Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario


Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Ago 31, 2012 11:43 am

Las palabras de Gilbert eran ciertas, hasta cierto punto al menos: no estarían compartiendo la bañera si él no lo hubiese permitido, ni si quiera estarían bajo el mismo techo. Porque lo consideraba su amigo y Zack se habría ido de pedírselo. Pero allí estaban, juntos, y el peliazul no parecía ser el único con pensamientos obscenos en mente.

-Ah…- el jadeo se le escapó más por la sorpresa que por otra cosa, pero aquellas “caricias” a su entrepierna no dejaron de ser agradables. Tampoco Gil arqueándose para mordisquearle la barbilla y besarle el cuello, regalándole una vista maravillosa de su rostro excitado.- Era por ti, no estaba seguro… Pensaba que tal vez…- el hilo de sus argumentos se empeñaba en escurrírsele entre los dedos, todo culpa de esa mano blanca que acariciaba ese pecho igualmente blanco dejando un camino de burbujas y de deseo. ¿Desde cuando Gilbert se había vuelto tan sensual? ¿Dónde diablos había aprendido a hablar y moverse así? A ver si iba a ser cosa del amante misterioso… No, espera, ¿y eso que diablos importaba? Se acabó el autocontrol.- A la mierda.

Tomó con una de sus manos la barbilla de Gil para que se estuviera quieto y se inclinó hacia delante para besarlo ferozmente. Aquellos labios entreabiertos lo llamaban a gritos, deseosos de ser maltratados un poco más. Mas en aquella postura Zack no conseguía profundizar lo que quería así que obligó a Gilbert a darse la vuelta y encararlo, de rodillas entre las piernas del peliazul. Sus manos se afianzaron a las finas caderas mientras su lengua y sus labios saboreaban los ajenos. El agua salpicaba por todos lados pero no podía importarle menos. Sus manos, ávidas de más de esa piel húmeda y jabonosa, bajaron hasta ese bonito trasero y lo apretaron sin piedad, masajeándolo… Sus labios solo daban tregua unos instantes a los del albino antes de volver a asaltarlos, goloso. Pero entonces se fijó en los restos de uno de esos molestos chupetones, justo sobre su clavícula derecha… Y no pudo contenerse a la hora de echarse sobre él y morder y succionar hasta dejarlo de nuevo de un rojo brillante… suyo esta vez. Y no quería oír queja alguna al respecto.

U: Un poco corto me salió... :S Por otro lado espero que no llegues a arrepentirte de darme vía libre êwê


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Vie Ago 31, 2012 2:18 pm

Su deseo de que Zack lo quisiera, lo comenzara a tomar como propio por su instinto salvaje, no tardó en llegar. Si no le importaba a Gilbert, ¿por qué debería importarle nada a Zack? Pues eso.
Se dejó tomar de la barbilla y besar con esa ferocidad por el contrario. No recordaba el sabor de sus labios, ni tan siquiera su textura y la maestría de su lengua. Maestría que tenia en todo él en cuanto se trataba de sexo, pues sin quererlo ni beberlo, se dejó mover por aquellas grandes manos de fuertes brazos. Sin darse cuenta, con sus rojizos ojos entrecerrados, dejando sentir el aliento de sus bocanadas al respirar sobre sus labios, el albino acabó de rodillas entre las piernas del peliazul. Sus brazos rápidamente se abrazaron a ese cuello para no alejarse de sus labios que parecían tragarlo, absorberlo y hasta comérselo de lo profundo que se atrevía a entrar en su boca. Gilbert era incapaz de mantener su boca cerrada, y menos cuando Zack atacó a un punto en concreto de su clavícula. Ahí donde el travieso y lascivo de Alois le había dejado el recuerdo de aquella noche tan extraña. En parte, le resultó gracioso que Zack estuviera (por culpa de Alois) marcándolo como suyo, proclamándolo suyo y de nadie mas.
Gilbert abrazó con algo de más de fuerza aquel cuello, atrayendo la cabeza del peliazul, pegando aquel rostro afilado del contrario a su cuerpo bajo su cabeza. –Aaaah~~…-se le escapó, pues al acercárselo mas y moverse sus caderas por el gustoso manoseo de sus nalgas, su erección se acabó encontrando con la ajena, frotándose mutuamente bajo el agua. Agua que por algún motivo (no desconocido) iba desapareciendo de la bañera. –Zack… Tócame –pareció ordenarle agitado tras aquel jadeo. –No te detengas~...Quiereme... Reclamame... –dijo apenas en susurros cerca de su rostro. Los cercanos roces de aquellos erectos falos, así como la presión y tacto de las grandes manos de Zack le comenzaron a estremecerle la piel de una forma excitante, agradable.
Gilbert, sediento, besaba aquellos labios, entrelazando una de sus manos por aquel cabello azulado mientras movía sus caderas hacia delante y hacia atrás, habiendo logrado sentarse sobre una de las piernas de Zack, restregando su entrepierna sobre aquella pierna mientras que, Gilbert, con su rodilla, presionaba y hasta llegaba a frotar (con el movimiento de adelante atrás) aquella polla tan sensible como la propia del albino.
Éste no dejaba de jadear agitado y complaciente por aquellas (pequeñas) atenciones.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Vie Ago 31, 2012 4:43 pm

Gilbert reaccionó con la misma pasión descontrolada de Zack, algo de lo más conveniente. El peliazul no podía reconocer al gruñón y siempre esquivo albino en ese muchacho que se abrazaba desesperadamente a su cuello en busca de más y más contacto. ¿Era el mismo que era capaz de pegarle por hacer una broma subida de tono? Pues ahora bien que pedía por más. Zack llegó a la conclusión de que, efectivamente, lo mejor que podía haber hecho era callarse y aprovechar la oportunidad. Uno no tenía todos los días a Gilbert Weber gimiendo para él.

Zack contuvo su propio gemido cuando sus miembros se rozaron bajo el agua, y su única reacción fue darle un nuevo apretón a ese firme trasero. Después alzó su rostro, aún pegado contra el pecho de Gil, y sonrió de una manera pícara y lujuriosa: una sonrisa de niño malo. Muy malo. Gilbert se frotaba contra él de una manera desesperada, casi animal, y si le pedía las cosas así… ¿cómo podía el peliazul negarse?

-Eso no hace falta ni pedirlo, Gil.- le aseguró, y después buscó uno de sus pezones para lamerlo con ferocidad, atrapándolo después con sus dientes y tirando. Ya estaba duro y erecto, pero el mayor estaba seguro de que aún podía estar mucho más enrojecido.- Puedes decir lo que quieras… Puedes negarlo… Puedes buscar a otros para satisfacerte…- cada frase suponía una nueva lamida, una nueva succión sobre el pecho de Gil que terminaría en chupetón. Sí, lo marcaría. Y a base de bien.-… Pero eres mío Gil. A lo mejor aún no sabes hasta que punto…- volvió a atacar sus pezones, ahora el contrario, y no le tuvo más consideración.-… Pero me perteneces.

Dicho con aquel tono autoritario, dominante, uno no tenía más que creerse que era cierto. Los ojos azules de Zack no dejaban duda alguna sobre la seriedad de sus palabras. Gil era miembro de su banda y eso, de alguna manera, le hacía suyo… Pero la verdad iba más allá: tanto que hasta a Zack le costaba entenderla.

El albino había conseguido subirse sobre su pierna derecha en lo que al peliazul le pareció un intento desesperado por darse más y más placer. Zack gustosamente acomodó dicha pierna en un ángulo que al menor le resultara cómodo y placentero. Y no se arrepintió de su altruismo porque en el vaivén que enloquecía al chico su rodilla ejercía una presión casi dolorosa sobre su propia polla.

-Mmm… Hoy estás siendo muy travieso…- la mezcla de dolor y placer le hizo cerrar los ojos por un momento y echar la cabeza hacia atrás. Quitando el hecho de que la situación ya era de por sí muy caliente, el aliciente de estar haciéndolo en la bañera tenía a Zack encantado. La sensación del agua contra su piel era muy erótica. Volvió a besar los labios de Gil, que ya se veían bastante rojos e hinchados. Luego sonrió con su prepotencia habitual.- Ey, ey… ¿por qué tanta prisa? No me voy a ir a ningún lado, tenemos toda la noche...

Volvió a recuperar el control de la situación tomándolo de las caderas y obligándolo a levantarse de su pierna (de seguir así ambos se correrían demasiado pronto). Lo puso de rodillas ante él, pero esta vez alzado, de forma que la cara de Zack quedaba muy convenientemente a la altura del vientre ajeno. Lamió su ombligo lascivamente mientras alzaba esa mirada juguetona.

-Voy a hacerte sentir realmente bien, Gil~.- y bajó su boca hasta la polla ajena, comenzando a engullirla directamente, devorándolo. Zack era de los que prefería que se la chuparan a chuparla, pero aquella noche estaba dispuesto a hacer una excepción con tal de darle todo el placer posible a aquel chico.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Sep 01, 2012 1:54 pm

El muchacho no respondió a aquellas palabras del peliazul, al menos no con ninguna palabra ni frase coherente más que jadeos y movimientos de cadera, dejando ver que lo que decía tanto podía ser verdad como importarle tres. Su atención estaba en lo que aquellos labios, dientes y hasta su húmeda lengua le hacían, lo cual dejaría marca lo más probable. Y mas con las ganas que le ponía el contrario, que mas que quererlo marcar y saborear su piel, cosa que extrañamente el excitaba, parecía querer mamar de sus pezones.
-Castígame entonces. Hnn~ -Gilbert se restregó de lo lindo sobre aquella pierna, pudiendo ver el rostro de placer de Zack cuando éste lo echó atrás. El muchazo esbozó una sonrisita traviesa y de satisfacción al verlo. Agua caliente, Zack y una estancia pequeña como era el baño le daba una extraña morbosidad. El vaho del agua caliente había empañado el espejo, y las paredes, cubiertas de azulejos diminutos, se encontraban húmedas.
Cuando se besaron, aquel imbecil lo sonrió con su prepotencia habitual. Gil lo miró con una rasgada mirada de lo más sensual. Aquella sonrisilla suya siempre le irritaba, pero ahora, ya fuera por su calentón o por algo llamado X, le gustaba, le resultaba interesante que fuera él y únicamente él de los dos quien pareciera estar cuerdo.
-Todo el tiempo que quiera… -lo corrigió (en cuanto a tener toda la noche), siendo el albino manipulado al antojo de esas grandes manos. Que tan diferente era este momento al de Alois un par de noches atrás. En aquella él era quien podía manejar al rubio, y sin embargo, ahora, era él quien era manejado como cual muñeco.
-¿Qué vas a…? –no terminó la pregunta, al ver el rostro a la altura de su vientre, comenzando a lamerlo. La piel se le erizaba, y según iba bajando, sentía como el calor se le agolpaba en el rostro, así como que sus rojizos pezones se endurecían. –Zack~ -pronunció en un suave jadeo de nerviosa excitación. Sus manos se fueron, una al hombro del peliazul, y la otra a sus cortos cabellos, jalándolo al comenzar a chuparsela.
Aquello no se lo había esperado ni viniendo de Zack. La “primera” vez no se lo había hecho que bien recordara, y no se imaginaba al grandullón comiéndosela a todos con los que se acostaba. La verdad era que aquello, viniendo de Zack, le avergonzaba.
-Aah~. Hmn~ -Los dedos de la mano de su hombro se agarraron a él. –Aaa… Aaaah… Zack, imbecil… Hmmm! –Dijo con cada agitada bocanada de aire. Su “insulto” quedó anulado por aquel gemido que se le escapó por la sorpresa de un golpe de placer, que provocó que sus piernas temblaran. Se aferró algo mas con sus manos a él, pudiendo ver aquel pervertido rostro de Zack que engullía su polla al echar el cabello que aferraba hacia atrás. Dios… Le ponía cachondo la imagen del peliazul en aquella posición, en aquella actividad.
Un latigazo de placer azotó su vientre, muy cerca de su entrepierna, a poco tardar.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Sep 02, 2012 5:07 am

Le encantaba ver como la piel ajena se erizaba bajo su tacto. Aquel detalle siempre le había gustado, pues era una prueba inequívoca (lo quisiera o no el dueño de dicha piel) de que lo estaba sintiendo. Y vaya si Gilbert lo estaba sintiendo, sin necesidad alguna de disimularlo. Con las mejillas arreboladas y los ojos entrecerrados había empezado a gemir más seguido. Incluso antes de empezar a mamársela se veía que el albino estaba cachondísimo. Sintió el agarre en su hombro y en su pelo, fuerte, demandante, pero todo eso sólo lo incitó a poner más atención a lo que estaba haciendo. Gil no estaba nada mal dotado así que tenía que esforzarse para llevar su polla todo lo profundo que podía en su garganta. Usaba su lengua para humedecer (más aún) y presionar la sensible piel de esa zona, y sus labios succionaban sin reparos. De arriba a abajo y vuelta a empezar. Cada vez más profundo, más rápido…

-¿Acaso quieres que pare?- le preguntó con una morbosa sonrisa cuando el albino le tiró del pelo hacia atrás. Las piernas del chico temblaban así que Zack se aseguró de agarrarlo firmemente del culo, manoseándolo de paso de nuevo. Su otra mano se dedicó a seguir estimulando aquel miembro húmedo y erecto mientras él hablaba.- Te gusta como lo hago, ¿verdad~?- se inclinó un poco más y lamió la piel de sus testículos, apretándola con mucha delicadeza con sus labios.- Reconócelo Gil…- se separó de él y, sin dejar de masturbarlo pero a un ritmo lento, lo miró a la cara. Por primera vez no le molestaba que otro lo mirara desde una postura más elevada. Uno de sus dedos jugueteaba sobre la entrada del albino, tentándolo.- Di que te gusta que te toque… Reconoce que te morías de ganas por estar en mis brazos otra vez… Suplícamelo y te daré la mejor follada que has tenido o tendrás en tu vida…

Era inevitable que la vena dominante y sádica de Zack saliera antes o después. Y es que así era como le gustaba el sexo al peliazul: brusco, demandante, humillante… y placentero. Sobre todo placentero. El propio Zack sentía un morbo tal que rayaba el placer físico al ver a otros sometidos a sus pies, tan calientes y excitados como lo estaba ahora Gilbert. Se centró entonces en acariciar el glande del chico, húmedo de preseminal, agua y saliva.

-Se un chico bueno y te dejaré correrte, Gil~.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Mar Sep 04, 2012 2:04 am

La respiración agitada y acelerada del albino se entrecortaba e incluso cesaba, como si se le olvidase respirar cuando lo gozaba de lo lindo. Aquel peliazul sabia lo que hacia, y sabia lo que gustaba. Y pensar que siempre se molestaba cuando el otro hacia aquellos comentarios (sugerencias) vulgares y obscenos… Tal vez pusiera cierta atención de vez en cuando a partir de ahora para aprender de él. Sí, incluso alguien como Zack podía enseñar cosas útiles. Muy útiles. Pero ahora no estaba en disposición de tomar nota alguna.
-Noo...~ -respondió en un morboso susurro, sin soltarse ninguna de sus manos de sus sitios. Ante las palabras de Zack, Gilbert se mordió el labio inferior causándose una punzada de dolor, pero ni eso ni que se le volviera a abrir el corte de su labio logró sacarlo de aquellos temblores, estimulaciones y escalofríos. El albino no respondió, pero Zack no tenía más que mirar aquellas enarboladas mejillas y sus ojos entrecerrados y lujuriosos para saber la respuesta. –Noo… Nunca… -Decía en cada bocanada de aire. Apretó sus manos y sus piernas se tensaron. Sabia que lo miraba, y aun estando negándose a decir aquello que con tanto esmero quería el peliazul hacerle cantar, Gil cerró sus ojos al presionar su entradita mientras seguía masturbándolo. Si, quería que lo follara. ¿Por qué alargar mas la espera si lo estaba deseando? Estúpido tsundere que era...
Zack no se paró al hablar, como si supiera que en algún momento el albino cedería y obedecería. Y que acertado estaba el jodido.
-Za-Zack… hazlo, follame… por favor… -pedía en un hilo de voz suave y perdidamente excitado al final, cuando atendía el contrario su glande. La mano que agarraba el cabello azul de Zack se soltó, colocándose como su vecina sobre el hombro. De su polla comenzaba a asomarse su valiosa y calida sustancia. Con lo duro que estaba y las incesantes atenciones que recibía era como para que no fuera a explotar. –Follame… Seré bueno… Seré bueno… -siguió diciendo en el mismo tono de voz, mirando aquel rostro que parecía disfrutar de su autohumillación, de su auto subordinación ante él. Pero, ¡joder!, diciendo esto, a pesar de sentirse una mierda al lado de gigante aquel, era suciamente exquisito en cierta parte. Era todo tan extraño con ese tipo…


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Mar Sep 04, 2012 2:49 am

Gil se resistía, o al menos lo intentaba. Pero aquello era incluso mejor que verlo ceder directamente. Resultaba casi gracioso oírlo negarse cuando todo su cuerpo expresaba a gritos los excitado que estaba y lo mucho que lo deseaba. Sus jadeos, el temblor de su cuerpo, el color de sus mejillas, el brillo de sus ojos entrecerrados… No, no podía engañar a Zack. Y él se cebaba en ponérselo cada vez más y más difícil. Mientras Gil daba su mayor esfuerzo por contenerse él seguía acariciándole por todos sus puntos sensible, incluso se atrevió a volver a posar sus labios sobre el vientre ajeno para dejar otra marca en la pálida piel que le tentaba. ¿Cuántas iban ya? Gil estaba lleno de aquellos pequeños puntos rojos que pronto se volverían de un morado indisimulable.

Y al final consiguió lo que tanto ansiaba y por lo que tanto había trabajado. Gil no pudo más y se rindió a la obviedad. La polla de Zack dio un pequeño brinco sólo con escuchar aquella sucia petición. Ese tono de voz del albino era jodidamente sexy. Y Zack, en la inmensa bondad de su corazón, decidió cumplir su promesa y, de paso, darle a Gil lo que tanto deseaba.

-Por fin lo admites, chico travieso.- rio juguetón, mirándole directamente a los ojos para que pudiera ver lo excitado que estaba él también. Sus dedos volvieron a jugar con el trasero y la entrada de Gil.- Está bien, confiaré en que lo serás. Te has ganado tu premio, Gil~.

Y tal y como le había prometido le dejaría correrse. Lo agarró firmemente de la cadera con una mano y siguió sosteniéndolo del trasero con la otra, abalanzándose después sobre su polla para engullirla una vez más. Con movimientos rápidos y casi salvajes Zack lo saboreó, lo succionó y lo llevó al borde de la locura. Y justo en el último momento, cuando ya el orgasmo debía ser inevitable, metió dos de sus dedos en el culo de Gil. Despacio sí, pero moviéndolos desde el principio para abrirlo bien en busca de sus puntos débiles.

El albino podía correrse, pero el juego no acabaría allí. No, acababa de empezar. Su propio miembro le recordaba a base de palpitaciones que él también quería su parte de Gilbert.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Mar Sep 04, 2012 6:05 am

-Hmmn~ -se le escapó cuando la calida humedad de la boca de Zack, junto con su ávida lengua, lo comenzaron a tomar. –Aah-aaah-aaah… -dejaba escapar con lujuria en cada engullida de su polla. Gil apenas podía cometerse ya nada, debía soltarlo todo, fueran jadeos, deseos (de todo tipo) o lo que fuera. Y eso el contrario lo sabría, pues en cuento el albino movió sus caderas a modo de (pequeñas) embestidas para profundizar mas en aquella garganta, de su polla empezaron a escapar oleadas de su contenida esencia. Sin embargo, no solo gemía de placer por la corrida en la boca de su amigo y hasta jefe, sino que lo hacia también por aquellos dedos que se colaban en él, abriéndolo.
Ante estos dedos, Gilbert detuvo sus caderas. Caderas que de seguro serian marcadas pos esas manos que con tanta fuerza lo sujetaban. –Aaaaah… Mas, Zack… -Sus gemidos eran una mezcla entre dolor y placer. Hacia tiempo que no había vuelto a ser tomado, y aquella “primera” vez resultó ser aquel sujeto de azules cabellos.
Una vez aquellos dedos entraron, todavía moviéndose en él en círculos, palpando su interior calido y estrecho, el albino enfocó aquel rostro contrario del que escapaba por una de las comisuras de sus labios un grueso hilillo de semen. Gilbert le limpió aquello de una pasada suave de su mano, volviéndola a dejar en el hombro ajeno, rojo por su agarre. –Me gustas mas salvaje…No pierdas el tiempo en prepararme… -Hablaba suave, con deseo. Con una mano apartó la mano contraria de su trasero y, tras darse media vuelta, sujetándose en los bordes de la bañera donde se encontraban los grifos, con su trasero mirando a Zack, lo miró de reojo. –Siempre es mejor perdonar que pedir permiso… -le recordó sus palabras con un brillo ardiente en sus iris rojos.
Se encontraba a cuatro patas, con las manos apoyadas en el borde de la bañera que daba a la pared y los grifos, los cuales estaban a la altura de su rostro (poco más altos). En su blanca nalga Zack le había dejado la marca rojiza de sus manos al sobarle, e igual estaba su cintura. El resto de marcas eran recientes moretones de la golpiza. La colgante y pendulante polla de Gilbert seguía erecta, húmeda y hasta chorreando los últimos restos de semen.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Mar Sep 04, 2012 7:50 am

No tardó mucho en sentir que Gilbert se corría. Mientras el albino jadeaba y gemía, apretándole los hombros con fuerza, Zack hacía su mejor esfuerzo por tragar todo aquel semen. No era muy partidario de hacer eso (prefería que bebieran el suyo) pero debía reconocer que hacerlo con Gil era estimulante. A cambio de esa voz lujuriosa y esa mirada sumisa y caliente bien valía el esfuerzo. Se apartó entonces y sonrió una vez más, encantado con la situación. Gilbert le limpió los restos de semen de los labios mientras los dedos del peliazul eran apretados con fuerza por su trasero. Húmedo, caliente y estrecho, una maravilla. El mayor tenía la intención de seguir preparándolo aun después del orgasmo, pues sabía que el cuerpo del albino estaría en esos momentos más sensible que nunca y, ¿quién sabe?, lo mismo conseguía que se corriera dos veces antes de penetrarlo.

Pero Gil tenía otros planes. Zack lo miró sin entender cuando le quitó la mano de allí. Por un momento pensó que pretendía que las cosas terminaran así, satisfecho con haber llegado al clímax. Ni falta hacía decir que el peliazul no habría permitido eso jamás, ni si quiera a su amigo. Pero afortunadamente estaba equivocado: lo que Gil quería era que se dejara de rodeos y le diera caña.

-Idiota tienes bastantes heridas como para que te destroce el culo también.- le reprochó, pero su tono seguía siendo lascivo y sus ojos se comían ese trasero ahora expuesto. En aquella posición Gil no dejaba nada a la imaginación; era como si se estuviera ofreciendo a sí mismo en una bandeja de plata.- Pero eres un chico lujurioso que no piensa en las consecuencias…- se incorporó en la bañera poniéndose de rodillas e inclinándose hacia delante. Primero le dio un mordisquito, una mera caricia picarona, en la zona rojiza que había dejado su mano en aquellas nalgas. Mas rápidamente dejó que fuera su miembro el que acariciara ese lugar. Zack se restregó con un gruñido ronco de placer: era el primer alivio directo que le dedica a su miembro en mucho rato y era de agradecer.- Muy bien, te lo daré justo como te gusta. Pero luego no vengas a reclamarme si no puedes ni andar.

Agarró sus caderas con ambas manos, firmemente, y dirigió la punta de su polla hacia esa entradita que lo llamaba a gritos. Lo rozó un poco allí solo por el placer de torturar a Gil un poco más con la espera, pero finalmente lo penetró con un fuerte golpe de cadera. Su carne, húmeda y caliente, ofreció resistencia pero eso solo se tradujo en más placer para el peliazul, que no reprimió el gemido de puro gusto. Zack no paró de empujar hasta que vio que todo el culo de Gil le aceptaba por completo. Y entonces empezó a moverse. Si salvaje lo quería, salvaje se lo daría. El propio Zack ya no podía controlar su propio deseo y ansiaba más de ese asfixiante placer.

-Aaaah… Estás tan estrecho… Nadie más ha pasado por aquí, ¿verdad?- inquirió con una sonrisa victoriosa. Imaginar que el otro tipo con el que Gilbert había estado no había profanado “esa” parte le hacía sentir más tranquilo. Aún podía decir que ese culo era suyo. Empujó más deprisa.- Este culito tuyo me echaba de menos… Mnnh… ¿A que sí…?

Spoiler:
U: Quizás deberíamos haber añadido un +18 en el título hace tiempo, ¿no? xD


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Miér Sep 05, 2012 7:38 am

-No me importa estar algo mas roto –le dijo a aquel reproche para nada molesto. ¿Qué mas daba que se lo follara tan fuerte que, junto con la paliza que llevaba encima, tuviera que quedarse en la cama? Al fin de cuentas iba ha hacerlo de todos modos… El peliazul, tan animal e instintivo no pudo resistirse a ese culo expuesto. Ese culo que quería ser ocupado por la verga ajena tan fácilmente como el peliazul ocupaba y se adueñaba de aquella casa. Pero no todo fue tan fácil, pues aquel condenado le hacia desearlo intensamente mientras se restregaba en su ansiosa entrada. Tan estrecho, tan cerrado… -Zack, no me tortures mas… -El contrario no pudo aguantar mucho, advirtiéndole que luego no le viniera a reclamar por las consecuencias.
Con la misma manía del grandullón de no avisar, Zack se la metió de una y profunda, abriéndose camino en su estrechez. Gil no pudo contener un gemido más de dolor que de placer. Todo su cuerpo se tensó. Su espalda se enarcó hacia abajo, alzando su culo y sintiendo aquellas grandes manos sujetándose a sus caderas mientras parecía partirle en dos el peliazul. –Haaa...haaaaaaa…-gemía al principio con sus mejillas encendidas. Su rostro era el resultado del dolor y placer. –Unnnn…haa-haa-haaaa… -Le era imposible cerrar la boca, de la cual no cesaban los gemidos. Sus manos se aferraban a aquel bordillo, aunque no tardó mucho en apoyarse con una en el frío grifo de la bañera.
Zack no se cortaba siendo el animal que era. Lo embestía una y otra y otra vez, pareciendo querer atravesarle con su polla. No la recordaba tan grande, tan gruesa… El dolor poco a poco comenzaba a volverse placentero, pero aun era mayor el dolor. Tanto que sus ojos se habían llenado de lágrimas que caían por su rostro mientras gemía. Sentía como lo invadía el contrario, como lo abría y lo hacia dilatarse a al fuerza.
-Zack… -gimió largo como respuesta a esos comentarios, echando su albina cabeza atrás, tensándose. El peliazul parecía satisfecho de que aquella otra persona, la duela de sus primeros chupetones, lo hubiera mantenido aun intacto. ¡Tsk! Si supiera que no era él el que recibía en la “relación” esa… ¿Se sorprendería? No tenia aspecto de chica ni de lejos, aunque ahora mismo (y en “anteriores” ocasiones) hubiera tomado el papel de esta en el sexo. Y todas con él.
Gilbert, recibiendo en aquella postura y tenso pese a saber que mejor era relajar el cuerpo, apretó el trasero para mayor fricción. El caso es que aquel dolor le causaba un intenso y adictivo placer por el que enloquecía, por el que su mundo en este momento se resumía en él, Zack y una bañera. Aunque…. Si, podría resumirse aun mas y quedarse solo en Zack y el.
-Haaa… ha-ha-haa… Za-ack… ¡Hm!, hnnn~ -no dejaba de proferir sin descanso, en cada embestida. –Más… quiero mas… -pidió con un descontrolado deseo. Gilbert notaba como la zona que invadía Zack se calentaba, así como que se empezaba a adaptar a su gruesa, dura e incansable polla.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Miér Sep 05, 2012 9:10 am

Sabía desde el principio que iba a hacerle daño. ¿Por qué si no se había molestado en tratar de prepararle con los dedos? Pero Gil había sido un cabezota e insistido en que lo quería rudo. Así que Zack se lo dio rudo, y no mostró culpabilidad alguna cuando lo oyó gemir de dolor. Esas lágrimas que le corrían por las sonrojadas mejillas, perdiéndose y mezclándose con el agua de la bañera, tampoco le despertaron compasión. Era responsabilidad del albino y no suya. Zack sabía perfectamente que su “talla” ahí abajo no era precisamente desdeñable, y si Gil no usaba ese culito con frecuencia pues… pasaban estas cosas. No era su problema.

El peliazul se movía buscando ahora su propio placer. Le gustaba jugar con sus amantes pero llegaba un momento que él mismo se ponía tan cachondo que también necesitaba “desestresarse”. Y un buen culo prieto como aquel era la forma más agradable de hacerlo. Gilbert lo apretaba deliciosamente, comprimiendo su polla entre aquellas cálidas y húmedas paredes. El propio Zack jadeaba quedamente, gimiendo de vez en cuando. Le gustaba la forma que tenía el albino de llamarlo por su nombre, era muy sexy… Al rato comenzó a notar que el timbre de sus gemidos cambiaba. El dolor había empezado a sustituir al placer. Y por fin Zack se apiadó un poco y decidió ayudar a Gil a terminar de olvidar el dolor inicial.

-¿Más? Pero que chico tan masoquista tengo aquí…- le habló al oído con un tono autoritario y sensual que recordaba al de un amo hablando con su esclavo.- ¿O solo es que eres un pervertido? Tu cuerpo es tan lujurioso, Gil…- como si quisiera demostrárselo soltó sus caderas y dirigió ambas manos a sus pezones, acariciándolos entre sus dedos con un ligero toque de rudeza. Sus caderas se movieron más rápido, más profundo.- Te pasas la vida negándolo y, ¿para qué si al final terminas gimiendo y llorando para mí de todas formas?

La respiración de Zack se hizo más rápida y profunda aún. Se sentía tan jodidamente bien que terminó por morder el hombro de Gil solo para liberar algo de tensión. Luego lamió la zona, como disculpándose, pero pronto sus dientes “acariciaban” otros puntos de su hermosa espalda expuesta. No era su culpa: Gil lo tentaba con ese cuerpo tan lascivo y sensual. Ya no estaba muy lejos del orgasmo, lo notaba...


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Sep 08, 2012 2:30 am

-Hnnn... Calla... -le ordenó, aunque su tono de voz no fue mas que un jadeo ronco. Ante las rudas caricias en sus pezones, el albino se mordió el labio inferior, sintiendo un pinchazo de dolor en este. Su herida había vuelto a abrirse. Gilbert se encontraba jodidamente lleno, completo y hasta satisfecho por las atenciones de ese enorme peliazul, que no le daba descanso alguno y que, por mucho que intentara controlarse, era imposible. –Tengo mi orgullo... -se limitó a decir con su acelerada respiración. No lo miraba, manteniendo sus manos aferradas a aquel frío grifo y con la cabeza entre ambos brazos, mirando la ajetreada agua (ya templada tirando para fría).El contrario lo embestía con fuerza, penetrándolo hasta en fondo, haciendo que en cada pollazo su cuerpo se moviera hacia delante y hacia atrás por pura inercia. El ruido del agua al moverse embravecida, junto con el rápido e incesante choque de aquellas caderas golpear su roto trasero, así como el jadear y gemir de ambos (mas del menor), daban como resultado una imagen y situación de lo mas
erótica. Cuerpos ardientes de deseo y placer aun pese a la frescura del agua que mantenía sus cuerpos húmedos hasta mojados, resbaladizos...

-Aaah... Uuuf, sii... Ah-aah... Me voy a correr, Zack... -le confesó el albino, que a pesar de sentir un revuelo de sensaciones en su cuerpo (conocidas y no tan conocidas), sentía como su erecta y pendulante polla palpitaba. Gilbert separó una de sus manos de aquel grifo (era sorprendente que aun siguiera éste ahí incrustado sobre la pared con la fuerza con la que esas manos se agarraban.) y se la llevó a su sexo, masturbándolo mientras era tomado salvajemente por aquel animal. No tardó mucho en notar en su mano su resbaladiza y gelatinosa esencia, saliendo esta en pequeñas pero intensas oleadas contra el agua. Al correrse, su trasero se estrechó por la celestial sensación de su orgasmo, notando por ello como si la polla del contrario hubiera crecido. Gilbert jadeaba rápida y profundamente mientras se exprimía con frenesís su miembro y era tomado y marcado por el contrario, estando totalmente cegado de lujurioso placer. Un placer intenso. Un placer que pareció arrebatarle toda fuerza que le quedaba a su cuerpo. Apenas podía mantenerse aferrado con una mano a aquel grifo de la bañera, y su cuerpo temblaba. Sentía su cuerpo cansado, horriblemente pesado incluso...
Spoiler:
Off; Ya arregle el problemita que tuve, aunque no se que leñe paso :S En fin... aqui lo dejo, y sorry si es algo cortito, no quiero utilizar a Zack, para eso estas tu ;p


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Sáb Sep 08, 2012 3:14 am

Rió con prepotencia al ver los vanos intentos de Gil por mostrarse “autoritario”. ¿En serio creía que en esos momentos tenía el más mínimo poder sobre Zack? De haberlo querido le habría castigado por mandarlo callar, pero ahora estaba ocupado centrando toda su atención en embestirlo con fuerza. Agua en la bañera ya quedaba poca y no tenía muy claro si era porque se había salido de la misma o evaporado por el calor que irradiaban sus cuerpos. Zack pensaba que Gil estaba aquella noche prácticamente incandescente. ¿Cuándo volvería a repetirse una oportunidad así?

-Déjame el orgullo a mí, Gil.- le replicó con la voz más ronca de lo normal por el placer contenido. Se inclinó sobre su oído para lamerlo y mordisquearlo.- Tú solo tienes que seguir gimiendo así… Perdiendo la cabeza por mí… Rogando por más…

Volvió a afianzarse a sus caderas porque no tenía muy claro que Gil pudiera mantenerse estable mucho más tiempo. De aquella forma era más fácil penetrarlo así que el ritmo se volvió enloquecido. Ver como el albino se agarraba desesperadamente a los grifos hacía que el peliazul sintiera el cruel deseo de darle más y más duro. Pero eso suponía para él una fricción que estaba a punto de llevarle al orgasmo.

-C-córrete… Y-yo también…- no podía seguir manteniendo la fachada de tipo cool, ya no le salían las palabras.

Ni cuenta se dio de que Gilbert se masturbaba a sí mismo, ni si quiera notó cuando se corrió… hasta que su trasero se empezó a contraer apretándolo de una forma exquisita. Zack gimió roncamente y se arqueó hacia atrás, vaciándose en aquel trasero mientras sus dedos se hundían en las caderas ajenas. Por un delicioso momento todo se volvió blanco, su cuerpo tembló y el placer nubló sus sentidos. Se dejó caer sobre Gil, jadeando contra la piel de su espalda y sin dejar de sostenerlo para que ambos no terminaran resbalando en la bañera. No supo exactamente cuanto tiempo pasaron así, recuperándose ambos del orgasmo, pero cuando Zack fue a sacarla notó algo… Aún estaba duro. Sonrió maliciosamente contra esa bonita piel.

-Gil… no estarás cansado ya, ¿verdad?- le susurró con tono meloso. Era una pregunta de respuesta obvia por la forma en la que el cuerpo del albino colgaba prácticamente del grifo y jadeaba.- Yo todavía estoy duro, ¿ves?- lo embistió una vez más, fuerte y profundo. Notó su propio semen salir de aquel trasero y descender por los muslos ajenos.- ¿Qué vas a hacer al respecto? De alguna forma tengo que liberar esto… No seas vago y ocúpate de mí, ¿sí~?

Le daba la opción de elegir como, pero Zack Fleischer no saldría de ese baño sin estar plenamente satisfecho. Gil había despertado a la bestia: ahora que se ocupara de darle de comer.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Sáb Sep 08, 2012 12:09 pm

Gilbert no pensaba en nada, le era imposible hacerlo. Suficiente tenia con recordar como coño se respiraba, tomando jadeantes bocanadas de aire mientras miraba sin ver aquella agua que apenas le cubría poco mas de la muñeca con la que se apoyaba en la bañera tras masturbarse. La otra, se agarraba desesperada al fresco grifo que parecía mantenerlo en la realidad.

No supo cuando ni cuanto tiempo se quedaron quietos, recuperándose del orgasmo, recuperando una respiración mas tranquila. El caso es que el albino tonaba aquel cuerpo contrario cubriéndole sin ser un peso muerto sobre su (en comparación) pequeño cuerpo.

-Hnn… soltó en un suave gemido cuando notó que Zack apartaba su miembro de aquel culo suyo lleno y palpitante, así como ardiente. -¿Por qué…? –no entendió aquella estupida y obvia pregunta del peliazul, pero lo comprendió enseguida. Aquel pollazo le hizo cerrar los ojos, alzando el rostro con su boca abierta,soltando un grito ahogado. Tenia la garganta seca.

Algo resbalaba por entre sus muslos. Algo que salía de su trasero mientras aquel salvaje le hacia responsable de su deficiencia incluso para correrse. Zack se le quitó de encima y hasta salió de él, causándole un gran placer. No le hacia falta ver su trasero para saber que estaría rojo y dilatado por aquella bestia.

El albino se tomo su tiempo para, de rodillas, erguirse con ayuda de aquel grifo, girándose hacia el peliazul. Aquel contrario no le había mentido cuando le había dicho que estaba duro, y al vérsela debía de haber dado gracias a que no le había matado con aquello. Gilbert, quien no quería sentarse sobre aquella bañera (y suponía que mañana ni querría sentarse en ningún sitio) se quedo muy cerca frente al
mayor, entre sus piernas. –Zack… -fue escalando como un felino, colocándose sobre aquellas abiertas piernas, sentándose sobre estas. –Me prometiste el mejor polvo de mi vida… y creo que podría considerarlo así… -le fue diciendo con una mirada cansada pero lujuriosa a la vez. Con un brazo rodeaba el cuello del contrario, con su otra mano acariciaba distraído aquel pecho marcado por esa horrible y característica cicatriz. –Estoy sediento… -comento de seguido, mirando aquellos labios antes de cerrar sus ojos y tomarlos en un suave contacto antes de ir profundizando y abriéndose a los contrarios. Con la mano situada en el pecho contrario se apodero de la enorme
polla del peliazul y, mientras lo besaba, su mano lo complacía a la vez que sus caderas buscaban mas proximidad con las del contrario, manteniéndose bien pegado a él. Manteniendo un roce continúo. Un roce diferente a cuando lo tomaba pero igual de intenso.

Aquella mano masturbadota lo recorría abajo y arriba, dejando que se rozaran ambos sexos, presionando el glande, embadurnándolo con su propia esencia. Esa esencia que se había llevado consigo del trasero del albino.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Sáb Sep 08, 2012 1:26 pm

Le gustó la reacción de Gilbert cuando lo embistió. Eso le enseñaría que no podía relajarse a mitad del juego… Al menos no cuando Zack Fleischer era el otro jugador. Mientras el albino temblaba ligeramente, mezcla de agotamiento y placer al parecer, Zack se dedicó a observar ese hermoso trasero que tenía frente a sí, expuesto. Las embestidas constantes le habían dado una tonalidad rosada a sus nalgas, y su entrada estaba dilatada, goteando aquella sustancia viscosa que era su esencia. Era una visión innegablemente erótica, pero además dejaba muy claro un mensaje: ese culo le pertenecía. Como un perro lo había marcado y ahora difícilmente Gil podría quitarse su olor (al menos con esa agua). Claro que aquella forma de pensar era debida a la situación en la que se encontraba; realmente el peliazul no se atrevería a pedirle a Gil la exclusividad porque, siendo sinceros, ¿pensaba Zack dársela a él? No, claro que no. Y Zack tenía por norma no pedirle a su gente cosas que él mismo no haría.

Pero de momento estaba bien ser infantil y ver al albino como suyo por un rato. Sonrió socarronamente al ver cuán difícilmente se incorporaba y giraba hacia él. Le produjo cierta satisfacción ver como miraba su polla.

-Sí, esto ya ha estado en tu trasero, y varias veces.- le dijo con voz lasciva.- No tienes porqué asustarte ahora.

Cualquiera se habría asustado un poco ante “eso”. Para tener diecisiete años Zack estaba exageradamente bien dotado. Quizás eso explicara porqué cuando estaba cachondo era tan idiota: su entrepierna requería demasiado riego sanguíneo. Por otro lado (y en favor de Gil) había que decir que el albino había conseguido ponerlo particularmente duro esa noche. Y la forma casi gatuna en la que fue trepando sobre él, rozándose contra su cuerpo como un minino perezoso y cariñoso, ayudaba bastante a mantenerlo en alza. Mientras Gil acariciaba su cuello y pecho, Zack hizo lo propio con su delgada cintura.

-La palabra de un hombre es irrompible, ese es mi lema, ¿no?- y era cierto. Una de las pocas cosas en las que ese adolescente creía era en el honor de la palabra dada. Gil lo besó entonces y él lo aceptó con ganas. En pocos segundos estaba saboreando su boca, jugueteando con su lengua dentro de esta, con calma, disfrutándolo… pero cuando el menor empezó a masturbarlo y a moverse contra él Zack perdió el control. Lo besó con mucha más pasión, agarrándolo con una mano de los cabellos de la nuca y con la otra de la cadera para ayudarlo a moverse.- B-buena respuesta.- lo elogió, y rápidamente volvió a “darle de beber”.

Una vez más el agua se agitaba a su alrededor. Gil lo estaba estimulando a base de bien con su mano y su propia polla. Era casi como si estuviera follando otra vez por el vaivén que se traía el albino. Zack terminó por mover sus caderas también por dos razones: para ayudar al otro (que a pesar de todo se veía bastante cansado) y para conseguir más de ese delicioso roce con el cuerpo ajeno.

-Hng, joder, que bueno…- gruñó contra los labios de Gil. La forma en que le acariciaba el glande lo estaba volviendo loco.- L-lo haces genial Gil… Eres jodidamente bueno… No pares, ¡nnng!

Hacía rato que no era el único duro en esa bañera. Zack sabía que estaba a punto de correrse así que soltó la nuca de Gil y llevó esa mano a sus entrepiernas, frotándolas juntas con ayuda del otro.

-Oh, mierda…- asaltó una vez más la boca ajena para acallar los gemidos que pretendían surgir de sus labios. Una vez más el clímax lo asaltó y su semilla salió disparada impregnando las manos y el pecho de ambos. Aquello era el maldito paraíso…


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Dom Sep 09, 2012 1:06 am

El albino sacaba fuerzas de la nada para seguir con la adictiva sensación de placer. Apenas pensaba en lo que hacia, simplemente se dejaba llevar por sus instintos como si el peliazul, al follarlo, le hubiera sacado a la luz esa parte suya que tan recelosamente guardaba (¿para otros?) Ahora le importaba tres el mañana, dando todo en el ahora. Por eso ni se preocupaba ni pensaba siquiera (aunque no
estaba como para ello) en como miraría al gigante a la cara sin sentir vergüenza. Vergüenza por haberse ofrecido al contrario, por haberle mostrado una faceta suya vulnerable, erótica y lujuriosa además de acabar gimiendo por él entre otras no menos vergonzosas. Ya llegaría mañana, ahora estaba a lo que estaba…

Los labios de ambos se sellaban mutuamente, aunque eso no impidió que Gilbert gimiera desde su garganta mientras aquellas lenguas se entrelazaban e inspeccionaban la boca ajena. Todo era pasión y placer. Se movían enloquecidamente sus cuerpos, frotándose sus cuerpos en un incesante vaivén en el que el peliazul gruñía y lo elogiaba de gozo.

Gil no fue quien realizó todo el trabajo, sino que el contrario lo ayudó a frotar ambas bergas. Sorprendentemente el albino volvía a estar duro, y el contrario parecía querer reventar. Movían sus manos con intensa rapidez a la vez que mantenían sus caderas lo más pegadas. El menor miró abajo, entre sus cuerpo para ver como en sus glandes asomaba la blanquecina esencia. –Mmmh…Vamos, vamos, vamos… -jadeaban, apretando el ritmo de su mano, empezando a volver a nublarse su vista y a abrir su boca por el placer. Zack selló sus labios, robándole el aliento en mitad del orgasmo que iba intensificándose más y más hasta que ambos se corrieron.

El albino en ese momento estaba que no estaba. No tardó en desplomarse sobre el pecho de Zack, de frente, apoyando su cabeza sobre el hombro ajeno, manteniendo una mano entre sus entrepiernas y la otra aun abrazada al cuello del peliazul. Ahora si que el menor estaba K.O. Respiraba un tanto acelerado y agitado, y notaba como por su pecho resbalaba la esencia de ambos entremezclada en una suave caricia.

-Estoy
muerto… porque estoy en la gloria…
-dijo a suave voz, cerca del oído contrario.


El agua de la bañera, más bien escasa, volvía a estar en calma, y por ella se veía el semen derramado de ambos. Sin embargo era agradable sentir el agua en susacalorados cuerpos.

Gilbert se quedó ahí sentado sobre el contrario, dejando su cabeza apoyada sobre su hombro sin inmutarse, cansado. Sus ojos apenas se mantenían abiertos, y su respiración poco tardó en acabar volviéndose tranquila. Con la mano que rodeaba su cuello acariciaba el corto cabello de la nuca de Zack de forma distraída, ida.

-No te acostumbres a esto… Nos conocemos y… no se dará mas veces… -¿Seguro? Esta era la “segunda” (tercera) vez. ¿Quién aseguraría que Zack no tendría la suerte de encontrarse a Gilbert nuevamente de bajón o con el libido alto?


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Sep 09, 2012 2:16 am

Ahora sí, el miembro de Zack estaba satisfecho y volvía a tener un tamaño no normal, pero tampoco amenazante. Abrazó a Gil cuando se le vino encima y apoyó su mejilla sobre la cabeza del albino, obviamente cansado también. Notaba el latir acelerado del corazón ajeno contra su piel y terminó por preguntarse si el suyo también sería tan escandaloso. La verdad era que ese segundo orgasmo había sido bastante intenso, tal vez porque su polla estaba sensible aún por el anterior. No merecía la pena pensarlo: cerró los ojos un rato para dedicarse a disfrutarlo. Volvía a notar el tacto del agua, mucho más frío que antes y sobre todo en contraste con la cálida piel de Gil. También notaba el semen de ambos sobre su piel. Muy limpios no habían salido de aquel baño, pero entrar en calor habían entrado… Vaya si habían entrado.

-¡Jajaja!- rió de buen humor, el aliento del albino haciéndole cosquillas en el oído.- No te preocupes, ya te dejo descansar. ¿Tres es tu límite? Vamos a tener que hacer algo con tu deficiente resistencia.

Como un niño pequeño intentaba provocar al otro con sus bromas. Pero lo cierto era que el menor había estado increíble: aquel polvo pasaba a estar entre los cinco mejores que había echado. Nada que ver con las otras dos veces que lo habían hecho, donde el alcohol los había vuelto más torpes. Aunque, ¿acaso aquella vez no había algo que había influenciado a Gilbert a dejarse llevar? Parecía que fue hacía mil años pero Zack consiguió recordar el terrible bajón emocional que el albino había sufrido. Quizás eso… “Bah, no estoy ahora como para pensar; que me quiten lo bailado, ¡ja!”.

Se relajó hasta el punto que creyó que se quedaría dormido de un momento a otro. Gil no pesaba mucho y era casi como una manta… una que olía a sexo, que no era un olor para nada desagradable.

-No es por llevarte la contraria pero las otras dos veces también dijiste eso.- habló sin pensar, con total tranquilidad. Incluso abrazó más cómodamente al chico para poder relajarse a su lado, ajeno al dato que acababa de revelar. Tampoco creía que Gil fuese en serio.- ¿Por qué no eres más sincero? Si te apetece follar, folla, es muy sencillo. Y si te cabrea hacerlo conmigo hazlo con otros, aunque no te harán enloquecer así, tenlo por seguro.- aún con los ojos cerrados sonrió socarronamente.- Y eso me recuerda, ¿quién es el misterioso chico de los chupetones~? No me dejes con la intriga…

Zack estaba de muy buen humor, algo normal después del buen sexo. Otra cosa que le solía pasar era que se ponía cariñoso, dato que podía notarse en la forma distraída en que acariciaba la espalda ajena mientras hablaba.


Última edición por Zack Fleischer el Dom Sep 09, 2012 6:05 am, editado 1 vez


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Dom Sep 09, 2012 4:17 am

-Venia cansado de antes, y no te recuerdo que solo te has venido dos veces –logró provocarlo con aquel comentario, pues de una u otra manera lo llamaba blando. Y no, no era ningún blando el albino. Puede que poco acostumbrado fuera la palabra, al menos en cuanto al sexo (y mas en aquel papel que el jugaba), pero no, ese albino alemán seria una de las ultimas personas en darse por vencido. Dejando a un lado los bajones que le abordaban cuando el peso sobre sus hombros era imposible de aguantar el solo.

Siempre se había encargado de Aaron, incluso después de que su madre se casara con aquel japo al que nunca llamó padre. No lo era por
mucho que se hubiera casado con su madre. Además, no se parecían en nada, y le parecía un cabronazo de puta madre. Si, desde que murió su padre había ido cayendo su vida a un foso sin fondo, y ahora que estaba solo con su hermano, cargaba con él con el fin de que al menos él saliera de aquel pozo de mierda en el que había sido arrastrado. Al igual que él, por el destino.

El albino, entre los brazos del peliazul, de su (único) amigo, se sentía bien, y no solo por la gratificante sesión de sexo que tanto
le había agotado, y tampoco porque resultara como apoyarse sobre él (que en este momento seria un buen motivo), sino porque aunque le gritara, le mandara a tomar por saco y le lanzara lo primero que alcanzaba con la mano por sus comentarios, era el único que lo ayudaba. El único que le prestaba atención. Alguien en quien confiar y hasta poder considerar familia, molesta, pero familia a fin de cuentas.

Con aquel comentario de que no volvería a repetirse nada parecido, encontrándose ambos completamente relajados, Gilbert abrió sus ojos en cuanto escuchó aquello de “las otras dos veces también dijiste eso” ¿Dos? ¿De dónde se había sacado eso? El no recordaba… No podía ser verdad. Mejor dicho, NO era verdad. El contrario siguió hablando, preguntando por el dueño de sus primeras marcas, ahora repasadas y sustituidas por las del contrario.

Gilbert tiró un poco del cabello de la nunca del grandullón.

-Te seré sincero Zack… -Se acerco un poquito al oído, sin soltarle. Su voz resultaba melosa y suave, tranquila, pasando por alto aquel comentario de las dos anteriores veces que lo habían hecho. –Esto no se repetirá contigo, y en cuanto a ese sujeto, mejor me lo callo por si se te ocurre robármelo. –Sonrió y volvió a separarse, apoyando su mejilla, soltando su cabello con una pasada de sus dedos, suave, por la nuca. Le tenía un aprecio y cariño a ese rubio que no soportaría que nadie le tocara. Al menos no frente a él o de forma forzada. No era sordo, había escuchado cosas en cuanto al muchacho. –Y solo te diré que yo soy quien da, no quien recibe.

Gilbert descansó ahí un poco mas, volviendo a voltear su rostro, mirando hacia el lado contrario donde se encontraba el cuello de Zack. No decía nada, dejándose acariciar por su espalda como cual felino. Sin darse ni cuenta, pensando vagamente en si aquello de que habían follado anteriormente era cierto o no, el albino se quedó adormilado sobre el mayor. Una respiración tranquila y pausada, así como la ausencia de comentarios y movimientos lo afirmaban.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Sep 09, 2012 6:05 am

Cuando sintió que Gilbert le tiraba del pelo y le hablaba con aquella voz tan melosa, provocativa, pensó por unos instantes que el muchacho estaba listo para la cuarta ronda (tercera en el hipotético caso de Zack). Estaba bastante a gusto en esos momentos, pero si Gil quería más no sería Zack quien se lo negara, por cansado que estuviese. Hubiese preferido esperar un rato a que ambos se hubieran relajado pero… a caballo regalado no se le mira el diente. Afortunadamente para el orgullo del peliazul (que podría haberse llevado un rudo revés) el albino no quería poner a prueba su aguante. De hecho por lo que decía no pretendía ponerlo a prueba nunca más. Qué cruel.

-Si lo dices así parece que no lo hubieras disfrutado, joder.- se quejó, pero sin mucha fuerza. Suspiró pesadamente y se acarició el ceño con la mano que tenía libre.- Vale, vale, ya me queda claro que esta es la última vez… Pero luego cuando vengas a suplicarme te dejaré con las ganas, para que aprendas.- era solo una forma de hablar: difícilmente Zack Fleischer le diría que no a un culito como el de Gil deseoso de “cariño”. Pero al menos podía fingir que tenía esa capacidad de determinación sobre su cuerpo.- Eres un aburrido, ¿por qué no me lo quieres decir? ¿Te da miedo de que yo me lo haya tirado antes o qué? Si fuera así sería imposible que tú lo satisficieras, Gil~. Ni si quiera te imagino como activo, jajaja…

El susodicho se veía lo suficientemente cansado como para pasar de sus piques. Zack volvió a suspirar y cerró los ojos de nuevo, dejándose llevar por las agradables caricias en su nuca. Siguió acariciando la espalda ajena pero cada vez más despacio. Se estaba quedando dormido, pero era inevitable porque en esos momentos estaba en la gloria.

-Ey Gil…- murmuró tiempo después, más dormido que despierto. ¿Qué hora sería? Había sido una noche muy larga, puede que incluso estuviera amaneciendo.- No soy un experto pero… ¿es bueno dormir en una bañera con agua fría? Algo me dice que no… Vamos a la cama…- pero tampoco parecía tener mucha prisa por moverse de allí. Aquello pasó a ser una batalla entre su sentido de la responsabilidad y su vagancia… E iba ganando la segunda de momento.- Y dime quien es tu rollito… Te prometo que no…- bostezó sonoramente.-… me lo follaré.

Incluso medio dormido le picaba la curiosidad, todo culpa del albino por no decírselo directamente.


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Dom Sep 09, 2012 7:39 am

Nada impidió que al final se adormeciera sobre el contrario. Estaba tan a gusto y calentito entre sus brazos que no le importó que se encontraran en la bañera. Cosas mas raras se habrían visto, y aquel peliazul de seguro que habría visto muchas.

No supo cuanto tiempo pasó, si un minuto o una hora. El caso es que acabó oyendo la voz del contrario, que por su voz supo que se había quedado dormido al igual que él. La oferta de ir a la cama (para dormir) le tentó, pero se sentía bien ahí donde estaba. Eso y que la pereza y el dolor de todo su cuerpo (por la paliza en la calle y en la bañera) le impidieran moverse. Como mucho, el menor llegó a mover
sus brazos un poco.

-Mmmm… -gimió adormilado, sin moverse del contrario, confesando con aquello la pereza que su propuesta le causaba. –Claro que no te lo follaras… Te la cortaría si me enterara deeee…. –Como solía decirse, si algo se pegaba en la vida, era un buen bostezo. –Algo así… -acabó terminando de decir. –Que pocas ganas, joder…-se quejó en alto, separándose a regañadientes muy lentamente del cuerpo
contrario. Volvió a quedarse sentado sobre Zack y con un esfuerzo bestial se puso en pie con sus débiles piernas. – ¿Que te parece si te adelantas? Estoy muuy cansado –le dijo, sentándose en el borde de la bañera con las piernas fuera de esta, mirando a un lado a su compañero. –Yo iré en cuanto aguante más de tres minutos en pie –dijo con apagada sorna, esbozando una pequeña sonrisa con aquel labio cortado.

Entre la golpiza y la “paliza” personal de Zack sobre aquel cuerpo del albino, ahora se veía hecho polvo. Marcado por moretones y chupones, así como por las manos del contrario, que no habían soltado su cintura. Estaba totalmente marcado su cuerpo, si no por unos por otro.

-Tengo que decir que como colchón sirves muy bien, Zack. Y para calentarlos también, así que ve a calentar el mío. Venga, yo iré ahora –insistió. Ese cabezota de seguro que se lo llevaría consigo incluso a rastras. Tal vez le hiciera un favor al final si hiciera esto. El pequeño alemán no podía moverse, y dudaba que llegara a su cama, que se encontraba en la habitación de enfrente del pequeño baño.

Al final, de un modo u otro había evadido de nuevo decir el nombre de su amante. El secreto era pasar del tema. Eso siempre funcionaba, incluso con Zack.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Dom Sep 09, 2012 9:14 am

Era gracioso ver al menor ronroneando como un gatito perezoso, restregándose contra su cuerpo en busca de calor y comodidad. Pero el albino tenía más fuerza de voluntad que él y, tras una breve y poco creíble amenaza, comenzó a levantarse. Zack observó perezosamente como el agua se escurría por su cuerpo mientras lo hacía. Por la forma torpe de moverse se veía que estaba dolorido y cansado, y el peliazul temió por un momento que se cayese hacia atrás cuando se sentó en el borde de la bañera. ¿Seguro que podía ponerse en pie? Al parecer lo dudaba hasta él.

Con un sonoro bostezo Zack se puso en pie también. Se estremeció levemente por el brusco cambio de temperatura (Gil había sido una manta muy eficaz) y se preguntó si al otro le pasaba lo mismo. Al mirarlo se dio cuenta del estado lamentable en el que estaba Gilbert: las marcas de golpes se habían mezclado con las del sexo y ahora había poco de blanco en esa piel. El corte del labio le sangraba un poco, seguramente a causa de los besos de antes. Al final todo aquello hizo que el peliazul se sintiera un poco culpable (lo que el agotamiento físico le permitía). Agarró una toalla del toallero y se la echó al albino sobre los hombros.

-Si tengo que esperar a que tú puedas ponerte en pie puedo morirme solo en tu cama.- le reprochó mientras buscaba otra toalla para él. El piso ya estaba bastante sucio como para que mojaran la habitación también.- Al final se me fue de las manos y todo por culpa tuya, pervertido. Te dije que mañana no podrías andar… ¿te mentí? Para que luego me digas que nunca tengo razón.- aquel “sermón” se notaba fácilmente que era solo una excusa para poder cuidar de Gil sin que el orgullo de ninguno corriera peligro. Con una toalla anudada a la cadera Zack se volvió y tomó en brazos al albino, ignorando por completo su orden de ir primero.- Te cargaré como a una princesa, ese será tu castigo.

Cuando sonreía de esa forma parecía un niño pequeño. O un adolescente muy idiota. En cualquier caso el mayor salió del baño rumbo al cuarto de Gilbert. Ni si quiera se había parado a pensar que pudiera querer tiempo a solas para asearse o algo así… Zack tenía sueño y quería dormir, discutir con Gil sobre quién se iba a la cama primero habría sido del todo improductivo. Lo dejó con suavidad sobre la cama y luego, ni corto ni perezoso, se subió por el otro lado y se metió entre las mantas. La toalla ahora le molestaba así que se la quitó y la tiró fuera de la cama. Luego levantó las mantas para ofrecerle cobijo al gruñón.

-Ven aquí. Calentaremos la cama juntos.- volvió a bostezar.- No te hagas de rogar, estúpido. Tengo mucho sueño...


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Lun Sep 10, 2012 8:15 am

Una toalla cubrió sus hombros, ocultando a la vista su marcado cuerpo que empezaba a añorar el calor humano que compartía con Zack. Era demasiado orgulloso y suyo como para decírselo, así como para pedirle nada vergonzoso como pedirle sexo. Pero en esta ocasión, a pesar de quererlo, no lo pidió. Al menos no antes de que el mayor estuviera empalmado tras haberle dicho que se bañarían juntos con el fin de ahorrarse dinero en la factura del agua (una trola que, siendo Gilbert, era creíble).

Le miró mientras se colocaba la toalla algo mejor sobre sus hombros para cubrirse con ella. Zack estaba poniéndose la toalla a la cintura mientras se “oponía” en ir yendo con aquel reproche acertado. –No… -respondió a la pregunta apartando el rostro, apretando los morros, tras el “sermón” del peliazul. Le irritaba un poco que el contrario tuviera razón, incluso en algo en lo que el contrario era un veterano. Le irritaba eso y la típica frase de “ya te lo dije” y sus derivados. Zack, a fin de cuentas le estaba diciendo eso, nada más. –Dejémoslo que solo en ESTO (el sexo) tienes raaa… Oeh! ¿Qué haces? –le soltó un tanto sorprendido por ser cargado por el contrario en sus brazos como si nada.

Su respuesta le hizo avergonzase, sonrojándose. “Joder, era genial ser cargado como un niño…”

-Supongo que me lo merezco… -susurró mirando al frente, viendo como entraban en la habitación y acababa siendo tendido en la cama por aquellas mismas manos que tan rudamente le habían agarrado de las caderas. La verdad es que Zack tenía cosas interesantes.

Gilbert observó el recorrido, en mitad de la oscuridad de su cuarto, que el enorme peliazul trazaba, acabando por tumbarse a su lado. Dentro de su cama. No le importó, la verdad, le agradaba las confianzas del contrario con él. Recordaba haber dormido con el peliazul un par de veces en la misma cama sin haber tenido nada durante la noche. Con las de veces que venia, las veces que pasaba la noche ahí, siempre ponerle a dormir en el sofá no era lo más cómodo. Además de que costaba más lavar el jodido sofá que cambiar de sabanas.

-Estoy bien aquí –le respondió, aunque tenia un frío de mil demonios. Y más en manos y piernas. Gilbert, tras el bostezo de Zack y su comentario, soltó un (fingido) molesto suspiro. Como si lo hiciera por obedecer que por quererlo. –Cállate y abrázame para darme calor –dijo una vez se acomodo junto al grandullón de medio lado, de espaldas a él, habiendo tirado la húmeda toalla al suelo. Un escalofrío atacó al alemán al poco de notar la calidez del cuerpo de Zack.

El menor cerró los ojos nada mas apoyar su albina cabeza sobre la almohada. Estaba realmente cansado, y aunque le había gustado usar al contrario de colchón, su cama era mejor. Ni cuenta se dio de cuando se durmió, pues fue cerrar los ojos y… tres segundos después, ya estaba sumergido en un sueño muy real. Tan real que era un recuerdo modificado.

-Alois… Súbete… -Decía en sueños, en voz suave, pasado un rato. El albino se giró y acabó acurrucándose de cara a Zack, viendose su rostro magullado tranquilo, aunque Zack podria no verlo por la escasa luz que entraba del exterior por la ventana. El sueño de Gil rememoraba la noche que pasó con Alois, en la que escaparon de unos matones y acabaron ahí, acostándose en un colchón chirriante
de un piso abandonado.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Lun Sep 10, 2012 11:33 am

Llevar a su princesita enfurruñada hasta la cama había sido divertido. Aunque debía reconocer que le daba un poco de pena ver que el Gil sumiso y complaciente ya había sido de vuelto a lo más profundo del ser del albino. Hasta la próxima (Zack daba por sentado que la habría, por mucho que Gil lo negara). Después de dejarlo sobre la cama él mismo se había introducido en ella, al cobijo de las cálidas mantas. Por supuesto su amable invitación fue rechazada, pero solo el tiempo justo para que el orgullo del albino se pusiera a salvo una vez más. A Zack no le importaba en realidad que lo hiciera todo a regañadientes… siempre que lo hiciera, claro. Así que cuando la princesita enfurruñada se acomodó contra él, piel contra piel, lo aceptó de buena gana. Se aseguró de que su pecho estuviera bien pegado a la cálida espalda ajena y le echó un brazo por la cintura, metiendo el otro bajo la almohada. Su rostro quedaba a pocos centímetros del cuello del menor.

-Eres un gruñón y un déspota, que lo sepas.- le replicó mientras aspiraba su aroma, adormilado.- Buenas no-… Ya te has dormido. Tsk, eso ha sido jodidamente rápido.

A Zack le costó un poco más conciliar el sueño. De hecho estaba en una especie de duerme-vela, a medio camino del sueño y la realidad. Quizás fue por eso que escuchó los murmullos de Gilbert. Abrió un ojo, perezoso, y trató de prestar atención a lo que decía. Cuando lo entendió se sorprendió, pero inmediatamente se enfadó. ¡Acababa de darle el maldito polvo de su vida y se ponía a tener sueños eróticos con otro! De alguna manera era un insulto a su hombría, y al peliazul poco le importaba que Gil, como cualquier otro, no tuviera control sobre sus sueños. Se iba a enterar.

-Oh sí Gilbert, dame fuerte con tu gran polla… Lo quiero bien duro…- aquellas frases susurradas en el oído ajeno y con voz en falsete eran sin duda lo más estúpido que había dicho en su vida. Vaya venganza más sin sentido: así lo más que podía conseguir era calentar el sueño húmedo del albino. ¿Y qué ganaba Zack con ello? Aunque Gil cayera en la trampa y siguiera murmurando cosas avergonzantes no tenía gracia si no podía oírlo nadie más. Si al menos tuviera su móvil para grabarlo…- Tsk, esto es una gilipollez.- dijo para sí.

Solo después de toda aquella tontería se dio cuenta de lo importante. El nombre que había pronunciado Gilbert era Alois. Ese era su amante secreto. Y Zack conocía a un Alois, oh sí; como también lo conocía la mitad del instituto. Con un nombre así de raro era imposible equivocarse. Gil estaba liado con ese mocoso de primero con cara de niña, el que iba a todas partes con el mocoso tuerto. Zack le había echado el ojo pronto (al fin y al cabo los chicos afeminados eran su debilidad) pero le habían llegado unos rumores muy poco atractivos: ese chico era una puta con todas las letras. Y aunque en principio él no habría tenido problema para follarse a alguien tan usado (con discreción, claro) no le gustó nada como se le presentó aquel chico. Alois apareció un día por la piscina, el territorio de los de tercero, y pidió hablar con él. Le ofreció sexo a cambio de protección pero el peliazul lo rechazó. ¿Por qué? Tan sencillo como que sabía que antes de pedírselo a él se lo había pedido a varios más. Imaginaba que para Alois no debía ser fácil estar en un lugar como el Dokusei, pero Zack Fleischer no era segundo plato de nadie. Su orgullo no se lo permitía.

Y ahora resultaba que Gil, uno de los pocos amigos que tenía y hasta apreciaba, estaba liado con una persona así. “Tengo que avisarle. Tiene que saber que ese chaval no es trigo limpio y que solo busca aprovecharse de él”. Decidió que se lo diría por la mañana al despertar. Ahora el sueño, por fin, le vencía.


Última edición por Zack Fleischer el Jue Sep 13, 2012 11:17 am, editado 1 vez


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Gilbert Weber el Lun Sep 10, 2012 1:27 pm

El sueño resulto tan real tan real que hasta creyó notar el aliento de Alois sobre su oído, calido y excitante. Eso si, mientras se masturbaban y hacían preliminares juntos. Los entretenidos calentamientos antes del intenso ejercicio. Ya podrían ser así las clases de educación física… De ser de este modo todos harían los ejercicios previos.

Fuera como fuese, tras una noche moviéndose de un lado a otro, bajo el brazo de Zack; que si vuelta aquí y vuelta para allá, acabó terminando tal y como empezó, dando la espalda al mayor, teniendo la espalda pegada a su pecho y su trasero a su entrepierna. Entrepierna que dormía como su dueño, mientras que la de Gilbert se encontraba algo excitada por el sueño. Gil acabó siendo consciente de la realidad sin darse cuenta, abriendo sus ojos, entonces, lentamente.

Jodeeer… ¡Como le dolía el cuerpo! Ni que le hubiera pasado una escavadota por encima. Seguro que eso le dejaba menos jodido de lo que se encontraba… Fue a sentarse en el borde de la cama, apartando el brazo del peliazul a un lado lo mas suave posible para no despertarlo. Cuanto mas durmiera menos lata daba. Cuando fue a incorporarse para sentarse, el culo le hizo tensar el cuerpo. Volvió a tumbarse en la cama, boca arriba y al desnudo, con una muy pequeña alegría entre sus piernas. Alegría que se le empezaba a pasar tan rápido como había aparecido. El dolor no era para tanto, pero le era molesto no poder moverse, o en este caso sentarse. Al
menos esperaba andar sin tener que parecer que iba escocido todo el día.

Viró el rostro del techo hacia el rostro ajeno. El tío no se cortaba ni nada, incluso se le caía la baba sobre SU almohada.

-Demasiado vulnerable para hacerle nada… -se comento muy bajito, pero no tardó en esbozar una traviesa sonrisa. –Es una gran oportunidad –se ensanchó su sonrisa. Tal vez no fuera alguien considerado un salido mental como Zack, una payaso como Zack, un bruto como Zack o…. Bueno, lo que consideraban de él es que es demasiado serio, poco interesado en los demás, un maquina de trapicheos por dinero, y entre otras mas o menos positivas, alguien de improvisto. Pero en el fondo, aquel muchacho no era tan muermo, pues su lado infantil, de payaso y bromista lo guardada para su hermano. Por si se gastaba (XD)

-Zack… -le susurró, acariciando su durmiente y placido rostro medio apoyado en la almohada una vez se giró de medio lado. –Zack, bonito, despierta… -le decía con una fingida vos femenina. El jodido estaba profundamente dormido. Gilbert sonrió más ampliamente. –Coño Zack! Despierta, Idiota!! –le soltó de pronto, tirando en un pellizco aquella mejilla que hacia nada había mimado con las caricias de sus dedos. –Vamos, vamos, vamos! –continuó diciendo casi a grito pelado frente a su cara, tirando de esa mejilla que dejaría roja.

Al despertar, el albino le soltó y lo miró como si nada, riéndose por su cara y su exaltación.


Spoiler:

Fotos; Gilbert y Aaron Weber
http://24.media.tumblr.com/tumblr_m3oqg8SMZ51qgeqf6o1_500.jpg
http://images5.fanpop.com/image/photos/25600000/Prussia-and-Germany-hetalia-prussia-25654973-800-800.jpg






-RELACIONES- FICHA -
avatar
Gilbert Weber
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 144
Localización : Puede que me encuentres en casa de apuestas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Zack Fleischer el Lun Sep 10, 2012 2:11 pm

Estaba profundamente dormido. No se había dado cuenta de cuánto se había movido Gilbert en su regazo, ni de que estaba babeando la almohada y roncando como un perro acatarrado. Nada de eso le había afectado lo más mínimo porque había vivido muchas cosas la noche anterior: se había emborrachado, se había peleado y había tenido sexo del bueno. Su cuerpo adolescente se había ganado un buen descanso y Zack se lo estaba dando. O al menos se lo dio mientras le dejaron.

Aún estaba dormido cuando Gil empezó a acariciarle el rostro. En sueños Zack creyó que aquella era la mano de algún chico adorable, tal vez Tsuya, y se sintió feliz por ir a tener, al parecer, un sueño húmedo. Le gustaba la idea. Pero todas sus esperanzas se fueron por el desagüe cuando de pronto sintió un dolor muy real y se despertó de golpe, incorporándose a medias en la cama y gritando.

-¡¡Me cago en tu puta madre!!- insultó a nadie en particular, pues en ese momento ni si quiera había conseguido centrar su vista en Gil. En seguida terminó de espabilarse y se encontró al susodicho sonriendo como un niño bueno, desnudito sobre la cama, a su lado. Y se reía encima.- Serás cabrón… ¿Qué jodida manera es esa de despertar a alguien? Te vas a enterar…- su mano, rápida como una flecha, fue a ese trasero expuesto y le dio un buen pellizco de esos que duelen.- Oh sí, qué divertido es esto, ¿verdad?- ahora él también sonreía, socarrón.

Pero después de su venganza se dejó caer de nuevo sobre el colchón, haciéndolo temblar por la brusquedad. Suspiró largamente y empezó a estirarse. Ya que estaba totalmente despierto sabría que no podría volver a dormirse. Se llevó una mano a su mejilla herida para sobársela. Tsk, escocía…

-Hubiese preferido que me trajeras el desayuno a la cama vestido solo con un delantal.- refunfuñó. Él y sus fetiches textiles…- Apúntatelo para la próxima vez que me quede a dormir en tu casa. Joder, eres muy injusto: ahora que mi sueño empezaba a ponerse interesante... Claro, como tú ya has tenido tu sueño húmedo a los demás que nos den, ¿no?

Lo había dicho sin pensar, pero al hacerlo recordó todo lo que había pensado decirle sobre Alois. Le miró de soslayo, evaluando su reacción. ¿Se avergonzaría por saberse descubierto?


avatar
Zack Fleischer
Tercer Año - Dokusei
Tercer Año - Dokusei

MENSAJE : 285
Localización : Japón

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

default Re: Visita en la turbia noche (Priv.) [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.