Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario


Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Lun Abr 23, 2012 9:19 am

Zack fue despertando muy lentamente. Una maravillosa sensación de calidez y comodidad le embargaban, haciéndole desear quedarse allí mismo, sin moverse, para siempre. Aquella noche había dormido plácida y profundamente, del tirón, como hacía tiempo no hacía. Ahora los rayos de sol se filtraban por la cortina y le acariciaban la piel, algo que fue de lo más agradable hasta que alcanzaron sus ojos… Zack los cerró con más fuerza, frunciendo el sueño, pero los rayos no parecieron amedrentarse y siguieron incordiándolo. Aquello logró arrancarlo de los brazos de Morfeo lenta pero inexorablemente.

Abrió los ojos perezosamente y parpadeó unas cuantas veces para aclarar su visión. Lo primero que encontró fue una mancha rosa justo debajo de su barbilla. Unos veinte segundos después pudo activar las rutas sinápticas necesarias para comprender que se trataba del cabello de Tsuya y que, bajo ese cabello, estaba el resto de Tsuya, dormido entre sus brazos. No recordaba haberlo visto o sentido si quiera tumbarse al lado suyo, mucho menos el momento en el que ambos habían terminado abrazados en un lío de piernas y brazos. Su propio brazo derecho descansaba sobre la cintura del menor y el izquierdo se había convertido en una cómoda almohada para el chico. Tsuya tenía sus manos juntas y pegadas al pecho de Zack, y la forma en la que se había aovillado en busca del calor del mayor hacía pensar en un gatito durmiendo… Un gatito con un rostro de ángel. Las pestañas del chico eran largas y tupidas, como las de una chica, y sus labios entreabiertos llamaban a ser besados. El brazo que lo cubría podía sentir la calidez que desprendía su piel bajo el pijama y la delicada curva que su cintura dibujaba.

Todas estas apreciaciones y pensamientos fueron llegando lentamente a la perezosa mente del alemán mientras se despertaba del todo. Se movió ligeramente, tan solo para desentumecer un tanto una de sus piernas, y entonces notó algo. Bajó la mirada aún sabiendo lo que iba a encontrar: una sana y juvenil erección matutina. “Genial” pensó Zack con pereza “simplemente genial”.

Aquello lo ayudó a terminar de despertarse del todo. Se encontraba en un dilema: ahora que se había dado cuenta de su “problema” sentía la imperiosa necesidad física de solucionarlo. Pero estaba literalmente atrapado por el cuerpo de Tsuya: el más mínimo movimiento por su parte y despertaría al muchacho. Zack hizo una tentativa pero solo logró que su entrepierna entrara en contacto con la rodilla encogida del pelirrosa. Fue bastante placentero.

“Mierda”.

Quitó su brazo derecho de la cintura de Tsuya y lo dejó en el aire uno segundos, pensando qué hacer con él. Sus ojos se posaron en la curvatura del trasero del menor y tragó saliva con dificultad. ¿Sería tan agradable al tacto como parecía? Empezaba a hacer mucho calor allí.

“Mierda, mierda…”.

Quería tocarlo. Deseaba tocarlo. No… ¡tenía que tocarlo! ¡Era una necesidad fisiológica, al igual que beber y comer! Uno no podía quedarse dormido tiernamente en sus brazos con ese culito tan mono y esperar que Zack no hiciera lo que un hombre tenía que hacer.

“Sólo una caricia de nada” se prometió a sí mismo, “sólo para comprobar su tacto…”. Finalmente la tentación le pudo: con mucho, mucho cuidado Zack posó su mano en aquella zona. Era justo como lo había imaginado: perfectamente redondo y firme.

Spoiler:
U:


Última edición por Zack Fleischer el Miér Abr 25, 2012 2:09 am, editado 1 vez


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 23, 2012 12:06 pm

Tsuya estaba totalmente metido en un sueño profundo y pesado, tal y como la experiencia que a penas unas horas había dejado atrás. Cuando se había acostado al lado de Zack, sin pensar realmente dos veces en las posibles consecuencias, parte del cansancio había operado en su contra seguramente. ¿Cómo no, si considerábamos todo lo que les había pasado a esos dos muchachos en pocas horas...? Cualquiera quedaría exhausto sólo con la carrera, que había sido a altas horas de la noche para variar. Con todo lo demás que se sucedió luego, no se podía esperar que el joven de cabellos rosados estuviese del todo consciente de su ambiente, o de su posición.

Por que de siquiera imaginar que estaba pegado a Zack de esa manera, hubiese saltado por los aires como un gato asustado y nervioso. ¿Cómo podía ser de otra manera? Tsuya simplemente no tenía esa familiaridad con nadie, ni siquiera recordaba haber compartido un lecho de esa manera antes. El estar con su cuerpo contra el otro era... Era... ¡Impensable...! Sólo concebido en su sueño, que era justamente la situación a su mano. Estaba, en ese mismo instante, sumido en un tranquilo sopor propio de quien esta sumamente agotado como para luchar contra la sensación. Aun cuando no era de dormir mucho, los rayos no surtieron esa vez su normal efecto de reloj silencioso.

Estaba demasiado cómodo y calentito, como un gato que simplemente busca la fuente de calor sin fijarse de donde provenía. No era consciente para nada en ese momento de con quien estaba, ni que estaba pasándole a esa persona que estaba a su lado en la pequeña cama del orfanato. No hizo ni un movimiento, ni siquiera se tenso cuando la mano indiscreta de Zack decidió actuar, tocando sus nalgas redondeadas con el temor propio de quien cree que será descubierto. Por unos terribles minutos, no hubo nada más que silencio y espera.

-Um...-Su sonido fue lento y perezoso, a penas una reacción inconsciente de su cuerpo. Con un movimiento falto realmente de coordinación, Tsuya se pegó aun más a Zack, moviendo su muslo suave hasta encajarle contra las piernas ajenas, entre ellas, encantado por el calor que sentía allí, parcialmente culpa de la erección que el otro tenía, ahora bien pegada a su muslo desnudo y suave...

Y tenía el descaro de sonreírse en sueños, conforme por haber logrado estar bien calentito y acomodado en lo que creía que era, claro, su par de almohadas. Era del tipo que se ponía sabanas entre sus rodillas, disfrutando de la sensación de abrazar algo mientras dormía. Siempre había sido de esa manera, sólo que en su estado de sueño REM no podía reconocer que esa noche no había dormido sólo con sus almohadas...

Spoiler:
Sufre, o disfruta... O ambos (?)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Lun Abr 23, 2012 2:05 pm

Todo parecía ir bien: Tsuya no se había despertado por la caricia. Ni si quiera se había movido, lo que significaba que estaba profundamente dormido, ¿no? Y podía ser un poco más osado… Aunque, visto lo visto, ya lo era el pelirrosa por él.

Aquel gruñido somnoliento sonó peligrosamente parecido a un gemido, ¿o era culpa de la mente cada vez más calenturienta de Zack? La pregunta quedó congelada en su mente cuando notó como el menor re removía en la cama para pegarse más a él y (oh, Dios mío) meter su muslo entre las piernas del alemán, rozando su entrepierna y haciendo que se pusiera rojo del esfuerzo de contener un gemido. Para colmo sonrió en sueños, como si fuera consciente de la travesura que acababa de hacer. ¿Habría hecho aquel gesto de saber lo mucho que le estaba excitando y lo cerca que estaba de perder el control? No, debía recordar que esa era la auténtica respuesta. Tsuya era demasiado vergonzoso para rozarse así con alguien. No habían llegado más allá de besos y eso que supuestamente Zack le había salvado la vida. No era un chico fácil, y probablemente aquello sería lo más cerca que estaría de él jamás. Tenía que aprovecharlo, ¿verdad? ¡Cualquiera en su lugar lo haría! ¡No tendría otra oportunidad como esa en la vida!

Movió ligeramente las caderas contra el muslo del menor y un nuevo escalofrío de placer le recorrió la espina dorsal bajo la leve presión de la fricción. La manos que estaba en su trasero se movió un poco más, masajeando la zona en una simple caricia, sin atreverse a apretar (y estrujar como deseaba) aquellas maravillosas nalgas por miedo a despertarlo. Pero había mucho más de Tsuya que quería probar, y su mano se apartó del trasero ajeno para dirigirse ahora al vientre del chico, allí donde la camiseta del pijama se había levantado lo suficiente como para mostrar unos centímetros de piel. El roce fue suave, un tanto tembloroso por la tensión del momento, y llevó su mano hacia arriba, bajo la camiseta. Palpó la piel de su vientre y estómago: nada de pelo, tersa y suave. Volvió a mover las caderas, esta vez un poco más fuerte. Tragó saliva con dificultad. Su mirada se posó entonces sobre el pacífico rostro de Tsuya y se fijó en sus labios. Deseaba volver a probarlos. Otro movimiento de caderas. ¿Aquello podía considerarse masturbación? Su mano pasó por el costado hacia la espalda, encontrando que la piel era igual de suave y cálida, y más cuanto más bajabas por ella… Otro movimiento y esta vez se le escapó un leve jadeo: estaba lo suficientemente duro como para saber que ya no bajaría por sí sola. Y eso era un enorme problema, pero la excitación nublaba el buen juicio de Zack y le hacía ser más osado… Demasiado osado quizás.

Fue un paso más allá y metió la mano bajo los cortos pantalones del pijama y la ropa interior, tocando directamente la piel de su trasero, acariciando su curvatura. Volvió a moverse, esta vez casi una pequeña embestida. “Joder, quiero tirármelo” pensó y se inclinó sobre la cabeza del pelirrosa para oler su aroma, “Aaaaah, realmente quiero hacerlo…”.

Spoiler:
U: Te tomo la palabra xDD


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 23, 2012 8:24 pm

La situación estaba saliendose de control en apenas un instante de confianza. Como la mayoría de lo adolescentes, dada la oportunidad, Zack la había tomado con un atrevimiento inusitado y peligroso. En vez de conformarse con la caricia que había logrado llevarse sin ser descubierto, prefería arriesgarse una vez más con tal de conseguir un premio mejor. ¿Quién podía culparlo, realmente? Tsuya era un chico atractivo, y su aspecto vulnerable combinado con esa expresión suave y dulce, al estar totalmente relajado y quieto... Le daban un aspecto muy especial. Era el mismo de siempre, pero ahora, estaba al alcance de cualquiera se que atreviese a tocar su piel. Estaba expuesto tanto a las miradas como a los toques, como jamás permitía que otros le apreciaran. El joven de cabellos rosados trataba de nunca mostrar ese lado suave y tan fácil de atacar.

Pero ahí estaba ahora, a merced de la voluntad de un muy despierto Zack. No sintió más que calor cuando el otro se rozo de esa manera contra su muslo, sin poder conectar la idea de su agradable sensación con la dureza que también percibía. Esa pregunta se mantenía en su subconsciente...¿Qué era eso...? Se sentía agradable, pero comenzaba a espabilar un poco sus ideas al respecto. Sin saberlo, el mayor se salvo de que Tsuya pudiera entredespertarse por la curiosidad al tocar la piel de su vientre. La sensación de inmediato le distrajo, haciéndole soltar un suspiro de placer por lo agradable que se sentía. Era casi como si... Como si... Su sueño tranquilo, por culpa de esas caricias, se desvió de la simple sensación agradable a algo más complejo. Zack estaba logrando que su cuerpo despertara y reaccionara a sus caricias, y su mente hacía lo propio llenandole de imágenes sensuales y provocativas. Tembló entero y se sonrojó, soltando otro lento suspiro como una queja, al tiempo que sus manos se agarraron de lo que tenían a su alcance, la piel del mayor.

Era un sueño húmedo tan, tan bueno... Hacía años que no tenía uno, y se estaba sintiendo fantástico. Casi podría haber afirmado que la caricia en su trasero era real, y no un simple producto de su imaginación ansiosa. Se mordió los labios, cada vez más afectado en torno su fantasía erótica iba tomando forma: Era la usual, con él vestido en un hermoso par de lencería femenina, y una figura masculina de manos grandes abusando de él como le placía. Realmente era tan vivido... ¡Casi podía sentir esas manos grandes masajeando su trasero, haciéndole desear el ser dominado y sometido en la cama...! Pero... Esta vez había algo distinto. Siempre imaginaba los jadeos y palabras de este hombre misterioso, pero en esa oportunidad... Había algo terriblemente familiar en su voz. Como si no fuera una figura genérica, sino... Alguien que conocía.

Era... Tenía que ser...

-Am... Z-Zack...-Jadeó, con los labios entreabiertos justo cuando el otro se acercó a él. Fue una suerte, ya que su voz había sido tan baja y suave que de otra forma, hubiese resultado imposible el escucharle pronunciar su nombre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Mar Abr 24, 2012 3:05 pm

Entre sus brazos Tsuya comenzaba a reaccionar. Un par de veces Zack creyó que había ido demasiado lejos con su osadía, pero al parecer el muchacho seguía profundamente dormido. Pero su cuerpo no tanto: esos suspiros eran una clara señal de la comodidad en la que se encontraba. Le gustaban esas caricias, quizás no a Tsuya pero sí a su cuerpo. Y ahora mismo el alemán estaba más por la labor de escuchar a éste último.

Había algo indudablemente erótico en aquella situación. El hecho de estar tentando a la suerte, jugándosela, era emocionante. Cada paso que iba más allá aumentaba su excitación (que estaba ya bastante “alegre”, todo había que decirlo). El sonrojo de las mejillas de Tsuya le hacía ver encantador y la forma en la que buscaba su calor… ¿Podía ser que inconscientemente le deseara tanto como Zack lo deseaba a él? La pregunta seguía en su mente, y cada vez lo veía menos descabellado.

Y entonces sucedió: el pelirrosa pronunció su nombre. Zack se puso tenso al momento, pensando que se había despertado. Pero no lo había hecho, y ese tono lleno de deseo y necesidad… ¿Podía ser…? ¿Acaso podía estar Tsuya… soñando con él? Estaba indudablemente dormido. Tenía que ser eso: un sueño erótico. Deducir aquello fue la última carta que necesitaba el peliazul para hacer su arriesgada apuesta: Tsuya deseaba ese íntimo contacto tanto como él. Solo tenía que darle un empujoncito a su deseo, facilitarle las cosas llevando él las riendas, pues estaba claro que si dependía del chico nunca harían lo que ambos deseaban. Zack ya no veía la realidad sino lo que quería ver.

Muy, muy lentamente fue extrayendo su brazo de debajo de la nuca del menor y girándose para apartarse de su costado, girando a Tsuya en el proceso para dejarlo bocaarriba. Fue una operación muy delicada y arriesgada que le llevó bastante tiempo. Pero Tsuya no tendría tiempo de echar de menos su calor porque de inmediato se posicionó sobre él, de rodillas en la cama, con el chico entre sus piernas. Sus ávidas manos alzaron la camiseta para descubrir aquel torso pálido y tan solo levemente marcado, que Zack se apresuró a acariciar de nuevo. Pero aquello ya no era suficiente: ahora quería sentir esa suavidad con sus labios. Y no se privó de ello; inclinándose hacia delante depositó un suave beso justo bajo el ombligo. Espero un instante pero al no ver signos de despertar en el menor repitió el gesto. Una y otra vez, dejando un ligero camino de besos hacia el borde del pantalón. Sus manos, incapaces de quedarse quietas, ahora acariciaban la parte externa de los muslos del pelirrosa. Quería escuchar más de esos suspiros ahogados, pero sobre todo volver a oír como el otro pronunciaba su nombre. Saber que, aún en sueños, Tsuya sabía que esas agradables caricias se las daba él. Sólo él.

Su cara se encontraba frente a frente con la entrepierna del chico y Zack luchaba contra el impulso de bajarle los pantalones. Quería lamerle, darle un placer que no había conocido hasta el momento y ver cómo su rostro se contraía presa de éste. Una voz dentro de él trataba de hacerse oír, asegurándole que aquello era una locura y que Tsuya se iba a despertar seguro. “Retírate ahora” decía “antes de que sea irremediablemente tarde”. Pero Zack Fleischer no se caracterizaba precisamente por ser un hombre sensato, sino más bien de los que se dejaban llevar totalmente por sus deseos… Y su deseo estaba muy claro en ese instante. Agarró los extremos de la prenda y la deslizó por las caderas del chico lo suficiente como para mostrar sus bóxers. Alzó su rostro una última vez para sondear el sonrojado de Tsuya. “Él me desea, también está excitado. Esto es lo que quiere, solo le estoy ahorrando la vergüenza de pedírmelo”.

Besó la entrepierna ajena sobre la fina tela que la cubría. Casi de inmediato empezó a usar su lengua, presionando deliciosamente toda la zona, buscando excitarle más y más. Estaba seguro de que el pelirrosa, en su sueño, empezaría a gemir tarde o temprano.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Invitado el Mar Abr 24, 2012 3:53 pm

Pero... ¿Por qué estaba Zack en su sueño...? ¿Por qué era él, de entre todos los que podrían ser...? Jamás había tenido un sueño tan vivido, y era el primero con un claro protagonista. ¿Era por la atracción que sentía por él, o por el agradecimiento que le inspiraba? ¿Era una terrible mezcla de todo? Sentía tantas cosas... Y lo sentía todo a la vez, totalmente confundido y desorientado sobre que pensaba sobre el mayor, que le inspiraba en realidad. Sin embargo, algo era seguro: Ese sueño era uno de los mejores que había tenido en años. Se sentía tan excitado y ansioso, tanto que trato realmente de no despertarse, de dejarse arrastrar por las maravillas que estaba sintiendo gracias a su activa imaginación. Sabía bien que estaba sólo con sus manos y las sabanas, pero esa vez... Se sentía tan real e increíble.

-Ah... Ahmm...- No se privo de gemir, siéndole imposible el poder retener su expresión de placer más pura. Su piel suave bajo la prenda tembló y se tenso por el cambio de temperatura, ya que seguía siendo invierno a pesar del agradable y sofocante calor de su cama. Sin ser consciente de los ojos avidos que le seguían, una de sus manos llego torpemente a sus pezones, estimulando la piel guiada sólo por el placer y el recuerdo. Siempre le había gustado tocarse allí, y pellizcarse hasta que estuviesen duros y rojizos cuando se despertara. Comenzó a tocarse a si mismo justo cuando Zack beso su vientre y ombligo, logrando que se mordiese el labio con fuerza al soltar un nuevo jadeo. Lo podía sentir en todas partes, en sus muslos, en sus caderas... Estaba tan duro que le dolía, y no le importaba susurras suplicas con tal de conseguir que su erección fuese liberada por fin.

Podía sentirlo claramente: la boca cálida de Zack por fin estaba sobre su ropa interior femenina, molestándolo y tentándolo de forma cruel, pero sumamente excitante. La cabeza de Tsuya se pegó a la almohada mientras se debatía por el placer, apretando las sabanas por lo intenso de las sensación. Lo quería, lo quería, lo quería pero ya...- A-Am...P-Por... favor...am... Zack-Sonó como lo que era, un ruego ansioso y entregado. Lo necesitaba en ese momento, no podía esperar más... Se sonrojó de nuevo, mordiendo sus labios al tiempo que movía sus caderas contra esa boca, sin ninguna inhibición tonta producto de la vergüenza o la duda. Tsuya ahora era como un animal en celo, movido sólo por su instinto de obtener placer y disfrutar de lo que creía era un inocente sueño.

Aunque la humedad del boxer, culpa de la saliva de Zack, logró que se espabilara un poco... ¿Por qué estaba tan húmedo, si aun no había eyaculado...? Su rostro se frunció un poco, en medio de ese pensamiento inesperado y preocupante. ¿Qué era eso? Se había caído... ¿Agua? Tsuya no podía encontrar la razón por la que tendría agua en su habitación, ya que no era su costumbre el llevar vasos con liquido cuando se iba a dormir. No teniendo el baño a su alcance. El placer que aquella boca le generó logro distraerlo, pero su mente estaba mucho más alerta que antes, y el mínimo movimiento en falso terminaría por despertarlo. Era realmente el momento justo para una retirada...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Miér Abr 25, 2012 2:09 am

No podía creer la suerte que tenía solo por estar allí, viendo a Tsuya retorcerse así de placer bajo su tacto. Incluso el estímulo mental era gracias a él, ¿o acaso el chico no estaba soñando con que el propio Zack le hacía esas cosas? Se sentía como un privilegiado: el primer hombre en tenerlo gimiendo de placer por sus caricias. Y estaba tan, tan sexy cuando empezó a juguetear con sus pezones… El alemán creyó por un segundo que se había despertado (Tsuya no dejaba de darle sustos como aquel) pero el menor seguía en otro mundo. Una sonrisilla pervertida se dibujó en los labios del peliazul mientras besaba el vientre del chico y se preguntaba si Tsuya tenía esa bonita costumbre de tocarse hasta en sueños. Era un dato fantástico para horas y horas de piques tipo “¡qué pervertido es Tsu-chan!”. Mas al mismo tiempo no podía negar que eso lo excitaba aún más: el rostro lleno de placer del chico mandaba fuertes pulsaciones directamente a su propia entrepierna.

Zack empezó a lamer sobre la tela y la reacción por parte de Tsuya no se hizo esperar. El chico gimió eróticamente y se retorció apretando las sábanas para contener las emociones de ese “sueño” tan vivido. Lo vio morderse los labios y deseó ser él quien los mordiera. Cuando empezó a rogar y suplicar por más, llamándolo de nuevo por su nombre con ese tono de desesperación y lujuria, Zack ya no pudo contenerse más. Tal y como se le pedía deslizó aquella última prenda hasta dejarla junto a los cortos pantaloncitos, bajo el trasero de Tsuya, liberando de esta manera su miembro totalmente erecto (dolorosamente erecto). Alzó la cabeza para poder observarle con perspectiva y disfrutar de aquella visión de un Tsuya totalmente entregado a ese pervertido placer que nunca podía expresar abiertamente. Y se preguntó porque: ¿por qué con un cuerpo tan hermoso, tan sexy, tenía que ser tan extremadamente tímido e inseguro? ¡Cualquier sobre la faz de la Tierra querría hacerlo con él! Por favor, ¡pero si su sola visión tenía ya a Zack completamente duro y levemente jadeante!

Sin poder aguantarlo más se desabrochó los pantalones y extrajo su propia erección, dura y húmeda. Necesitaba también algo de alivio para toda esa ansiedad que anidaba en su pecho. Al mismo tiempo se inclinó hacia delante entre las piernas de Tsuya, manteniéndolas abiertas presionando uno de sus muslos con su mano desocupada. Ni si quiera se dio cuenta del ceño fruncido del menor y de lo que eso significaba: que estaba a punto de despertar. Que cualquier movimiento de más acabaría con el sueño con terribles consecuencias… No pensó en nada, pero tampoco habría podido hacerlo ni queriendo cuando estaba tan cachondo. Comenzó a lamer el miembro del chico de abajo a arriba y, al llegar al glande, no se privó del placer de engullir la punta, regalándole esa deliciosa sensación de calidez y humedad. Empezó a inclinarse para tomar más y más de Tsuya, subiendo y bajando por su erección usando con la maestría de la experiencia su lengua. Solo un ridículo pensamiento tenía cabida en su mente: “¡no puedo creer que se la esté chupando a Tsuya!”.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 26, 2012 8:05 am

Soltó un fuerte gemido cuando la deliciosa sensación de calor y humedad aumentó en su miembro, transmitiéndole una sensación más allá de su imaginación. Era.. ¡Era tan bueno...! Sentía que podría morir del placer que le invadía, que iba desde sus caderas a los bellos de su nuca. Jamás había experimentado tanto placer en su vida. Ni siquiera en sus mejores cesiones de autoplacer había llegado a ese nivel de ansiedad. ¡Era demasiado...!-AAhmm... Z-Zack... Z-Za...- Buscó detenerse a si mismo, con tal de prolongar la deliciosa sensación un poco más. Sentía que se seguía por el mismo camino, se vendría en un instante. Mantuvo sus manos quietas y sus caderas de la misma manera, pero a pesar de aquello, la sensación no hizo más que aumentar.

Eso no se lo estaba provocando a si mismo. Y ahora si que su mente estaba despierta y en alerta, preocupada por la situación.

Había ido demasiado lejos, llevado por la calentura. Era una situación comprensible, considerando la poca edad que ambos tenían, el dejarse llevar por la emoción del momento. Pero era en el fondo una completa y terrible locura ¿Cómo no iba a despertarse luego de tales toques? Era sencillamente imposible que el cuerpo de Tsuya no reaccionara de una vez por todas, y no de la manera que Zack deseaba que lo hiciera. En un instante, los ojos del menor se abrieron de par en par, y apoyó los codos en la cama con tal de incorporarse. Lo que vio, sin duda lo dejo completamente de piedra. Ese era el protagonista de su fantasía, el chico por el que comenzaba a sentir una fuerte atracción... Aprovechándose descarada y suciamente de su inconsciencia para tocarle como le diera la gana. Mirarle como quisiera, aun quitando ropa de su camino. Estaba...

Zack... Z-Zack estaba... Tratando de violarlo.

-¡AAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHH...!- Gritó con todas su fuerzas, aterrorizado. Sin pensar trato de patearlo, cubriendo de inmediato su cuerpo de la vista. ¡Estaba prácticamente desnudo...! Y tenía marcas por todas partes... Era cierto. Zack era un calenturiento como Fujimoto, aunque tuviese metodos más dulces, no quitaba que no tuviese escrúpulos ¡Se había aprovechado de su confianza...! Sintió como las lagrimas llegaban a sus ojos ámbar, pero no les presto atención, con la atención sólo puesta en el mayor- Zack...¡¿C-Cómo pudiste..?!- Era incredulidad lo que sentía más que nada, el deseo de estar equivocado ante todo ¿No sería todo un enorme malentendido...? ¿Por qué deseaba creer en él, aunque fuese tan obvio lo que acababa de pasar...? Se cubrió más con sus propias manos, en un intento de protegerse. Mas que todo, lo que sentía era terror. Puro y simple miedo irracional. Acaso... De no haberse despertado... ¿Zack hubiese llegado al final con él? Esa posibilidad le dejaba completamente helado, y apagaba cualquier simpatía que sintiese por el otro para dejar nada más el miedo y las ganas de ocultarse para siempre en un rincón.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Jue Abr 26, 2012 8:43 am

Todo estaba yendo de maravilla, hasta tal punto que Zack se preguntaba si no sería él el que estaba soñando. Hacía tiempo que se había dejado llevar por su deseo y calentura, olvidándose de las consecuencias que podría traerle sus actos… su osadía. Se excusaba ante él mismo (y ante cualquiera que le hubiera preguntado) diciendo que Tsuya lo deseaba tanto como él al pelirrosa. ¿O acaso no estaba totalmente erecto? ¿No estaba gimiendo su nombre aún en sueños? ¿Es que eso no significaba nada? Estaba a punto de descubrir, de la forma más dolorosa posible, que no.

Sentía que Tsuya estaba cerca del orgasmo, todo su cuerpo contrayéndose de placer. Las sábanas no eran más que un desbarajuste bajo sus manos. Todo Tsuya estaba caliente y ligeramente sudoroso. Y Zack cerró los ojos para concentrarse en lo que estaba haciendo: engullir la entrepierna del chico mandándole fuertes oleadas de placer a su cerebro. No había podido contenerse y ahora estaba masturbándose, demasiado cerca de su propio orgasmo por la erótica voz del menor.

Y justo entonces, cuando todo parecía perfecto, cuando Zack había olvidado hasta que hacía aquello a “espaldas” del pelirrosa, éste despertó.

No era ese el tipo de grito que él esperaba escuchar en esos momentos. Ni si quiera vio venir la patada que Tsuya le asestó en toda la cara en su pataleo histérico. Zack cayó hacia atrás, saliéndose de la cama y acabando de bruces en el suelo.

-¡¡Ah, joder!!- no pudo contener el grito de dolor ya que se había golpeado en una de las heridas de la cabeza al caer, lo que le hizo ver las estrellas durante unos segundos. Dolorido y desorientado apenas pudo enfocar de nuevo al chico sobre la cama. Y lo que encontró hizo que se le formara un nudo terrible en el estómago.- T-tsuya, yo…

El pelirrosa estaba aterrado. Se había encogido sobre sí mismo tratando de huir de él y esconder su vergüenza al mismo tiempo. Cada poro del chico gritaba su miedo, pero también su decepción. Una vez más parecía a punto de llorar.

“Mierda” pensó con desesperación “ahora sí que la he cagado pero bien”. Pudo leer todo lo que pasaba por la mente del chico en su rostro: se estaba aprovechando de mí, quiere aprovecharse de mí, va a aprovecharse de mí. Estaba seguro de que Tsuya estaría pensando en esos momentos que Zack tenía intención de violarlo, y, seguramente, que esa había sido su idea desde el principio. Pensaría que todo, desde que se encontraron en la discoteca hasta aquella mañana, no era más que un treta para cazarlo con la guardia baja. Se notaba en su miedo: estaba convencido de que tendría que pelear por su integridad.

-No, Tsuya, no es lo que piensas…- trató torpemente de explicarse. Pero, ¿qué otra cosa podía ser? ¿Cómo diablos le iba a explicar que las cosas no habían sido planeadas, que simplemente habían surgido así… y Zack se había dejado llevar? No habría llegado hasta el final pero, ¿no podía considerarse igualmente aquello como un abuso sexual?- Tú estabas tan adorable y… bueno, yo solo quería… Yo no…- finalmente explotó.- ¡Tú estabas gimiendo mi nombre!

En cuanto lo dijo se arrepintió. Había sonado como si estuviera culpando de todo aquello a Tsuya. Era como decirle: “iba a violarte porque vas provocando con esa cara de zorra”. ¡No era eso lo que quería decir! ¡Él no veía así a Tsuya! ¡No quería asustarlo! Solo… ¡sólo que Zack era como una bestia en celo y no podía controlar sus impulsos! ¿Cómo diablos conseguiría que le perdonara alguna vez por algo así?

-N-no quería asustarte… Tsuya, yo lo…- pero no le salían las palabras: tenía un nudo en la garganta. No podía soportar ni un segundo más esa mirada de pánico y decepción. Se abrochó los pantalones (apretando los dientes para contener el quejido que su erección le envió) y se puso en pie como pudo, ignorando los pinchazos que le aguijonaron el torso y abdomen, recogiendo después del suelo sus botas y su camisa.- Me iré, ¿vale? M-me voy, pero no llores…

No merecía la pena tratar de explicarse cuando no había explicación razonable posible. Nunca en su vida había deseado tanto desaparecer de un lugar.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Invitado el Jue Abr 26, 2012 12:22 pm

¿Cómo habían llegado a eso? ¿Cómo su noche, que dentro de todo había terminado con una nota amable, había terminado en ese situación horrible? A pesar de todo lo pasado durante esas terribles horas, Tsuya se había sentido casi feliz cuando se había ido a dormir. Por esa experiencia había conocido bien a una persona en la que sentía que podía confiar, fuerte y masculino, pero a la vez con un lado suave que estaba empezando a apreciar cada vez más. No sólo tenía todo esto, sino que además era atractivo, del tipo que le gustaba ¿Qué más necesitaba para sentir un poco de ilusión? Hasta pensó, mientras el sueño le vencía, que invitaría a Zack a desayunar. Tal vez no tuviera muchos recursos, pero sabía que en el orfanato jamás dejaban a nadie con hambre. Esta vez, no tenía miedo que el mayor bajase con él, y que los otros pudieran verlo.

Pero ahora tenía demasiado miedo. No un miedo tonto como el del rechazo colectivo, sino uno muy real y tangible como la posibilidad de ser forzado a una relación sexual. Y lo peor, es que el protagonista de ambos era Zack. Como...¿Cómo podía ser...? ¿Era ese el mismo joven con el que había dudado tanto de si contarle su historia? ¿Era la misma persona que le había curado ayer, siendo tan suave con sus ademanes? No sabía que pensar, ni tampoco tenía claro que sentía en ese momento. Tenía demasiadas cosas en la cabeza como para saber sin lugar a dudas lo que le sucedía. Ante todo, se sentía decepcionado, y hasta cierto punto, traicionado por el otro ¿Cómo se había dejado engañar de esa manera? ¡Habían sido todas mentiras, para hacerlo bajar la guardia! Sus lagrimas cayeron libremente al imaginar esta posibilidad, y ver la evidencia tan acusadora, toda en contra de Zack.

-¡Y-Yo no estaba diciendo nada...! J-Jamás... ¡Jamas diría en nombre de alguien que aprovecha así de los demás! -Le devolvió sin pensar. Se arrepintió de inmediato, cubriendo sus propios labios en un gesto de sorpresa. Tenía el rostro cruzado por las lagrimas ya, y aun así, en ese momento sentía que era la verdad. Zack había abusado de su confianza para tocarlo como quisiera ¡No tenía nada que ver con la atracción que sentía! Había sido injusto, había sido abusar... ¡Había tratado de violarlo cuando no podía siquiera defenderse! Se sentía tan estúpido ¡¿Por qué había creído que esa vez sería diferente?! Estaba solo en ese mundo, no había alternativa ni opción para él. Era su destino el nunca poder confiar en nadie, el que nadie estuviese allí para él. Solo para él.

-... ¡Vete...! ¡Por favor, o gritaré de nuevo...! -Le advirtió, en un intento de recuperar algo de a plomo y verse fuerte, pero el sólo decirlo claramente le costo lo suyo. Su respiración ya se había hecho irregular, culpa de las lagrimas que salían de forma estrepitosa. La figura de sonrisa radiante que Tsuya había sido a la luz de la luna estaba marchitándose y haciéndose pequeña con el sol de invierno. La experiencia le había echo resurgir algunos conflictos internos anteriores, que no eran ninguna responsabilidad de Zack, pero que aun le atormentaban lo suficiente como para intensificar su llanto. Después de las tantas veces que había resistido llorando a penas, como cuando Ritsuka le había cortado, era simplemente sorprendente el ver lo rápido que se había convertido en una masa temblorosa.

-¡P-Por favor...! ¡No... No me mires así...! -Y se encogió en su sitio, tratando de escapar de la mirada ajena. De haberse sentido capaz, hubiese huido directo al baño, pero la cama le daba la seguridad de estar cubierto y un poco, al menos, por encima de Zack.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Jue Abr 26, 2012 2:38 pm

Que Tsuya lo negara todo no le sorprendió en absoluto, era más, Zack entendía que estaba en todo su derecho. “Los sueños, sueños son” había dicho alguien alguna vez… Pero eso no quitaba que el tono con el que lo dijo lo hiriera. No tenía derecho a ofenderse o enfadarse, pero Tsuya había sido siempre tan amable con él que ahora le dolía más que le gritara furioso. Pero nada, absolutamente nada, dolía más que esas lágrimas que descendían a borbotones por sus mejillas. ¿Cómo podían hacerle sentir tan mal? ¡A él jamás le había importado una mierda ver a otros llorar! Era cierto que tenía debilidad por los tipos adorables y femeninos como Tsuya… ¡pero eso era una cosa y lo que estaba sintiendo ahora otra totalmente diferente! ¡No sabía cómo lidiar con aquella opresión y ansiedad de su pecho!

El miedo estaba siendo sustituido en las orbes color miel por algo mucho más terrible: tristeza. De repente Tsuya parecía una frágil figura de cristal a punto de hacerse añicos. Casi podía ver las grietas ya. Trató de echarlo de allí bajo amenazas, pero su voz se volvía inestable por culpa de los intensos sollozos. Tsuya se desmoronaba delante de sus ojos, y ambos lo sabían, puede que el propio Tsuya mejor que nadie… “Lo he humillado. He jugado totalmente con sus sentimientos. ¿Cómo pude si quiera plantearme que alguien como él, capaz de ruborizarse por un simple beso, estaría de acuerdo con que abusara así de él? Para mí todo esto no era más que un juego, porque estoy acostumbrado a estas cosas… pero Tsuya no. ¿Cómo se lo explico ahora que me odia y me teme?” Zack estaba sinceramente atormentado. El llanto estaba haciendo mella en su siempre estoica forma de comportarse. Él mismo parecía encogerse sobre sí mismo, como si con eso pudiera desaparecer.

-Me iré, te lo juro. Por favor cálmate…- sintió el deseo de abrazar a esa pobre y pequeña criatura para consolarla, pero habría estado totalmente fuera de lugar. Cerró las manos en puños y bajó la mirada, mordiéndose el labio inferior sin saber qué decir. No quería irse así sin más porque sabía que si lo hacía esta vez sería definitivo: Tsuya no volvería a buscarlo como la noche anterior. Todo terminaría… antes de haber empezado. Fue hacia la puerta y la abrió, inclinándose bastante para no golpearse la cabeza contra el dintel. “Es ahora o nunca, ¡maldita sea, di algo!”- Lo siento. Sé que esto no arregla nada, más siendo la segunda vez que tengo que disculparme contigo en esta misma habitación… No tengo excusa para lo que estaba haciendo: realmente me estaba aprovechando de la situación. Es solo que…- joder, ¿por qué tenía que costarle tanto hacer esa confesión? ¡Era impensable! ¡Era una estupidez! ¡Sólo dilo…!- Es solo que me gustas mucho, ¿vale? Y-y cuando me gusta alguien pues pienso con la polla y digo y hago gilipolleces y… pues eso…- sonaba tan patético que hasta se sonrojó, agradeciendo estar de espaldas a Tsuya para que no pudiera verlo.- No quería hacerte llorar.- añadió en a penas un susurro.

“Vete antes de que te termines de hundir en la mierda” pensó, y luego “¿sabes cuántos de tu banda te abandonarían si hubieran escuchado esas estúpidas palabras de colegial sentimentaloide?”. Más que sentimental, había sido simplemente torpe. Las palabras nunca se le habían dado bien. Pero ya no las necesitaría más…

Salió del cuarto sin mirar atrás… y tuvo un deja vù.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Ajetreados despertares [Priv. Tsuya][+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.