Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Lun Sep 10, 2012 2:52 pm

Fue divertido ver como el peliazul se ponía como una fiera por su dulce forma de despertarlo. Simplemente le había dado un “ligero” tirón de mejilla con el que podría haberle arrancado la carne de la cara, no sabia de que se quejaba. Gilbert se reía sin piedad, incluso cuando el contrario lo enfocó encontrando a su atacante.
-No me hacías caso así que apreté un poqui… -La mano de Zack se lanzó hacia su lastimado culo. –No, ah! para joder, para que duele! –soltó nervioso por el ataque inesperado de su mano, quejándose por el dolor de aquel pellizco a traición. Aun tirado sobre la cama, desnudito como vino al mundo, y con una nueva marca en su trasero, el albino se llevó una mano a su nalga mientras miraba
al contrario, quien ahora reía.–Si ya me dolía en culo de antes ahora me duele mas, imbecil. Animal. –lo llamó. Menudo cabrón sin corazón. –Tendría que haberte apretado la almohada contra tu careto –le dijo. Ambos se palpaban y manoseaban su zona herida, teniendo una imagen infantil al encontrarse ahí desnudos y mirándose además de masajeándose su pupita.

-Si, tranquilo. Nota mental, no volver a invitar a dormir al monstruo de las galletas –dijo, con una pequeña sonrisa, en alto poniéndose los dedos índice y corazón pegados a un lado de la cabeza, como si fuera un robot. La ironía con la que comentó aquello dejó clara su forma de pasar el tema.

Con lo siguiente que menciono Gilbert recordó su sueño, y no disimuló al echar un rápido vistazo a su visible miembro, el cual se había tranquilizado por completo. Sonrió. –Si, por culo. Deja de pensar en pollas, coños y todo eso en lo que piensas. Si yo no pienso en eso es porque lo acaparas todo, así que deja de quejarte y pon el desayuno. Por tu culpa y la de los de anoche no puedo mantenerme en pie. Y menos sentarme –le reprochó eso ultimo pese a saber que si le dolía también era culpa suya por su impaciencia. Dicho eso, encontrándose tendido boca abajo con su culo expuesto, mirando al techo, hundió su rostro en la almohada, con los brazos bajo esta. –No te mueves –comentó con la voz siendo ahogada por la almohada, diciéndole de forma indirecta que marchara a poner el desayuno. –Tengo un delantal en la cocina por si lo quieres –añadió de seguido, esperando que marchara y le trajera algo para desayunar, aunque fuera el sándwich que hizo anoche y que ya estaría rancio.

(OFF; Hoy esto animada, jajaja Dudo que responda otra hasta mañana o pasado XD)


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Jue Sep 13, 2012 11:40 am

Zack rió maliciosamente cuando el otro se frotó su culito lastimado. Eso por reírse de él, así aprendería a respetar a su líder (no estaba tan claro). Aunque no le faltaba razón al quejarse porque ya estaba bastante dañado…

-No es mi problema, ¿quién fue el que me pidió que le follara bien duro? Yo seré un animal pero tú eres un masoquista.- refunfuñó a la defensiva. No iba a aceptar queja alguna al respecto, él había intentado contenerse, bien lo sabía Gil. Sonrió picarón.- Prueba la próxima vez si tienes huevos, Gil~.

Por supuesto no se creyó ni por un momento su amenaza de asfixiarlo con la almohada. Se echó sobre él para darle un “mordisquito” en el hombro cuando lo comparó con el monstruo de las galletas. Puede que tuvieran un color parecido pero Zack prefería comer otras cosas.

-Perdona amigo, me ofendes: yo no estoy todo el día pensando en esas cosas… ¿Cuándo he pensado yo en coños? Tsk, que poco me conoces.- se hizo el ofendido a modo de broma. Puede que a Gil le fueran también las mujeres pero Zack tenía bastante claro que era gay. Y si le hubiese surgido alguna duda solo tenía que echarle un vistazo a ese cuerpecito lastimado pero igualmente sexy que tenía al lado.- Oe, oe, oe, ¿me has visto cara de chacha? Insisto en que lo de anoche fue culpa tuya… ¡Claro que no me muevo! Joder…- pero al observarlo un poco más acabó dándole un poco de pena: realmente su cuerpo parecía incapaz de moverse.- Está bien, lo haré, ¡pero me lo tendrás que compensar! Ya se me ocurrirá como.

Se puso en pie y sin molestarse en ocultar su desnudez de ninguna manera partió hacia la cocina. Traería el delantal y se lo obligaría a poner. Y luego se lo tiraría otra vez… Bueno, otro día quizás. La casa estaba hecha un auténtico desastre por culpa de la agitada noche anterior. El suelo estaba embarrado y de la cocina mejor ni hablar. Estuvo registrando aquí y allá pero no había nada que mereciera ni mínimamente la pena.

-¡Gil!- gritó camino del baño a buscar su ropa (que por cierto estaba bastante arrugada y acartonada por haberla dejado allí en medio). Allí parecía que había ocurrido una inundación.- ¡Voy a ir a comprar algo a la tienda 24 horas porque no tienes una puta mierda en el frigorífico! ¡Trata de no morir mientras tanto, ¿de acuerdo?!

Si Zack Fleicher ya daba bastante mala impresión un día normal, aquella mañana parecía un vándalo asesino en serio escapado de Guantánamo por lo menos. La gente por la calle bajaba la mirada aterrada y las madres apartaban a sus hijos de su camino, aunque el peliazul ni caso les hacía. Al llegar al mostrador con la compra el dependiente se puso tan pálido y tembloroso que parecía que iba a darle un ataque. Por si acaso Zack le aclaró que no había ido a atracar la tienda y que tenía dinero. Qué asco le daban los cobardes como aquel…

Quince minutos después estaba de nuevo en el piso de Gil, abriendo con su llave. Fue hasta el cuarto a comprobar si efectivamente seguía vivo. Vació la bolsa sobre la cama: patatas fritas varias, algunos sándwiches empaquetados, unos onigiris, una bolsa de chocolatinas y coca-cola (por su conocida habilidad para resucitar a los muertos). Todo muy sano, sí señor.

-No sabía lo que te gustaba así que he comprado lo que me gusta a mí.- dijo con la simplicidad de un niño egoísta hasta el extremo.- ¿Puedes comer solo o te lo voy dando yo boca a boca?- añadió con ganas de tocarle las narices un poquitín.

Estaba de buen humor a pesar de todo gracias a todo el sexo de la noche anterior. Abrió su onigiri y empezó a comérselo tranquilamente.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Sep 15, 2012 9:08 am

Gilbert se mantuvo allí tendido boca abajo, con el rostro hundido en la almohada mientras el grandullón se iba a preparar el desayuno. Tenia tanta hambre que comería cualquier cosa, lo que fuera. Siempre y cuando fuera comestible, y acabara en su estomago.

Por lo general, apenas compraba comida. Solía comprarla de vuelta del hospital, y más que nada lo que iba a cenar o comer en cuanto llegara. Compraba lo que necesitaba básicamente, nada más. De este modo se aseguraba comer lo comprado y no tener que tirar nada al caducarse. Por eso no le sorprendió que le dijera el contrario que se bajaba a comprar algo, pues como bien le dijo Zack, no tenía
una puta mierda. Algún cartón de leche a medio tomar y alguna cosa suelta. No tendría nada más.

-Siiii… -le dijo en alto, sonando su vos aun algo ahogada al mantener todavía su rostro contra la almohada. Con su culito desnudo al aire.

Al escuchar cerrarse la puerta, Gilbert intentó acomodarse en la cama. Buscó y probó varias posturas en las que estar cómodo dentro de lo posible, pues en su trasero le daban pequeños e incómodos pinchacitos. Al final, acostumbrándose a esa incomodidad, el albino acabó sentado en mitad de la cama, recostado contra la pared. En aquella postura, que le llevó su tiempo por lo cansado que estaba,
tanto que ni moverse le apetecía, miró su cuerpo. Estaba hecho mierda, eso lo veía hasta un puto ciego.

Fue justo cuando se tapó con la sabana, pude que poco después de esto, que el peliazul regresó de las compras. De solo pensar que le prepararía algo caliente y le haría el favor de traerle algún aspirina para el dolor muscular causada por las palizas (aunque mas concretamente la primera), se le empezó a boca agua. Sin embargo el tío fue directo a al habitación y le echó el contenido de la bolsa sobre la cama. Gilbert miró cada una de las mierdas que había comprado aquel poco iluminado, aunque esto causó que babeara más por ellas.

No es que aquello fuera cosas que comer para un desayuno, pero era mejor que nada.

-Tienes unos gustos de los mas raros si de verdad crees que esto es para desayunar –comentó mientras alargaba el brazo para hacerse con una chocolatina y uno de los sándwich empaquetados. Más de una vez Gil se había preguntado si alguien como Zack, Alois u muchos otros con hermanos pequeños hubieran llevado su misma situación de salir adelante solos de igual modo. Se lo preguntaba por momentos como estos. Sabia que no se llevaba bien con sus padres, pero el chaval quería a su hermana, no había duda. ¿De verdad le hubiera traído estas cosas para desayunar de ser su hermana? Puede, no sabía. La verdad era que aquel grandullón le impresionaba de vez en
cuando por su forma de ser, así que no se atrevía a responder a sus propias preguntas y dudas.

Gilbert se quedó mirando a su sándwich un instante mientras pensaba en esto, sin darse cuenta de su inmovilidad. Ante la pregunta de Zack el muchacho regresó en si y lo miro ciertamente picado. No era el mismo Gilbert Weber que la pasada noche. Aquel surgió de un calentón, de un capricho.

-¡Cállate y come! –le espetó, dando un primer y gran bocado a lo suyo. Al principio, como bien dice el refrán; “oveja que vala, bocado que pierde”, ambos se mantuvieron en un sumiso silencio. El albino, como de costumbre, daba vueltas en su cabeza todo tipo de ideas. Sino era la de visitar a Aaron, era como conseguir dinero con quien del instituto hablar para que le pagara por algún trapicheo, lo ocurrido con Zack, el sueño tan reciente con Alois, las palabras del peliazul respecto a una primera vez… Bajo su segunda mitad del sándwich mirando a Zack. –Oye, lo de ayer… Fue la segunda vez que lo hacíamos, ¿verdad? –le preguntó un poco cortado, dudando de si escuchó erróneamente o el contrario se expresó mal. –Cuando te dije que no se volvería a repetir, y que es verdad –añadió señalándole con el dedo para dejarlo claro- me dijiste que te dije lo mismo las dos anteriores veces. ¿A que coño venia eso? –le preguntó entre confuso y molesto. -¿Por qué me tengo que enterar de esto ahora? –soltó mirándolo a los ojos de forma directa, sin odio ni molestia, pues simplemente se lo reprochaba... Ya no le importaba que lo hubieran hecho o no dos, tres o veinte veces sin que lo supiera. Lo hecho, hecho estaba, pero si que le irritó que se lo hubiera callado, que no fuera tan sincero como le decía el contrario que fuera. Aunque nadie lo era del todo en la vida. El no confesó a quien se tiraba, o eso creyó…

(Off; en cuanto pueda responderé al tema de Alois u.u)


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Sáb Sep 15, 2012 11:34 am

Cuando volvió Gilbert se había sentado en la cama y cubierto con una sábana, toda una pérdida visual pero qué se le iba a hacer… El peliazul simplemente mostró lo que había traído y empezó a comer, pues su estómago rugía como una bestia salvaje. Había consumido demasiadas calorías la noche anterior y ahora había que reponerlas.

-¿No pretenderías que te exprimiera un zumito de naranja y te hiciera unas tostadas con mermelada, verdad? Calla y come, no me seas desagradecido.- no le hizo mucho caso a la queja de Gil, pues le daba la impresión de que ese muchacho se quejaba ya por vicio. Era lo que tenían los tsunderes.

Como el muchacho parecía embobado Zack le dijo de darle de comer boca a boca, una mera broma. No esperaba que el albino se la tomara tan a pecho. De repente Zack se vio fulminado por la mirada ajena sin saber muy bien qué había hecho en aquella ocasión para merecerla. Aunque menos entendió que después se pusiera en plan tímido a sacarle el tema de cuantas veces se habían acostado o dejado de acostar. Zack alzó una ceja y lo miró sin entender porqué le daba importancia a aquello.

-¿Ah? ¿De qué hablas?- se terminó el onigiri de un bocado y cogió una bolsa de patatas, abriéndola y empezando a comer mientras hablaba. No estaban en una mesa así que no creía que tuviera que respetar los detalles de educación a la hora de comer.- Sí que lo dije, ya que es verdad: con la de anoche han sido tres veces. Pero no entiendo porqué parece preocuparte. No te dije lo de la segunda vez porque en esa ocasión estábamos los dos muy borrachos y a la mañana siguiente tú no parecías ni acordarte… Pensé que no era necesario decírtelo, al fin y al cabo siempre pareces jodidamente arrepentido de hacerlo conmigo. Cosa que no entiendo, por cierto.- ahora era Zack el que parecía molesto.- ¿Qué se supone que hay de malo en que echemos un polvo de vez en cuando? ¿Por qué siempre tienes que repetirme una y cien veces que no volverá a ocurrir? Me molesta bastante esa actitud tuya tan poco sincera, ¿sabes? No es necesario que te pases la vida haciéndote el estrecho y luego te den ataques de lujuria desenfrenada. Mientras solo te pase conmigo o con Alois no importa, pero algún día esa forma de ser tuya podría meterte en problemas serios.

No sabía exactamente de dónde había salido aquel discurso, ni si quiera porqué de pronto estaba tan enfadado. Gruñó por lo bajo y se terminó la bolsa de patatas para luego atacar un sándwich. Ni cuenta se dio que había sacado a relucir el nombre de Alois a la conversación.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Sep 22, 2012 4:34 pm

Lo miró
mientras le soltaba aquel sermón, recibiendo el contraataque del contrario sin poder defenderse, tragándose todo aquel chaparrón que le soltó de seguida, molesto. El motivo por el que no le contó de aquella segunda vez fue razonable. El mayor lo concia, y había acertado de pleno en que se habría molestado con él por tener sexo. En ese caso le hubiera saltado con la excusa de estar tan borracho que ni sabia lo que hacia, aprovechando Zack la oportunidad de tomarlo. Si, en ese momento se hubiera enfadado con él, pero ya no. No después de lo de esta noche, después de haber si él quien se había “aprovechado” de algún modo u otro de contrario, utilizándolo para desahogarse de todo.

-¡Lo que tiene de malo es que somos amigos! –le respondió con esto de golpe, tras terminar Zack su “discurso”, el cual el cerebro de Gilbert seguía analizando pese a empezar a hablar. No andaba muy coordinado aquella mañana… -Intento mantener separado amistad y sexo, pero contigo es algo imposible, por eso te repito las veces que haga falta que será la ultima vez. Y no me hago el… -en su cabeza, donde se analizaba las palabras del peliazul, apareció el nombre de Alois relacionado a algo de ataque de lujuria. Gilbert arrugo de un momento para otro el entrecejo, como extrañado de que hubiera mencionado el mayor al rubio. -¿Cómo sabes lo de Alois? –le preguntó,
algo sorprendido, así como molesto. –No recuerdo haberte dicho ayer nada respecto a él…

Gilbert había dejado de comer desde el momento en que le preguntó aquello de si era la tercera vez que lo hacían. Y por la poca importancia que le estaba dando a esta, parecía ni verla. Sus ojos se centraba en la figura de enfrente de él.

La idea que tenia, y quería tener de Zack, era la de su amigo fiel. Aquella persona en la que confiar. Aquella persona que te sacará del apuro cuando lo necesites. Aquella persona a la que devolver los favores y al revés, que te los devuelva. Pero no tenia en sus planes que fuera aquella persona que utilizara para sus desahogos o se lo tirano por antojo cuando le entraba la venada. No. Era demasiado importante como poder perder la única gran amistad que tenia como para perderla por algún posible tema “amoroso” o sentimental.
Tal vez él no lo viera de la misma forma, y hasta pensara que su forma de pensar respecto a su relacion de amistad (y extras) fuera una tonteria que se habia inventado como escusa. La verdad es que no esperaba que comprendiera sus razones de separar ambos terminos....

Of; se me hizo cortito. Tendre que leermelo de nuevo, al menos los ultimos post. He perdido un pokito el hilo me parece u.u


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Sep 28, 2012 12:13 pm

Había hablado tanto que ahora estaba incluso falto de aire. Se sorprendió al descubrir todo lo que tenía por decir. Normalmente él era un tipo que pasaba de todo y que no le daba importancia a los detalles, mucho menos a los sentimientos. Pero las cosas se iban acumulando gota a gota y de repente el vaso estaba lleno… Quizás Zack había reaccionado exageradamente en aquella ocasión pero era porque realmente estaba molesto. Ya no era solo que la forma de ser de Gil le perjudicara directamente a él (que mojaba menos de lo que podría mojar con él) sino que también se hacía daño a sí mismo. ¿Qué pasaría el día que le entrara uno de esos calentones masoquistas y él no estuviera? Había mucho hijo de puta por ahí suelto y a saber lo que podían hacerle. Zack no podía dejar de imaginarse a Gil siendo violado en cualquier callejón, dañado por alguien que no sabía manejar la fina línea entre el placer y el dolor. Era una forma un poco tonta de pensar porque Gil no era una niña que no supiera defenderse, pero aún así el peliazul, como dominante en sus relaciones, siempre pensaba en sus ukes como doncellas en apuros.

Se quedó sorprendido por la respuesta de Gilbert, sobre todo porque no hubo insultos (aunque sí gritos). El albino parecía frustrado porque Zack no pudiera comprender su punto de vista. Amigos, ¿eh? Bueno, él también lo veía como un amigo. Lo que no entendía era porqué no podía mezclarse eso con el sexo. ¿No era mejor hacerlo con amigos porque había más confianza? El peliazul aún no era lo suficientemente maduro como para entender lo que Gil quería explicarle.

-¿Alois? Lo mencionaste en sueños.- le explicó, encogiéndose de hombros. Decidió entonces que era el momento perfecto para advertirlo.- Y ahora entiendo porqué no querías decírmelo. Ese mocoso no es trigo limpio, Gil. Es una auténtica puta. Me extraña mucho que no lo sepas, tú siempre estás enterado de todo…

El porqué alguien como el albino podía liarse con un muchacho como Alois también se le escapaba. Que alguien que pensaba con la polla como Zack lo hiciera era fácil de entender. Pero, ¿Gilbert? Gil era listo, sabía que alguien como el rubio, que era capaz de acostarse con cualquier por protección o dinero, no era un buen amante. No le sería fiel y a saber si le podía pegar alguna enfermedad chunga…

-Para tirártelo una vez está bien, al fin y al cabo está bueno. Pero no te encariñes con él, solo te utilizará. ¿Sabías que cuando supo que me había proclamado Rey del Dokusei vino a ofrecerme sexo por protección? Lo mandé a la mierda porque no me gustan los creídos ni las cosas usadas, puedes estar tranquilo por ese aspecto: no te estás tirando una de mis sobras.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Dom Sep 30, 2012 12:39 am

No esperaba que Zack le entendiera, ni mucho menos. Pero al menos que se diera cuenta de que sus formas de pensar y ver un mismo concepto, “amigos”, resultaba diferente para ambos. Tal vez ninguna de estas formas de entender esta palabra fuera el correcto, o puede que ambas formas sean correctas. Pero no eran iguales, aunque el peliazul, inconscientemente lo entendía en el fondo. No le importaba tener sexo con él, pero la idea de la relación (de amistad) que tenia con Zack no tenia escrito en ninguna parte que tuviera que depender de él, ser una carga, y menos, volverse aquella relación, para alguno de los dos, mas que un puro entretenimiento. No señor. Ya había perdido a dos seres queridos, no quería sufrir otra vez por otra pérdida, aunque… ¿no sufriría lo mismo en el caso de marcharse Zack, Alois u su hermano Aaron para no regresar?

Respondida su pregunta, que resultó ser algo vergonzante, puesto que a saber cuanto había dicho esa noche durante su sueño húmedo. Gilbert se llevó un nuevo bocado del sándwich, atendiendo a Zack con el ceño ligeramente fruncido. Aquel gesto ya podía catalogarse como suyo.

-Lo sé. No soy sordo, he oído todo lo que dicen sobre Alois. –dijo. Parecían haberse calmado un poco tras su explosión respecto a los temas que se referían a ellos, y más concretamente, en verdad, a Gilbert. Con el tema de Alois, no parecían tan explosivos, además de que la comida parecía amansar bien a la fiera de Zack.Pero no me importa, le conozco. He visto como es él en verdad. Tiene un hermano pequeño ingresado en el hospital, como
yo, por eso hace esas cosas. –Le dijo, y Zack no tardó en intervenir, aconsejándole bien o mal pero aconsejándole, así como contándole lo que un día le ocurrió con él.

-No sabia nada sobre eso –confesó alzando los hombros en un gesto despreocupado. El albino mismo, de haber sido alguien menos afortunado y
carecer de las habilidades que tenia para hacer trapicheos y contar las cartas mientras jugaba, de ahí que cuando le pillaban acabara hecho mierda, se hubiera ido ganando la vida a base de su cuerpo. Alois era ese caso. Al decir el contrario que lo rechazó, confesando que no le gustaban las cosas usadas, el albino sonrió de lado picadamente, dando un pequeño y nuevo bocado a su desayuno. –Supongo que eso es bueno saberlo –bromeó,
aun sonriendo tras tragar. –Si otro tipo me follara… ¿seguirás tomándome? –preguntó con malicia, mirándolo desde enfrente suyo con sus ojos rasgados y con un brillo travieso en estos. Tal vez jugara con Zack. Hablar de Alois le había recordado su sueño, y se sentía, por decirlo de algún modo, motivado. –Pasaría a ser “una cosa usada” como tú dices. ¿Serias tan mal amigo de llamarme desecho? –le hablaba sin sobresaltarse, suave, queriendo que se sorprendiera de su repentino cambio, que pensara que le entraba otro de sus calentones inesperados. Además, que su cuerpo de cintura para abajo fuera cubierto por una única sabana no muy gruesa, de seguro que le ayudaba a darle más sensualidad a su cuerpo maltrecho.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Oct 19, 2012 9:32 am

Zack se quedó mirando a Gilbert con el ceño fruncido. ¿Por qué no parecía sorprendido ni preocupado? Si realmente lo sabía todo de Alois no era como para estar tan campante. Nunca hubiera imaginado que al albino le atrajeran chicos así: pequeñas putas con cara de ángeles. No, a Gil no le pegaba alguien tan superficial… Pero claro, Zack no sabía “toda la verdad”. Y, cuando Gil se la contó, tuvo que pararse unos segundos a asimilarla.

-Con que un hermano en el hospital, ¿eh? Tsk, parece que eso es muy habitual últimamente…- precisamente él y Gil se habían conocido en una de aquellas habituales ocasiones en las que debían ingresar a Claire por unos días. Pero no recordaba haber visto por allí nunca a Alois. De hecho, ¿no trabajaba para ese otro mocoso rico? ¿Es que acaso no se encargaba él de las facturas?- Aun así deberías tener cuidado. La gente desesperada es capaz de hacer cualquier cosa… Aunque supongo que es difícil que te use a ti, ¿para qué te querría si eres pobre y no tienes ni medio golpe?

Rió por su última ocurrencia. Sonaba a insulto pero lo cierto era que el peliazul solo había expuesto una realidad. De Gil no se podría obtener ni dinero ni protección. Entonces… ¿qué podía querer Alois Trancy de él? ¿Era posible que sintiera algo especial por el albino? ¡Al diablo con todo aquello! Le estaba dando dolor de cabeza.

Siguió comiendo despreocupadamente. Al principio no vio la sonrisa ladina de Gil, pero sí que notó aquel cambio nada sutil en su voz. Lo miró fijamente, una ceja en alza.

-¿Ah? No seas estúpido, sabes que no me refería a eso. Tú eres mi colega, es totalmente diferente.- en realidad no lo era tanto, pero la lógica de Zack no admitía réplicas y no se basaba en la lógica. Además no le estaban pasando desapercibidas las intenciones del otro, porque Zack Fleischer podía ser idiota pero de todo lo que tuviera que ver con sexo sabía un rato.- Además mientras tu culo esté apretado a mí lo que hagas con tu polla me la pela. Y sé perfectamente,- ahora era su truco de sonreír con picardía.- que después de haberme probado a mí, ningún otro hombre podrá dejarte lo suficientemente satisfecho ahí detrás…

Puede que Gil fuera un poco masoquista provocando así al alemán peliazul, porque desde luego Zack no tendría problemas en ir a por una segunda ronda si el albino se dejaba. Se subió a la cama y se arrastró a cuatro patas hasta quedar sobre el otro, sus rostros sonrientes muy juntos.

-Estás jugando con fuego, Gil… Deberías ser consciente de lo sexy que te ves ahora. ¿Es que la comida te ha hecho recuperar las fuerzas? Porque si no es así…- se inclinó hacia delante para lamer su cuello, justo sobre una de las muchas marcas que le había hecho la noche anterior.-… te recomiendo que dejes de provocarme y me apartes con decisión. De otra forma te comeré, porque yo aún tengo hambre~…


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Oct 20, 2012 3:50 pm

La burla de Zack respecto a su pregunta, era cierta, por lo que la pasó por alto. Alois no podía haberle utilizado aquella noche, además de que, asa noche en concreto, de usarse, se usaron mutuamente para lo mismo y nada mas. Gilbert no podía darle dinero porque iba poco sobrado con lo que conseguía, y a veces ni eso. Tampoco podía protegerlo porque él mismo necesitaba que lo protegieran, aunque se las apañaba el albino. Más o menos. Así que, si, no tenia nada que pudiera interesarle a Alois Trancy, aquel chaval que todos menos el albino lo consideraban como “la puta interesada”. Nadie se libraba de algún mote o segundo nombre. Al poco de entrar ya te ganabas el primero, y para
cuando salías de ahí se te conocía por el último que tuvieras.

Cuando comentó aquellas insinuaciones el albino, observando la reacción del contrario, sonrió con picardía. Que dijera que él era diferente desarmó su confesión de que no le gustaba lo usado, aun así, le dio igual. Tal vez dijera que al ser
su colega, era diferente. Como colega le conocía, y sabía que no era alguien que se dejara tomar dócilmente a menos que él quisiera. De lo contrario, daba mucha guerra. Además, que Zack, por experiencia, sabía que el albino no era
alguien que pensara en sexo todo el santo día como él. ¿Tal vez fuera por eso que cuando no tenia en que pensar le venia todos los pensamientos sobre el sexo acumulado a la cabeza? Podía ser una posibilidad, y una explicación algo “lógica” para sus inesperadas necesidades.

-Bueno, bueno… No te creas aquí el “pollaman” –comentó con cierta burla, sin ser muy consciente de en donde se metía al chincharlo de aquella forma traviesa e infantil. Lo vio subirse a la cama y arrastrarse como un depredador, obligándole al albino en su ascenso a que se tendiera sobre la cama. Gilbert sonreía con picardía, teniendo en meten calentarlo y dejarlo dura antes echarlo del piso. Por el momento parecía surtir efecto, el grandullón parecía querer mas de lo de anoche. A aquella distancia Gil podía oler el aroma del contrario, así como sumergirse en esos azules ojos.

-¿Si…? ¿Que me vas a hacer, “pollaman”? –preguntó, inclinándose Zack hacia su cuello. El albino se encogió un poco al instante por el contacto de su lengua en su sensible piel del cuello. No se movió ni le apartó ni nada, así como tampoco cerró los ojos. Al menos no por completo, rasgándolos. El peliazul si que sabia mimar a uno… -Come, no te cortes…-le dijo, llevando sus manos, ahora sí, hacia su pecho, colándolas entre ambos un momento para quitarle la
chaqueta y despojarle de la ropa de cintura hacia arriba, dejando a la vista aquella cicatriz tan enorme que tenia. –Dudo que pueda hoy salir de la cama –bromeó mientras tiraba todo a un lado. La paliza y la sesión de sexo nocturna le habían dejado el cuerpo baldado. Por que le “rompiesen” un poco mas no había problemas… ¿¡ OEH!? ¿Cuándo había cambiado sus planes e iba de dejarse tomar!? –Puedes considerarte afortunado por “aprovecharte” de la ocasión… -dijo, tomando su rostro para, de seguido, besarlo profundo, alzando su rostro hasta el contrario…

Al final, fuera como fuese, ambos jóvenes volvieron a enredarse, esta vez en la cama. Para cuando terminaron ya era mas de medio día, y para cuando despertó Gilber, quien ni tenía idea de cuando se había desmayado o quedado dormido, Zack se había ido, no sin dejarle un botellín de agua y la caja de medicinas en la mesilla de noche. Al menos había sido tan considerado como siempre y no le había dejado con el culo al aire. Se había tomado las molestias de dejarle aquello en la mesilla y hasta de taparlo en condiciones. Al recordar como dejaron el baño la otra noche, Gil deseó que se hubiera encargado de éste, pero eso era mucho pedir. Siempre era igual. El mayor venia, le hacia compañía, rapiñaba todo lo que podía de la nevera y la mierda le tocaba recoger a él al día siguiente. En fin… Gilbert pasó de levantarse mas que un par de veces para ir al baño y regresar a al cama, quedando allí tendido, durmiendo la mayor parte del tiempo…


TERMINADO


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.