de aquel edificio, memorizándolo completamente, cada objeto, cada mierda esparcida en el piso. Además, memorizaba la cara de los tres hombres: Zack, Sakamoto y el tercero sobre sus piernas. Quién sabe si a futuro necesitaría recordar sus rostros o parte de sus nombres, sin importar el motivo, su memoria lo archivaba todo, así como los juegos a los que estaba acostumbrado.

Miró al pelirrojo, mucho menos intimidante que el líder. Fue un tanto sorprendente oír ese tipo de tono de voz salir de uno de los cuervos. Ciertamente estaba entregándole un muy buen consejo, algo que podría salvarle el culo de sobre manera, pero Yuuta era imbécil de naturaleza, sabía que saldría mal de esto pero tenía demasiado orgullo encima. Takekawa era un apellido reconocido entre mafiosos debido al tipo de negocio que llevaba su padre. La coartada era una empresa prestamista que de alguna manera se había ganado un buen nombre a nivel nacional por sus bajos intereses y sus facilidades a la hora del préstamo. Nada mal pero como todo lo bueno tenía sus detallitos. Era la fachada para un grupo criminal. Sí, los préstamos entregaban mucho dinero a la familia y el cobrarlos era sencillo, bastaba un primer susto para darle a entender a los morosos que con ellos no se jugaba. Por lo demás, socio de contrabandistas dueños de la ciudad, amos de grandes cantidades de información, era una organización que sabia como sostenerse sin levantar sospechas.

- Gracias – Susurró al pelirrojo con una sonrisa sutil en el rostro – pero… no hay anda que yo les pueda decir. De mi no obtendrán información que sea de utilidad, lo siento.

Era su condena, su orgullo por delante. Suspiró. Y él creía que sería divertido participar en la guerra, debió quedarse observando cómo planeó al inicio.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Jue Ene 31, 2013 1:40 pm

Cuando Zack escuchó la referencia a la azotea del Dokusei no respondió. Conocía la tradición, tan antigua como el instituto. Aquella pared era un entramado de grafitis, con nombres y amenazas escritas y sobrescritas, como si solo el último en pintarla pudiera ser el vencedor… Y de hecho así era. Y no, el nombre de Zack no estaba allí. Podría haber subido y garabatearlo pero no le había dado la gana. ¿Por qué, cuando se le llenaba la boca proclamando que él era el Rey? Porque hasta él sabía que eso no era verdad. Cierto que actualmente solo él reclamaba el título, pero aún le quedaban algunas clases por someter, gente que todavía se negaba a reconocerle como tal… Y hasta que no arreglara ese problema no podía dejar su nombre allí escrito. Él no sería un falso rey: el sería un rey de verdad, con todas las letras. Y, como no hay rey sin pueblo, no hay rey sin reino que defender de las fuerzas enemigas.

Pero claro, no tenía intención de discutir todo esto con Yuuta. Las palomas debían haberlos como un grupo fuerte y organizado, no tenían porqué saber de sus disputas internas.

Se carcajeó abiertamente por tan ilógica petición de alguien que estaba a punto de recibir la paliza de su vida. Pero cuando Yuu se burló de Sakamoto la carcajada se volvió mucho mayor, rebotando por las paredes vacías del garaje y coreada por las risas del resto de cuervos. El único que no reía era Sakamoto, quién solo apretó más fuerte las esposas de Yuuta hasta que se clavaron en su carne. Los chicos comenzaron a ponerse cómodos entre los mugrientos sofás y Zack se encendió un cigarrillo, dándolo una larga calada. Vio que Yukimura, el pelirrojo, intercambiaba unas palabras con el Riyu, pero no pudo escucharlas. Tampoco importaba.

-Bien Bufón, centrémonos en lo importante. Tú olvídate de si las palomas van a tratar de joderme o no y concéntrate en responder a mis preguntas.- Zack se acercó hacia él y Sakamoto y Yukimura se apartaron, sentándose con los demás. El peliazul se acuclilló frente al rubio y dio una nueva calada a su cigarro, expulsando el humo frente al chico.- Bien, voy a explicarte cómo va a ir esto, Yuu-chan. Yo voy a hacer una pregunta y tú me la vas a contestar. Si no lo haces voy a golpearte. Si no contestas después de que te golpee entonces voy a volver a golpearte más fuerte. ¿Fácil verdad? Pero si no me contestas a la tercera vez que te lo pregunte entonces voy a coger esto,- alzó el cigarrillo.- y lo voy a apagar en tu bonita y blanca piel. Sería una pena dejar esta cara tan linda llena de cicatrices de quemaduras, ¿verdad?- tomó el rostro del otro con su mano, por la mandíbula, y lo giró a un lado y a otro, como evaluando que ciertamente era un rostro lindo. Luego lo soltó y le dio otra calada al cigarrillo.- Bien, vamos a empezar. Dime Yuuta, ¿cómo se llama ese estudiante del Riyu que dice ser el Rey de las palomas? Ese albino con cara de zorro, seguro que te suena del instituto.

Zack no parecía estar yendo de farol. Si Yuuta se empeñaba en cubrirle las espaldas al albino las cosas se iban a poner realmente mal...


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Feb 05, 2013 7:28 pm

Para su desgracia no obtuvo una respuesta a sus dudas. Confirmó una de sus sospechas. Zack era, literalmente, un auto-proclamado Rey de Dokusei; eso quiera decir que aún le quedaba trabajo por hacer para ser reconocido en su totalidad como el famoso Rey de Dokusei, siendo así, aun no era el rival para su instituto. Claro, lo más probable es que pronto lo consiguiera, después de todo le daba esa impresión pero como todo en la vida, nada está escrito, era cosa de darle tiempo y observarle. Parecía que se le daba bien no solo en peleas, también poseía un buen control sobre quienes le seguían porque hasta se había largado a reír de Sakamoto, al que poco antes había rechazado de manera burlona y este ni pio había soltado. Ese apretón en las muñecas no tuvo significado alguno para el rubio que apenas observaba al responsable. Estaba más preocupado de observar al peliazul, ahora era personal, deseaba aprender un poco mas de ese chico por gusto propio, porque continuaba pensando que la información era fundamental en el mundo.

Aspiro un poco del humo que hace nada había liberado el mayor, había algo en todo ese tabaco que le gusta demasiado. No entendía porque pero desde pequeño tenía ese raro gusto por el olor a cigarrillo, quizás eso mismo influía cuando buscaba a sus amantes, prefería aquellos que estaban inundados en esta fragancia tan agradable para alguien como él. Y aunque su rostro no lo reflejaba, escuchaba de manera atenta cada una de las palabras que salían de los labios de Zack.

- Es un plan algo agresivo para con quien información no tiene – Respondió con tranquilidad luego de la clara advertencia. Sip, se le venía cada vez peor y lo que rebalsaba aquí eran las posibles quemaduras que tardarían una vida en curar. Bueno, para eso existían las cirugías, ¿no?

Dejo que el mayor observara su rostro a gusto, no podía negarse mucho, después de todo estaba amarrado y acorralado en ese agujero.

- Me pregunto… - Contestó mientras entre cerraba los ojos pensando en el nombre del dichoso zorro – Nosotros no tenemos un Rey aun, hay un par buscando ese puesto pero sus nombres… ¿Cómo eran? – Se preguntó ladeando levemente la cabeza, buscando aquella respuesta. Por supuesto la conocía pero el sólo soltarla le volvería un soplón y esos no eran buenos en ninguna parte que no fuera de incognito – Uhm… Ta… Take…. Taku… Tai… No, no, con era con T… ¿O sí? – Parecía inserto en un mundo propio, solo como fachada. ¿Y ahora qué? Sabía perfectamente que el mayor no dudaría en darle la paliza de su vida solo por esas respuestas. – No era algo como Sakuya… - Murmuró bajo, cuestionándoselo.

Y aunque no parecía por sus expresiones estaba preparado para tragarse el primer golpe. Tenía que pensar cómo salir de ahí o rezarle a quien sabe quien para que su nana se diera cuenta que no parecía llegar a casa pronto.

Oh… mataría a Gin cuando lo encontrase. No saldría sano e impoluto en esta ocasión. Si estaba en este triste agujero era culpa de sus malos planes a medias y ese afán de creerse el rey del mundo, además de su molesto silencio. Si tan solo le hubiese dicho de que iba se las hubiese traído con más cuidado pero no, se comió su jugarreta por cuenta propia.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Mar 08, 2013 5:39 am

Yuuta parecía feliz con el humo en la cara, incluso se empeñaba en seguir yendo de graciosillo aún cuando tenía la soga al cuello. Y todas estas cosas podrían haber enfurecido a otro, pero a Zack le hacían mucha gracia (al menos aquel día, que estaba de buen humor). Le observó debatir consigo mismo el nombre del dichoso rey de las palomas, sin llegar a ninguna conclusión al parecer. Zack mientras seguía fumando tranquilamente, y sus chicos observando desde la distancia, entretenidos. Cuando Yuuta dejó de balbucear cosas sin sentido el peliazul cogió el cigarrillo de sus labios con la mano izquierda y le asestó un puñetazo en el vientre con la derecha. No fue un golpe de advertencia, ni si quiera uno suavizado por ser el primero: fue un puñetazo en toda regla, con fuerza. Rápido, doloroso y contundente. Después Zack volvió a agarrar el cigarrillo con la diestra y darle una nueva calada.

-Bien, vamos con la segunda oportunidad, Yuu-chan.- le dijo aún con tono afable, incluso sonriendo de esa forma tan suya que parecía un lobo enseñando los colmillos.- ¿Cómo se llama ese tipo?

Los chicos de Zack cuchicheaban y reían entre ellos. Parecían estar muy seguros de que el Bufón acabaría confesando y algunos incluso esperaban que tardara mucho para así tener un buen rato de diversión. Ver a su líder interrogando a alguien siempre les resultaba entretenido a aquellas bestias. El único que parecía no estarse divirtiendo era el pelirrojo, que se esforzaba por conseguir que la mirada de Yuuta se posara en la suya para trasmitirle de nuevo su mensaje: confiesa, habla. Zack empezaba a pensar que el bufón era estúpidamente leal a aquel peliblanco. Pero, si era así, ¿por qué Yuuta no había estado aquel día en la fábrica con las demás palomas? ¿Por qué ese chico no se había inmiscuido en el tema del ataque a Gilbert? Aunque, bien pensado, quizás si lo estaba pero por casualidad no habían coincidido en la fábrica… No importaba, tarde o temprano se lo sacaría todo.

-Recuerda Yuu-chan: el siguiente golpe será más fuerte. Y después…- no hacía falta que lo dijera, por la forma en la que agarraba el cigarrillo ante los ojos del rubio era bastante obvia la indirecta.

Spoiler:
Perdona el retraso DDD: Últimamente no consigo ponerme en la piel de Zack, estoy perdiendo su toque ;_; (?)


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Takekawa Yuuta el Sáb Mar 09, 2013 2:08 am

Dios... Ese golpe había sido tan certero que había dolido bastante, agradeció a los dioses que sus entrenamientos para fortalecer el cuerpo fueran constantes golpes de su sensei. Soltó un largo quejido tratando de inclinarse en vano. Esto seria largo y lo peor es que saldría lleno de moretones y heridas varias sin un premio. Por un par de segundos sintió que le faltaba el aire, quien diría que el experimentar en persona la fuerza de ese auto-proclamado rey de verdad era tan fuerte.

- Sabes... - Soltó con la cabeza baja, sin mostrar la expresión de su rostro - Debes ser muy fuerte, más de lo que creí, me gusta pero... - Alzó el rostro sonriendo de forma altanera - La fuerza no es suficiente para gobernar. No importa a donde vayas, si solo te fías de fuerza, pierdes. ¿Entiendes lo que quiero decir, Zack-chichi? - Claramente estaba insinuando que no le consideraba listo, de forma sutil. - No tienes pruebas de que conozco a dicho Rey, esto no es mas que una perdida de tiempo... Puedes seguir golpeándome, el chico zorro que nombras no vendrá y no hay información que pueda darte y que sea útil. Voy en tercer año, conocí a cuanto imbécil se ha hecho llamar Rey por rumores y solo recuerdo a medias sus caras. Todos son basura a mis ojos, nada que valga la pena recordar mas de un día. Entonces, tomándome como lo hicieron con tu amigo terminaras de regreso al inicio de tu búsqueda.

No era el defender a Gin, no estaba interesado en cubrir su espalda cada vez que se metiera en sus líos pero era un chico orgulloso y andar de soplón no le venia, en lo absoluto. Gracias a sus expresiones de distraído y quizás hasta fuera de este mundo había podido quitarse tanto quiso de encima, ahora, cuando estaba en líos de verdad, todo se le estaba viniendo encima.

- Por favor, golpea. No sé su nombre, ni idea de quien me hablas y, hablando con sinceridad, si lo supiera creo que no te lo diría. Sakamoto-chan me ha tocado el culo, es una ofensa nivel Dios - Soltó con jubilo alzando el rostro. Ya tenia asumido que saldría de ese lugar sólo si le plantaban una paliza inolvidable antes.

Miró de reojo al pelirrojo y le obsequio una dulce sonrisa, nada acorde a la situación. Quizás una forma conciliadora de decir "Es mi responsabilidad, no te preocupes", el no era mas que otro perro fiel del peliazul, no tenia que preocuparse de las victimas a las que golpearan, solo le haría vulnerable cuando el tiempo pasara.

- Ya que estamos entre palabras y golpes, cuéntame, ¿Como esta tu amigo? ¿Logró recuperarse? - No era una pregunta con malas intenciones, más bien sintió pena por el chico, quizás otra de las tantas victimas que este revuelo del Rey tendría.



Spoiler:
Linda xD No te preocupes, a veces pasa, tengo ese lío en dos foros xDD no logro adecuarme al pj como me gustaría :c! Pero, pero, tu tranquila, no hay presiones <3



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

MENSAJE : 229
Localización : - Se distrae -

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Trabajo Pesado [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.