Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta Nunca
Mar Jun 05, 2018 6:14 pm por Director Dokusei

» Registro del grupo
Miér Mayo 23, 2018 5:28 am por Director Dokusei

» Registro del físico
Miér Mayo 23, 2018 5:14 am por Director Dokusei

» Civiles — Sociedad
Miér Mayo 23, 2018 4:46 am por Director Dokusei

» Políticos —Gobierno
Miér Mayo 23, 2018 4:44 am por Director Dokusei

» Policía — Ley
Miér Mayo 23, 2018 4:43 am por Director Dokusei

» Pandilleros — Bandas
Miér Mayo 23, 2018 4:42 am por Director Dokusei

» Famosos — Idol's
Miér Mayo 23, 2018 4:36 am por Director Dokusei

» Instituto Lotto
Miér Mayo 23, 2018 3:52 am por Director Dokusei

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 45 el Dom Abr 10, 2016 6:42 am.
Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem.Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatem.Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt ut labore et dolore magnam aliquam quaerat voluptatm.
Ambientación del foro
Staff

Verano 23°
Epoca/Tiempo del foro

¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Ir abajo

default ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Sáb Abr 14, 2012 3:21 am

Sentado en el fondo de la clase, en aquel lugar desde el cual uno podía observar todo y a todos, Gin miraba a la pizarra distraídamente sin prestar atención a las explicaciones del profesor. Con aquel invariable rostro siempre tan sonriente, Gin disimulaba con gran facilidad parecer prestar atención en aquella monótona clase. ¿Cuántas veces había explicado aquel profesor lo mismo? Se sabía la maldita clase de memoria. Palabra por palabra. Por ello, indiferente a lo que quisiera seguir remarcando aquel tipo que se encontraba en pie frente a la clase, acabó bajando la mirada a su cuaderno y empezó a garabatear en su cuaderno. De lo más tranquilo hizo caricaturas de los compañeros mas cercanos, dibujándoles graciosos añadidos según como los viera o pensara sobre cada uno de ellos. Añadidos que para nada harían gracia a ninguno de los dibujados.
Distraído de ese modo, indiferente a ninguna curiosa mirada que pudiera echar alguien durante aquella aburrida clase con el fin de encontrar algo mas entretenido que hacer, el alto albino de constante sonrisa pasó la hora llenando un par de hojas de su cuaderno con garabatos y caricaturas. Era hora de que aquella sirena entonara su canto, y con ello diera por finalizada la clase y por tanto, diera comienzo al recreo.
Aquel día de primavera hacia bastante calor. Era un buen día para un paseo, si, pero no apetecía nada transitar aquellos pasillos desde los cuales se podía ver el amplio jardín del exterior y a sus diferentes alumnos. El albino pasaba de ver el actual panorama de éstos. Durante unos días había observado y se había dado cuenta de la independencia de cada uno. Pero no solo eso, sino que además de haber numerosos y diminutos grupos independientes, despegados cada uno de ellos a los otros, se había encontrado con que la gran mayoría de aquellos integrantes eran blandos. Y muchos de ellos inservibles. El listón general de los estudiantes había caído, y si seguía así, Gin divisaba problemas en el futuro. Por esa razón pasó de dar un paseo por el instituto. Se veía como el elegido, aquel que solventaría la situación que nadie parecía ver.
Sentado en su silla, apoyándose en las patas traseras de ésta, se mecía muy ligeramente adelante y atrás. No era el único que había decido estar en clase, puesto que un cuarteto de estudiantes se habían puesto en corro, sentados algunos sobre las mesas cercanas a la ventana mientras que otros se quedaban de pie. Gin seguía con aquella sonrisa tan inquietante para el resto, y al ser el único, a parte del grupo de la esquina, que quedaba en clase, al percatarse éstos de que no se marcharía se acercaron a él con aires de matones. De matones pijos, claro.

-¿Es que no sabes que mandamos en esta clase? –le preguntó aquel que parecía el cabecilla del grupo, aunque mas bien parecía estar informándoselo. Gin siguió tal cual, sonriendo y con sus constante rostro a pesar de rodearle entre los cuatro.
-¿Acaso no nos has oído? Que te pires de aquí tío –habló otro. No se movió. –Es un puto sordo –miró al resto con una socarrona sonrisa.
-O un gilipollas –intervino un tercero y rió. El albino dejó de mecerse quedándose todavía apoyado sobre las dos patas traseras de su silla, indiferente a sus “compañeros”. Se había fijado en que el cuatro sujeto no era más que decorativo, un perro faldero que servia de lameculos. ¿O seria a él a quien se lo lamieran literalmente? Miró al cabecilla, un tipo rubio, ojos azules, tez clara y el único de los cuatro que tenia mas pintas de chulo playa dentro de lo que el uniforme permitía.
-Sois muy graciosos –fue lo primero que dijo Gin con aquella irritante semblante suyo despreocupado. –Pero si eso es cierto –se refería a que fueran ellos los “dueños” de la clase –creo que os queda algo grande esto. Os sugiero que empecéis a jugar con muñequitas antes de dirigir nada. –Los cuatro le miraron irritados, mirándose algunos entre ellos desconcertados y enojados. –Podrías seguir jugando con él –señalo con un dedo sin despegar mucho los brazos al “perrito faldero”, un chico afeminado y lindo hasta puntos extremos. Con la otra mano Gin se sujetaba a la silla. –Seguro que entre los tres sabréis manejarle –les descubrió. El muchacho se sonrojo, y Gin seguía sin cambiar esa expresión de su rostro. Los otros tres se vieron rabiosos. El albino se estaba riendo de ellos a la cara. El rubio de enfrente del albino no se controló más y fue a golpear al sentado y despreocupado Gin. El puño del rubio se acercaba de pleno a su rostro, y Gin no parecía moverse a pesar de verlo venir.
El tiempo parecía transcurrir de manera mas lenta en aquel momento, y sin embargo Ichimaru ni se inmuto lo mas mínimo. Viendo al final como aquel puño se paraba (u era frenado) frente sus ojos a muy escasa distancia de rozarlo. El muy cabronazo de Gin seguía con esa sonrisa en su rostro tan tranquilo, como si aquello ya lo esperara venir.
Off; Es algo largo, espero que no importe. Si lo preferís, los siguientes puedo hacerlos mas cortos. ^^
avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Abr 16, 2012 7:51 am

Como era de esperarse, solo habían pasado unos cinco minutos antes de que decidiera ponerse de pie y salir de la clase, con la mirada fija en su psp Vita, ignorando por completo los gritos de su exasperado maestro de matemáticas. Como si no supiera sumar o algo así. La materia la tenía más que sabida, no necesitaba que le repasaran capítulos que había leído hace un par de semanas. Después de todo, con lo mucho que cuesta que algunos maestros diesen sus cátedras, mejor estudiaba con serenidad en casa, y de paso se ahorraba todo tipo de comentarios burlescos de los zopencos que tenia por compañeros; el que fueran unos retrasados solo hacia más molesta su presencia en el salón.

Se había pasado toda la hora en la azotea, pasando de largo a los matones que se hacían llamar los “lideres” del instituto. “Me vale mierda” Dijo luego de escuchar su muy alargada presentación. “¿Por qué no te vas a tirarle las bolas a otro?”

Si había algo que no poseía, era paciencia mientras jugaba. Los juegos eran más importantes que cualquiera en ese instituto. Y bueno, al final había terminado sentado en un rincón lidiando con su juego, superando las etapas como si fuera juego para un preescolar. Pero, las desgracias le seguían, al pasar casi dos horas metió la mano en su bolsillo notando algo que para él era catastrófico… Se había quedado sin golosinas. No solía pasarle, de alguna manera se llenaba los bolsillos con dulces para seguir el día con calma, después de todo eran como una “adicción” bien controlada para él.

Con pereza se terminó moviendo. Guardo la partida del juego y comenzó su viaje por el instituto. Apenas llego al comedor y el timbre para el receso había sonado. Sonriendo con dulzura le pidió a la señora de la cocina un par de golosinas; entre ellas chocolates, piruletas y un par de caramelos. Suficiente durante un rato, seguramente se saltaría el resto de las clases y se iría a casa, como solía pasar.

Avanzó con una pirulera con colores extravagantes en mano, lamiéndola con calma, casi como un crio, mirando de manera descuidada los pasillos. Ya había varios retrasados alzando la voz y amenazándose con romperse la cara, cosa típica en este lugar, pero por supuesto, nadie llegaba a nada. De alguna manera, todos querían ser independientes y andar por las suyas agarrándose a mangazos con quien fuera. De nada serbia, hasta parecía que los cuervos estaban más organizados. Qué vergüenza sintió al pensarlo. Se suponía que el instituto estaba muy por encima de ellos, esa había sido una de las razones para ingresar en este lugar.

Siguió dando vueltas, llegando al piso de los de cuarto, aquellos seres mágicos a los que todos los de menores grados temían, respetaban y desafiaban con descuido. Que basura más grande. Seguía sin conocer a un “Sempai” que valiera la pena y bien lo sabía él, que en más de una ocasión les había puesto de malas. Mirada a cada “compañero” y cada aula con atención, sin dejar de saborear su piruleta.

- Oooohh~ - Sonrió de manera infantil sosteniendo el caramelo con los labios. Ya los mayores discutían por cosas como ser dueños de las aulas, cosa frecuente, y uno de ellos poco interés parecía mostrar. Un albino con una tranquila sonrisa respondía restándoles importancia.

En cosa de segundos ya estaba dentro de la sala, sonriendo casi galante, con el caramelo en la boca. Su diestra, había tomado la mano del mayor de cabellera rubia, frenando sin mayor esfuerzo su intento para golpear al contrario. Con la zurda tomó el caramelo sacándoselo de la boca, se relamió los labios sin borrar su sonrisa del rostro.

- Dicen que cantidad no hace calidad, ¿Tu qué crees, Sempai? – Su tono había sido burlesco e infantil. Si bien, lo de andar buscando peleas no era lo suyo, nunca estaba demás descargar un poco del estrés estudiantil que traía encima.

Además, ¿Quién dice que los rostros bonitos no saben dar buenos golpes?



(U: Lamento que no quedara tan extenso como el tuyo, me puse a conversar a la mitad y le perdí el hilo a mi propia idea xD)



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Dom Abr 22, 2012 12:39 am

No se movió, ni hizo siquiera un amago de echar su cabeza a un lado para esquivar el golpe. Ya fuera suerte, coincidencia o que lo tenia planeado como un buen estratega, el puñetazo que llevaba en mayúsculas el nombre del albino cesó frente a su sonriente rostro a causa de un nuevo y sexto individuo. Este también rubio y de cara bonita.

Este último sujeto era de la misma clase que el albino y esa escoria que “lideraba” la clase. No lo conocía de forma intima y pese a ello, por lo poco que sabia de él, ya que salía y entraba de las clases a su gusto como si estuviera en su casa, le caía bien. Bien en el sentido de que no era uno como esos cuatro gilipollas de la clase, sino que iba a su aire haciendo lo que mejor le parecía.

-Que estás muy acertado a pesar de no ir a clase de economía –respondió con ironía. Gin, una vez apartó su “aliado” el puño de su sonriente cara, apoyó la silla sobre sus cuatro patas y se puso en pie con tranquilidad. El rubio, junto a sus dos compañeros y su “muñeca hinchable” de carne y hueso (que era el cuarto muchacho), miraron a ambos. Tres, casi cuatro, contra uno que parecía no moverse, enfrentándose a ellos por boquilla era un cosa. Ahora, un dos contra tres, seguramente, ya no era tanta ventaja. En aquel instituto lo que mas se temía eran las apariencias, puesto que incluso un cara bonita podía partirte la cara. De ahí que no se juzgara a nadie sin conocerlo. Conocer al enemigo era un punto clave.

-Creo que ya es hora de que saquemos la basura de nuestra clase. ¿No crees? –le preguntó a su compañero sin mirarlo, teniendo sus rasgados ojos puestos en los tres contrarios. –Ese… -señaló al cuarto y “perrito faldero” del grupo con su dedo- ese dejaré que se vaya ahora si quiere. Sino, tal vez se me ocurra que hacer con él para que aprenda –comentó esto también a su compañero en voz alta para que lo escuchara el muchacho, quien viéndose nervioso e indeciso por la mirada de sus “amos” y amantes, comenzando a tener los ojos llorosos, se largó del aula. Si había que repartir ostias prefería que fuera a los que lo merecían, sin involucrar a nadie inocente.

Al salir corriendo aquel estudiante, quien era el “líder” del grupo, aquel rubio, gritándole que viniera fue a ir tras él. Con rapidez Gin empujó su mesa con el pie hacia delante parándolo en secó al pillarle las piernas entre su mesa y la de detrás de él. -¿Qué hacéis mirándome?, ¡Ir a por él! –les gritó enfadado, comenzando a separar las mesas para salir de aquella clase tras el afeminado estudiante o para escapar de ahí. Quien sabía…

-Encárgate de ese –le dijo, sonando a modo de orden, antes de que los dos mandados se lanzaran puño en mano hacia el albino, a quien se le había borrado del rostro aquella sonrisa infantil e irritante. Se hizo con el brazo del primero y en un rápido movimiento, girando sobre sí colocó a modo de escudo a aquel tipo, quien fue golpeado por su propio compañero, quien no pudo parar el golpe para evitarlo. Tras esto, empujó a quien usó de escudo hacia delante, tirándole al golpeado sobre su agresor y compañero. Miró hacia la puerta, esperando que no hubiera logrado salir de aula aquel cobarde.


Última edición por Gin Ichimaru el Mar Abr 24, 2012 11:27 pm, editado 1 vez
avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Abr 24, 2012 6:20 am

Se preguntó qué sucedería si se derrotaba al líder de clase, ¿El ganador pasaba a serlo? Qué problema significaría, en especial para él que no posee una pisca de responsabilidad para con otros; menos cuando apenas era capaz de cuidarse a sí mismo y se las pasaba de vago, saltándose las clases y yendo de un lugar a otro en busca de juegos con los cuales pasar el tiempo.

- Je je – Soltó al oír al albino, pues, ciertamente, no había asistido a ni una clase de economía domestica en lo que llevaban del año. Su preocupación, perderle el gusto a la comida al ver como se prepara. Así como algunos perdían el amor a las carnes al ver cómo eran procesados los animales desde el criadero hasta llegar a su boca.

Observó de reojo a su compañero. Si bien, poco y nada conocía a los compañeros de su propia clase, ese chico siempre llevaba aquella sonrisa estampada en el rostro haciéndole pensar un millar de teorías para nada coherentes. Ni siquiera él podía sonreír por tanto tiempo, no se imaginaba como lo conseguía en contrario de una manera que lucía tan natural. Terminó por soltar la muñeca ajena, dándole un mordisco al caramelo “terminándoselo” de esa manera.

Aunque las peleas se le daban más que bien, no era propenso a comenzarlas pero cuando ya caía dentro no podía negarse y mucho menos huir y quedar como un cobarde, además el “líder de la clase” no era más que un bocazas que gritoneaba lo fuerte que era por todas partes, pero seguía ocupando el mismo puesto dentro del instituto. Lo vio subir un par de veces a la azotea, desafiando a los “campeones” del instituto, así mismo, lo vio bajar derrotado y a siendo arrastrado por el trío de secuaces. El más débil de ellos no le interesaba en ningún sentido, le daba exactamente lo mismo el que le dejaran huir o que se quedara para ser golpeado como a un saco.

En cuanto vio al rubio intentar correr tras el afeminado, que no había dudado en hacer caso ante la advertencia del albino, se estiró desperezando el cuerpo. Seguramente sus golpes no serían como lo son normalmente pero no tendría problemas para terminar con alguien que no poseía ninguna técnica y solo golpeaba por inercia.

- Hai, hai – Respondió al oír la orden del contrario avanzando hacia el “líder” con una sonrisa idiota estampada en el rostro – Tranquilo, amigo, que esto no tardará mucho… Ni siquiera tendrás tiempo para sentirlo~

Tomo posición, abriendo un poco mas sus piernas, dejándolas de manera firme contra el suelo. Mientras que sus brazos se estiraban un poco frente a su cuerpo, cerrando los puños. Esa sonrisa idiota había sido remplazada con una cara de poker, mientras daba un respiro tranquilo.

Su habilidad era el Kyokushin, la especialidad Geri Waza. Su fuerte eran las grandes patadas y juegos de pie, aunque con los puños era casi tan bueno, se negaba a usarlos, después de todo, TODOS usan los puños en el instituto.

Al igual que su maestro, derrotaría al contrincante con un solo golpe, parte de la especialidad que tenia la rama de karate que practicaba.

Sonrió ladinamente antes de moverse. Dio medio giro sobre su propio eje, dándole la espalda al contrario, fletó levemente las rodillas y de una manera mucho más rápida dio una patada hacia atrás, mejor conocía como Ushiro Geri. Su talón dio con fuerza contra el pecho del contrario, obligándolo a elevarse del piso e ir a caer de manera abrupta contra las mesas a un par de metros de su lugar original.

El golpe había sido empleado con tal fuerza que fue suficiente para dejar knock out al contrario. Por su parte, se volvió a parar recto, respiro con tranquilidad mientras tomaba un caramelo diferente de su bolsillo y se lo echaba a la boca, sonriendo de manera idiota al ver que al albino le había ido bastante bien contra el par de secuaces.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Dom Abr 29, 2012 4:59 am

Al mirar, nada mas noquear a los dos secuaces, para haber si el rubio había logrado escapar de la clase, observó el movimiento de su “compañero”. Eso le devolvió una pequeña y fugaz sonrisa que no tardó en desaparecer. En ésta se reflejó el interés y aprobación hacia el contrario. Al parecer era rápido, pues de lo contrario no se hubiera interpuesto en la huída de aquel cobarde, y tenia una técnica interesante. Pocos sabían luchar en realidad en aquel instituto repleto de apariencias.



Tranquilamente el albino pasó entre las mesas hasta llegar junto al rubio, que se encontraba k.o. en el suelo. Se agachó poniéndose de cuclillas a su lado y, haciéndose con su mentón, giró su cara bonita hacia sí. El contrario miraba tras sus rasgados ojos de forma desorientada, tal vez a causa de algún golpe en su nuca contra el borde de la mesa con la que había chocado. A Gin no le importó lo mas mínimo, pues acercó su rostro al del contrario y, sin dejar ver sus iris tras aquellos rasgados ojos, le dijo con ironía; -Callado se te ve mejor, por si te interesa saberlo… Así que, vas a hacer que de esa boca tuya no salgas mas gilipolleces como las que has dicho de que, tu y tus amigos mandan aquí. ¿Entendido? –prosiguió con tranquilidad, hablando con un tono coloquial, acompañado a sus palabras aquel sonriente rostro que tan difícil ponía la tarea de en que demonios pensaba el albino. El rubio, a causa de esto se veía tenso. Tras unos escasos segundos en silencio, poniendo nervioso al rubio a causa de su cercanía y su extrema tranquilidad a pesar de dejarle las cosas claras, volvió a ponerse en pie. Miró a los dos muchachos de la otra esquina, viéndoles levantar torpemente, y volvió la vista al rubio. -¿A qué estáis esperando? Estorbáis –Los tres alumnos se pusieron en pie y con pasos apresurados y torpes, ayudando uno de esos secuaces a su líder nada mas encontrarse a su lado en el pasillo. –Bye-bye… -se despidió un tanto infantil, despidiéndose de ellos con un gesto de mano.



Una vez solos, Gin se giró y se dirigió a su mesa al final de la clase. La puso en su sitio y volvió a tomar asiento como al principio, apoyándose sobre las patas traseras y la pared, balanceándose de vez en cuando. Sobre su mesa seguía estando su cuaderno abierto en la pagina de las grotescas caricaturas de sus compañeros, y una de las garabateadas viñetas era el mismo Yunta con unos cascos de música enormes, los ojos abiertos de par en par y con una cara de enganchado mientras jugaba con una gameboy a escasos centímetros de su cara. Su mirada no se apartaba del contrario. –Me sorprende que pasaras por clase Takekawa-san –empezó a decir con su peculiar semblante. –Pero aun así, confieso que viniste justo a tiempo. Podía haberme encargado de ellos, pero lo mas seguro es que el rubiales hubiera escapado –aseguró. –Venga, toma asiento, no te quedes de pie ahora que nos pertenece la clase –le ofreció tranquilamente sentarse en la silla de enfrente suyo tras aquella suave sonrisa que tenia a modo de mascara. Por unos segundos miró hacia las ventanas que daban al exterior. –Llevo un par de días observando este lugar… -rompió su voz el pequeño silencio. –Y no veo más que un decadente Riyu. –Miró directo a los ojos a Yuuta, dejando ver al contrario sus ojos azules hielo. Su sonrisa desapareció, hablaba en serio. –Supongo que habrás oído al igual que mucho otros, las acciones del Dokusei. –Esperó a algún tipo de respuesta. –Ese Zack está dándose a conocer, y para ser un descerebrado gorila, tiene a su banda y a su instituto bien ordenado y sometido. –Hablaba serio, como si el hecho de que alguien inferior pudiera tener bajo su control a toda esa gente le molestara. Ese emergente malestar no se reflejó más que en su mirada. Miró nuevamente hacia el ventanal de la clase aun con sus iris a la vista del contrario, decidido. –Seré el Representante de Riyu, no dejare que los del Dokusei nos superen. –En verdad, lo que quería también era no irse de un instituto de fracasados sin personalidad. Antes de terminar su ultimo curso dejaría aquel lugar en buen lugar, tal y como se lo encontró en su primer año. –Yuuta-san, ¿me ayudaras? –le preguntó volviendo la vista él lentamente, sonando aquel “ayudaras”, no al verbo en sí, sino a un “¿te unirás?” o un “¿cuento contigo?”.



Que el contrario quisiera negociar las condiciones, así como las posibles recompensas o beneficios que podía sacarle a aquello el albino lo tenía planeado. Al fin y al cabo, todos venían de familias adineradas y no precisamente por no saber cerrar tratos o ser legales. Todo el mundo tenía sus caprichos y sus intereses en primera plana, incluso el albino.

Off; Siento el retraso, ya te avise que con los examenes no tenia ni tengo mucho tiempo u.u. Ademas mi musa desapareció. Se fue de vacaciones. XD


Última edición por Gin Ichimaru el Dom Abr 29, 2012 4:08 pm, editado 1 vez


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Dom Abr 29, 2012 3:02 pm

Esa expresión distraída y confiada se había vuelto a estampar en su rostro, a la par tomada un nuevo caramelo de sus bolsillos y se lo echaba a la boca como si nada más fuera importante, por no decir que poco y nada le importaba la acción de hace unos momentos. Claro, había que destacar lo enfurecido que se encontraba su niño interno. Aquel lado pretencioso y altanero sentía que su orgullo había sido aplastado en el juego, después de todo, su patada, a pesar de ser un daño contundente para el rubio contrario, no había tenido el efecto que había tenido en mente. Para su mala fortuna, el chico se encontraba despierto, algo desorientado pero despierto al fin a al cabo. Algo había hecho mal, peor no quería detenerse a pensarlo o terminaría mal genio, después de todo, los fracasos no era algo que un “mimado” apreciara.

Observó como el más alto se acerca al rubio y le hablaba algo cerca. Algo había de cierto en sus palabras. Aquel trio definitivamente no tenía posibilidades de ser considerados líderes de clase ni aquí ni en ningún otro salón del instituto. No eran más que una banda de matones sin causa alguna que creía que podrían contra todo mientras se encontraran juntos y atacaran a minorías, claro.

Algún tipo de encanto demoniaco poseía el albino, porque luego de hablar los tres apresuraron por salir. Una risilla burlesca salió de sus labios al verles cojear tratando de huir de aquel “Demonio”. Tenia suerte si recordaba el nombre del contrario, seguramente lo escuchó los primeros días y ya después con tanto salto poco y nada le vio. Sabía que siempre llevaba aquella sonrisa en el rostro y sus rasgados ojos permanecían cerrados, haciéndole pensar que solo se mantenía en ese mundo de misterios que debía ser su mente. Mas allá, no tenia ni una mínima idea del comportamiento del contrario, pero ya había demostrado que era de aquellos fuertes de verdad, no como la bazofia que se jactaba de quien sabe cuanta barbaridad.

- Sinceramente, solo iba de paso – Respondió guardando las manos en sus bolsillos. Planeaba saltarse en unos minutos las clases restantes y el que pasara por fuera del salón no había sido nada más que una coincidencia provocada por ese caminar desorientado que tenia entre los pasillos.

Al oir sus palabras asintió y camino hacia la silla indicada, sentándose de manera despreocupada, mirando a la mesa del contrario. Al poco termino de procesar aquellas palabras. “La clase nos pertenece” se lo repitió, cayendo en cuenta del lio en el que había terminado. Suspiró con pesadez, pensando en las incontables veces que había tratado de huir de aquella responsabilidad, entrando en medio de un juego. Sonrió con tranquilidad. Un juego, eso era todo esto, un juego.

Por primera vez, comenzó a ansiar llegar al reto final. Se lo tomaría con calma, tampoco andaría de salón en salón pateando traseros, eso era de retrasados. Siempre había que posee un buen plan y todo eso.

Había escuchado algo sobre Dokusei, realmente no mucho, pero que algo se traían entre manos, eso lo tenía claro. Pasar cerca de ellos rumbo a casa era toda una acrobacia y siempre terminaba yéndose a las manos con ellos, quisiera o no, esos matones sin gracia terminaban iniciando pleitos. No tenia idea de que gorila era al que se refería pero se hacia a una idea clara de que era lo que buscaba el contrario y demás estaba decir que observar aquellos juegos era mucho mas divertido si se hacia desde el interior. Una vez más, en contra de sus pensamientos pero a favor de sus salvajes e internos instintos, terminaría involucrado entre palizas a las que normalmente rehusaba asistir.

Antes de responder a cualquier cosa, su atención fue absorbida por el cuaderno sobre la mesa del contrario, sin pedir permiso ni nada, le tomo entre las manos observando las caricaturas. Miró con seriedad aquella en donde él estaba dibujado, a leguas era él, porque no conocía a nadie con esas cualidades tan únicas como las suyas.

- Oye… - Su rostro, se encontraba escondido detrás del cuaderno – Esto esta… ¡Fantástico! Es la primera vez que me veo dibujado en una caricatura. Ciertamente el dibujo no se me da para nada bien, tengo suerte si hago esos hombrecitos de palo – Bajo el cuaderno y le dejó sobre la mesa, riendo de forma torpe, como de costumbre – Pues… podemos decir que la idea me parece realmente interesante. Hace mucho que esta porquería de instituto no hace nada que valga la pena observar y menos algo para la cual interese participar. Aclaremos algunas cosas, nada excesivo.

Apoyó los codos sobre la mesa contraria y su rostro entre las manos, mirando al contrario con una sonrisa un tanto más de su edad, aun así traviesa.

- No es necesario que me llames agregando un “san” a mi nombre, realmente me hace sentir como un viejo y eso, no lo soy ni planeo ser pronto. Con Yuuta o Yuu estará bien. – Desvió la mirada de manera despreocupada hacia la ventana – No me gusta que me den órdenes y lo último que tolerare es tener un líder. Si vamos a hacer esto, pido que entre nosotros dos, existan los mismos beneficios. Ya sabes, que estemos en las mismas condiciones tanto al ganar como al perder, aunque dudo que la segunda se cumpla; cuando juego algo, lo hago a ganar. Por lo demás, si con esto hundimos los humos de Dokusei, estaré encantado de participar, después de todo, aquella bazofia me es molesta a la vista.

No era muy exigente pero pedía lo necesario, si el contrario aceptaba sus condiciones, estarían bien, sino, pues daba le daba exactamente lo mismo; terminaría observándoles de todas manera y sin tener que ensuciarse las manos.

- Entonces… ¿Te parece bien de esa manera? ¿O tenías otras cosas en mente, Ichi-tan? – Sonrió con una peculiar dulzura, ignorando si al contrario le molestaría o no aquel mote tras su nombre. Solía darlos sin razón aparente y es que le parecía divertido cuando algunos se ponían iracundos al oírlo –

Esperaba, que todo fuera mas interesante de ahora en adelante.



(No te preocupes, comprendo :D Responde cuando dispongas de tiempo :B)



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Lun Abr 30, 2012 7:31 am

Gin no era dado a hacer obras de arte, pero aquellos garabatos parecieron gustarle al contrario, aunque, siendo mas concreto, el que le gustó fue en el que estaba él reflejado. Aquel rubio era peculiar. Mas de uno se hubiera mosqueado por lo ridículo que les dejaba en aquellos dibujos que hacia entre clases. Remarcaba todos los defectos o actitudes más notables de cada uno y les daba un aspecto grotesco hasta no más poder.
Después de ser dejado el cuaderno sobre la mesa tras preguntarle si le “ayudaría”, si se uniría a él, Gin lo escuchó. Nada mas oírle decir que la idea le resultaba interesante le hizo pasar por su mente la idea de que lo apoyaría, sin embargo, no dijo nada y le siguió escuchando con toda la tranquilidad del mundo hasta que quiso dejar ciertos puntos claros. Gin sonrió de aquella forma tan común, volviendo a ocultar sus iris bajo sus rasgados y entrecerrados ojos.
-Solo procuraba ser educado, pero si así lo prefieres, Yuuta… –respondió un tanto despreocupado pero amistoso, dejando que el contrario siguiera mencionando su listado de “cosas a aclarar” en las que entraba; el no ser mandado, no tener un líder e igualdad de condiciones a la hora de ganar como de perder. Si solo era eso, no tenía ningún problema, ¿no? Entonces, antes de que le diera tiempo a pensar siquiera, el rubio le preguntó que le parecía, si aceptaba sus condiciones para “ayudarlo”. Gin, haciendo oídos sordos a aquella forma de llamarlo, se puso a meditarlo un instante, cruzándose de brazos y torciendo el morro de forma un tanto infantil para, al de pocos segundos, mirarlo tras sus rasgadísimos ojos y sonreir. –No soy ningún genio de la lámpara, pero esas tres cosas puedo concedértelas –le dijo y dejó de apoyarse sobre las patas traseras de golpe para sentarse correctamente y apoyar los codos sobre la mesa al igual que el contrario. A la vez que se colocaba y se apoyaba, se hizo con el mentón del contrario dócilmente, manteniendo sus rostros a una distancia de poco más de un palmo. –Supongo que si no quieres nada mas, esto se da por cerrado… –dijo a la altura de sus labios a aquella corta distancia que muy lentamente iba acortando más y más el propio Gin. Su rostro se mantuvo indescifrable tras aquella “mascara” en todo momento.
Sin más, como si no hubiera estando apunto de besarlo para sellar el trato, soltó el mentón del contrario y, dejando reposar su mejilla sobre uno de sus puños, le tendió una mano palma arriba. –Anda, dame uno de sus caramelos para cerrarlo en condiciones –le soltó infantil, ensanchando aquella sonrisa. –Eres el único de los dos que tiene algo para comer, así que tú invitas. En lo bueno y en lo malo has dicho hace nada… -le recordó. - Esto será como un matrimonio –comparó con gracia sin apartar su pidiente mano. –Idéntico, idéntico –remarcó. Si el albino tenía alguna oculta intención aparte de que se uniera a él, su inmutable y sonriente rostro no lo dejaba adivinar. –Así que no seas egoísta y comparte conmigo lo que tienes Yuu~ –continuó insistiendo como un niño caprichoso.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Abr 30, 2012 8:38 am

Yuuta no era de tener extensas peticiones y mucho menos de planes muy desarrollados. Se aburría con facilidad y como muchos en el instituto, era un mimado de primer nivel. Aun así, se animaba a participar con el contrario, al final, lo que para él era más importante sería entregado por el más alto. No necesitaba nada más, a su parecer. Y después quien sabe, si algo mas le resultaba vería como negociarlo; su vida no giraría en torno a ese instituto por siempre y teniendo la oportunidad de disfrutar la estadía, lo aprovecharía.

Tampoco se podía decir que ansiara mucho andar en medio de negocios, eso lo dejaría para su graduación, cuando le tocara heredar el negocio de la familia. Si aun podía ser un niño no había razones para adelantarse.

- Si algo se me ocurre, créeme que buscare la manera de negociarlo, todo dependerá del desarrollo de todo esto~ – respondió observando los finos ojos del contrario, sin preocuparse por la poca distancia que quedaba entre ambos. Yuu era muy de juegos, de todo tipo, por eso mismo este tipo de acercamientos no los veía como riesgo y tampoco alucinaba con un podría ser. Pasara lo que pasara, para el terminaría con el mismo significado, sería un juego, nada más. Porque ni siquiera era lo suficientemente maduro como para llegar a pasar de noches empalagosas a relaciones extensas; se le revolvía el estomago con solo pensarlo.

Le vio alejarse y fijó su mirada en la mano contraria, alzando una ceja al escucharle hablar. Al parecer entre ambos tendrían que tomarse las cosas de la manera más literal posible o uno terminaría perdiendo ante el otro. De sus labios arrancó una risotada divertidas mientras se alejaba un poco, apoyando sus brazos en la mesa trasera, cargando de esa manera su peso en la que sería su mesa durante un buen tiempo (Si debía golpear al dueño original, lo haría), sin dejar de mirar al contrario y con aquella “petición” en mente.

- ¿Cómo un matrimonio, eh? – Una lasciva sonrisa se marcó entre sus facciones, mientras se echaba las manos a los bolsillos y sacaba un puñado de caramelos, dejándolos sobre la mano del contrario – Bien, bien, si lo vas a mirar de esa manera, te cobrare todos los beneficios del matrimonio cuando entre en ánimos. Espero las clases de economía domestica te hayan servido, porque me da hambre de manera constante. – Asintió un par de veces entrecerrando la mirada, sin pararse a pensar en la estupidez que había soltado -

Aunque quisiera ver más en el mirar del contrario le parecía mucho más difícil que explorar en otros y eso despertaba su curiosidad de manera considerable. Su mente repasó aquellos pasos que le habían traído a este lugar pensando en que no había sido tan mala idea volver al salón y, desde luego, quedarse un rato más no le haría daño a nadie. De paso, “conocía” un poco más a aquel peculiar compañero.

Tomó un nuevo caramelo, saboreándolo con calma. El salón estaba bastante tranquilo, en comparación a días anteriores o a la misma mañana, creyó que podría deberse al mismo “escándalo” que habían tenido anteriormente con ese intento luchador que tenían por compañero.

- Nee, Ichi-wan, ¿Por qué siempre llevas esa sonrisa estampada en la cara? – Preguntó con curiosidad, si bien, el primer tema a conversar debía ser de aquella reciente unión, su mente lo había saltado, esperando hacerlo en otro instante. Incluso con el mismo en juego, no estaba tan preocupado de aquel tema, quizás en un par de días o con avances se entrometería de manera innecesaria, pero por hoy, su mente volaba hacia distintas fronteras y ese no sería tema, a menos que el albino le pusiera sobre la mesa.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Vie Mayo 04, 2012 3:47 am

Una vez llena su mano por aquello caramelos, el albino apartó la mano y miró a estos, eligiendo uno al azar. Dejó el resto sobre la mesa y desenvolvió el caramelo con sus finos y largos dedos llenos de habilidad. Mientras, escuchó al rubio, a quien le miró durante un instante enarcando ligeramente una deja a la vez que el contrario asentía. Por su mente no pudo evitar pasar el pensamiento de; “Con todas esas mierdas que come de continuo ¿cómo puede tener hambre…?” Tan rápido se habían ido los típicos rasgos sonrientes del albino por aquello, volvieron. –Muy valiente por confiar en mi tan rápido, Yuu –le respondió. –Pero, ¿seguro que quieres arriesgarte tanto? –se refería a la comida, aunque no quitaba la posibilidad de que aquellas palabras llevaran un segundo significado. –Esa clase no es lo mío –continuó tras una casi inexistente pausa – Teniendo a gente que me prepara la comida no entiendo por qué aprender a hacerla… -prosiguió eligiendo otro de aquellos caramelos de la mesa de colores tan llamativos.
Por su cabeza no dejaban de pasar vagas ideas de sus planes de futuro, todos diversos y muy difuminados. Sin embargo, cuando le venia a la mente alguno de sus planes actuales, lo veía con total claridad. Había movido algunos hilos sin mucha importancia antes de empezar nada. No era un idiota que decide hacer una cosa y, motivado por ello, se tira a la piscina sin mirar antes si hay o no agua, dándose la gran ostia si algo salía mal. Aunque fuera el más mínimo error. Sus planes por el momento estaban saliendo a la perfección, e incluso mejor que eso. Hoy se había quedado en la clase a propósito con el fin de saber quien era la basura que mandaba para así comenzar la depuración del instituto por su propia clase, pero lo que no había pensado era en la posibilidad de que alguien como aquel rubio, que pasaba de todo e incluso pasaba desapercibido dentro de lo que podía, apareciera y lo “ayudara”. No, esto ultimito no entraba dentro del plan, pero hizo que matara dos pájaros de un tiro; Hacerse con la clase y tener al rubio de los videojuegos a su lado.

El silencio que hubo por un momento entre ambos, permitió escuchar la paz de aquel pasillo de tercero. El resto de “lideres” de las otras dos clases debían de andar fuera haciendo “yo que sé que” con tal de joder al resto y mantener su posición en el ranking. Y hablando de ranking… ¿Dónde se encontraría ahora el albino en el? Eso había que descubrirlo, así como que había que dejar bien claro quien iba a estar arriba. En la cúspide.
La pregunta del contrario rompió en silencio de aquel tranquilo “almuerzo”. Si es que a comer una par de caramelos se le podía llamar comer.
-¿Por qué? –repitió divertido mientras jugueteaba con un papel entre sus dedos. Le miró –Yo llevo mi sonrisa estampada en la cara, tu tus consolas… Todos tenemos algo pegado a nuestro caretos, por eso la llevo. –Se limitó a responder. –Eso no tiene explicación. Sino, dime entonces tu por qué llevas siempre una maquina contigo –le sugirió para que se respondiera a sí mismo. –Oeh, Yuu, no te he preguntado que es lo que quieres sacar con todo esto, y me seria interesante saber en que piensa esa cabeza dorada tuya –apoya su otro codo sobre la mesa y como una colegiala se le queda mirando con aquellos rasgados ojos y aquel rostro algo menos sonriente, apoyando su babilla sobre ambas puños. – ¿Acaso buscas poder? o, simplemente quieres sentirte vivo, sentirte por un momento como el héroe de tus juegos, vivir sus aventuras, experimentar en primera persona el peligro como ellos… O sino… tal vez lo que quieres es cambiar de rutina, cambiar, sacar mas rendimiento a tus habilidades, poner a prueba… -enumeró una pequeña parte de las posibilidades por las que el rubio podía estar interesado en cooperar con él. Además, Gin busca alguna grieta en el alma del contrario por el que colar sus palabras. Si no ahora, en algún futuro. Como se ha dicho, el delgado albino no era estúpido. Lo que hacia, lo hacia bien, pensando antes en los problemas que en las ventajas. De ahí que le interesara conocer al contrario. Conocer algún punto débil con el que, si se le ponía en contra en algún momento, controlarlo cual titiritero.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Vie Mayo 04, 2012 7:01 am

¿Confiar? Su mente repaso aquello. No, no era así. Realmente no confiaba en el contrario, al menos no como para depositar algo importante. De momento, no era más que un chico interesante, de esos que escaseaban en el instituto y que de alguna manera no salían a la vista a menos que gritaras por ellos. Supuso que esa sonrisa torpe y la bandada de idioteces que solía soltar con naturalidad daban aquella impresión, mas no lo negó. Pareció innecesario darle vuelta a un asunto que podría ser exasperante y tardío.

Bufó mirando al contrario. No lo culpaba, él tenía la misma idea en mente.

- Buuh~ Y yo que esperaba que Ichi-rin supiera algo de cocina – Inflo sus mejillas levemente mirando al contrario. Si no obtenía esa parte de aquella unión “marital” al menos podría exigir otras cosas, pero más adelante lo haría saber -

Una vez que su rostro volvía a recuperar esa sonrisa torpe y crédula, su mirada se perdía entre las ventanas a su lado, observando el exterior. Por instantes, su mente divago entre distintas porquerías, como que cenarían hoy y como terminaría todo esto. Después de todo, no se había unido y se quedaría con el “quiero jugar”, debía obtener beneficios de todo esto y la mayor satisfacción posible, partiendo desde ver los derrotados rostros del instituto contrario hasta ver aplastado el orgullo de sus propios compañeros ante ellos dos. Curioso; no había analizado las posibilidades hasta ahora. Quizás su desinteresado ser debía tener un impulso para recién ponerse serio. Y vaya a saber uno cuanto tiempo le duraría aquel “entusiasmo”.

- No es una respuesta muy convincente, Ichi-pum – Rápidamente había vuelto a fijar sus ojos en el contrario al escucharlo sospecho que era algo que aun no debía preguntar. Quizás si las cosas marchaban bien, tendría la posibilidad de saber algo más sobre aquella sonrisa. Aunque si algo tenia seguro era que el contrario aun se tenía muchas cosas guardadas y que no se hacía a la idea de cuánto podría pasar por su mente en estos momentos - ¿Eh?... – Se quedo pensando en el último comentario pasando de largo la pregunta anterior – Pues… has dado respuestas bastante útiles y seguramente algo de todo eso persigo o terminare consiguiendo… Lo hago por curiosidad. Es la primera vez que veo a alguien con planes más útiles que irse a puñetazos a diestra y siniestra, consideré que podrías entretenerme mientras todo esto dure.

Claro, de que terminaría obteniendo poder, lo haría, no planeaba solo ir y ser un chiste. Su padre siempre le ha dicho, si haces algo, hazlo en grande. Además de recordar el tipo de posición que tenia entre los negocios de su padre, ganar un poco más le sería beneficioso a futuro, el bajo mundo estaba repleto con estas historias. Hasta había escuchado que aquel vejete rubio que tenían por director había sido el “rey” de Riyu en sus tiempos. No se confiaba ni lo negaba, las posibilidades son enormes y encontrar la respuesta seria algo que, quizás, haría más adelante. Y, si bien, esto lo tomaría como un juego que deseaba ganar, seguramente no tendría un papel como el héroe. Los héroes luchaban por otros, eran justos e imparciales y siempre sabían qué hacer. Él no tenía ninguna de esas aptitudes pero mientras ganara poco y nada importaba un nombre.

- ¿Cuáles son tus intenciones, Ichi-pon? Dudo que lo hagas por enaltecer el nombre de Riyu. Al menos, yo no la haría por ese motivo tan cutre – Saco una nueva golosina, un bombón de chocolate relleno con cereza y una pisca de licor. Estaba entre sus favoritos y era difícil que al menos no se tragara uno por día. Observó al contrario con atención esperando aquella respuesta, probablemente más seria que la que él mismo había dado. No se imaginaba al contrario haciéndolo meramente por quitarse el ocio de encima, sospechaba que debía tener mejores planes que eso.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Lun Mayo 07, 2012 2:10 pm

Al parecer su respuesta no le había satisfecho del todo, quedándose de seguro con las ganas de saber más de él, su sonrisa y a saber… Pero oye, él tampoco es que se explayara en su pregunta a la que casi fue respondida por el albino, por no decir que fue respondida en su totalidad. Ojo por ojo, diente por diente, solía decirse. ¿Acaso le estaba haciendo eso? Si era así, le iba a parecer un “matrimonio” de lo más interesante.
-En primer lugar… que no te refieras en publico con wan, tan, pon ni como se te pueda ocurrir –dijo a buenas, quitando mucha carga esa sonrisa. –Te dejo hacerlo exclusivamente a ti, Yuu-kun. Solo a ti y en privado –añadió. –Sobre mis intenciones… -entre abrió sus ojos, dejando ver un poco aquellos iris de azul hielo. -En parte es lo que has dicho. Me daría asco salir de un instituto que es inferior al resto, y mas aun si es inferior al de esos “simios” –dejó a la luz, aunque ese sentimiento de ser mejores que el instituto contrario era algo con lo que se entraba. Con algo con lo que, casi, se nacía. Esa rivalidad era mutua, y ciega. –Por eso quiero cambiarlo. –se recostó en la silla y miró a la venta, al cielo azul. Sus ojos aun visibles y una muy leve sonrisa casi recta que le servia de mascara, se observaban. -Hoy pocos hay que en verdad no se hayan perdido en lo que se han creído ser… -susurró pero de forma que pudiera ser audible para el contrario. Aquello parecía algo más personal. –Este lugar no son más que apariencias sin ningún valor… -suspiró y esbozó una media sonrisa volviendo el rostro al contrario con total tranquilidad, acercando su mano para hacerse con otra de los caramelos de la mesa. –Mi intención es dar valor a esto. Y si para ser “Dios” tengo que ser el mismo diablo… Lo seré. –Si, el albino se veía a sí mismo como el “salvador”, el hombre que llevaría a lo mas alto a “su gente”. Quería poder, reconocimiento, apoyo,…. Y afecto.
Alguien como él que no ha llevado consigo el calor humano consigo, necesitaba ser parte de algo grande, tener a gente a su alrededor que le respetara y no Le traicionara. No buscaba hacer amigos, ¡para qué! Sabia que muchos estaban por el interés, que otros se unirían simplemente porque otro se lo ha pedido o porque la gente te cree mejor por apoyar a alguien en especial. No… no quería amigos. El simple hecho de “restablecer el mundo”, su mundo, devolviendo lo perdido a su instituto y saliendo de ahí como alguien mas que conocido le bastaba. Era ambicioso, pero con eso se conformaba. Y como bien listo que era, sabia que el gran error de los grandes líderes del mundo acabó cayendo por su egoísmo. A él no le pasaría eso. Claro que no.
-¿Te vale como respuesta? –le preguntó un tanto irónico, volviendo a esconder sus iris tras aquella rasgada mirada. Se puso en pie y la sirena que marcaba el fin del tiempo de recreo sonó. –Me iré a dar un paseo ahora que no habrá nadie fuera… -comentó marchando despreocupadamente hacia la puerta, cruzando toda la clase.
No le importaba que viniera, para nada. Al fin y al cabo, era su “mano derecha” a pesar de haberle asegurado que no tendría nadie dándole ordenes.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Mayo 08, 2012 8:11 am

- Pero Ichi-rinrin – Pronunció con infantilismo inflando un poco sus mejillas al escuchar al contrario – En realidad no sé si lo consiga… - su torpe sonrisa volvió a dibujarse mientras tomaba un nuevo caramelo - … pero bien, bien, me preocupare de no ponerte ningún apodo en público y solo lo haré en privado… - Eso ultimo llego a darle escalofríos, recordó que la perra de su madre tenía mucho nombres para su padre que se repetían las pocas veces que daban cumplimientos a sus deberes maritales. Dios Santo, de todo lo que podía pensar, solo llegaba a cosas asquerosas.

Desechó aquellas ideas mirando a su compañero sin dejar de prestar atención a lo dicho, observando aquellos ojos que en su mayoría son un misterio. Sonrió divertido luego de oír sus intenciones, probablemente tendría otras, quien sabe pero aquella había sido suficiente para que sintiera más intrigar por el contrario. El haber entrado en esta “relación marital” cada vez le parecía mejor idea, los días en el instituto darían un vuelco completamente distinto y ya no solo sería un vago encerrado en su mundo, observando con desganos como el interior del lugar se pudre con la basura que reciben cada año. Al fin tomarían un camino como el que se tenía hace un par de años, como cuando entro. Aquellos sempai si sabían lo que hacían y el “rey” del instituto era un genio de primera clase.

Sinceramente, Yuuta no esperaba ganar demasiado con esta unión, sus principales motivos comenzaban a enfocarse en el albino. Quería ver que tan lejos llegaría, que tanto podría completar y ver, en primera fila, como gobernaría a la bazofia que esta escuela tenía. Quería que dejara a Dokusei por los suelos, como los microbios que eran. Seguramente el chico, si conseguía las metas propuestas, sería uno de los grandes que pasaban como leyenda por los pasillos, causando escalofríos en los cobardes y encendiendo a aquellos que ansían ser mejores.

Se había dejado caer una vez más contra su mesa mirando al contrario con tranquilidad. Le escucho y vio comenzaba retirarse de lugar. Por instantes miro hacia la ventana con una sonrisa en el rostro. Enorme y emocionada. Esto se tornaría cada vez mejor. Comenzaba a emocionarle ver el resultado de todo esto. Se puso de pie y, tan confianzudo como él solo, se lanzó sobre la espalda del contrario, colgándose así del albino.

- Me conformare por ahora con eso. Ha sido suficiente para mí – Dijo al oído del mayor sin soltarse – Y me fugo contigo, queridísimo esposo – Agrego jugando con aquellas palabras – No tengo idea de que clase sigue pero no quiero descubrirlo tampoco. Me quedare contigo, hasta que algo me distraiga o que se yo, así que… sopórtame un rato mas~ - Besó con suavidad la mejilla del contrario, siguiendo el juego del matrimonio sin pensar en si le seria molesto o no al contrario. No era de pensar demasiado aquellas cosas, más bien actuaba por inercia.

Al fin obtendría lo que había estado buscando entre estos pasillos. No solo vendría para darse a la fuga, ahora tendría algo interesante en lo que participar junto a una persona más intrigante de lo que quizás podría imaginar. Estaba ansioso por ver los avances.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Dom Mayo 13, 2012 6:53 am

Al poco de pasar al lado del rubio el albino notó como una fuerza lo empujaba hacia delante, doblándolo ligeramente por el inesperado peso del rubio al colgarse sobre él. Por suerte recuperó el equilibrio. Debía dar gracias a Dios de que el contrario no pesara cien kilos o lo habría planchado contra el piso.

Cuando le dijo que se iba con él con aquel ultimo añadido, el albino, quien lo miraba de lado habiendo llevado sus manos a las piernas de Yuu para que no se cayera de su espalda, encontrándose estas cerca de su blando pero firme trasero (pues se había fijado anteriormente), sonrió divertido. Tal vez el otro no lo viera, pero realmente le estaba cayendo bien ese rubio comedor de gominolas. –No se que me daba que no te quedarías aquí ni para echar la siesta, querido –respondió a su broma, escuchando a su oído el comentario del contrario de que no quería descubrir que clase venia ahora, así como que se quedaría a su lado hasta que se distrajera, terminando con una linda petición y un suave beso en su mejilla. Aquel simple gesto le agradó. Sabía que solo estaba siguiendo el juego a su reciente “compromiso matrimonial”, pero aun así, se sintió ligera, muy ligeramente bien.

El albino, cargando con el contrario, retomó el paso y se dirigió, ahora sí, hacia la puerta. Salió al pasillo cargando con el rubio a la espalda sin mucha dificultad, y se dirigió hacia la azotea, a la cual se iba por las escaleras de incendios que había al fondo del pasillo.

-Soportarte… eso no creo que sea muy difícil –bromeó por lo que venia a continuación, subiendo las escaleras cuidadosamente. –Si tú mismo te entretienes y distraes como sea, amenos que estés diciendo que tu “marido” no va a saber “entretenerte” –jugaba con las palabras, retorciendo su verdadero significado. Su semblante resultaba el mismo; sonriente e indescifrable, tranquilo como siempre.

Al de poco llegaron arriba, encontrándose con la puerta de hierro que daba a la azotea aparentemente cerrada frente a ellos. Gin, a pesar de no encontrarse cansado por cargar a su “mujer” escaleras arriba, bajó a éste de su espalda con cierto cuidado. –Te estoy mimando demasiado Yuu-chan, abre la puerta al menos –dijo frente a su rostro, cara a cara, cuando se giró, pudiendo sentir el respirar del contrario chocar contra su piel. –No voy a hacer todo, mi “querida esposa” –añadió por último, sintiendo interés por el rubio.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Dom Mayo 13, 2012 3:56 pm

No sabia si declararlo suerte o no, peor al menos el contrario no se había ido contra el piso luego de que se tirara encima sin medir consecuencias. Sonrió ampliamente al sentir como el contrario no le sacaba de su espalda, con el contrario, sostenía su cuerpo para no caer. Sinceramente, le agradaba que le siguieran los juegos, en ocasiones era bastante molesto encontrarse con la mayoría de mal humor que nada hacían para remediarlo, mas que quejarse y escupir al cielo. Al momento, el albino le parecía diferente y tenia un par de expectativas puestas en él, quizás, pronto seria mucho mas emocionante quedarse a su lado.

Se quedó tranquilo, tampoco deseaba incomodar al contrario que avanzaba con calma por los pasillos rumbo a la azotea. Su mirada se fijaba a ratos en quienes les miraban, sorprendidos quizás, en los pasillos. Quizás, era más raro ver a un par de chicos de esa manera en este instituto donde todos se declaran guerra. Igual, poco y nada le importaba. El que dirán no le haría cambiar en ningún aspecto.

- Espero que este seguro de eso, muchos se vuelven locos después de unos treinta minutos conmigo. Son unos aburridos~ - Pego sus labios a la mejilla del chico una vez mas, esta vez jugando un poco para responder rozando aquella blanca y suave piel – Querido esposo~ No quiero dudar aquello, deberás aprender a entretenerme de muchas maneras – Por desgracia, aun no podía leer todo en el contrario, suerte tenia si algo comprendía, pero se lo atribuiría al tiempo, mas adelante tendría mas posibilidades de conocer a quien por ahora era su “esposo”. Y en cuanto a juegos, a nada se negaba, cuando afirmaba que le gustaban TODA clase de juegos, es muy acercado a su realidad.

Cuando se vio en el piso, inflo ligeramente las mejillas, había sido un recorrido tranquilo y cómodo – Pero Ichi-puniu~ - Pronuncio de manera casi infantil, tomando ligeramente las ropas del contrario, sintiendo su respirar – Bueno, bueno, abrir la puerta no es tan complicado, pero eso de ser “una esposa consentida” me sentaría bastante bien – Su sonrisa volvió a ser aquella torpe y distraída, a la vez, soltaba las ropas del mayor y se dirigía hacia la puerta abriéndola de par en par.

La suave brisa se coló al interior rápidamente, acariciando su rostro y jugando con sus cabellos. Cerró los ojos por instinto volteándose para mirar al contrario, apenas abriendo los ojos.

Comenzó por registrar sus bolsillos, tomando un par de lentes oscuros. Si bien, por obligación debía usarlos todo el día, a veces se rehusaba, ya luego le regañarían por dañar su mirada en su encaprichada acción. Sonrió ligeramente poniéndose los lentes; grandes y tan oscuros que no había manera de ver sus ojos, cubrían toda la superficie de estos asegurándose que la luz no pudiera colarse.

Se dio media vuelta, tomando la mano del albino, jalándolo al exterior. El lugar, de momento vacío, era un asco, como siempre. Los mayores se encargaban de hacer sus fiestas en este lugar asumiéndolo como propio. No hace mucho había estado vagando por el lugar y estaba peor, eran rápidos a la hora de causar desastres.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Mar Mayo 22, 2012 2:03 pm

-Conmigo no valen los pucheros. Tengo un “hermano” menor al que nunca le han funcionado –comentó por como lo llamaba. “Tampoco es que lo haya intentado siquiera…” –pensó con cierta gracia al imaginarse la escena en su cabeza perfectamente aislada, insonorizada y protegida al resto de personas. Con un tranquilo gesto puso sus manos sobre las del contrario, haciendo que le soltara de la prenda mientras lo miraba tras su típica e indescifrable faz. –Así que prefieres el papel de “mujer consentida” al de “mujer cooperadora”, ¿eh? –comentó a la vez que lo seguía con la mirada y veía abrir la puerta de par en par.

Una brisa entró de golpe, acariciando con delicadeza los cuerpos de ambos con su frescura. La luz del gran astro de aquel esplendido día de primavera acompañaba a la primera, aclarando el lúgubre y apagado descansillo de las escaleras que daba a la azotea. Yuu, de espaldas a el albino, su cuerpo bloqueaba la entrada de luz, y debido al blanco uniforme, el rubio adquirió una brillante aurora a su alrededor alumbrándolo. Parecía un ángel.

-Sí, no te quedaría nada mal el papel de “esposa consentida” ahora que te miro –se acercó un poco a él. –Pero lástima que no pueda ser –ironizó con una de esas sonrisas. Entonces el contrario se giró y lo cogió de la mano sacándolo a la azotea. “Menudas confianzas… pero me gusta…” –pensó. ¿Quién se había atrevido antes a cogerle de la mano con tanta tranquilidad al nada de conocerlo? Nadie. Y no hablemos de quien se le había echado a los hombros en su vida…

El lugar era una pocilga. Impecable jardín, impotente entrada, maravillosa recepción y su interior... En su interior la ilusión se desvanecía y veías la realidad de universidad. El colegio, como sus alumnos, eran idénticos. Puras apariencias, fachas de elites, y después no hay nada. Todo era tan normal (en ambos –el insti y los alumnos-) como el hecho de que en cada pueblo haya un viejo verde, un grupo de mujeres que no dejan de darla a la sin hueso, un estirado repelente y más. Todo tan normal y tan poca cosa bajo esas fachas…

El albino se dejó guiar por el rubio de oscuras y grandes gafas hasta la verja del fondo desde donde se podía ver el perfecto jardín de la entrada. Sus árboles en flor cariñosamente agitados por el viento, los coches pasar tras aquellos muros, el sol calentar su cuerpo, la compañía del rubio y el par de latas y cajetillas de cigarros que se encontraban por el lugar, traqueteando las latas bolladas al rodar por el omnipresente viento que abajo acariciaba las copas de los árboles… Todo era mil veces mejor que encontrarse en la clase encerrado a pesar de no haber estado prestando atención. Hacia un día demasiado bueno para quedarse ahí metido, y mas tras haberse perdido su rato de recreo.

-¿A qué esas gafas tan modernas, Yuu-chan? –preguntó un tanto burlón, mirándolo, para de seguido, señalar su rostro de rasgados ojos y labios sonrientes de forma infantil. –Con poner esta cara la luz te molestara menos que esas gafa –bromeó, acercando su rostro hasta el punto verse reflejado en aquellos cristales grandes y oscuros del contrario. –¿Mmmh…? –Su rostro, por vez primera ante el rubio, se mostró ligeramente sorprendido y extrañado sin moverse de donde se encontraba (a unas dos palmas de distancia del rostro de Yuu) –Pues no te favorecen para nada, Yuu-chan. Con ellas puestas pierdes puntos en cuanto al físico, al menos ante mis ojos –sonrió pícaro, travieso. Entonces lo acorrala contra la verja, aferrandose sus manos a esta, limitando todavía mas el espacio personal y cerrando las posibles salidas del rubio. -¿Qué pasaría se la luz llegara a tus ojitos, “esposa mía”~? -dice con voz algo mas baja pero sin llegar a ser susurrante, con un tono juguetón y travieso, así como atrevido y directo.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Mayo 22, 2012 3:00 pm

- Es una lástima. Funciono mejor a base de incentivos y mimos – Respondió con una sonrisa traviesa e infantil. No quería decir que no fuera cooperador, pues lo era cuando la situación lo ameritaba y lo seria con el albino a medida que los planes del mayor vallan saliendo a flote; después de todo ya estaba comprometido en ese punto, parte de un matrimonio bastante metafórico y poco convencional.

Respiro profundo. Absorbiendo cuanto pudiese de aquella brisa fresca que se colaba al interior del instituto. Sin dejar de jalar al mayor hasta llegar al final de aquella azotea, desde ahí, podía observar el exterior al instituto. Ya se paseaban un par de chicas esperando a la salida de los “galantes” estudiantes. Tan ilusas, ni podían imaginar el tipo de espanto que era cada uno de aquellos chicos que salía del lugar con su mejor porte. Sus ropas relucientes y ordenadas de manera propia a cada rostro. Incluso el mismo tenía el descaro de salir con esas pintas, incluso sin planearlo. Altivo y radiante, así solía ser, quizás, porque la salida era la mejor parte del día, incluso cuando era una salida de acuerdo a sus propios gustos.

Obviando el basural en el que convertían a diario la azotea aquellos que se hacían llamar los reyes, el lugar era bastante bueno para saltarse las clases, descansar un rato e incluso para dormir la siesta. Podía incluso sentir el aroma a los cigarrillos, como si aquellas colillas aun estuvieran encendidas. Dejó salir una leve sonrisa al escuchar al mayor. Ya había soltado su mano, creyendo que se había detenido en un buen lugar para holgazanear como era de costumbre.

- Uhm… no creo que tenga el mismo efecto… además no sé si podría mantener los ojos cerrados por demasiado tiempo – Respondió mirando el rostro del contrario. Si bien al mayor de mirada afilada y sonrisa eterna le quedaba el poner aquella expresión, dudaba completamente que fuera lo mismo en su caso. En especial porque era de ojos grandes y no podía mantenerse quieto por mucho tiempo – Lo siento, queridísimo esposo, pero no los uso para verme bien, aunque quizás comience a plantearme el cambiarlos por otros… pero, pero, los uso porque soy fotosensible. Mi nana me mataría si se entera que no me los he puesto una vez más. – Confesó sin cuestionarse absolutamente nada.

Incluso, con aquella distancia tan escasa o siendo acorralado por el albino, no se molesto ni en intimidarse. No era como si fuera costumbre encontrarse en esta situación, pero su mente trabajaba con posibilidades distintas, por eso mismo perdía vergüenza o incluso se la andaba sin cuidado. Esa misma razón podría aplicarse a su falta de cuidado con la burbuja personal de quienes le rodean y su confianzuda conducta.

- Veamos… Si es muy constante se pondrán rojos e irritados. El doctor dice que si sigo siendo descuidado en unos años más o quizás antes podría tener una respuesta fotoconvulsiva y que no seria para nada grato. – Le miró con tranquilidad tras sus oscuros lentes – Dudo que sea lindo tener una esposa epiléptica. Y te aseguro que me quejare durante horas aunque no me hubiese dolido. Solo por malcriado.

Fuera de su propia enfermedad. No paraba de mirar con curiosidad al contrario quizás, tratando de adivinar cuál sería su siguiente movimiento.

- Nee, Ichi-kyun, no sé si solo fue mi parecer o no, pero… ¿Por qué, por instantes, pareciste sorprendido? ¿Tan mal me veo con estas cosas puestas?



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Dom Mayo 27, 2012 3:40 pm

Si Gin se mostró sorprendido y extrañado fue tras escuchar al rubio decir que era fotosensible. Sabía que era eso, pero nunca se había encontrado con alguien que lo padeciera. Le parecía curioso que alguien fuera tan sensible a la luz. Que su “esposa” fuera tan delicada para lo bien que se las apañaba solo.

El rubio no pareció inmutarse ni molestarse, así como incomodarse por la presencia, cercana presencia, del albino. Se encontraba tranquilo, incluso podría decir que a gusto, como si estuviera acostumbrado. El rubio estaba como pez en el agua en aquella situación y el albino lo veía bien. No le hacia mucha gracia que la persona que seria y era desde ya su mano derecha, su persona de confianza, se inquietara por su cercanía.


El albino le pregunto por las consecuencias de que le diera el sol en sus ojos. El rubio le respondió tranquilamente, siguiendo con aquel juego de ser la “esposa” del contrario. Gin se vio reflejado en los oscuros cristales de Yuu, viendo su propia media sonrisa en ellos
. –Pues no, la verdad que no seria para nada lindo… -Su sonrisa se ensanchó ante su comentario de quejarse en tal caso aun si tener dolor. –Bueno, si es solo eso… Tenerte todo el día convulsionando tal vez no sea tan malo –bromeó. –Siempre que fuera provocado por mí… -añadió. Aquello era toda una directa, y sabia que el rubio lo había entendido a pesar de no poder descifrar su rostro todavía.

Ante la pregunta de Yuu, Gin enarcó una ceja y al instante acortó la distancia entre ambos rostros hasta el punto de rozarse sus narices y sentir el aliento del contrario sobre sus labios. –No fue por eso, es solo que nunca he conocido a alguien que tuviera lo que tú tienes. Me sorprendió que tuvieras algo tan poco común como eso, Yuu-chan. –Tan cerca… y no lo besaba. Hacia amagos de vez en cuando, mirando a aquellos ojos escondidos tras los negros cristales con sus azules ojos, reflejándose estos en los cristales. –Con estas gafas admito que te me pareces –comentó por no poder ver en sus ojos lo que podía pasar por su cabeza. De aquella forma, aunque le prefería sin sus lentes, se sentía más identificado y a gusto con el rubio. Si, iba a ser un buen aliado. Su mano, una de ella, se separó de la verja y la llevó a sus grandes lentes con la intención de bajarlas unos milímetros para ver sus ojos desde la escasa altura que le sacaba. Sin embargo, la puerta se cerró de golpe. Aquella única puerta que daba a la azotea. Por lo que el huesudo albino no llegó más que a rozar estas antes de girarse hacia aquellos que, como ellos, se estaban saltando las clases.

-Así que tú eres el nuevo líder de la clase 3.B. No pareces gran cosa. –Comentó un chico moreno y de iris azules que venia acompañado por un segundo sujeto. Éste, el que tomó la palabra, se acercaba hacia ellos con las manos en sus bolsillos. El chico era de la misma edad que Yuu y Gin, sin embargo, al repetir, se encontraba en 2º. –Pero en fin… cualquiera hubiera ganado al que tenían antes. –No se reía, no se burlaba. Lo decía sincero y serio. Al de dos metros de los de tercero, el moreno y su acompañante se detuvieron.

-¿Qué es lo que quieres? Ahora estoy ocupado –El albino había vuelto a su rasgada mirada, aunque no sonreía, mostrándose tranquilo con el rubio a su lado un paso por detrás.

-Comprobar si en verdad eres una amenaza como aquel tío no dejaba de decirme –respondió un tanto indiferente, refiriéndose con lo de “aquel tío”, al rubio al que le habían quitado su puesto en la clase. ¿Acaso el moreno había sido sobornado por le rubiales para que le diera una paliza?, o, ¿es que en verdad quería ponerle a prueba? ¡¿En serio?!


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Mayo 28, 2012 12:55 pm

- ¿Cómo que no? – devolvió con una sonrisa amplia. Realmente, ni en broma le gustaría andar como pez fuera del agua, convulsionando y quizás hasta tirando espuma por la boca. No, no, no se veía de esa manera – Y realmente no lo sé, Ichi-tan, aunque fueras tu el que lo causara, seguiría siendo feo. Quizás te permita quitarme los anteojos en otro tipo de condiciones y sin el sol pegándome en la cara, así como ahora.

Tras sus oscuros lentes, no le quitaba la mirada al mayor, fijándose en esas apenas visibles orbes que le causaban intriga y más que curiosidad, le parecían atrayentes. Y siendo como era, no podía evitar mirar los labios del chico, tan próximos a los propios. Se preguntó qué tipo de gustos tendría el albino o a cuánto podría obligarlo a llegar (Porque lo haría si se le metía en la cabeza).

- Usare los lentes más a menudo, así ambos quedamos con intriga – Respondió de manera juguetona mirando la mano del mayor. Si bajaba los lentes, era seguro que cerraría los ojos. El sol resplandecía con fuerza en lo alto, daba por seguro que bastarían unos segundos para que sus ojos se irritaran y molestaran. Y, con su peculiar actitud, se había negado, una vez más, a traer aquellas gotitas que aliviaban el dolor cuando eso pasaba. No era como que siempre abriera los ojos para “ver” al sol, pero, por andar distraído, había sufrido un par de percances que le habían llevado a comprar aquel líquido que ni siquiera sacaba de su habitación. Antes de soltar cualquier otro comentario, el fuerte sonido de la puerta cerrándose le obligo a desviar la mirada hacia el lugar.

Por desgracia, ya no estaban solos y cualquiera otra cosa que planeara decir se la debía tragar. Miro desinteresadamente a los recién llegados. Por desgracia así eran las cosas en el instituto, todo se movía por rumores que se expandían con rapidez y todo se comprobaba por medio de golpes. El circulo al que se había negado entrar durante sus años anteriores ahora debía ser parte de su ser diario. Después de todo, había entrado de lleno al aceptar la propuesta de Gin. Ni siquiera se molestó en recordar al moreno, de su edad ya que en estos momentos no era más que un estorbo entre su descanso de matones y sus “juegos” con el albino.

Estaba un paso detrás del albino, cosa que desde cierto punto le irritaba pero que, por esta vez, no reprocharía. Ya se sabía a que venían los otros dos y era obvio que no saldrían de esa sin tener que irse a los puños, una vez más. Aunque el albino fuera el centro de atención de los dos, no se iría ni se quedaría a un lado observando. Por igual, ese era el acuerdo entre ellos dos. Incluso esta pelea, sin sentido para él, debía ser equitativa. Si uno peleaba, el otro también lo haría. Esa era su conclusión.

Bufó aun apoyado en la reja, cruzándose de brazos.

-Por hoy, esperare a tus indicaciones. Ichimaru – Le dejaba mal sabor de boca llamar tan a secas a alguien, en especial al albino a quien, en cosa de minutas le había puesto una decena de apodos distintos. Por desgracia, ya le había dicho que no le tratarían con motes mientras hubiese alguien presente. Que aburrido seria de esa manera.

Espero que terminaran rápido con este par, ya le habían entrado ganas de sentarse a jugar con su psp o hablar alguna tontería con el albino, al que, seguramente, molestaría el resto del día.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Mar Mayo 29, 2012 12:43 am






Por lo que parecía, el rubiales de antes no solo había ido corriendo junto a sus “amiguitos” para buscar a su chico de entretenimiento sino que, habían ido incluso a divulgar su pérdida de la clase. Lo mas seguro es que mas gente a parte de aquel moreno se hubiese enterado. Tal vez aquel tipo era como un conejillo de indias con el que poder comprobar el resto si era en verdad una posible amenaza para su posición en el insti.

Gin hubiera preferido que aquel tipo no hubiera llegado. Se lo estaba pasando de madre con la compañía del rubio, y para como era él en general, era raro que estuviera tanto tiempo seguido con alguien. Y menos cuando lo había “conocido” hacía ya una media hora.

Giró muy levemente el rostro hacia Yuu, quien se encontraba sin moverse un paso tras él y que, por sus palabras, a pesar de haberle pedido en sus condiciones para aliarse con él que no le diera ordenes, le estaba dando permiso para ello. Así pues, al terminar esta frase, se le hizo incluso extraño que aquella voz lo llamara por su nombre completo, sin diminutivos ni apodos. Aun así, en aquel caso lo prefería.

-Yuu, encárgate del tipo que le acompaña. Te dejo… ¿Cuánto? ¿Cuatro minutos? –le preguntó dándole por ganador. Lo había visto pelear, y aunque hubiera sido contra el penoso rubiales de antes, el movimiento con el que lo detuvo y lo tiró al suelo no se aprendía en un día. Y menos salía por suerte. –Venga, por llevar esas gafas te doy cinco minutos. Nada más –acabó diciendo con una taimada sonrisa antes de volver su rostro al frente. Al moreno. -¿Tú quieres tener mas tiempo que tu amigo o prefieres ir directo? –planteó la misma broma al contrario. Éste chasqueó la lengua un tanto irritado por el comentario. –No pareces más que un parlanchín. Además, si piensas que ese “hombre-mosca” puede con Bob –señala a su amigo. Un tipo no muy expresivo con aires y rasgos muy refinados, cabello también oscuro como la noche, blanco de piel y de ojos del castaño mas claro que hubiera visto antes. –estas muy equivocado, Ichimaru. –El albino prosiguió sonriendo tan irritantemente como siempre. –Tu llámame Gin. Enséñame que tan equivocado estoy y te dejare llamarme Gin sin me parece –comentó. –De acuerdo, blanquito. –Miró rápidamente a su compañero y con un ademán de cabeza indicándole atacar, cada uno se abalanzó sobre su oponente.

Tan rápido se había terminado el “juego” con Yuu y se habían topado ambos con aquellos dos sujetos de segundo curso, Gin esquivó los dos primeros puñetazos que el moreno de azulados ojos le fue a dar en la cara nada mas empezar. Al tercer golpe el albino se hizo con una de las muñecas de su oponente y de un ensayado movimiento logró retorcerle el brazo, con una mano, hasta tal punto de pegarle el brazo a su espalda. El albino se acerco a su oído por detrás de él. –No me has dicho el tiempo que quieres –le recordó. –No te crezcas solo por esto… -respondió y fue cuando el contrario, sabiendo librarse de aquella llave, se soltó y cambió de técnica. Parecía controlar la lucha cuerpo a cuerpo aquel tipo, el cual, a lo tonto, hizo que el albino se separara de su compañero al hacerlo retroceder de espaldas mientras el alvino desviaba y paraba patadas del moreno. Gin, ante alguien así lo tenia difícil…



Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Mar Mayo 29, 2012 10:05 am

Seguramente pasaría por lapsos de esta manera, era normal. Era de esos que odiaban que le interrumpieran cuando se encontraba entretenido con otras cosas, era casi una ofensa que alguien se atreviera a ponerse en medio de sus juegos. Y estos dos tipos habían llegado a irrumpir cuando se hallaba en buen momento con su “esposo”. Sabía que de aquí a dos minutos más hasta olvidaría lo que planeaba preguntar y si no tenía tanta suerte, terminaría su reunión por el día de hoy, teniendo que contenerse hasta mañana para volver a molestar al albino de ojos rasgados. Todo por un titulo que realmente no tenía mucho valor, en lo personal no le serviría de mucho, aunque seguro tendría a su padre detrás felicitándole y dándole razones, más concretas, para heredar el negocio, como correspondía. Bleh~

Y justo como había nombrado. Solo por hoy. Solo por ser el inicio de esta unión, le dejaba el “plan” al albino, ya desde la próxima la jodería a su manera. Asintió al escuchar quien sería su oponente y el tiempo estimado. Miró al “mudo” de mala forma mientras se separaba de la reja, para tomar una posición mucho más acorde a su propio estilo de lucha. Planeó rechistar por el tiempo aumentado pero no podía negarlo. Los lentes oscuros eran un problema, lo serian aun más si se llegaban a caer.

- No necesitare más de los cuatro minutos que nombraste en un comienzo – Hizo tronar sus dedos, no por alardear, solo para asegurarse que sus manos no fueran a dañarse. Gracias a los lentes tendría que pasar de su especialidad con patadas y usar los puños, para no arriesgarse a quedarse sin los lentes. – Que creativo para poner motes… - Murmuró sin mirar al moreno, ya era problema de Gin deshacerse de él.

Ate Waza. Era la división encargada de todo ataque superior ya sean golpes o bloqueos haciendo uso de las manos y brazos. No le gustaba mucho esta parte del estilo porque ponía en riesgo el fracturarse al hacer un mal movimiento o le llegaría un golpe en la cara, que solía evitar a toda costa por cosa de ego. Respiró con tranquilidad, ajustándose al ritmo de pelea que debía tomar. Su mirada, fija en el contrario, analizaba de manera rápida cada parte de su ser. Era una suerte que el uniforme fuera blanco, destacaba incluso con sus oscuros lentes puestos.

Su posición era sencilla, un brazo a la altura del pecho, inclinado hacia el costado de su cuerpo, el otro, a la altura de su mentón, alejado de ese. Con los puños cerrados y una sonrisa ladina, estaba listo. Pensó en la posibilidad de que esto se pusiera más complicado, después de todo, había visto todo tipo de brabucones en el instituto y se sabía quiénes eran más complicados pero ambos debían llegar a la cima, ¿No? Los tratos como el que acaba de “firmar” se dan por una razón. Solo para ganar, si no hay triunfo, todo esto es una pérdida de tiempo.

Espero a que el mudo se acercara a dar el primer golpe, al hacerlo espero el preciso instante para responder con un Uraken Shita Tzuki (Puño invertido) como contraataque. Creativo como él solo, cambio la dirección del golpe, ya que originalmente es un golpe que se da al vientre, lo dirigió al mentón del contrario, golpeándole con una exagerada fuerza para poder, noquearlo e incluso analizando la posibilidad de fracaso, la fuerza sería suficiente para desorientarlo durante un par de minutos.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Dom Jun 03, 2012 10:04 am

Con alguien como el que le había tocado, contra alguien que dominaba bastante bien el combate cuerpo a cuerpo, Gin se limitó a esquivar y evadir a la vez que sus pies retrocedían sin parar. Sin darse cuenta, el moreno aquel le había separado de su compañero, “pareja” y aliado. No es que le necesitara, nunca antes había necesitado ayuda de nadie, y esta ocasión no iba a ser la primera vez que la necesitaría. No señor. Lo que el albino necesitaba era… era buscar un punto débil a aquel jodido tipo que no dejaba de proferir golpes. Uno tras otros, uno tras otros… En alguna ocasión uno de sus puños ya había logrado rozarle la cara.
-Oeh, oeh… Aun no me has dicho cuanto quieres que te deje –se atrevió a comentar nuevamente a pesar de no estar en las mejores condiciones. Solo había que ver como iba bajando el ritmo a la hora de esquivar. -¿Aun con eso? –soltó irritado y lanzó una patada al estomago contrario. Rápido y acostumbrado a analizar movimientos por sus conocimientos de esgrima, se echó a un lado y le sostuvo de la pierna. El moreno se sostenía penosamente con una. Aun así, este parecía no rendirse. –¿¡Pero que…!? –Estiró sus brazo con el puño bien cerrado. Ninguno podía moverse. Si Gin soltaba, el otro volvería a abalanzarse sobre él, y mientras estuviera así, el otro estaba bastante limitado. Sin embargo, sosteniendo su pierna con una mano y no con ambas, frenó el puñetazo a mitad de camino. –Cuanto –insistió burlón en esta ocasión. –Tsk, no tienes ni idea de lo que soy capaz, “blanquito”… -dijo entre dientes. El mayor entonces, no se le ocurrió otra cosa que probar un experimento. –Tu tampoco –sonrió formando una media luna con sus labios, manteniendo abiertos esos ojos rasgados. Solo con verlo uno sabia que nada bueno podía pasar por esa cabeza suya.
Gin alzó la pierna del contrario de golpe hacia arriba, notando como los músculos de esta se tensaban y su rostro se contraía por el dolor, pareciendo aguantarlo bien. Las tornas habían cambiado. Aquel moreno no era tanto una ves se le paraba los pies. Gin desvió su mano del rostro ajeno hasta su entrepierna, deslizándola por su uniforme analizante. –No tienes nada que llame la atención, por lo que dudo que seas capaz de nada –siguió burlándose con total tranquilidad y naturalidad. Le salía solo. El contrario se removió intentando soltarse. –Creído de mierda… ¡Tu si que no eres capaz de nada! ¡Suéltame y lucha como un puto hombre! –se encendió por el comentario del albino. Fue así como éste supo que aquel tipo debía de ser virgen, ser el abusado o simplemente que carecía de erecciones. Sino… ¿por qué se molestaría tanto? Por descarte, se quedó con la primera y ultima, puesto que no tenía cara de dejarse subordinar.
-Como quieras –aceptó. Si el contrario esperaba que le soltara de forma tan fácil iba flipado. Gin pateó la rodilla del contrario, escuchándose un escalofriante “crack”, así como al de unos instantes escuchar el grito de dolor del moreno, el cual estaba tirado en el suelo tras haberlo soltado. El chico no dejaba de gritar de dolor por haberle roto la rodilla muy seguramente. El compañero del chico, aquel que “atendía” a Yuu desvió la mirada de su rival, centrándola en su jefe.
Gin le miraba desde arriba sin cambiar su endiablada sonrisa. Sus manos se metieron en los bolsillos de sus pantalones.
-¿Aun quieres pelear? Si es así, te pido que me digas el tiempo que quieres que tarde –Al parecer no se cansaba de la broma, pero a diferencia de en otras ocasiones, el moreno le miró titubeante desde el suelo. Aquella sonrisa, esos ojos… En ese momento supo que no tuvo que haberse topado con aquel tipo. –N-no… No quiero… -Gin, al igual que hizo con el rubio que muy probablemente había mandado a este sujeto, se agachó a su lado. El contrario estaba caído ya, no tenía nada que hacer. Pero, para su sorpresa, el moreno miró sobre el hombro del albino a su compañero. Gin desvió la mirada hacia aquella dirección y un golpe impacto en su mejilla. No cayó, no se tambaleo siquiera. Mantuvo su rostro girado en la posición en que el moreno se lo había dejado con aquel golpe. Tenía huevos aquel que no quería pelear. –Te he dado, cabrón –dijo saboreándolo. Aquello a Gin no le hizo ni puta gracia, por lo que, sin aviso, le devolvió el puñetazo si pensárselo en la cara. Lo dejó fuera de juego, inconsciente por el golpe, haciendo que su cabeza chocara contra el piso.
Se levantó y miró a sus espaldas. Estaba molesto, muy molesto por aquel golpe que le había marcado la mejilla. –Tú, fuera –ordenó. –Y llévate esta mierda de aquí –añadió y comenzó a dirigirse hacia el rubio a paso firme pero pausado, sin prisas y con sus ojos rasgados abiertos. -¿Estás bien? –fue lo primero que preguntó, no añadiendo aquello de “esposa”, “mujer” ni parecidos.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Lun Jun 04, 2012 7:06 am

Se podía decir que esta pelea no había sido la mejor que había tenido, no por el ir perdiendo, desde luego que no era eso. El contrario no estaba tan atento desde antes de comenzar y valla a saber porque, después de todo el rubio podía presumir muchas cosas pero solo quedarían como teorías. Esquivó un par de golpes y detuvo el resto utilizado solo sus manos para eso. Era cosa sencilla con su estilo de pelea incluso sin desarrollar completamente, esa era la mayor diferencia entre él y el resto de los matones del instituto. Al dar su primer golpe, acertó de lleno en la barbilla del chico, golpeándole con la parte baja de la palma de su mano, utilizando aquello para dejarle un tanto aturdido, unos cuantos segundos de ventaja no le vendrían mal si por algún motivo cometía un error.

Su debilidad en cuanto al trabajo en equipo se hallaba en su poca atención al compañero. No se había percatado en qué momento se habían alejado y mucho menos sabía en qué estado avanzaba la pelea contraria. Sus ojos y toda su atención estaba en aquel que era su rivalidad y un porcentaje se mantenía alerta en caso de una emboscada; siempre había que estar preparado para ese tipo de cosas.
El problema con seguir parando cada golpe iba en que sus músculos se tensaban más de lo querido, sabía que para el entrenamiento de la noche no estaría en optimas condiciones y lo más seguro es que le regañarían una vez más por andar metido en estos líos, el sensei nunca le creía cuando decía que no se lo había buscado, que los problemas llegaban solos. Suspiró molestó alejándose de los golpes que el contrario proporcionaba, uno más mediocre que el otro. ¿Qué mierda le pasaba? Podía romperle la cara y aun así no parecía estar atento ni preocupado por ese detallito.

Y al fin lo entendió. Se escucharon los huesos del moreno, rival del Gin, sonar con desmesurada fuerza seguidos de un grito de dolor. Su rival inmediatamente desvió la mirada olvidándose por completo de él. La gota de rebalsó el vaso. Todos tenían algo que los irritaba, incluso él que parecía no molestarse con nada y considerar todo un juego. Claro, para Yuu, de momento, la vida no era más que un juego de RPG. Entre las cosas que no soportaba y que podían romperle el orgullo estaba esto. Que no le prestaran atención. Normalmente no lo demuestra ni se queja por ello, pero como el niño mimado que puede llegar a ser, su orgullo se marchita cada vez que no es el centro de atención, mucho más dentro de un combate. Chasqueo la lengua y sin esperar a que el contrario le mirara acertó un puñetazo que el contrario jamás olvidaría, asegurándose de maltratarle la quijada, lo suficiente como para que la visita al doctor sea la única forma de apaciguar el dolor. Algo era seguro. La próxima vez, lo dejaría tan inmovilizado que no lograría volver a moverse en meses.

Lo dejó consiente de todo, después de todo, alguien tendría que cargar el peso muerto que Gin había dejado en el piso. Arreglo un poco los lentes que llevaba puestos, asegurándose que no fueran a caer y se alejo de quien fue su rival.

Respiró profundo un par de veces para encontrar la paz interna (Si algo le había enseñado el sensei era recuperar la compostura en estos casos) y miró al albino acercándose.

- Lo estoy, digamos que ese pedazo de mierda ni siquiera ha podido ser considerado un rival. – Se echó las manos a los bolsillos, ya no le quedaban caramelos y aun estaba mínimamente irritado - ¿Qué tal tu? Te ha plantado un buen golpe, quizás se te hinche el rostro en un rato más.

Ya era cosa de esperar. El tipejo terminaría sacando a rastras a su amigo y Yuu terminaría relajándose una vez más. Esperaba que no subiera otro grupo mas, no tenia ánimos de continuar peleando y si lo hacía, lo haría con intenciones completamente distintas. Les partiría los huesos a todos.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Gin Ichimaru el Jue Jun 07, 2012 3:22 am

-Bien… Ya me pondré hielo para bajar el hinchazón luego. –Miró de reojo hacia atrás, hacia aquellos dos que salían por la puerta uno cargando del otro. Vaya si el golpe de aquel cretino le había molestado, aunque más que el golpe, que hubiera sido un cobarde para golpear tras haber dicho que no quería más. Basura. Desecho humano. Eso es lo que para el albino era ese tipo de persona. Estaba tan molesto por haber recibido aquel golpe de esa manera que, a pesar de no ser alguien agresivo a menos de que se le provocara, deseaba en parte que subiera alguien más para cruzarle la cara. Sin embargo, dudaba que por ahora subiera nadie más. Que una misma persona armara tanto jaleo en un mismo día como lo estaba haciendo el albino era poco usual, y viendo los resultados, la gente no se tiraría a la yugular a menos que en verdad le supusiera una amenaza.
Volvió la vista de nuevo al rubio cuando aquellos dos desaparecieron tras descender las escaleras. No tenia pinta de volver a estar igual de “amigable” el albino por un rato.
-Esta noche quiero que vengas a mi casa. He decidido acelerar mis planes, por eso. Ven cuando quieras, pero que sea esta noche. No puedo esperar, Yuu. –Acabó un tanto seco. A pesar de estar sus rasgados ojos a la vista, su semblante, además de verse hinchado levemente a un lado además de rojito, se le veía serio. –Seguro que te las apañas para encontrar mi dirección. Te estoy dando la oportunidad de hacer una de esas escenas películas de espías –comentó con cierta sorna antes de colocarle las gafas con un único dedo, presionando un suavemente en el centro, en la pasta de entre ambos cristales. Con eso y una sonrisa casi imperceptible se giró y se dirigió hacia la puerta. –Bye-bye –se despidió alzando de espaldas al rubio la mono derecha, la cual lo despedía.
No tenía pensado regresar a clase, y menos con aquello en su mejilla. Pasaba. Se iria directo a casa como si nada, se descargaria de la mejor forma que se le ocurriera allí, si esque aun tenia algo que descargar. Eso si no lo hacia con algun por el camino que le tocara las narices durante su camino a pie. Y bueno... no es que estuviera lejos de pegarse nuevamente aquel día, pues un grupito del Dokusei que habia pasado por completo de las clases se encontraban por la misma calle que él pero por la otra acera. Sin embargo, pasó de largo tanto él como el grupo, que pese a verle no querian problemas. Eran de primer grado, y aun siendo cuatro, si resultaba que daban con alguien experimentado, así como con un mal día, podia acabar mal para todos ahí.
Off; U.u Siento que sea algo corto y soso. No se me ocurría mucho y bueno... he estado pensando que seria mas interesante seguir adelante en otros temas XP.


Spoiler:

avatar
Gin Ichimaru

Orientación sexual : Donde tu quieras que esté
CAS$H : 81

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Takekawa Yuuta el Dom Jun 10, 2012 2:36 pm

- Debes considerar hacerlo pronto o te quedaras con la mejilla tan grande que te deformaras – Comentó con tranquilidad mirando al par salir. Y pensar que realmente habían durado poco en la azotea, luego de subir con tal prepotencia no había durado ni diez minutos, pero bueno, de esos había un montón en el instituto. Tantos que se creían poderoso y que no eran mas que bichos repulsivos a los que podías aplastar si se cruzaba por tu camino.

Observó al mayor, era una de las quizás pocas veces que sabría exactamente que pasaba por la mente contraria. Sabía que podía aun estar molesto luego de ese golpe cobarde que le habían dado. Su rostro y hasta su tono de voz confesaba lo irritado que se sentía y lo lejos que estaba de la personalidad traviesa con la que había estado compartiendo hace nada. No se paro a pensar en ello, su mente se distrajo en cosa de segundos cuando le dio la opción de buscar su hogar.

- ¡Wuuuohh! – Exclamó sacando las manos de sus bolsillos, con una sonrisa – Será genial, pero lo mas seguro es que no tarde mas de una hora en saber donde vives o como se llaman tus padres – Respondió luego de sentir el golpecito en sus oscuros lentes – Sayonara, Ichi-wanwan~ Espero me tengas dulces para la noche, tratare de llegar al anochecer~ - Se despidió de manera enérgica moviendo su mano y viéndole desaparecer del lugar.

Tardó unos minutos en decidirse a bajar de la azotea, caminando al comedor, para comprarse golosinas para el camino. Le agradaba la señora que trabajaba ahí, que de alguna manera parecía mil veces más ruda y fuerte que mucho alumnos. Tenia una fuerte personalidad y un genio del diablo si no sabias como llevarla. Con él, era como un ángel, quizás debido a la torpe personalidad que le mostraba o por esa personalidad tan empática que poseía, fuera cual fuera el caso, siempre salía con golosinas extras.

Sin nada más que hacer, salió del instituto con su bolso en mano y su IPhone en otra, marcó rápidamente el numero de un amigo de su padre al que conocía desde hace años y al que le tenia mas confianza que a su mismo padre.

- Tío~ Necesito un favor…. Si, otro… ya sé… ¡no, no he dicho eso!........ ¡Oe! – Exclamó mientras avanzaba haciendo gestos bastante curiosos - ¿Me vas a ayudar o no? – Refunfuñó como infante luego de escuchar tanta queja de su persona – Necesito información sobre un tipo de mi instituto… ¿Entonces lo harás? – Sonrió de manera amplia, planeaba irse a casa y prepararse para adelantar su clase con el sensei. Si su “tío” conseguía la información, podría entrenar e ir al anochecer – Ichimaru Gin. Sip, esperare el mail. ¡Gracias, tío~! Mañana te llevare la paga. Adiós~

Entre brincos y aquella sonrisa enorme se fue a su hogar. En menos de treinta minutos sabría la dirección del albino y quien sabe que mas.



Spoiler:
avatar
Takekawa Yuuta
Tercer Año - Riyu Maindo
Tercer Año - Riyu Maindo

Orientación sexual : - Se distrae -
CAS$H : 236

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: ¿Formas de como hacer amigos? (LIBRE)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.